Real Club Maritimo de Barcelona Revisado el 5 de noviembre de 2018 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Real Club Maritimo de Barcelona Revisado el 5 de noviembre de 2018

Edi. Deporte
El Real Club Marítimo de Barcelona, es uno de los clubes deportivos más antiguos de España fue fundado en 1902, como Real Club de Barcelona,  por la fusión entre el Club de Regatas Barcelona (fundado en 1881 por José Enrique de Olano (Conde de Figols),  Salvador Vidal y Francisco Tintoré y el Real Yacht Club.
El Club de Regatas de Barcelona, venía a suplir a la primera entidad náutico-deportiva fundada en 1873, como la Sociedad de Regatas de Barcelona, con una vida muy efímera ya que un año más tarde se convirtió en el Club de Regatas, presidido por Cándido Calderón.
El 23 de febrero de 1888 le fue concedido el título de “Real” al Club de Regatas de Barcelona presidido José Enrique de Olano, que había otorgado con motivo de la Exposición Universal de Barcelona, la presidencia de honor al rey Alfonso XIII.
En 1879, tras un cambio de estatutos y de presidente José Muntadas se convierte en Club Catalán de Regatas, cuyo primer domicilio se estableció a bordo del vapor Europa, que permanecía atracado en el puerto. En mayo de 1887 los socios del Club Catalán de Regatas decidieron cambiar su nombre por el de Club Náutico, eligiendo nuevo presidente a Pedro Domènech.
Por su parte, el Club Náutico también recibía, el 15 de marzo de 1888, el título de “Real”. Lo que fue aprovechado por los socios de más edad, para cambiar el nombre por el de Real Yacht Club.
El 25 de enero de 1902, las sociedades del Real Club de Regatas Barcelona y el Real Yacht Club de Barcelona, deciden unir sus clubs. La nueva entidad pasó a denominarse Real Club de Barcelona.
En julio de 1904, el pabellón flotante, sede del Club, se trasladó al muelle de Atarazanas, frente a la Aduana, cerca del monumento a Colón.
En 1910, se decide trasladar la sede social a tierra firme, en unos terrenos ganados al mar, junto a la primitiva estación Marítima de Barcelona, para ello se convoca un concurso al que asisten varios arquitectos. El proyecto ganador correspondió al  arquitecto Eduard Ferrés i Puig, el elevado coste de las obras de construcción hizo cambiar a los socios del club por el proyecto presentado por Enric Sagnier i Villavecchia.
El 19 de Junio de 1911 se publicó una Real Orden por la que el Real Club de Barcelona, estaba autorizado a construir un nuevo edificio que sustituiría a su actual sede flotante en el nuevo muelle ganado al mar conocido como “Muelle Barcelona”, junto a la nueva estación Marítima.
La construcción del edificio comienza en octubre del 1912. En octubre del 2013, la sección de sports y excursiones del Centro Autonomista de Dependientes del Comercio y de la Industria, anuncia que el próximo mes de noviembre, tomará posesión del edificio flotante adquirido al Real Club de Barcelona, con motivo de su traslado al suntuoso edificio en el muelle de Barcelona
En diciembre del 1913 el Real Club de Barcelona, se traslada al nuevo edificio, sin celebrar ningún acto oficial de inauguración, que queda pospuesta hasta el domingo 5 de julio del 1914, con el fin de hacer coincidir el acto de inauguración con gran fiesta que se celebrará con ocasión de la celebración de unas importantes regatas. La Vanguardia del miércoles 8 de Julio, publicaba  un comentario  de la fiesta y de las personalidades que habían asistido a la inauguración.
Sagnier construyó un edificio de estilo modernista, Sagnier con una planta octogonal (que algunos la compararon con la antigua botella de Calisay), disponía de un pequeño embarcadero orientado hacia poniente, a nivel del agua, una planta baja y un primer piso  con una gran cúpula en la que destacaba una gran terraza en todo su perímetro, sobre la cúpula un pináculo con otra pequeña terraza a media altura imitaba una especie de faro.
El club disponía de una serie de elegantes salones para la celebración de fiestas y reuniones, así como una sala de juntas, una biblioteca, gimnasio para los socios y un bar-restaurante al cual podían asistir aparte de los socios el público en general.
El 27 de enero de 1923, a propuesta del presidente de la entidad Sr. Maroto, se decide ampliar el nombre social añadiendo al antiguo la palabra “Marítimo”. A partir de esa fecha queda convertido en Real Club Marítimo de Barcelona.
En 1957, con motivo de las obras de ampliación del puerto, el muelle Barcelona sufre una remodelación y el edificio es derribado. Junto con los tinglados, el Real Club Marítimo de Barcelona se traslada frente al Maremágnum. En su lugar se han construido una serie de edificios conocidos como World Trade Center, inaugurados el 22 de julio de 1999, un parque empresarial y centro de negocios, que dispone de 40.000 m² de oficinas de alquiler y un Centro de Congresos y Convenciones con 20 salas diferentes.
Regreso al contenido