La Voz de Cataluña - La Veu de Catalunya - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

La Voz de Cataluña - La Veu de Catalunya

Prensa Antigua
Aunque La Voz de Cataluña “La Veu de Catalunya”, que se editó en la calle Pelayo, es el periódico que todo el mundo recuerda como el primer diario catalán de más larga duración que se editó entre el 1 de enero de 1899 al 8 de enero de 1937, anteriormente existió otro con el mismo nombre, de muy poca durada el mismo nombre y con el subtítulo de Diario no Político pero claro y catalán “Diari no politic , pero clar i catalá”, que tuvo su redacción en la imprenta El Renacimiento “La Renaixença” en la calle Xuclá, y cuya redacción estaba situada en la ¨calle del Pino “carrer del Pi” que se empezó a imprimir en 1880 y que desapareció al poco tiempo.
Al principio “La Veu”, tenía carácter semanal y fue fundado en 1891 por Narcís Verdaguer i Callís (abogado y político catalán hermano de Jacint Verdaguer i Callis), Joaquim Cabot i Rovira (financiero, escritor y político, que desempeñó el cargo de Director de “La Veu”) y Jaume Collell i Bancells (sacerdote y escritor fundador en su pueblo natal Vic de “La Veu de Montserrat”).
El Semanario tenía una clara voluntad de despertar la conciencia del pueblo catalán con la doble vertiente literaria y política. Buena parte de sus redactores y colaboradores, pasaron a formar parte del equipo cuando en las Navidades del 1898 dejo de publicarse el semanario para pasar a editarse diariamente bajo la dirección de Enric Prat de la Riba i Sarrà, con una orientación eminentemente política y defensora del programa de la Lliga Regionalista.
En sus ediciones era frecuente ver artículos de personajes políticos de personajes de la política catalana, Francesc Cambó i Batlle, Eugeni d'Ors i Rovira, Josep Pla i Casadevall, Carles Sentís i Anfruns y como no Enric Prat de la Riba.
Sus artículos de opinión fue una constante guerra con las autoridades de la época, lo que motivó la suspensión del periódico en varias ocasiones en los años 1900, 1901 y 1902. Los continuos enfrentamientos con las autoridades propiciaron que en 1902, se creara la revista satírico – política “¡Cu-Cut!”, de ideología catalanista cuya mascota era un catalán cabezudo con una barretina, creado por Gaietà Cornet. En la que colaboraban los dibujantes Opisso, el propio Cornet, Llaverías, Junceda este último fue el dibujante de la portada que provoco la intervención militar que destrozo parte de las editoriales de las dos publicaciones.
El 25 de noviembre de 1905 un grupo de oficiales asaltó la redacción del semanario "¡Cu-Cut!" y del periódico “La Veu de Catalunya”, por la publicación de una viñeta en la que se ironizaba sobre las derrotas del ejército español. La actuación provoco una tensión entre la clase política catalana, el rey Alfonso XIII y el gobierno de la época. Fue el inicio de un proceso de represión al catalanismo a través de la Ley de Jurisdicciones, lo que estimuló la creación de “la Solidaritat Catalana”, una alianza de partidos catalanes que pasaría a ser triunfadora en las elecciones al parlamento de 1907. La revista no obstante aunque observada de cerca fue publicándose hasta el año 1912.
En 1917 con motivo de la Asamblea de Parlamentarios, fue suspendido para evitar que estos lo utilizaran como una tribuna pública, pero estos aprovecharon el hueco legan de nuevas publicaciones, para abrir y cerrar nuevas publicaciones que les permitían expresar sus opiniones sin ningún tipo de censura entre los periódicos aparecidos y desaparecidos durante ese tiempo figuraron “La Creu de Catalunya”, “Diari de Catalunya”, “Baluard de Sitges”, “La Veu de Barcelona”, “El Poble Català”, “Costa de Ponent”. Con ellos lograron evadir las continuas prohibiciones por parte del gobierno.
Con motivo del alzamiento del 18 de julio de 1936, cuatro días después el periódico fue incautado por la Generalitat de Catalunya, empieza a editarlo como Diario de la Autonomía y la República “Diari de l’Autonomía y la República”, dos meses más tarde el 8 de septiembre pasa a ser controlado por un Comité Obrero, el 3 de octubre del mismo año pasa a publicarse como Diario Antifascista “Diari Antifeixista”controlado por la CNT ATT, el periódico con tanta transformación ideológica no logra captar un gran número de lectores lo que supone que deje de publicarse el 8 de enero de 1937.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal