Hotel Oriente - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hotel Oriente

Hoteles
Cuando paseamos por las Ramblas, pocos pueden pensar la transformación sufrida por este paseo a lo largo de los siglos. Lo primero que tenemos que saber es que en sus orígenes la actual Ramblas era un camino que estaba dividido por la segunda muralla en la parte del barrio gótico y un descampado en la zona del Rabal que poco a poco con la construcción de la tercera muralla fue adquiriendo visos de paseo.
En el empezaron a construirse conventos que pertenecían a las distintas congregaciones que venían a evangelizar a los ciudadanos y que al no encontrar solares para su instalación fueron creando conventos que con el tiempo fueron desapareciendo: San Francisco y Santa Madrona en la parte del barrio gótico y Santa Mónica, San Pedro Nolasco, Santo Ángel, San Buenaventura, San José de Nazaret y del Convento del Carmen en la zona que entraba en el recinto de la tercera muralla y que pertenecía al Raval.
En el número 45 de la rambla en 1628 se fundó bajo el mecenazgo de Pere Canals el principio de lo que sería luego una iglesia que se consagro en 1634 y que después se añadiría un convento que se construyó entre 1662 y 1670, San Buenaventura dirigido por los padres franciscanos, que los ampliaron en 1670 para convertirlo también en un colegio de gran renombre en el que se impartían entre otras materias las clases de Filosofía y Teología.
Con la desamortización de terrenos en 1835, el convento fue abandonado por los franciscanos y en su lugar la familia italiana Durio, construyo un palacete, construyendo “La Fonda de Oriente” aprovechando parte de la antigua construcción en especial el Claustro el cual lo reconvirtieron en el salón principal como comedor de grandes acontecimientos. 
Se inauguró el 21 de abril de 1842 y fue un acontecimiento que se resaltó en todos los periódicos de la ciudad, en especial el “Diario de Barcelona”, que dedicaba un artículo en el que comentaba que era el primer hotel de la ciudad en incorporar la iluminación, con la novedosa tecnología de realizarla con la incipiente “Luz de Gas”. Hoy en día los que lo visitan pueden comprobar que todavía se conservan unas espectaculares vidrieras que fueron hechas al ácido.
En el Hotel Oriente estuvo hospedado durante unos días en 1914 el torero Joselito que según el número 12 la revista “La Lidia”, publica una fotografía del torero en la cama reponiéndose de la cogida
En 1931 el hotel toma el nombre de “Hotel Oriente”. Entre sus huéspedes más famosos de aquellos tiempos se encuentran: El escritor Hans Cristian Andersen, el cual realizo una visita en 1862, el actor norteamericano Errol Flynn y en el siempre que toreaba en Barcelona, se vestía de luces Manuel Laureano Rodríguez Sánchez, más conocido como “Manolete”. El 30 de agosto de 1934, se ofreció un banquete en honor del presidente Azaña.
En 1936 el hotel fue como tantos otros ocupado por la CNT, aunque siguió dando servicio a los corresponsales de guerra, no era raro ver a los periodistas compartiendo mesa con los milicianos.
Hoy en día el hotel pertenece a la cadena Atiram, la cual restauro tanto el interior como la fachada para dejarlo en un aspecto moderno y confortable. No obstante existen todavía zonas muy antiguas (no visibles todavía) en la que está trabajando para su total restauración.
El edificio actual tiene dos plantas más que el original pero mantiene algunos vestigios de su pasado franciscano, como el salón Condal, que era el claustro de la antigua escuela. Ahora este salón está inutilizado porque en él se llevan a cabo trabajos de restauración, fue lugar de banquetes y recepciones de personalidades políticas y sociales durante una parte del siglo XX.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal