Palacio Robert - Palau Robert - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Palacio Robert - Palau Robert

Edi. Oficiales
El Palau Robert sede oficial de la oficina de Turismo en Barcelona de la Generalitat de Catalunya, fue en su día residencia privada de Robert Robert i Suris, el cual adquirió en su día unos palacetes que habían sido construidos en aquella zona del Paseo de Gracia, Córcega Diagonal.
Hombre influyente, era un conocido financiero  y asesor de las más importantes empresas de la época. Fue elegido presidente de la Cámara de Comercio el año 1913 y del Banco Hispano Colonial. Se dedicó como casi todos los hombres importantes de la época a la política militando en el partido conservador. Su implicación en la vida pública le valió varias distinciones: en 1888 el Papa León XIII le concedió el marquesado de Robert, en 1891 la regente María Cristina le nombró conde de Serra y Sant Iscle, en 1907 le concedieron el título de conde de Torroella de Montgrí con Grandeza de España y por último en 1912 recibió la Gran Cruz del Mérito Militar.
Edificio, de estilo neoclásico, fue proyectado por el arquitecto francés Henry Grandpierre, que había trabajado en la Exposición Universal de París (1900), las obras fueron dirigidas entre 1898 y 1903 por el arquitecto Joan Martorell i Montells. El Palau Robert, la Casa Mila y los edificios que se construyeron en la llamada manzana de la discordia empezaron a dar categoría a aquel nuevo paseo que unía la Barcelona antigua de las murallas  con el municipio cercano de Gracia.
En los años 30 del siglo XX, el edificio pasó por varios episodios, de posible venta, el más importante fue el intento de construir un complejo lúdico importante “The Lido”, el cual no llego a realizarse por falta de inversiones. En el mes de noviembre de 1936 el entonces Consejero de la Generalitat Josep Tarradellas dedico dicho palacio a la sede del Departamento de Cultura de la Generalitat, fue durante la guerra oficina de envíos a combatientes del bando republicano.  En 1936 fue la sede de la  Agrupación de Escritores Catalanes. Finalizada la guerra se ubicó en él la oficina de recaudación de donativos al gobierno de Franco.
Al principio de los cuarenta, los familiares  recuperaron la propiedad y la vendieron a Julio Muñoz Ramonet, que junto a su hermano Álvaro, construyen su imperio comercial. Julio Muñoz Ramonet, fue uno de esos empresarios, nacido después de la guerra que arraso con todo lo que se le ponía por delante obrando sin ningún tipo de escrúpulos, construyendo un imperio de más de veinte importantes negocios, entre ellos la fábrica  Can Batlló, los grandes almacenes El Siglo y El Águila, (ambos acabaron destruidos por el fuego).
Fijo la sede central de sus actividades financieras en el Palau Robert, fundó y administró multitud de empresas entre ellas la "Inmobiliaria el Águila", la Compañía Internacional de Seguros, “Comar” Sociedad Anónima, Sociedad Anónima Muñoz de Navegación y Comercio Exterior, la Compañía Internacional del Corcho. Sus empresas llegaron a tener, unos 45.000 trabajadores. Su boda con Carmen, hija del dirigente del Banco Central, le dio acceso al crédito bancario, pero pronto sus continuos trapicheos comerciales, le hicieron entrar en conflicto con el Banco Central que finalmente, se hizo con su propiedad del edificio.
Durante los años siguientes por el edificio pasaron varias empresas comerciales. En 1981 La Generalitat de Catalunya adquirió el edificio  y después de una profunda restructuración, en 1997 abrió sus puertas con el nombre de Palau Robert. Centro de Información de Cataluña.
El Palau Robert tiene una Web en la que se puede ver todas las actividades de la misma.

Regreso al contenido