Óptca Cottet - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Óptca Cottet

Comercios
La historia  de Ópticas Cottet empieza en el pueblecito francés de Morez, (en el seno de una familia, dedicada a la oftalmología propietaria de la empresa “Fabrique d’Horlogerie & de Lunetterie Jules Cottet”), en 1865, fecha en que nació Constantino Cottet.
En 1888, con motivo de la Exposición Universidad de Barcelona, Constantino llega con 23 años a Barcelona como embajador de la empresa familiar, para participar en dicho evento y recibe un impacto que le deja prendado de la ciudad y decide afincase en ella y fundar la compañía Óptica Franco Española en el 2009, en el primitivo Portal del Ángel nº 12, hoy en día con la transformación de la avenida (aunque en el mismo lugar) con el número 40.
Constantino murió muy joven con tan solo 50 años en 1915, pero dejo una primera generación de tres hijos Fernando, Rolando y Renato; que fueron elementos primordiales para la consolidación de la empresa y para aumentar su presencia en España. Los dos mayores quedaron en Barcelona i el pequeño Renato debido a unos problemas de salud, se instaló en 1930 en Madrid de un clima mucho para los pequeños problemas respiratorios en la calle Príncipe, 15 donde desarrollo su labor
Los conocimientos adquiridos en la empresa familiar hacen que Constantino  Cottet, pronto convierta el negocio en la principal óptica no solo  de la ciudad sino del resto de Europa, prueba de ello están dos de los casos que causaron impacto en aquellos tiempos : El anuncio de la óptica Roselló de  la Roda de San Antonio que para promocionarse insertaba unos anuncios en La Vanguardia promocionándose como antiguo dependiente de “Óptica Cottet”, como si haber trabajado en ella era una garantía de un buen producto y el comentario de La Vanguardia del día 30 de abril de 1922, en la que se agradecía a la Óptica, la estima que la profesaba la Santa Sede ya que había sido proveedor oficial de los anteojos usados por Benedicto XV y de los de Pio XI.
En 1937 durante la Guerra Civil, los tres hermanos se trasladaron a Sevilla, donde fundaron la empresa “Industria Nacional de Óptica”, fue el embrión de la futura fábrica de cristales y monturas “Indo”, establecida en 1963 en el barrio de Santa Eulalia de Hospitalet del Llobregat y que estuvo en activo hasta el 2007, fecha en la que se cerró la fábrica, el edificio fue derribada y en su lugar se construyeron varios bloques de pisos.
Durante mucho tiempo la óptica fue creciendo adquiriendo poco a poco los pisos superiores de la finca, (aparte de ir abriendo diferente tiendas en diferentes ciudades españolas), en 1956, Xavier Cottet, fue el responsable de instalar el monumental termómetro que difunde en la fachada la temperatura de la ciudad, con un pesa de dos toneladas y una altura de 22 metros. El termómetro que dejo de funcionar en el 2009 fue renovado tecnicamente, sustituyendo los 710 tubos de neón, por nuevas lámparas led, lo que no sólo permite ahorrar energía, sino que hace más visible la temperatura, incluso con la claridad del día.
En diciembre de 1989 después de la restauración de todo el edificio se inauguraron las nuevas instalaciones, con grandes cambios en diseño del edificio y en tecnología de sus instalaciones, ampliando su aportación a los elementos de asistencia a enfermedades del oído.
En 1992, con motivo de las Olimpiadas de Barcelona desplego una campaña promocional.
Hoy en día está dirigida por la cuarta generación de su fundador Constantino Cottet, los cuales han dado un importante impulso a la empresa, no solo en los tratamientos de vista y oído, sino creando una espectacular dedicación a las gafas de sol, con tiendas que pueden contemplarse en diferentes aeropuertos.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal