Teatro Circo Olympia – Teatre Circ Olympia - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Teatro Circo Olympia – Teatre Circ Olympia

Teatros
El teatro circo Olympia, fue construido en la esquina de la Ronda de San Pablo con la calle Aldana, las obras empezaron en 1919 y se encargaron al arquitecto Francisco Folguera Grassi, el cual construyo un edificio con estructura de hierro capaz de admitir una capacidad de 6.000 espectadores, cifra que se antoja, (aun en nuestros días) como una cifra importante para un local de espectáculos diario. Unos años antes a finales del Siglo XIX había existido en Barcelona en la avenida de Marqués del Duero un teatro Olympia que nada tuvo que ver con este nuevo teatro. 
La fachada de estilo novecentista con elementos de tierra cocida y estucado acabada con una terminación superior en forma triangular que ocupaba la parte del chaflán que le daba un aspecto clásico. El interior espectacular para aquella época, tenía una platea con 3.000 butacas que estaba diseñada para poder facilitar la visión desde cualquier lugar, había sido diseñada al estilo de los pabellones deportivos de hoy en día inclinando la parte trasera de forma que los espectadores de las últimas filas no tuviesen ningún problema de visión con el espectador de delante.
Se construyó un piso superior con el fin de dar la posibilidad de ofrecer un grupo de localidades a precios mas asequibles que aunque gozaban de la misma visibilidad le alejaba un poco del espectáculo.
La pista de circo era móvil, ya que en su parte inferior se había construido una enorme piscina con una capacidad de 300.000 litros de agua. En aquellos tiempos en que los espectáculos acuáticos, se habían puesto de moda a través de las películas musicales americanas los espectáculos acuáticos tenían mucho éxito. Las obras quedaron terminadas en 1923. Las dimensiones y el equipamiento escénico y estructural del teatro permitían de hacer grandes espectáculos.
La inauguración tuvo lugar en fechas cercanas a la navidades en 1924 bajo la iniciativa del empresario Jose Ventura Gannau, el cual conto para el evento con un espectáculo que solo con el anuncio causo un expectación fuera de serie: Elefantes, Caballos adiestrados, Focas, números musicales, Fue durante mucho tiempo un lugar de los más visitados de la ciudad, ya que no solo accedían espectadores de la ciudad sino que venían verdaderas excursiones de los pueblos cercanos no solo para ver el espectáculo sino para conocer el edificio.
Por su gran aforo el local fue utilizado por los partidos políticos y sindicatos obreros para celebrar sus mítines en tiempos de la segunda república. Acabada la guerra civil, lo primero que hizo el régimen franquista fue cambiar y españolizar el nombre suprimiendo la “y” por la “i”. En aquellos tiempos la sala cambio su programación de teatro por la de cine en el que se programaban “Reestrenos Preferentes”, dotando al local de equipos de Alta Fidelidad. La Obra Sindical de Educación y Descanso aprovecho la capacidad del local para organizar las matinales de los domingos eventos musicales. 
En 1944, unos días después de su presentación en el Palacio de la Música “Palau de la Música”, se hizo un concierto popular de presentación de “La Orquesta Municipal de Barcelona”.
El 28 de febrero de 1947, después de unos años en que la afluencia de espectadores había bajado ostensiblemente y los gastos de mantenimiento eran debido a su capacidad difíciles de amortizar se despidió el teatro con una representación de la Opera “La Bohème”.
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal