Teatro Hospital – Teatro Catalán Romea – Teatro Catalán – Teatro Romea - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Teatro Hospital – Teatro Catalán Romea – Teatro Catalán – Teatro Romea

Teatros
El actual teatro Romea es un local destinado principalmente a representaciones teatrales, que está situado en la calle Hospital número 51 en pleno centro del barrio de Raval comienza su historia a mediados del siglo XIX. Desde sus primeros tiempos el teatro ha sufrido bastantes modificaciones, hasta el estado majestuoso que presenta en nuestros días, pero para que lo conozcamos solo un poco, empecemos por sus principios
Muy cerca de lo que es hoy el teatro los frailes agustinos en 1727 edificaron un convento, el cual fue inaugurado en 1750. Como era natural el convento. Como era natural en aquellos tiempos el que el terreno no era ningún problema, junto al convento se edificaron: la Iglesia, el claustro, la biblioteca y el huerto. Con el paso del tiempo y la gran cantidad de conventos en aquella parte que habido la tercera muralla, las autoridades municipales empezaron a desamortizar terrenos en 1835 y en 1860 le tocó el turno a el Convento de San Agustín Nuevo. Se conservó la Iglesia en una parte se construyó la Plaza de San Agustín y en los terrenos que había ocupado la biblioteca de los frailes se decidió construir dos teatros.
Uno San Agustín “Sant Agustí” después convertido en Teatro Odeón y otro Teatro Hospital, con una sala en donde se hacían bailes, fiestas y representaciones teatrales. Al teatro se le puso el nombre de Teatro Romea el 18 de noviembre de 1863, en honor de un artista que había estado triunfando en la ciudad que se llamaba Julián Romea Yaguas.
En 1867 cambió el nombre del teatro por el de Teatro Catalán Romea o Teatro Catalán, ya que la mayoría de la programación eran obras teatrales en catalán, escritas por Frederic Soler i Hubert “Serafí Pitarra” el cual aparte de coempresario del teatro fue el director artístico durante los años 1870 al 1895. Durante este tiempo aprovecho su posición para estrenar la mayoría de sus obras. En 1876, sin previo aviso Alfonso XII sin previo aviso, asistió a una representación de “El herrero de la corte”.
En la década de los años 20, con el empresario Josep Canals, el teatro se convirtió en uno de los más destacados en la historia del teatro catalán: en él se han estrenado buena parte de las obras de Guimerà, Ignasi Iglesias, Santiago Rusiñol o Josep Maria de Sagarra,
 Desde un principio se convirtió en el local más importante de teatro en catalán. Cerrado después de la Guerra Civil, abrió de nuevo el 15 de diciembre de 1943 y sólo en los primeros años del franquismo hasta 1945 se prohibieron representaciones de obras en catalán. Entre 1945 y 1954 el teatro estuvo regido por los hermanos Juan y Claudio Fernández y Castaño, que en 1946 reanudaron las representaciones en catalán. Los años siguientes el Romea fue el único teatro de Barcelona de programación habitualmente catalana. Por sus escenarios han pasado los más importantes artistas de cada generación. Enric Borras, Margarita Xirgu, Joan Capri, Jose María Pou Lluis Homar.
La crisis general del teatro en Cataluña, a principios de los sesenta, afectó de una forma especial la entrada de espectadores y estuvo a punto de cerrar. El local fue adquirido por José Canales, Agustí Pedro i Pons, Francesc Recasens, Rossend Riera y Domingo Valls y Taberner, que lo restituyeron en la escena catalana. 
Las temporadas de la compañía Adrià Gual, en la década de los años 90 con obras de Espriu, Brecht, Rusiñol, retornaron al teatro nuevamente a la primera línea del teatro de la ciudad. El 21 de enero de 1981 se convirtió en Centro Dramático de la Generalidad de Cataluña, hasta que fue sustituido en esta función por el Teatro Nacional de Cataluña.
En la actualidad la empresa “Grupo Focus”, tiene la responsabilidad de su programación y gestión.

Regreso al contenido