Palacio de las Bellas Artes – Palau de las Belles Arts - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Palacio de las Bellas Artes – Palau de las Belles Arts

Edi. Oficiales
El Palacio de las Bellas Artes fue un edificio construido con motivo de la Exposición Universal que se celebró en Barcelona en 1888. El edificio fu destinado a exposiciones artísticas, conciertos y eventos culturales y sociales. La estructura de hierro permitía cubrir un gran salón de actos. Destacaban las cuatro torres de ladrillo visto en las esquinas, coronadas con cúpula las dos de la fachada principal que daba al Paseo Pujadas.
Estaba situado en lo que hoy es el Paseo de Lluis Companys, con el Paseo Pujadas y formaba un triángulo cuyo tercer lado era la calle Comercio. La construcción de la obra corrió a cargo del arquitecto August Font i Carreras, que comenzó su actividad dirigiendo las obras de restauración de la Basílica del Pilar, la finalizo la fachada gótica de la catedral de Santa Eulalia de Barcelona, concretamente el cimborrio y fue el arquitecto de la Plaza de Toros de las Arenas.
El edificio tenía una planta rectangular y hacía 91 x 50 metros, en gran parte ocupados por el impresionante salón central “Gran Salón de la Reina Regente” con 2.000 metros cuadrados de superficie. Fue testigo el 20 de mayo de 1888 de la inauguración de la Exposición por parte de la reina regente María Cristina y de su hijo Alfonso que se acabaría convirtiendo en Alfonso XIII.
El salón contaba con un gran órgano construido por Aquilino Amezua Jaúregui que tenía cinco teclados manuales, pedal y 70 juegos, funcionaba con electricidad, en ese momento, era uno de los mejor órganos de su tipo en Europa. 
Desde entonces fue escenario de fiestas, congresos y conciertos, e incluso fue la primera sede del Museo Municipal de Bellas Artes de Barcelona entre 1891 al 1915. También se celebraron varias ediciones de los Juegos Florales, la inauguración oficial de la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares el 16 de abril de 1904 actualmente "La Caixa". E 1910 el congreso de Solidaridad Obrera donde se fundó la CNT y en 1919, la primera edición del Salón del Automóvil de Barcelona.
La Orquesta Sinfónica de Barcelona y la Banda Municipal de Barcelona ofrecieron con regularidad conciertos en el recinto. Entre 1930 y 1936 fueron muy populares los conciertos de los domingos por la mañana y que transmitían por radio. La entrada con derecho a asiento sólo costaba una peseta, siendo gratis para los que no se sentaban.
Durante la guerra civil sufrió como muchos otros edificios los bombardeos de la aviación aliada a Franco, el peor de todos se produjo en 1938, ya que la Aviación Legionaria Italiana desplego unos de los peores bombardeos que sufrió la ciudad en el cual sus objetivos aparte de los naturales raid que efectuaba, se cebó en los edificios de alto valor artístico, uno de ellos impacto de lleno en el Palacio que lo dejo semi-destruido.
En 1940 se barajaron varias posibilidades para su remodelación entre ellas un proyecto para transformarlo en la estación central de autobuses de la ciudad. Fue demolido durante el verano de 1942, argumentando su mal estado, aprovechando para vender el hierro de la estructura. En el solar se levantó posteriormente el edificio de los juzgados municipales.
En el edificio judicial del paseo de Lluís Companys, frente al Palau de Justicia, solo queda medio siglo de historia. Los antiguos calabozos huelen a humanidad y en sus paredes se encuentran los escritos que los detenidos han dejado como huella de su paso.

Regreso al contenido