Llano de la Boqueria – Pla de la Boqueria - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Llano de la Boqueria – Pla de la Boqueria

Ramblas
Cuando paseamos por las Ramblas y llegamos al Llano de la Boquería, a muchos nos extraña que ese trozo de la Rambla tenga un nombre diferente al resto del paseo. Algunos lo relacionan con el mosaico de Joan Miro que decora el pavimento que queda frente a la calle Boquería, conocido también como “Pla de l'Os”. La mayoría desconoce que dicho espacio es mucho más antiguo que las  Ramblas.
Cuando en el siglo XIII se construyó la segunda Muralla denominada de Jaime I, las Ramblas no existían y lo que hoy es uno de los paseos más conocidos del mundo solo era una riera maloliente llamada “Riera d'en Malla” (también llamada de Cagadell, Codonell, d'en Bonanat, d'en Ponç o d'en Pomet), nombres dados a las diferentes rieras que bajaban desde el Tibidabo y que cogían el nombre de las masías por la que pasaban, que bajaban  por la actual Calle Balmes y por la actual Ramblas para desembocar en algún punto entre la actual Plaza del Duque de Medinaceli “Plaça del Duc de Medinacelli” y Plaza de la Merced “Plaça de la Mercè”.
La ciudad en el tramo de la actual Ramblas tenía cinco puertas: Santa Anna, de Porta Ferrica “Portaferrissa”, de Santa Eulalia, luego denominada de “la Boqueria”, de Trentaclaus y de Framenors.
La Puerta de Santa Eulalia, tenían un trabajo arabesco que dejo atónitos a los barceloneses que las contemplaban embelesados. El conde Berenguer IV, que las hizo traer desde Almería como trofeo de guerra. El antiguo portal de Santa Eulalia fue rebautizado como de "la Boqueria". Con el derribo de la muralla en 1760 la puerta desapareció y dejó en su lugar la explanada: el Pla de l'Os.
El cronista Víctor Balaguer en su obra “Las calles de Barcelona”, sitúa la crucifixión de Santa Eulalia, en la explanada del Llano de La Boquería. Con la construcción de la segunda muralla, en el siglo XII, la puerta de acceso conocida como Portal de Santa Eulalia, estaba junto a una ermita dedicada a la Santa. En 1863 con el derribo de las murallas la ermita fue derribada y el solar fue adquirido por los Almacenes Santa Eulalia, de ahí el nombre de estos.
El nombre de “La Boqueria”, fue debido a que en la calle Boqueria la mayoría de puestos de venta eran carnicerías que eran regentadas por judíos (que todavía no habían sido expulsados de España) y según algunos historiadores, la calle tomo el nombre de la palabra catalana “boc”, que es el nombre del macho de la cabra.
Con el tiempo los puestos de venta de los agricultores y carniceros, se desplazaron a las afueras de la ciudad, ya que esto les reportaba el ahorro del pago de aranceles de entrada a la ciudad, con el transcurso de los años al construirse la tercera muralla nominada de Pedro el Ceremonioso “ Pera el Cerimoniós”, la riera fue desviada a la altura de la calle Caspe y se comenzó a convertir la Riera en un Paseo que en principio fue adquiriendo los nombres de los lugares por los que pasaba quedando este  lugar que había adquirido la forma de una pequeña plaza como el Llano de la Boqueria “Pla de la Boqueria”.
Fue uno de los lugares más concurridos de la nueva ciudad, si bien las construcciones todavía eran escasas en aquella época, ya que los terrenos eran mayormente ocupados por conventos, hospitales y campos de labranza. Desde el lugar partían los carruajes  que salían por los caminos que luego serían las calles Hospital y del Carmen con destino a la a Madrid y el Norte y por lo que hoy es calle de San Pablo hacía el sur de España. La calle Hospital que iba directamente hasta el vértice de la Ronda de San Antonio y San Pablo, que era una de las salidas de la ciudad amurallada frente al Mercado de San Antonio y la calle San Pablo que pasando por San Pedro del Campo te llevaba al final de la muralla de La Ronda de San Pablo y el Marqués del Duero hoy Paral-lel.
Por otro lado los viajeros que llegaban a la ciudad, se  encontraban  con otras dos calles importantes (en su día) para el desplazamiento  de los ciudadanos. Calle Cardenal Casañas que pasando por la iglesia del Pino llegaba a la Catedral y la Calle Boqueria que te acercaba a la Plaza de San Jaime.
En este punto se inauguró en el pavimento central por el alcalde José María Socías Humbert, el 23 de diciembre de 1976, un mosaico diseñado por Joan Miró conocido como “el Pla de l’Ós”, realizado en vibrazo por el artista Llorens Artigas y su hijo Joan Gardy-Artigas.
En la esquina que forma con la Rambla, se encuentraba la fuente del Llano de la Boqueria “Font del Pla de la Boqueria”, que fue construida en el año 1830, en sustitución de una anterior que había sido derribada en 1818 junto con la torre de la muralla. Cuando se construyó el Hotel Internacional en 1884, se modificó una parte de la fuente ya que se edificio el edificio encima de la terraza que la remataba. En lugar en aquellos tiempos era un lugar de reunión  de los vendedores ambulantes que ponían sus paradas a las afueras de la muralla.
En 1955, con la unificación de las Ramblas y después con la remodelación del paseo, tanto el Llano de la Boquería como la Plaza del Teatro aunque no desaparecieron para la memoria ciudadana, perdieron su numeración quedando enclavadas en las propias Ramblas, lo que hace que los comercios que en su día estuvieran en ella, han desaparecido en la actualidad, no obstante quiero recordar a aquellos que tuvieron su presencia en el lugar, con la numeración del Llano de la Boqueria “Pla de la Boqueria”.
Uno de los que han marcado de una manera especial el lugar fueron los Almacenes de Santa Eulalia, que aunque su primera tienda estuviera en los números 1,3 y 5 de la calle Boquería, en 1900 adquirió  un solar que había acogida una pequeña ermita que hacia esquina con la calle Cardenal Casañas 2, con vistas al Llano de la Boqueria que sirvió para consolidar el negocio, hoy los almacenes han desaparecido de este  lugar aunque se encuentran en otros lugares de la ciudad.
Lado Barrio Gòtico "Costat Barri Gòtic"
Nº 1 Camisería Xancó, hoy el establecimiento tiene la numeración de Ramblas 78. Tuvo cerca de él un competidor, hasta el final del 2002. Tristán Xancó descendiente de la saga, fue uno de los principales activistas pacificos en repudiar la guerra del Irak, instalando un escaparate dedicado a criticar aquel evento.
Nº 3. Óptico Oriol Hermanos. Compañía de ferrocarriles de Barcelona a Tarragona. Bar El Dorado. Banco Hispano Americano
Nº 5. Sastrería y Camisería El  Día. Cristalerías y complementos del hogar, Grifé y Escoda Miravet.
 
Lado Raval “Costat Raval”
Nº 2. Joyería La Villa de Paris. Chocolatería Can Capella.
Nº 4. Peluquería Trullols. Clínica del Doctor J. Viader. Bar Nuevo Liceo
Nº 6. Droguería de Feliu. Cirujano Dentista J. Xifra. Sombrerería Juan Rius Balasch. Banca Sobrino Parasols
Nº 8. Sastrería Juan Serra.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal