Hotel Mas Casanovas actual CEIP Mas Casanovas, Revisada el 11 de abril del 2019 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Hotel Mas Casanovas actual CEIP Mas Casanovas, Revisada el 11 de abril del 2019

Hoteles
La historia del actual CEIP mas Casanovas, se remonta a los tiempos en que la ciudad se encontraba encerrada entre sus murallas y los terrenos que se encontraban entre la ciudad y los pueblos limítrofes, eran propiedad de familias que construían en sus terrenos, una masía para poder pasar las fiestas y la época del verano dedicando el resto del terreno al cultivo del campo.
Los terrenos, habían sido comprados  en 1721, por Antoni de Casanovas i Sierra, tenían un antiguo caserón con un manantial de agua excelente, al que se acercaba el vecindario a buscar agua, la mayor parte del terreno estaba dedicada al cultivo de las viñas y a los cultivos de secano (legumbres, grano, etc.), también poseía una gran cantidad de árboles frutales
La extensión de la finca ocuparía aproximadamente en nuestros días, desde la Ronda del Guinardó a la Travesera de Gracia y desde la Calle Padilla, hasta los terrenos que ocupaba en aquel entonces, la Masía de Can Girapells.
La familia Casanovas, convirtió el antiguo caserón en una masía señorial, junto a la cual construyó una capilla privada para poder celebrar los días festivos, el culto religioso. Los cambios generacionales no influyeron en demasía en el cambio de la propiedad hasta que la finca pasó a manos de Montserrat de Casanovas i Fernández de Landa y de su marido Pere Fargas i Sagristà, los cuales, a finales de septiembre de 1879,  tuvieron que sufrir la llegada de la “Filoxera” a Cataluña, que se vieron obligados a la destrucción de todas sus viñas y buscar otra dedicación a los terrenos de su propiedad.
Como los terrenos de su propiedad quedaban afectados por el plan de construcción del nuevo Hospital Sant Pau, hacen que la familia Casanovas, tomen la decisión de derribar la antigua masía, para construir en un lugar de la finca, un hotel de primera categoría, conocido como “Hotel Mas Casanovas”, una sucursal del Hotel Inglaterra, que estaba ubicado en la plaza Catalunya, primitiva Casa Baixeras y actual edificio de Telefónica, en la esquina de la calle Fontanella con el Portal del Ángel.
Montserrat de Casanovas solicito en 1898 el permiso de obras para construir el hotel de lujo con 30 habitaciones y con la instalación en su edificio de la luz eléctrica, la nueva iluminación que suplía a la iluminación por gas. Para ello había instalado un compresor autónomo que proporcionaba la luz a todas las instalaciones del hotel.
El hotel se inauguró el 26 de septiembre de 1899. El jueves 28 la Vanguardia publicaba un artículo en el que comentaba la noticia, hay que tener en cuenta que en aquellos años el lugar pertenecía al pueblo de San Martin de Provensals ya que todavía el municipio había sido anexionado a Barcelona.
La mala acogida que tuvo desde el principio la lejanía que tenía el hotel, con respecto a la ciudad, obligo a la familia a ofrecer una parte de los terrenos y del hotel al Futbol Club Barcelona, para que usara las instalaciones y intentar dar a conocer el lugar. El Barcelona uso una parte del hotel he instalo su terreno de juego, durante la temporada de 1900.
Debido a la firma de la venta de una parte de los terrenos para la construcción del Hospital de San Pablo, celebrada el 28 de enero de 1901, aunque el acto de la colocación de la primera piedra, no se celebró hasta 1902, el Futbol Club Barcelona, tuvo que abandonar sus instalaciones, jugando su último partido el 18 de noviembre del 1900, esto supuso para el club un continuo deambular por distintos terrenos de juego, hasta su instalación definitiva. El 14 de marzo de 1909, la directiva decide construir un terreno de juego propio conocido como el Campo de la calle Industria o La Escupidora, situado (en la actual calle París, entre Urgel y Villarroel).
Hay que tener en cuenta que la zona en aquellos años carecía de servicios, por lo que aparte de los terrenos para la construcción del hospital, se debía de realizar, la abertura de calles por parte del ayuntamiento y los derechos de paso para aquellas fincas de los alrededores. Las principales la calle Igualdad, desde 1940 calle Cartagena y calle Coelo actual Avenida de San Antonio María Claret.
La familia Casanovas viendo el fracaso del hotel y consumada la venta de los terrenos del hospital y comprendiendo la inviabilidad del hotel decidió ceder el edificio en la Guardia Civil, para que esta lo ocupara como cuartel, cosa que  se prorrogo hasta 1934.
Con la llegada de la republica la Generalitat de Catalunya, decidió requisar el edificio y después de las modificaciones oportunas convertirlo en el Grupo escolar “Pau Iglesias”. Al acto asistieron el alcalde de la ciudad Carles Pi i Sunyer, el concejal de cultura Jaume Serra y el rector de la Universidad autónoma Pere Bosch.
Finalizada la guerra civil en 1940 el edificio volvió a pasar nuevamente como cuartel de la guardia civil  hasta 1950, en esa fecha las necesidades de abrir nuevos colegios, lo vuelven a convertir nuevamente como colegio, pasando a denominarse “Obispo Irurita”.
El colegio, poco a poco fue ganando alumnado, pero la falta de mantenimiento hacen que el deterioro cada vez era más evidente lo que provoco las continuas quejas de los padres de los alumnos que a final consiguieron que se tomara la decisión de remodelar totalmente el edificio. Las obras se empezaron en 1986 bajo la dirección del arquitecto Jordi Romeu, por tal motivo y para poder realizar el trabajo lo más rápido posible, se decidió que el curso 1986/1987, se realizara en unos barracones provisionales colocados en el colegio Jovellanos de la zona. Las obras quedaron acabadas para empezar las clases en septiembre de 1987, aunque este no estaba completamente remodelado.
En 1989 se inauguró de manera oficial el nuevo edificio remodelado, el mismo año se decidió el cambió de nombre  pasando a llamarse CEIP "MAS CASANOVAS", en memoria del primitivo “Mas Casanovas”, ya que el colegio se había restaurado en el propio edificio que ocupaba el antiguo hotel en la calle Mas Casanovas, que también había cogido el nombre de la antigua  masía.
Regreso al contenido