El Rompeolas - L'Escullera - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Rompeolas - L'Escullera

Rompeolas
Barcelona como toda ciudad a orillas del mar, desde sus inicios tuvo puerto de mar, pero como es lógico en aquellos tiempos eran lugares algo remansados, en los que fondeaban los buques a cierta distancia y desde allí pasajeros y mercancías llegan a tierra a través de barcas de poca profundidad.
Poco a poco la cantidad de movimiento que a través del puerto se mantenía con el resto del mundo fue obligando el preparar unos muros para salvaguardar a los buques de los oleajes fuertes, al mismo tiempo ha hacer más calado en las zonas de llegada para facilitar las labores portuarias.
El Rompeolas, “L’Escullera “, propiamente dicha se construyó en 1873 fur obra del ingeniero Mauricio Garrán, era una obra muy primitiva y tenia su finalización en la Barceloneta, era un pequeño dique que no servía para taponar el oleaje de mar abierto, era más un puerto de con un espigón enfrente que un rompeolas, cuando el mar estaba embravecido, las olas saltaban el dique y entraban sin ningún probñema.
Como la actividad cada día era mayor en 1897, cuando el ingeniero Carlos de Agudo, estructuro el diseño de nuestro rompeolas actual. Como es lógico nada tiene que ver el actual con aquel. (Los tiempos han cambiado y las necesidades son diferentes), pero la base es la misma, lo único que se ha ido adaptando a las necesidades actuales.
La primera modificación tuvo lugar en 1904, el rompeolas estaba hecho pero los fuertes oleajes hacían insuficiente la protección, por lo que se pensó en salvaguardar el rompeolas por la parte del mar, para ello se fabricaron unos bloques de piedra enormes que su fabricaban como urnas vacías para su transporte y qyue después se rellenaban con hormigón, estos bloque fueron utilizados durante años por los pescadores deportivos que fabricaban unos andamiajes de madera para sentarse a pescar horas enteras. Este trabajo fue mucho más lento del esperado y no estuvo acabado hasta mediados de los años 20. Se había conseguido un espigón de 1600 que protegía al puerto.
Con la inauguración del rompeolas, se abrió un nuevo lugar para pasar el rato los domingos, en la puerta de la paz se instalaron unas barcas de dos pisos que hacían la travesia hasta unos metros de donde habían colocado un faro que indicaba la entrada, en la explanada donde llegaban las golondrinas que era así como se llamaba coloquialmente a dichos barcos, aparte de unas escaleras para subir al paseo había unos tenderetes en los que podías comprar, pequeñas golosina. Alguna bebida (no existía ningún refreco de ahora), en aquel solo había la Zarzaparrilla tipo (coca cola), el “Orage Crush”, que nació en el año 1916 cuando el químico Neil Ward creó el proceso para mezclar sus ingredientes y llegó a la fórmula exclusiva y única de Orange Crush. Otra de las paradas con un gran éxito era la que aparte de vender: altramuces, chufas y coco, tenia unas cañas de pescar con un lazo para poder coger los cangrejos que estaban por las rocas, también tenían alguna con el cangrejo ya cogido para los niños pequeños.
“Las Sirenas” y “Las Gaviotas” que eran las dos empresas concesionarias de dichos viajes se disputaban en la puerta de La Paz los clientes que llegaban.
Como era lógico el edificio del faro estaba a la misma altura del paseo y en su parte inferior en 1926, se aprovechó para hacer un pequeño restaurante sencillo, “Mar y Cielo” en él se podía comer mejillones, sardinas, etc. como ra normal los mejillones eran recién cogidos, ya que en todo el largo del rompeolas en el lado interior habían cantidad de bateas (criaderos de mejillones) que después también pusieron su pequeña parada para vender a los visitantes.
Con la llegada de la guerra, el local quedo abandona dado y no fue hasta unos años después que su propietario volvió a relanzar el negocio. En 1961, llego la luz y el restaurante ya pudo ofrecer a sus clientes algo más eso y la incipiente llegada de los coches hizo que se pudieran dar cenas.
En 1942, se empezaron las obras del muelle adosado, que estaba en su parte interna y en 1954 el ensanchamiento del paseo para que pudieran circular los coches. Se aprobó la prolongación del espigón en 1,500 metros más, lo que suponía el derribo del faro y como no el del restaurante. El restaurante fue regentado a partir de 1943 por la familia Ollé, con el nombre de “Puerta Coeli”, la cual lo tuvo abierto hasta el año 1992 en que con la los Juegos Olímpicos, se abrieron dos zonas de ocio al mar “El Puerto Olímpico” con su despliegue de Restaurantes y ocio y “el Maremágnum” al final de las Ramblas con las mismas ventajas y además con propuestas de mutaciones y otros espectáculos…. El rompeolas se acabó, ahora solo queda para los nostálgicos y para el embarque y desembarque de los grandes cruceros que tienen ahí su terminal.  
Regreso al contenido | Regreso al menu principal