Mercado de San Antonio – Mercat de Sant Antoní - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Mercado de San Antonio – Mercat de Sant Antoní

Mercados
La construcción del Mercado de San Antonio, tuvo lugar debido a las deficiencias que tenía la barriada en cuanto a poder encontrar productos frescos por parte de sus habitantes en aquella época. Para ello se contrató los servicios Antoni Rovira i Trias para realizar las obras en la manzana que había creado el Plan Cerdá entre las calles Conde de Urgel, Tamarit, Conde Borell y Manso.
La construcción se realizó en una estructura metálica, se proyectó de tal manera que todo el techo se realizase en cerámica, para que en el verano el sol refractase y en el invierno se conservase el calor, además este tipo de construcción tenía la ventaja de la limpieza, ya que el agua de lluvia hacía resbalar el polvo acumulado en el techo. 
En el año 1882 se inauguró el mercado que dio un ritmo de modernidad dentro del barrio. La afluencia de gente que iba en aumento continuamente propicio que el mercado se ampliase no solo a la venta de productos alimenticios sino también a la ropa de vestir y del hogar que influyeron a instalar paradas en el exterior del mercado en el que se adoptaron una serie de toldos para una mayor confortabilidad a los vendedores y clientes de las inclemencias del tiempo.
José María de Porcioles Colomer alcalde de Barcelona del 1957 al 1973, fue el culpable de un cambio radical en el techo del mercado eliminando los azulejos “Rajolas” del techo del mercado a excepción de las de la cúpula por placas de “Uralita”, que con el tiempo se ha demostrado ser perjudiciales para la salud. Sus detractores que son muchos aparte de acusarle de ser la persona que autorizo la destrucción de muchos edificios modernistas en plena época de especulación urbanística. 
Sus detractores aparte de acusarle de los desaguisados urbanísticos, lo acusaron de haber aprovechado dichos azulejos para llevarlos a Andorra donde el Alcalde construía una residencia particular. Sus admiradores Ensalzan su capacidad de compatibilizar franquismo y catalanismo para ofrecer una imagen más suave del régimen franquista con el propósito de lograr mayores y mejores inversiones para Barcelona.
En el 2008 se tomó la decisión de modernizar el mercado al igual que se había realizado con los del Clot, Concepción y Santa Catalina. En octubre del 2009 empezó la remodelación encargada a los arquitectos Ravetllat, Ribes y Schmid. Durante su remodelación se ha instalado para sustituir el cierre del Mercado de unas carpas en la Ronda de San Antonio, suprimiendo el tráfico rodado por la zona, aparte se ha realizado una cubierta en la calle Urgel para instalar las paradas de los domingos en la zona. Las obras en un principio debían estar acabadas en el 2014, pero la aparición de restos arqueológicos al igual que sucedió en el Mercado de Santa Catalina, han retrasado la finalización de las obras.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal