Vía Layetana - Via Laietana, antigua calla Bilbao Revisión 22-02-17 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Vía Layetana - Via Laietana, antigua calla Bilbao Revisión 22-02-17

Calles
La Vía Layetana “Vía Laietana”,  comunica el Ensanche con el puerto atravesando el Casco Antiguo “Ciutat Vella”, fue diseñada por Cerdá en 1859 para de una forma rápida y directa facilitar el traslado entre el Puerto y el futuro Ensanche, que estaba proyectando. Como los planes del ensanche absorbieron a unos y otros el proyecto quedo paralizado y no fue hasta 1899 que se volvió a impulsar nuevamente la obra.
Para conocer mejor su historia, debería visitar primero la calle Bilbao, que fue su antecesora, se inauguró  el 3 de mayo de 1874, empezaba en la plaza Urquinaona y acababa en la desaparecida plaza Junqueras, desde allí un amasijo de pequeñas calles te conducían hasta el antiguo puerto. Con la apertura de la Gran Vía “A”, desaparecieron aquel enjambre de callejuelas y plazas que dieron paso a la actual Vía Layetana “Vía Laietana”.
Ideada por Ildefonso Cerdá Suñer “Ildefons Cerdà i Sunyer”, desarrollada por Àngel Josep Baixeras i Roig, que llevo a cabo la realización del proyecto urbanístico de reforma del casco antiguo, aunque este no se aprobó hasta 1895, cuando ya había fallecido Àngel Baixeras.
Durante unos años la parte más cercana al mar, (la primera parte construida por  Lluís Domènech i Montaner entre 1908 y 1909), desde el puerto y la plaza de San Sebastián hoy Plaza del Ángel, se llamó calle Reina Regente. Como el nombre no fue bien recibido por la ciudadanía se decidió ponerla el nombre del primer tramo “Bilbao”. Nombre dedicado a la ciudad de Bilbao, que había sido consensuado por el consistorio municipal presidido por el alcalde Rius i Taulet como desagravio a la ciudad por haber resistido por tercera vez el asedio de las tropas carlistas a primeros del mismo año de 1874. Entrado el siglo XX y abierta totalmente la vía se decidió descartar también el nombre de Bilbao y se llamó íntegramente Vía Laietana “Vía Laietana”.
Nombre por el que desde entonces, ha sido conocida la calle, excepcionando el periodo de la guerra civil. Durante (1936-1939)  recibió el nombre de Vía Durruti en memoria del dirigente anarquista Buenaventura Durruti, muerto en el frente de Madrid en noviembre de 1936.
La obra fue proyectada para realizarse en tres fases y para ello tres arquitectos de prestigio de la época: Lluís Domènech i Montaner, Josep Puig i Cadafalch y Ferran Romeu i Ribot, fueron los responsables de su realización.
El 10 de marzo de 1908 Su Majestad Alfonso XIII, junto con el presidente del Gobierno Antonio Maura inauguraron el comienzo de las obras con un simbólico golpe de pico dado por el Rey en la casa número 77 de la calle Ample Las obras realizarían en tres tramos uno por cada arquitecto designado con una fecha de finalización de seis años.
Tramos
Primero 1908-1909 Entre el puerto y la plaza del Ángel, a cargo de Lluís Domènech i Montaner.  
Segundo 1909-1911 Entre la plaza del Ángel y la calle Sant Pere Més Baix, a cargo de Josep Puig i Cadafalch
Tercero 1911-1913 Entre Sant Pere Més Baix y la calle Jonqueras, a cargo de Ferran Romeu i Ribot
La parte que iva desde la plaza Urquinaona hasta la plaza Jonqueres, ya existía con el nombre de Bilbao.
El problema de financiación se resolvió con un acuerdo entre los políticos municipales constituyeron un puente entre ellos y los banqueros, mediante un contrato de tesorería con el Banco Hispano-Colonial.
Pero el principal problema que supuso la obra en aquellos tiempos convulsos, (no olvidemos que la semana trágica fue un año después de comenzadas las obras), era que para su realización se debería producir el derribo de 2199 casas y muchos palacetes particulares, se calculaba que la obra podía afectar a unas diez mil personas. Las protestas de los vecinos y los intelectuales fueron numerosas, ya que no comprendían tanta destrucción para la apertura de una calle. El derribo supuso abrir una franja de 80 metros de ancho y unos 900 de largo, tenemos que tener en cuenta que aparte de la calzada de 40 metros debían de dejarse 20 metros en cada lado para las nuevas construcciones.
La obra no solo estaba publicitada, como algo necesario para el engrandecimiento del puerto, sino como algo positivo en el desarrollo de una ciudad moderna tal y como querían políticos y hombres de negocio, otra de La ventajas que se promocionaron en su comienzo, era que con la realización de la obra se podrían construir unos túneles que servirían para construir el alcantarillado principal de la zona y un transporte subterráneo, se serviría para descongestionar la ciudad al igual que en otras capitales europeas. La línea que llevo el nombre de “Gran Metro” se inauguró en 1926 unos años antes de la Exposición Internacional de 1929, y unía el nuevo barrio de Gracia, con las dos arterias de la ciudad: Jaime I en Vía Laietana y Liceo en Rambla del Centro.
Plazas que se encuentran en su recorrido de mar a montaña:
Antoni López. Con el edificio de Correos
Del Àngel Confluencia con Princesa y Jaime I
Ramón Berenguer Antiguas Murallas de Barcino
Antoni Maura. Avenida de la Catedral
Edificios Importantes de la  Época
Oficina Central de La Caixa de Pensions
Oficina de La Caixa del Monte de Piedad de Barcelona
La Casa de los Veleros
Oficina Central de Correos
Banco de España actual sede de Caixa de Catalunya
Casa Guarro
Cámara de la Propiedad de Barcelona
Antiguo edificio de Almacenes Vilardell hoy Hotel Ona
Durante su siglo de existencia, la Vía Laietana ha tenido infinidad de comercios y empresas poco conocidos para la actual población, que poco a poco irán apareciendo en la sección.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal