Iglesia de San José y Santa Mónica - Església de Sant Josep i Santa Mònica 26-05-17 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Iglesia de San José y Santa Mónica - Església de Sant Josep i Santa Mònica 26-05-17

Edi. Religiosos
El convento de Santa Mónica estaba junto a la antigua Iglesia de Santa Mónica tal y como se le conoce en la actualidad, se empezó a construir en el Siglo XVII, dentro de la tercera muralla del Raval, en la Parte baja de las futuras Ramblas
que en termino dando el  nombre a esa parte de las Ramblas.
.La primera piedra fue colocada en año 1616, en 1619 se inauguró el convento que es el edificio más antiguo que se conoce, no fue hasta 1634 que se celebró la primera misa. La Iglesia tenía una fachada con la figura de Santa Mónica obra del escultor Sala, otra de las reliquias residía en el altar mayor que fue pintado por J. Juncosa y una cuadro de la Santa que estaba en el altar mayor obra Francisco Guirro.
En 1835 la Iglesia tuvo una reforma importante, una vez acabada esta, se optó por cambiar el nombre añadiéndole también la invocación de San José, con la que llego a principios del siglo XX. A primeros de ese siglo y con motivo de la Semana Trágica de Barcelona de 1909 sufrió una serie de destrozos ocasionados por las fuerzas anticlericales, que en aquellos tiempos aprovechando las revueltas, irrumpió en muchas iglesias  profanándolas. Aplacados los ánimos que provocaron las revueltas, los desperfectos provocados fueron restaurados dejando la iglesia nuevamente operativa.
Pero esto no fue nada en proporción de lo que tuvo que sufrir en 1936, después del alzamiento nacional del general Franco, los pelotones revolucionarios de la CNT entre otros, asaltaron la vicaría y mientras  unos empezaban a incendiar y arrasar el templo, otros arremetieron contra el rector  y el vicario de la parroquia a los que detuvieron para llevarlos para ser juzgados ante un tribunal en las dependencias del Sindicato del Transportes que estaba ubicado en el edificio existente en los edificios de la Ramblas que estaban justamente enfrente.
La indignación que había en aquellos momentos en la ciudad por el golpe de estado era enorme y las masas que estaban encolerizadas no permitieron que ambos clérigos llegaran a ser juzgados, el vicario fue asesinado en el centro de las Ramblas, el rector de la parroquia no tuvo tampoco ocasión de pregonar su inocencia ya que fue abatido a las puertas de la propia iglesia. La Iglesia en los días sucesivos sufrió continuos saqueos y sacrilegios, con constantes incendios de sus respectivos dependencias, finalmente el edificio fue derribado para evitar posibles derrumbamientos, que ocasionaran alguna desgracia.
Los efectos de la Guerra Civil fueron tan devastadores, que los restos de la iglesia original fueron completamente derribados. En los años 80, en su lugar, se construyó una nueva iglesia moderna y el antiguo edificio ocupado por el convento fue  adquirido por la Generalitat de Catalunya que lo convirtió en el  “Centro de Arte Santa Mónica”.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal