Calle Pelayo – Carrer Pelai - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Calle Pelayo – Carrer Pelai

Calles
Los inicios de la calle Pelayo se remontan a mediados del siglo XIX, con la demolición de las murallas y la necesidad de crear una vía que partiendo desde las Ramblas fuera rodeando la antigua muralla hasta confluir nuevamente con ella en su comienzo. Se dividió en varias zonas según su recorrido: Pelayo, Plaza Universidad, Ronda de San Antonio, Ronda de San Pablo, Marqués del Duero (hoy Paral-lel) y Josep Carner.  Su trazado iba en paralelo al tramo de muralla que unía las Torres de Canaletas con el Baluarte de Talleres donde hoy está la Plaza Universidad.
Algunas crónicas sostienen que pronto se plantaron plátanos que ofrecieran sombra a los paseantes, pero aunque estos árboles adquirieron una gran copa y frondosidad,  estos fueron arrancados en 1886 y fueron sustituidos por acacias, pese a las quejas de los ciudadanos, porque a pesar de haber ganado en aroma con ellas, habían perdido mucha sombra al realizar sus paseos.
Pero al igual que sus antecesores las acacias, tampoco tuvieron una larga vida en la calle, las aceras no muy anchas y la aglomeración de gente en el lado mar y la situación en el primer tramo (el más largo en el lado montaña) de la estación y las vías de superficie de los ferrocarriles de Sarria, aconsejaron su eliminación definitiva, la cual se realizó en 1909
La calle Pelayo es una de las más comerciales de Barcelona, y aunque su recorrido es muy corto apenas dos manzanas del ensanche, (Ramblas, Balmes y lo que supondría, la calle Enrique Granados, si no estuviera cortada por la Universidad), es una calle en el que número de tiendas, supera al número de edificios que tiene la calle. En especial en su lado mar, ya que hasta su urbanización con la construcción del edificio del Triángulo, la parte montaña que iba de Plaza de Catalunya a Balmes estaba ocupado por la estación del tren de Sarria, cuando este circulaba en superficie y por un solar (Cuando se soterró la estación), que estaba dedicado a un aparcamiento municipal hasta que se decidió la construcción del mega edificio comercial.
Esto sin duda alguna marco a la calle en su aspecto comercial, (con algo común en muchas ciudades, que tienen un lado mucho más comercial que el otro) en este caso  los motivos de sus inicios estuvieron marcados por el tren, pero ahora nada de esto existe y mientras ves la acera del lado mar está repleta de gente en su lado montaña puedes pasear más tranquilamente.
Pese a que existen algunas leyendas sobre este fenómeno, que algunos potencian especialmente en los blog, en los que puede escribir el visitante. Yo creo que la realidad fue que mientras en la cera del lado mar, la gente que subía por la Ramblas y quería ir hacia la Plaza Universidad no tenía que cambiar de acera, al igual que los que venían de las Rondas y debían ir hacia Plaza Catalunya debían hacer lo mismo.
Los de la Acera del lado montaña, se encontraron con el problema que la primera parte de la acera estaba ocupada por la estación del ferrocarril. Cuando se soterró este y su abrió la calle Balmes, tenías el problema de los cruces que debías hacer para seguir por la calle. Esta es a mi modesta opinión el porqué de la diferencia en cuanto a tránsito de gente.
En su lado mar la calle tuvo durante el siglo XX un gran número de comercios que fueron cambiando de negocio a través de los años y que casi ninguno continúa abierto en nuestros días los números y comercios que ocuparon los números de la calle fueron:
En el lado mar:
2 La Moncloa tienda de Licores.
4 Pastelería Inglesa, en 1925 los dos edificios fueron ocupados por un edificio de 5 pisos y que fueron los célebres “Almacenes El Águila”, que fueron destruidos en un incendio el día 6 de junio de 1981.
6 “Feyto Valero” Papelería y objetos de escritorio. En el portal de la escalera de vecinos, aprovechando la anchura que tenían las edificaciones antiguas, se había instalado una tienda de golosinas, en la cual había comprado yo verdaderas delicias.
8 “La Cocina Moderna”, La revista comercial iberoamericana “Mercurio” y la “Pastelería José Creus”. En 1940 desaparecieron los comercios y en su lugar se construyó el “Cine Pelayo”, más adelante se inauguró el “Petit Pelayo”, en la portería que servía de entrada a los pisos superiores se encontraba el Splendid Hotel en la entrada de la escalera a mano derecha había un pequeño estanco.
10 En su principio tuvo la tienda de baterías de cocina y lavadoras “Salvador Blasi”pasando a ocupar el número 8 con el nombre de “La Cocina Moderna”, la clínica dental “Arbó”. Después  se instaló “Paños Ramos”, una pañería muy famosa que había en Barcelona, con sucursales en diferentes capitales de España tenía su fábrica en Sabadell. Después paso a ser una de las tiendas de fotografía  “Nivel 10”
12 “Anglo Española de Electricidad”, Electrodomésticos y Teléfonos. En la década de los 50 paso a pertenecer a Unión Suiza”, una tienda de Joyería y Relojería. En la década de los 60 paso a ser regentada por un nuevo propietario y aunque siguió en la misma línea de comercio su nuevo nombre comercial  fue el de “Kronos”.
14 Este edificio pasó por tener la Galería de Arte, “Artis Imperio y la “Academia Hispano-Americana de Comercio”. Paso a ser una sucursal de “Hijo de Guillermo Puig”, comercio dedicado a la venta de artículos de importación y elementos musicales, que traspaso el negocio en 1934 a los “Almacenes Alemanes” para su ampliación. En la década de los 60 el negocio pasó a denominarse “Almacenes Capitolio” (Al cambiar la orientación del negocio), los cuales ocuparon los comercios de las tiendas de los números: 14, 16, 18, 20 y 24 por lo que la circulación por el interior del almacén representaba un gran laberinto para que los clientes encontraran lo que buscaban. Se hicieron famosos por poner en sus puertas una serie de vendedores con ofertas muy económicas.
16 La joyeria “Vilaplana” especialista en Binoculares, algo se puso de moda a primeros del siglo XX y Camisería y Corbatería “Luis Armengol”, después paso a ser una tienda de los célebres “Calzados Segarra”, una tienda legendaria de la postguerra, que tenía otra tienda en la Vía Layetana junto al cine “Palacio del Cinema” y  que se hizo famosa por la fortaleza de sus zapatos, no eran bonitos eran fuertes, lo que hacía que duraran mucho tiempo, eso si no podías tener los pies delicados ya que eran súper duros pero duraderos, luego paso a ser uno de los locales de “Almacenes Capitol”.
18 “Calzados Miro”, Aparatos de precisión “Dalmau”. La Peluquería “Violetas Imperiales” el estanco “Auber”. Después en este número estuvo “Photomaton Fotos X”, establecimiento (en el que con motivo de la instauración del DNI, que entro en vigor el 2 de marzo de 1944), se realizaban las fotografías llamadas en el acto (tenías que esperar un rato para que te entregaran las copias), a lo largo de la calle se instalaron hasta tres establecimientos de este tipo. Luego fue adquirido por los “Almacenes Alemanes” que pasaría a ser con el tiempo “Almacenes Capitol”.
20 “Librería Perello”. Paso luego a ser “Almacenes Alemanes” y “Almacenes Capitol”, una vez cerrados los almacenes se dividieron los locales por edificios. El primer “Happy Books” que abrió sus puertas en el número 20 fue en verano de 1987, entonces cerca de la redacción de “La Vanguardia”, disponía de planta baja y sótano. El acceso a la tienda no tenía puerta. La tienda cerró sus puertas en 2012.
22 A primeros de siglo estuvo la tienda de la empresa cementera” Fradera y Butsems”, que tenía la fábrica cementera en Vallcarca (Sitges), luego fue adquirido el local por los “Almacenes Capitol”, a su cierre, estuvo una tienda de discos “Discos Balada” la cual también cerro en el 2006.
24 La Tienda de modas, “Casa Torres” y el “Colegio Cataluña”, academia de estudios comerciales, pasando luego a ser “Almacenes Alemanes” y “Almacenes Capitol”. Con el cierre de “Almacenes Capitol”, los locales comerciales se dividieron y el número 24  fue ocupado por las tiendas de “Fotografía Jordi Bas” y de musica “Discos Balada”.
26 “La Sirena”, una Corsetería que tuvo una historia (Real o Leyenda), que fue portada de los rotativos de la ciudad y los cotilleos ciudadanos. Durante los años 70, la ciudad se hizo “eco”, de que en la tienda dedicada a la ropa interior femenina, tenía unos probadores, con unos espejos especiales de dejaban ver todo lo que sucedía en su interior sin que la clienta se diera cuenta que la estaban observando, esto que por sí solo ya era un delito grande , carecía de importancia si lo comparábamos con la segunda parte de la historia que decía, que alguna de las clientes que cumplían con el perfil que buscaban, eran secuestradas y enviadas posteriormente al Oriente Medio para ejercer la prostitución. En el entramado se llegó a poner el nombre de algún personaje famoso que estaba involucrado en aquella operación de trata de blancas. Verdad o mentira, ¿información desleal de la competencia?, hicieron que “La Sirena” tuviera que cerrar sus puertas ante la falta de clientela por el recelo ocasionado. Hoy en día es la tienda de ropa femenina “Felgar”.
28 Desde 1903 fue el edificio de “La Vanguardia”, aunque este diario tiene el sello de “la Familia Godó”, fue fundado en 1881 por el periodista Jaume Andreu, en la calle “Les Heures” y vinculado al Partido Liberal, no fue hasta 1887, que fue adquirido por Carlos Godó, quien a principios de 1888, con motivo de la Exposición Internacional, lo presento como diario independiente con ediciones de mañana y tarde. A finales de 1903 se trasladó a la sede de la Calle Pelayo en donde ha estado hasta 2004, que se instaló en la Diagonal de Barcelona quedando el edificio como un nuevo hotel de la ciudad, “Catalonia Ramblas”.
30 Muebles y decoración “Magin Palladors”, después “Almacenes Berlín”, luego estuvo ropa de complementos y hogar “Segura”.
32 A primeros de siglo estuvo la camisería y corbatería “Francisco Puig”, en la década de los 30 la “Camisería Royal”.
34 La primera tienda fue la camisería y corbatería “Vicente Banquells”, después pasó a ser en los años 50 una tienda de Fotografía, trenes eléctricos y coches escaléxtric “Palau”.
Tiendas Antiguas de la calle Pelayo: Primero lado Mar y Luego lado Montaña
38 Tienda de “Fotografía Gausí”, luego a partir de los años de 1918 estuvo la “Pastelería y el Horno Cisne”, a mediados de los 80 se convirtió en una tienda de electrónica, “Gran Bazar de Barcelona”, más tarde fue un restaurante de comida rápida de la cadena “Bocatta” y finalmente una tienda de moda.
40 “Thonet Hermanos”, hijos de Michael Thonet, fabricante de las célebres “sillas Thonet”, durante unos años puso la distribuidora de sus sillas en Barcelona. En la década de los 30 adquirió el local la tienda de muebles y decoración “Castelltort”. En la década de los 60 la cadena de urgencias “Cruz Blanca”, se instaló en el primer piso. En la entrada de la portería del edificio de vecinos se instaló desde 1932 “El Gato Negro”, una tienda de Lotería. Su historia empieza en 1912, en la calle Ample de allí se  trasladó a la calle Rosal junto al popular “El Molino” en ese lugar y por una inercia popular los clientes empezaron a llamarla “El Gato Negro” nombre que se hizo tan popular que en el momento de su traslado a la calle Pelayo quedo definitivamente como el nombre de la administración.
42 Los primeros edificios que se recuerdan de principios del Siglo XX son La farmacia “Central Española” y la droguería “Hijo de Jose Vidal Ribas”. En los años 30 el comercio perteneció al “Banco Urquijo Catalán” y a partir de los años 30, paso a ser una sucursal del antiguo “Banco Hispano Americano”. Después fue una tienda de ropa “Stradivarius” y hoy es “Foscop”.
44 A principio del siglo XX, estovo la funeraria “La Egipcia” pasando en los años 30 a ubicarse la joyería “Fuset y Grau”.
46 Estuvo la librería “Domingo Ribó”, la agencia de publicitaria  “Publicidad Alas”.
48 “Peluquería Montesinos”, en la década de los 50 se ubicó la tienda textil “Paños Cima”, hoy está ubicada la tienda de ropa “Promod”.
50 La primera tienda conocida fue la tienda de muebles “Jaime Homs”, el comercio fue adquirido por “Ochoa Muebles”, principios de los 40 el negocio paso a ser de “Pañerías Reunidas”, pero la proliferación de este tipo de comercio en la zona hizo que estas cerrasen pasando a regentar el local la tienda de electrodomésticos y fotografía “Foto Club”, en 1949 que pronto tuvo una gran aceptación por parte del público, máxime cuando corrió la voz que una hija del dueño estaba prometida con el central del Futbol Club Barcelona Gustavo Biosca, tras la proliferación de las tiendas de electrodomésticos y la guerra de precios del momento cerró sus puertas en 1983.
52 Estuvo la “Librería Bastinos”.
54 Estuvieron los “Almacenes Damians”. Luego después del incendio de “El Siglo” de las Ramblas, este paso a ser el nuevo centro comercial “El Siglo”, hasta su nuevo incendio en la actualidad es “C&A”.
56 Equipos electrónicos “Olivé”, paso a ser en los años 30 un comercio de mantelerías  y confección “Casa Rosich”, luego una tienda de Photomaton, luego estuvo instalada la perfumería “Pelayo”, La Farmacia “Pujol & Culllell” y la Administración de lotería número 13.
58 Corsetería “Rodolfo Martinez”, luego “Banco Hispano Americano” que a partir de la década de los 30 se traslado al número 42. En la década de los 30 fue el Restaurante “Granja Royal”, hasta mediados de los 50 se convirtió en la tienda de artículos de goma y baño “Papiol”.
60 Primer bar restaurant automático tipo Self Servis “América Bar” de 1912 a 1938, Tienda de Alfombras Moquetas y ropa de Casa “Almacenes Rodriguez”.
62 “Café Pelayo”, inaugurado en 1875 con dos puertas de entrada y una sala de billar en los sótanos, cerró sus puertas en 1895. Después en el edificio se instalaron varios comercios en las tiendas y en los pisos: La tienda de instrumentos astronómicos, óptica, microscopia, meteorología, “Raig”, situada en la esquina de Pelayo con Ramblas, La tienda de ropa “Paños Julià” que cerro sus puertas en 1968. En eñ ático o terrado estuvo el estudio fotografía  “Amadeo” especialista en retratos. La jotería A. Valenti.
En el lado montaña:
En el tramo de la plaza de Universidad a Balmes estuvieron los locales siguientes:
1 Construcciones y pavimentos Miró Trepat, la “Filatelia Majo”, que edito un catálogo y álbum de sellos para que los coleccionistas de sellos tuvieran una información y en donde conservar los sellos. “Discos Odeón”, “P. Huc-Minerva” una empresa dedicada a la venta y mantenimiento de máquinas calculadoras de oficina, la zapateria “Cadira”. “Modern Radio”, venta de aparatos de radio.
3 “Aguas Azoadas Corominas”, aguas nitrogenadas la escuela de “Radio Maymó”, celebre porque en tiempos en que no había televisión el único entretenimiento de las familias eran los aparatos de radio, que entonces iban con una especie de bombillas “Válvulas”. En la escuela al empezar el curso recibías el material para poder realizar un aparato propio y lo que era mejor cogías la experiencia para poderte dedicarte  a la posterior reparación de aparatos.
5 La gasolinera “Pati Blau”, hoy en día es un pasaje entre la Ronda Universidad, Pelayo por donde se puede pasar con coche para entrar al Hotel. No existe como número de calle.
7 Bañeras y lavabos “Sauret”, después se convirtió en tienda de electrodomésticos, que estaba especializada en los primeros aparatos de aire acondicionado y en las primitivas lavadoras.
9 Farmacia “Casa Serra”, La tienda de fotografía “Casa Pérez”, electrodomésticos “Pelayo Radio” y la farmacia “García Haro”
11 Almacenes de moda y sastrería “Old England”, en la década de los 30 se convirtió en la tienda de compra y venta “Galerías Jenny” y la tienda de calzados “Minerva”. En los años 50 paso a ser la sucursal número 6 de la “Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona”. Dicha caja estaba especializada en recibir joyas y objetos valiosos como prenda de un dinero prestado. Con el tiempo dicha caja se unio con la “Caja de Pensiones para la Vejez y Ahorro”, fundando “La Caixa” que la que conocemos todos en nuestros días. Después se instaló la Peletería “Ballart”
Pese a que existen algunas leyendas sobre este fenómeno, que algunos potencian especialmente en los blog, en los que puede escribir el visitante. Yo creo que la realidad fue que mientras en la cera del lado mar, la gente que subía por la Ramblas y quería ir hacia la Plaza Universidad no tenía que cambiar de acera, al igual que los que venían de las Rondas y querían ir hacia Plaza Catalunya debían hacer lo mismo.
Las personas que querían ir por la acera del lado montaña, se encontraban con el problema que la primera parte de la acera estaba ocupada por la estación del ferrocarril y no apetecía pasear por ella. Cuando se soterró la estación y su abrió la calle Balmes, los peatones tenían el problema de los cruces que debías hacer para seguir por la calle Pelayo. Esta es a mi modesta opinión el porqué, de la diferencia en cuanto a tránsito de gente.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal