Edificio de Telefónica de Plaza Cataluña - Edifici de Telefònica de Plaça Catalunya - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Edificio de Telefónica de Plaza Cataluña - Edifici de Telefònica de Plaça Catalunya

Edi. Publicos
En 1926, la antigua casa Baixeras que durante los últimos años había acogido el “Hotel Bristor”, en la esquina de las calles Fontanella con la Puerta del Ángel, cerro sus puertas al ser adquirido el edificio por la compañía “Telefonica” para ubicar su sede en nuestra ciudad en un lugar emblemático como era la Plaça Catalunya y desde allí poder controlar todo el movimiento que se generaba en la capital catalana. Tenemos que tener en cuenta que en aquellos tiempos era la única compañía que operaba en España, ya que era monopolio del estado y la gran cantidad de comunicaciones que se originaban requerían de un equipo que asesorase a las empresas de la convenencia de adquisición de diferentes tipos de centralitas que agilizaran las comunicaciones, no solo con el exterior sino on el propio servicio interior de las empresas.
Fue proyectado por Francesc de Paula Nebot i Torrens, en 1926 y construido en los dos años siguientes, destacaba de él aparte de su altura, una cúpula verde de forma redondeada que le hacía diferente a el resto de edificios de la plaza.
Durante los tiempos de la Segunda República y de la Guerra Civil, fue un objetivo prioritario, ya que como era de suponer desde el se impartían y recibían las comunicaciones más importantes de ambos mandos, en aquellos tiempos no existía las llamadas directas y las comunicaciones se establecían en la mayoría de los casos a través de operadora.
No obstante su mayor dificultad la paso durante la guerra civil, entonces los anarquistas de la CNT y de la FAI, ocuparon el edificio para controlar todas las comunicaciones, siendo un objetivo prioritario de control por parte de los dos bandos, especialmente el 18 de julio de 1936 fecha en la que ocurrio el alzamiento del general Franco. 
Acabada la guerra en 1949, el edificio fue reformado y ampliado, durante la guerra había sufrido daños importantes que requerían una reparación y el continuo aumento de activad, hacían aconsejable su ampliación, por lo que se procedió a adquirir el edificio contiguo existente en la calle Fontanella para realizar toda la remodelación. Una vez acabada la fase de construcción, en 1952 el gobierno (no tenemos que olvidar que entonces era una empresa del estado), decidió que la cúpula verde redondeada aparte de no seguir con los acabados de los edificios que se habían ido construyendo en la plaza tenia un acabado que no era acorde con sus pensamientos, por lo que tomo la decisión de derribarla y construir otra cuadrada mucho más masculina. 
En aquellos tiempos los periódicos de la época, debian ser fieles seguidores de los pensamientos del gobierno y aunque el pensamiento de sus directores fuera (en algunas veces) todo lo contrario, loar las aberraciones del gobierno. El 30 de julio de 1953, La Vanguardía comentaba el cambio de la Cúpula como algo lógico y necesario con estas palabras. ”Aun cuando sea siempre triste despedirse de aquellas realidades que durante muchos años han enmarcado nuestra vida —y a ellas pertenece por su poder simbólico la vieja silueta de la Telefónica —, es imposible no celebrar esta rectificación, que contribuirá poderosamente a la armonía y a la unidad de las fincas de la Plaza de Cataluña.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal