Calle del Obispo – Carrer del Bisbe (revisada el 19-9-2017) - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Calle del Obispo – Carrer del Bisbe (revisada el 19-9-2017)

Calles
Sin duda alguna es una calle muy corta, que ha dado mucho que hablar, fue la arteria principal de la ciudad en la época romana y hoy en día es una de las más visitadas por los turistas, que se desplazan al barrio gótico desde la Catedral a la Plaza de San Jaime o viceversa. Tiene uno de los lugares más fotografiados de la ciudad y no será por su antigüedad, el puente que une la Casa dels Canonges (Casa de los Canónigos) con el Palacio de la Generalitat, su construcción, (todavía no tiene un siglo), se construyó en 1928 por Joan Rubió i Bellver, discípulo de Gaudí, con el que colaboro en varios proyectos.
Pero empecemos desde el principio; acaba por la única puerta existente de la primitiva Barcino: Porta Praetoría, (las otras tres desaparecieron con el tiempo, Porta Documana, Porta Principali Sinistra, Porta Principale Dextra), es la única que podemos contemplar (restaurada), cuando desde la Plaza Nueva y Avenida de Catedral nos desplazamos a la Plaza de San Jaime.
Plaza de valor histórico, restaurada a principios del siglo XIX, cuando se derribó la iglesia de San Jaime y se construyó la nueva fachada del ayuntamiento, entre 1840 y 1931, tomo el nombre de plaza de la Constitución, pasando a partir de entonces a su primitivo nombre tomado de la iglesia desaparecida.
La calle se llamó en un principio, calle de la Diputación, porque en ella estaba la puerta principal del Palacio de la Diputación de Cataluña. A partir de 1714, después de la guerra de Sucesión, cambio el nombre por el del Obispo, al tener en ella la sede del palacio episcopal en la entrada de la calle. Durante un escaso periodo de tiempo se bautizó como calle de Zurbano, pero al poco tiempo volvió a su nombre de calle del Obispo.
Después de la guerra civil, la calle cambió su nombre por la del obispo  Irurita (Manuel Irurita Amandoz, nacido en 1876 en Larráinzar, Navarra), nombrado obispo de Barcelona en 1930, figura del nacionalcatolicismo, beligerante contra la república y contra marxistas, liberales, masones y separatistas.
Presuntamente murió asesinado el 3 de diciembre de 1936, fusilado por anarquistas de la FAI, en el cementerio de Moncada y Reixach,  “digo presuntamente” porque después de tantos años, todavía existen serias discrepancias sobre el tema, mientras unos dicen que está enterrado en la Catedral, otros aseguran que no fue asesinado y que lo vieron con vida en 1939.  
Ante las dudas y las muchas contradicciones, sobre de quien era el cadáver que estaba allí enterrado, en 1940, el odontólogo forense Juan Carol Montfort, realizó un estudio de la dentadura del cadáver enterrado en la Capilla del Santo Cristo de Lepanto y no pudo asegurar que el cuerpo enterrado fuera el del prelado. Francesc  A. Picas autor de la revista  online hispaniamartyr, afirmo en mayo del 2012, que existían argumentos suficientes, para asegurar que los restos del obispo se encontraban en la Capilla del Cristo de Lepanto.  
En la calle se encuentra una pequeña plaza “Garriga i Bachs”,frente a la puerta del claustro de la catedral, entre las calles de San Severo y Montjuich del Obispo. En su día era un edificio adosado al templo de San Severo, comprado por Andreu Garriga i Bachs, con el fin de derribarlo y construir en su lugar un monumento a los mártires de la independencia, conocido también como “A los héroes de 1809”, ocho  barceloneses que lideraron la insurgencia contra las tropas napoleónicas, en el fallido Complot de la Ascensión. Para su realización en 1929, se tuvo que tapiar la puerta lateral en de la Iglesia.
El diseño de la plaza y del monumento se encargó a Pere Benavent de Barberà, el grupo escultórico de bronce a Josep Llimona. En 1929, si estar el monumento terminado ya que faltaba el grupo escultórico, aprovechando la visita de la reina a la ciudad, la plaza fue inaugurada sin estar instalado el grupo escultórico. La llegada de la segunda república descarto terminación del monumento, quedando el grupo escultórico guardado en el taller del artista.   
En 1941  con motivo del 133 aniversario de las ejecuciones, se decidió retomar la finalización del monumento con la incorporación del grupo escultórico de Llimona y de unos relieves de ángeles de alabastro de Vicente Navarro, añadidos al proyecto original, inaugurándose el día 3 de junio. Sobre los bancos a los lados del monumento, se pueden apreciar cuatro grabados que Buenaventura Planella, realizo en 1815. Cada dibujo escenifica un momento del llamado “Proceso de la Ciudadela”: “La última confesión de los condenados”, “el traslado al patíbulo”, “la ejecución y la detención de los sublevados en la Catedral”.
En la placa que hay bajo la escultura de bronce, podemos leer ocho nombres: el del capellán castrense, Padre Joaquim Pou, el rector de la parroquia de la Ciutadella, Padre Joan Gallifa, el  subteniente Josep Navarro, Pere Lastortras, Ramón Mas y Juliano Portet, más adelante se les unieron dos mozalbetes: Salvador Aulet y Joan Masana,  que creyendo que se había logrado el objetivo, subieron al campanario de la catedral para avisar con el toque de campanas pero no las hicieron sonar porque los franceses las habían silenciado. Fueron todos detenidos y ajusticiados el 3 de junio de 1809.
El Puente Gótico diseñado y construido en 1926 por Joan Rubió i Bellver, arquitecto discípulo de Antoni Gaudí, de una gran belleza, esconde un enigma que todavía no ha sido resuelto: Tiene esculpida una Calavera atravesada por una daga, a la que se le han dado diferentes interpretaciones, unía la Casa de los Canónigos “Casa dels Canonges”, residencia oficial de los presidentes de la Generalitat, Francesc Macià, Lluís Companys y Josep Tarradellas, con el Palacio de la Generalitat. A partir de Jordi Pujol, los presidentes de la Generalitat abandonaron el edificio como residencia oficial.
La calle del Obispo jamás ha sido una calle comercial, no obstante en la parte próxima a la plaza de San Jaime ha existido varios comercios y asociaciones.
Nº 1. 1924, La Escuela de Bibliotecarias
Nº 2. 1889, S. Roca, medico oculista. 1909, C. Bonet Duran, patentes de invención. 1914,  El Arte Católico. 1926 Vice Cofradía de la Virgen de Monserrat. 1921, Cerería Luis Codina. 1939, Rafael Monrás, ornamentos de iglesia.
Nº 4. 1883, Inauguración del Circulo Ultramarino. 1894, Creación del centro de los Hijos de Cerdeña. 1902, Centro de Ultramarinos. 1908, Montepío de Quintas.
Nº 6. 1920, José Buxó, concesionario de Motora Naval Ibero Americana. 1931, Escuela de Pedagogía. 1931, Escuela de Administración Publica.
Nº 8. 1907, B. Font sociedad en comandita, fabricante de pianos. 1908, Francisco de Asís Canals, fábrica de lámparas de gas y electricidad.





Regreso al contenido | Regreso al menu principal