Taller Masriera Revisión 8 de julio del 2018 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Taller Masriera Revisión 8 de julio del 2018

Edi Particulares III
El taller Masriera, es un edificio construido por  Josep Vilaseca i Casanovas, para los hermanos Francesc y
Josep Masriera i Manovens,  pintores y orfebres que instalaron su taller-estudio en la calle Bailen 70-72 entre Consejo de Ciento y Diputación en 1882. La prensa de la época comento que el diseño fue hecho a semejanza de lo que se supone que fue el antiguo templo de Augusto del foro romano de Barcino.
Los hermanos Masriera tenían un culto exagerado a las artes, por ello quisieron que su taller fuera un poco más que un taller original, querían que fuera un “Templo a las Artes”. Para ello en 1883 cuando el proyecto estaba en su apogeo, encargaron al escultor Josep Reynés, dos esculturas de piedra, representando los pintores Marià Fortuny y Eduardo Rosales para colocarlas en el atrio del edificio, cosa que evidenciaba su gran admiración y el profundo respeto que tenían por ambos pintores.
La inauguración del taller-estudio, se celebró  el 28 de abril de 1884, lo que supuso un acontecimiento social y cultural para la ciudad que en aquellos momentos se encontraba en ebullición, con los preparativos de la Exposición Universal de 1888
Pronto el lugar se convirtió en un lugar de reunión del mundo artístico, cultural y social, recibiendo la visita de personajes vinculados a las artes. En 1888 aprovechando su visita a la expo el rey Luis I de Portugal paso por el estudio y unos años más tarde en el 1904, fue el propio Alfonso XIII el que también visito el taller.
El edificio fue heredado en 1912, por Luis Masriera Rosés que decidió  en 1932, transformar la planta baja en una sala polivalente para ofrecer conciertos y funciones teatrales, con el nombre de “Sala Studium”. También crea la Compañía Belluguet, que efectuara la mayor parte de sus actuaciones en el propio edificio.
Como “Teatro Studium”, anunció su inauguración el domingo 7de octubre de 1934, pero los sucesos que comenzaron  el sábado día 6, hicieron que se anulara la inauguración a causa de la revuelta,  muchos cines y teatros no abrieron las puertas durante esos días en los que tampoco se editaron los periódicos. La inauguración tuvo lugar el domingo 14, con la representación de la obra “Anacleto se divorcia” de Pedro Muñoz Seca y Pedro Pérez Fernández, interpretada por la compañía Galligó. A partir de los años treinta empezó a incluir proyecciones cinematográficas en sus programas. Era habitual estar varias temporadas en las que solo realizaba sesiones de cine. En junio de 1936 se celebra el II Concurso Nacional c: Cinema Amateur. Finalizada la guerra, se convirtió en la sede social del “Club Helena”, que estuvo en activo hasta el 31 de diciembre de 1
Hoy en día en el edificio, viven unas respetables señoras, la mayoría ya de edad avanzada, miembros de una pequeña congregación religiosa, estrictamente barcelonesa, que se llama Pequeña Compañía del Corazón Eucarístico
Aunque los Masriera dejaran el edificio, no se olvidaron de la joyería, el padre Josep Masriera i Vidal, que fue el primer Joyero en 1839 y sus descendientes continuaron en el negocio de la Joyería fusionándose con una importante joyería  del Paseo de Gracia, Aragón en el edificio de la Casa Amatller
Regreso al contenido