Prisión de Mujeres de las Corts – Hoy Corte Ingles de Diagonal - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Prisión de Mujeres de las Corts – Hoy Corte Ingles de Diagonal

Edi. Oficiales
Cuando hoy, paseamos por la Avenida Diagonal y nos acercamos a la plaza de María Cristina y nos quedamos contemplando los edificios modernos que hay en la zona, jamás pensaríamos que en aquel lugar hasta 1955 estaba construida la Prisión Provincial de Mujeres de Barcelona y que la zona estaba como poco semi desierta, pero la historia empezaría muchos años antes.
La historia empieza a mediados del siglo XIII, la familia Duran poseedora de unos terrenos en el camino de las Corts a Sarrià, encargo construir en el solar una torre con capilla, rodeadas de jardines y campos de cultivo, que se conocería como Can Duran o Can Feló.
En 1886, las religiosas dominicas de la orden de la Presentación compraron la masía y la destinaron a asilo y a colegio para niñas huérfanas o desamparadas, que tomo el nombre de el Asilo del Buen Consejo “Asil del Bon Consell”. El gobierno de la Generalitat republicana fue primeramente quien habilitó la prisión, como Correccional General de Mujeres, tras el derribo de la vieja cárcel de Reina Amalia.
Finalizada la guerra civil en 1939, Franco lo convirtió en la prisión provincial de mujeres, dirigida por la orden religiosa “Las Hijas de la Caridad”,práctica habitual del régimen franquista en las cárceles femeninas. A mediados de 1939 había cerca de dos mil reclusas encerradas, con más de cuarenta niños.
La puerta principal, se abría a la calle Joaquín Molins 11, todavía existente. Su perímetro estaba delimitado al oeste por la actual Plaza de María Cristina y la Diagonal, por los Jardines de Clara Campoamor, por la calle Joaquin Molins y por la travesera de las Corts.
Las presas, la mayoría de ellas pertenecientes a la ideología del régimen republicano, vivierón una represión y unas condiciones inhumanas. La prisión estaba custodiadas por órdenes religiosas como las Mercedarias o las Hijas de la Caridad, las situaciones que allí se vivieron fueron del todo dramáticas e inhumanas para aquellas mujeres cuyo gran delito había sido estar al lado de la los perdedores.
La cárcel que estaba diseñada para 350 había multiplicado por diez el aforamiento, por lo que las reclusas dormían en todos los sitios menos en las camas en los dormitorios. En uno de los muchos blogs que hay denunciando las atrocidades sufridas por las presas durante aquel tiempo de hacinamiento, se comenta que se había comentado una superviviente, (que había una presa que dormia en los lavabos y que apoyaba la cabeza en la taza del wáter y le decía a las compañeras que cuando por la noche fueran al lavabo y se abrieran de piernas apuntaran bien porque la salpicaban). 
Las reclusas tenían la obligación entre otras cosas de cuidar de la extensa huerta de la prisión, para producir la mayor cantidad de verdura posible. A principio de los años cincuenta se abrió un taller de costura en el que participaban las reclusas para con el trabajo, intentar reducir las penas acumuladas. En octubre de 1955 se cerró la prisión y el colectivo de presas (por aquel entonces), doscientas sesenta y tres, con diecinueve niños, fue trasladado a la Prisión Modelo.
La cárcel fue derribada y la zona fue urbanizándose paulatinamente, el solar que ocupo la “Carcel”, hoy lo ocupan los Almacenes del “Corte Ingles” de Diagonal, quien sabe si con el transcurso de los años veremos nuevos cambios.
Para aquellos que deseen una información más amplia, existen distintos blogs exclusivos del tema, realizados por familiares directos de las presas.
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal