Plaza Urquinaona - Plaça Urquinaina (en construcción) - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Plaza Urquinaona - Plaça Urquinaina (en construcción)

Plazas
La Plaza Urquinaona tal y como se conoce, fue realmente “Plaza del Obispo de Urquinaona” (en honor al obispo de la ciudad en los años 1878 al 1883), en el pleno del ayuntamiento por el alcalde constitucional Francisco de Paula Rius i Taulet, el22 de mayo de 1883 y publicado el día 31 del mismo mes. Fue proyectada en 1857 tras el derribo de las murallas y la demolición de los baluartes de San Pedro y de Jonqueres.
Al igual que ocurrió con la plaza de Cataluña, no fue prevista por Cerdà en el diseño del ensanche. En principio fue bautizada como  Plaza Nueva de Jonqueres, en recuerdo de la anterior plaza Jonqueras y el monasterio de Jonqueres, próximo al lugar.Confluían en ella, la Ronda de San Pedro, (el Torrente de Jonqueras, posteriormente calle Bilbao y actual Vía Layetana, hasta 1869, año en que el Convento de Santa María de Junqueras “Jonqueras”, fue trasladado junto con su claustro a la calle  Aragón 299, entre las calles Bruc y Lauria, como iglesia de la Concepción, que junto con los claustros de la catedral y del monasterio de Pedralbes son de los mejores que se conservan en Europa) y las calles Pau Claris, Roger de Lauria, Ausiàs March, Trafalgar, Junqueras y Fontanella.
Pocas cosas de la Plaza Nueva de Junqueras se encuentran:  los edificios Casa Isabel Manegat del 1869, todavía en pie. Casa del Marqués de Sentmenat, construida en 1882, desaparecida. La farmacia de Mayólas que después la sucedió  la de Arroyo, que estaban en la zona del lado montaña .
En 1912, se inauguró una fuente obra de Josep Campeny i Santamaria, denominada Chico de los Cántaros “Noi dels Càntirs”, de estilo naturalista con un basamento que hace de pila, hecho con piedra de Montjuïc.
Entre 1919 y 1920, se construyeron  en el subsuelo del lado mar de la plaza, unos urinarios públicos que sustituían las antiguas Vespasianas. Al propio tiempo se realizaron unos baños públicos dependientes de la unidad Operativa del servicio Municipal de Higiene y Aguas Potables del Ayuntamiento de Barcelona, disponía de duchas, lavabos, una peluquería, servicio de limpieza de zapatos y una centralita de teléfonos con cabinas. Funcionaban las 24 horas del día. La concesión de la explotación del negocio corrió a cargo de Josep Gili Crehueras, con un canon anual de 6.120 pesetas.
En octubre de 1998, cerraron definitivamente. Los Servicios se habían convertido en un lugar frecuentado por gente marginal y drogadictos que un lugar de cumplir como servicio público, era un lugar de citas para servicios especiales, dejando de cumplir con el fin con el que había sido creado, la peluquería y el limpiabotas habían perdido la clientela, ya que el lugar no inspiraba confianza para los antiguos usuarios. La última encargada que los dirigió, fue la señora Carmen, hija de los primeros encargados de lo que entonces llamaron mingitorios públicos, el lugar fue cerrado y tapiado para evitar posibles ocupaciones populares.
La escasez de lavabos públicos hizo que una parte de la población y las asociaciones vecinales, solicitaran su apertura,  incluso como, reutilización del espacio para otras funciones. Tras 10 años de permanecer cerrado y ante el peligro de hundimiento del local ya que una parte de la iluminación provenía de unas piezas de vidrio del suelo de la plaza, el Ayuntamiento descartó esta opción y finales de marzo de 2012, por razones de seguridad, por el peligro de hundimiento del techo, los subterráneos fueron derribados y enterrados.
Durante el periodo de la guerra civil tanto la plaza como la estación del Gran Metro cambiaron el nombre por el de plaza Ferrer Guardia, pedagogo libertario y librepensador, instigador según el gobierno de los sucesos de la Semana Trágica de Cataluña de julio de 1909. Finalizada la guerra civil, la plaza volvió a su antiguo nombre.
Con el transcurso del tiempo la plaza ha pasado por muchos cambios, el cruce de varias calles excesivamente transitadas, hacen de ella un lugar poco "habitable", que no invitan al peatón a buscar un poco de reposo en ella.  Aunque desde la apertura de la Vía Layetana en los años 20 hasta los ochenta tuvo bastante protagonismo, poco a poco lo fue perdiendo dejándola en una zona dura, para peatones y automovilistas.
El principal problema, para conseguir la consolidación como plaza, viene debido a que la Ronda de San Pedro, la cruza diagonalmente y la divide en dos partes, el lado montaña con la estación del metro transversal (hoy línea 1 roja) y el lado mar con la estación del Gran Metro (hoy línea 3 amarilla), separadas por un espacio de circulación de las antiguas líneas de tranvías en su primera etapa, actualmente por los autobuses que llegan desde las zonas de Horta y del Besos.
A mediados del siglo XX, la plaza se convirtió, en un centro de trabajo temporal, que a primera hora de la mañana, se acercaban, todas aquellas personas que no tenían trabajo, con la esperanza que los encargados y pequeños empresarios los contratasen para realizar descargas de camiones o trabajos no cualificados, por un jornal miserable, con la llegada de la democracia, la desaparición del sindicato horizontal y los nuevos sindicatos, hicieron desaparecer dichas contrataciones.
La degradación de la plaza llevo a la indignación de la ciudad con el ayuntamiento, lo que provoco que la Vanguardia, el 7 de julio del 2010, publicara un artículo sobre dicho tema página 1, pagina 2.
En la actualidad en un espacio de transito rápido, aunque en sus bancos todavía se suelen encontrar grupos de inmigrantes, especialmente de los países del este, que se reúnen para hacer comentarios
 
Casas y Comercios que estuvieron o perduran en la plaza
Nº 1. 1912, Bolsa del Mutualista. 1923, Salvador Garpon Puig, Agente de Cambio y Bolsa. 1971, Fich instituto informático. 1979, Centro Santa Rita, centros de día. Autoescuela Freedom. 1999, Clothes, S.L. Importador y exportador, de ropa, confección y complementos de joyería y bisutería.
Nº 2. 1900, Leche Mater. 1927, Doctor Perearnau, vías urinarias. 1928, A. Loran, Ortopédico. 1955, Politécnico Urquinaona. 1965, Ingeniería Española "INGESPA", S. A. 1969, Rillo 2, todo para él bebe. 1982, National Gold, S. A. compra de joyas.
Nº 3. 1869, Casa Isabel Manegat. 1921, Productos Químicos Meister Luclus & Brünlng, S. A.  1922, Colmado Emilio Giol. 1926, Peletería Salvador Rico. 1934, A Montia dentista. 1957, Banco Soler y Torra. 1966, Anabel, S. A. empresa constructora. 1970, Bankinter. 1974, Banfinco.
Nº 4. 1926, Almacenes Louvre Paris. 1928, Casa Balcazar, S. A. compra de pieles. 1936, Casal del Maestro “Casal del Mestre”. 1935, Doctor R. Gali y Lalande. 1940, Lledó Más, alfombras y moquetas. 1961, A. Corominas Seguro de porterías.  
Nº 5, 1934, inauguración del cine Maryland, presentándose como una sala de cine de calidad. En 1940, terminada la guerra, sufrió la persecución del régimen en su intención de españolizar todos los nombres extranjeros, pasándose a denominarse Cine Plaza, esto no duro mucho tiempo ya que en 1946, fue autorizado nuevamente a lucir su primitivo nombre. En 1984, con la apertura de la censura paso a llamarse SALA X, el apogéo de las películas pornográficas se fue apagando y cerró sus puertas en el 2004, en la actualidad el local acoge un pub irlandés.
Nº 6. 1926, Edificio de La España Industrial, S. A. 1970, Torre Urquinaona. Arquitecto Antoni Bonet Castellana, autor también del rascacielos del nº 8. Tiene 22 plantas y 70 metros de altura, con fachada a los cuatro vientos, con acabados de vidrio y cerámica de color ocre. 1976, Centro Medico, para la Obesidad. 1988, Arusa, seguro de asistencia sanitaria. 1989, Sanitas.
Nº 7. Casa del Marqués de Sentmenat, Construida en 1882, ocupaba el chaflán de la Ronda de San Pedro y el comienzo de la calle Ausias March, construida por Augusto Font y Carreras, casa modernista de construcción elegante con tejado en pendiente y un torreón acabado punta en la esquina con Ausiàs March, demolido en 1974, siendo alcalde Enric Masó i Vázquez, en su lugar se construyó un edificio sin ningún valor arquitectónico. 1927, Inauguración del restaurante Coq d’Or. 1958, Confitería Reñe  1961, Vda. A. Loran, distribuidor  de las Cunas Mimir. 1969, Almacenes Urquinaona. 1986. Deportes Martin.
Nº 8. 1928. Banca Magín Valls. 1936, Edificio Fábregas, Rascacielos Urquinaona (edificio Colon). Edificado en la esquina de las calles Trafalgar y Junqueras, con numeración oficial en las dos calles, (Trafalgar núm. 2-4 y Junqueras  núm. 16 - 18. También se le da este número. Proyectado por Luis Gutiérrez Soto, joven arquitecto madrileño, que al comienzo de la guerra, optó por pasarse al bando golpista, (lo que le hizo ser un arquitecto afín al régimen, realizo la construcción de muchos cines en la capital, y entre otros los edificios del Ministerio del Aire y la antigua Galerías Preciados en Callao), lo que hizo  paralizar su construcción. No fue hasta 1942, que Antoni Bonet i Castellana dio comienzo a la edificación de sus 15 pisos de altura, acabándose en 1944, siendo el primer rascacielos construido en Barcelona. 1945, Abelux, venta de lámparas y taller de reparación. En su edificio en la parte de Trafalgar en 1945, se inauguró el cine Atlanta que cerró sus puertas en 1987, hoy oficina del documento nacional de identidad y pasaportes.
Nº 9. Teatro Borras, abrió sus puertas el 16 de mayo de 1931 como Cine Urquinaona. El 1 de abril de 1937 cambió el nombre por el de Cine Francesc Ferrer, el 5 de febrero de 1939, volvió a su anterior nombre. En 1943 cambio el nombre por el de Cine Borrás, en homenaje al actor Enrique Borrás “Enric Borràs”. Compagino el cine con funciones teatrales. En abril de 1953 se hizo cargo el grupo Balañà famoso por ser la empresa que regentaba las dos plazas de toros de Barcelona, en 1966, lo reformo convirtiéndolo en cine de Reestreno. En 1990, combinó el cine y el teatro, desde 1995 está dedicado exclusivamente al teatro.
Nº 10. 1912, Doctor Flotats, otorrinolaringólogo. 1913, Mercería y venta de terrenos. 1922, Sociedad Española de Papelería. 1933, Radio Urquinaona. 1935, Máquinas de coser SINGER. 1973, centro de estudios politécnicos. 1977, La Vajilla, cristalerías y artículos del hogar.
Nº 11 .1923,  José de Peray, abogado.  1946, Sociedad española de Comercio y Credito, S. A. 1963, J. Mir, venta de terrenos. 1974, Publicidad Canallas. 1979, Puente Cultural
Nº 12. 1922 Tienda de Ropa de Señora. 1931, Peluquería Casas y Barot. 1961, Cocinas Corcho.  1966, L. Santos, venta de apartamentos. 1998, ISASI, empresa inmobiliaría.
Nº 13. 1851, Francisco Sabater, papelería e imprenta. 1924, Colmado Ostreras. 1927, Damián Cararach, distribuidor de champan “Delirium”. 1929, Centro Internacional de Intercambio. 1929, Tapagoteras “FYS”. 1934, Mantequería Porta. 1957, Hijos de Francisco Sabater. 1965, Enseñanza Media Monfer.
Nº 12-13. 1991 Pans & Company. 1992, Tutto Chicco, tienda para niños.
Nº 14. 1963, Departamento de Actividades Culturales del S.E.U.. 1963, Centro de Cálculo de IBM. 1965, PubliArt, agencia de publicidad. 1977, Center Shop Urquinaona. 1979, Grupo Llaurado, empresa Constructora. 1988, Goymar, diseño y moda.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal