Plaza del Teatro – Plaça del Teatre - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Plaza del Teatro – Plaça del Teatre

Ramblas
Al igual que el Llano de la Boqueria, la plaza del Teatro proviene del derribo de una de las puertas de la segunda muralla al construirse la tercera muralla medieval de Pedro I el Ceremonioso “Pera el Cerimoniós”. La muralla según los historiadores  tenía una puerta llamada Puerta de los Olleros “Portal dels Ollers”, ya que en la zona trabajaban muchos artesanos alfareros, que hacían ollas y escudillas, la puerta era de madera y estaba adornada con treinta clavos que le daban una visión especial, esto motivo hizo que la ciudadanía pronto cuando debían citarla la nombraran Puerta de treinta clavos Porta de “Trentaclaus”. Aunque después acabara llamándose de  Escudellers que era el nombre de la calle que llevaba a la puerta y que estaba llena de talleres de alfareros.
Con el derribo de esa parte de la muralla en 1774, el espacio que quedaba libre se aprovechó, como  parada de carruajes, la zona ya había cambiado y en la calle de Escudillers, habían empezado a aparecer otros comercios que nada tenían que ver con los alfareros. Como la incipiente plaza no tenía nombre y enfrente estaba ubicado, el teatro de La Santa Cruz, se decidió bautizar el lugar como “El Pla de les Comedies”.
Dada la configuración del lugar las autoridades pensaron en un principio en poner una estatua de diera un poco de vistosidad. En 1802 se construyó La Fuente del Sátiro, “Font del Sàtir”, era un abrevadero decorado con la figura de un fauno con una jarra en la mano, confeccionada en yeso. Las autoridades viendo la falta de calidad decidieron retirarla en 1817. Para suplir a la antigua fuente y construir una de mejor calidad, se  pusieron en contacto con el arquitecto Pere Serra i Bosch, el cuál presento un proyecto que representara a  los principales suministros de agua que tenía la ciudad, con cuatro esculturas simbólicas de las aguas del Llobregat, el Canal de Urgell, la acequia Condal y Puerto. La obra fue realizada por los escultores Damià Campeny y Salvador Gurri e inaugurada en 1818.
La zona con poca luz era aprovechada en las noches de poca luz como un lugar de desahogo de sus urgencias, esto hizo que el ayuntamiento tomara la decisión de eliminar la fuente para evitar dichos abusos y en su lugar levantaron un monumento que todavía sigue en el lugar dedicado a la memoria de Frederic Soler i Hubert, fundador del teatro catalán, conocido como “Serafí Pitarra”, que había fallecido el 16 de noviembre de 1897. El monumento fue inaugurado el 26 de diciembre de 1906 por el alcalde Domènec Sanllehy i Alrich.
La sustitución aunque en principio, logro rebajar los abusos de los noctámbulos, no logro solucionar el problema que sucedía a la salida de los locales (restaurantes, cabarets y teatros) ya que la vespasiana que estaba frente al teatro Principal era solo usada por hombres. Para poder mitigar el problema las autoridades a parte de poner mucha más vigilancia, decidió el 24 de enero de 1928 aprobar el proyecto de construir unos urinarios públicos en el subsuelo que adecentarían el entorno de la plaza. Esto que fue bien acogido por el vecindario, no fue bien acogido por la familia de Serafí Pitarra, que expresó su disconformidad con las obras y solicito el traslado inmediato del monumento, cosa que fue desestimada por el consistorio.  
En la misma plaza empieza la calle de Escudellers. Durante el siglo XVIII fue centro hotelero y restauración, hacia mediados de siglo XIX, lugar de tertulias, a las cuales asistían grupos progresistas. En 1837, un grupo de militares del 8º Batallón de la Milicia Nacional en  una reunión en las que intervenía Manuel Gibert Sans, (dueño del primer edificio del ensanche en lo que hoy es la plaza Catalunya), salió la idea de levantar un pequeño teatro con cuyos beneficios pudieran salir de la pésima economía en que estaba el batallón. Años más tarde, Gibert fue el precursor de la creación del Teatro Liceo. La calle paso de ser importante, a ser una de las de más degradación de la zona, llena de proxenetismo y droga. Con la llegada de la democracia y la rehabilitación del barrio, la calle ha vuelto a mejorar ostensiblemente, instalándose negocios de artesanía y restauración.
Enfrente y junto al Teatro Principal, nace otra calle que empieza con el Arco del Teatro “Arc del Teatre”  que continúa con una calle del mismo nombre que llega justamente delante de las tres chimeneas del Paral-lel.
Los principales edificios que convivieron con la plaza del Teatro fueron:
 Lado Barrio Gòtico "Costat Barri Gòtic"
El primer local comercial que se encontraba en la plaza, era una tienda de efectos militares que aunque estaba dentro del entorno de la plaza, pertenecía al  lateral del último edificio de la Rambla del Centro nº 37, propiedad de  J. Medina, después Hijas de J. Medina, con la anulación del servicio militar, se formó una cooperativa que tiene sus ventas a través de internet.
Nº 1. Circulo Francés. Federación Catalana de Atletismo. Agencia de Aduanas Rodón, Morante y Casas. 1927 Bar Restaurante Cosmos. Clínica Ramblas. Servicio de Evacuación una vez finalizada la Guerra Civil. La Transformadora en1955
Nº 3. Banco de la Unión
Nº 5. Hotel Restaurant Falcón, edificado junto al edificio de la fonda en 1882
Nº 7. Nº 7. Primitiva Fonda Falcón del 1852 a 1872, fue derribada para construir el edificio del Hotel Falcón junto con el número 5. Durante la Guerra Civil, el edificio fue requisado por el POUM “Partido Obrero de Unificación Marxista”. Finalizada la Guerra Civil el edificio fue ocupado como sede central de la empresa eléctrica, Riegos y Fuerzas del Ebro S. A. "futura FECSA”. En 1991, esta parte de la ciudad sufrió una rehabilitación que afecto  a la calle Ginjol la cual desapareció, el edificio que desde la unificación tenía el nº 32 sufrió una remodelación y el  nº 30 fue derribado, para conjuntamente a otros inmuebles edificar un conjunto perteneciente a la “Universitat Pompeu Fabra”.
 
Lado Raval “Costat Raval”
Nº 2. En 1750, el empresario italiano Andrea Caponata, fundo  Café Caponata, el cual fue comprado por Enric Vilalta y Sebastià Gay, los cuales lo reforman y lo convierten en El Café-Restaurante-Cervecería “Au Lyon d’Or”, inaugurado el 11 de marzo de 1891, decorado con un estilo modernista. Finalizada la guerra civil debió cambiar el nombre, (el régimen franquista había decidido españolizar los nombres extranjeros) llamándose a partir de entonces “El León de Oro”. En 1919 Francisco Maestre Laborde, (Conde de Salvatierra), decretó que junto con otros locales similares se permitiera el juego a los clientes.
En el “Au Lyon d’Or”, durante los años 1936 y 1937, en el que en España se celebraron dos sorteos de la Lotería de Navidad, uno en el bando Nacional y el otro en el de La Republica, el sorteo de la Republica tuvo lugar en el salón del restaurante del cual podrán ver una fotografía.
Durante la  Segunda República, en el sótano del café, abrió un Nido de Arte La Rata Muerta “La Rata Morta”, un refugio para el músico, el cantante o el poeta, que empezaba  y sentía el Arte y la Bohemia y en él se podía desarrollar su arte. Tuvo una vida efímera, pues cerró al iniciarse la Guerra Civil. 1896 Peso y Planas Fotógrafos. Casa Valencia 1929. Pensión Parisien 1934. Cabaret Panam’s.
Nº 4. Ahora 27-29. Teatre Principal. El Teatro Principal, data de 1840, construido en el solar del antiguo teatro de la Santa Cruz, construido en madera como Corral de Comedias, es el más antiguo de Barcelona fue inaugurado en 1607, en 1728 fue derribado y construido en piedra. En 1787 un incendio lo destruyo por completo, se reconstruyo y se volvió a inaugurar en noviembre de 1788.
En 1840 el teatro cambio de nombre, por el de “Teatro Principal” en aquella época se estaba construyendo el “Gran Teatro Liceo”, a principios de la Rambla del Centro.  En 1847 el teatro sufrió una reforma de imagen, se había inaugurado “El Liceo” y querían que el teatro pudiera competir en todo con la competencia que llegaba, encargaron su reforma al arquitecto Francesc Daniel i Molina, el cual realizo una reforma tanto de interior como de fachada que es la que tiene hoy en día.
Esta reforma aparte de un repaso general de todos los locales y servicios que anteriormente albergaba el conjunto arquitectónico, tuvo un espacio emblemático que fue la Cúpula Venus, que ocupa parte de la primera planta del ala derecha del edificio. Que tras ser usado como hall del teatro, pasó a albergar el Café de los Guardias, llamado así porque era frecuentado por los soldados de la Guardia Real, llamado así porque era frecuentado por los soldados de la Guardia Real, que también era frecuentado por artistas y empresarios, el acceso se hacía a través una escalera que comunicaba con el teatro.
Unos años después, el Café de los Guardias tras unas mejoras arquitectónicas de la sala circular, pasó a llamarse Café de las Delicias.  Algunas fuentes atribuyen la reforma al año 1850, mientras otras lo sitúan en el año 1862. Actuando como café del teatro Principal, continuó con sus actividades culturales y tertulias, frecuentado por personajes ilustres como Víctor Balaguer, Apel·les Mestres, Àngel Guimerà, Frederic Soler "Pitarra", Pérez Galdós, entre otros.
Tras el Incendio de 1915, se reconstruyo nuevamente, abriendo sus puertas como Principal Palace. Después del incendio de 1933 que destruyo nuevamente el interior del mismo, se modificó totalmente su estructura, dando vida a parte del teatro, nuevos espacios lúdicos: Cabaret Mónaco entre 1935-1936, Club de Billar Monforte, en octubre de 1939, por imperativos legales de la dictadura cambio su nombre por en Castellanizado “Principal Palacio”, Cúpula Venus entre 1979 a 1984, ambos ocuparon el mismo espacio que el Cabaret Mónaco, el famoso frontón Jai Alai y en el sótano se abrió la sala de cine Latino, hasta 1979 el cine después de una restructuración importante paso a denominarse Principal Palacio 2. En 1984, se convirtió en Sala X. Después de unos cambios en la propiedad, el edificio volvió a cambiar de nombre, llamándose desde entonces Teatro Principal.
Nº 6. Agencia de Anuncios “La Neutral”. Laboratorio Medusa, especializado en productos cosméticos.
Nº 8. Casa Manuel Morell.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal