El Petit Torino, el Café Torino o (el Palacio del Vermut) - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Petit Torino, el Café Torino o (el Palacio del Vermut)

Bares y Restaurante
El Pequeño Torino, también conocido como “Torino” fue el primero de los dos cafés con el mismo nombre que se instaló en nuestra Barcelona, en la calle Escudellers número 8, en el año1901, su propietario un italiano Flaminio Mezzalama cuyo objetivo era introducir (un aperitivo alcohólico entonces muy extendido por Italia), el “Vermut” en nuestro país. Era representante en España “Martini & Rossi”, una firma turinesa pionera en la fabricación del de aquel nuevo aperitivo. El local obra de Ricard Capmany, era todo él una joya del modernismo, que daban una espléndida imagen artística. 
El Café fue el primer establecimiento español, que sirvió una bebida que empezaba a hacer furor en Europa a la hora de tomar el aperitivo, su propietario, el italiano Flaminio Mezzalama, era el gerente de Martini & Rossi para toda la Península, por eso abrió el bar para promocionar el vermut en nuestro País.
Fue tanto la aceptación que tuvo, que rápidamente proyecto un segundo local en la parte alta de Barcelona y aprovechando que el nombre era muy conocido decidió ponerle el mismo nombre, por este motivo los clientes para diferenciarlos, al primero le pusieron “El Petit Torino” y en nuevo quedo con el nombre solamente.
El Café Torino, fue obra maestra del modernismo, inaugurado en 1902, fue un café en el que colaboraron los grandes arquitectos: Antoni Gaudí, Pere Falqués y Josep Puig i Cadafalch, además de los escultores Massana y Buzzi. Estaba en el nº 18 del Paseo de Gracia, esquina con Gran Vía justo donde en estos momentos se encuentra la joyería Roca.
Fue tan espectacular el proyecto realizado que en 1903, se llevó un premio que concedía anualmente el ayuntamiento a los nuevos edificios. Era tan majestuoso que se convirtió en una atracción indispensable para todo turista que visitaba la ciudad. Su interior estaba decorado con muebles de la famosa fábrica vienesa “Thonet”, famosa entre otras por las célebres sillas con el mismo nombre que fueron muy conocidas en Europa, la decoración corrió a cargo del decorador Ricard de Capmany.
El Torino fue el primer establecimiento español, que sirvió una bebida que empezaba a hacer furor en Europa a la hora de tomar el aperitivo. Como los que habían estado en el primer establecimiento le habían apodado el “Petit Torino”, los clientes del segundo no quisieron ser menos y le pusieron “El Palacio del Vermut” que pronto fue popular por la flor y nata de la burguesía barcelonesa, que tuvo en el local, su punto de reunión a la hora de hacer el aperitivo.
En 1911 el Torino cerró el local del Paseo de Gracia y en su lugar estuvo una tienda de Arte “Casa Esteva”, hasta que en 1934, el local fuera adquirido por la joyería Roca. 
El Petit Torino estuvo abierto hasta 1916, que la familia Bofarull, célebre por su restaurante “Los Caracoles” adquirió el local al que denomino “Grill Room” el cual conserva la decoración que tuvo en su día.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal