El Café del Siglo XIX - La Pajarera (1888-1895) - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Café del Siglo XIX - La Pajarera (1888-1895)

Bares y Restaurante
En la plaza Cataluña a finales del siglo XVIII, cuando todavía no era una realidad la realización de la misma, se edificaron una serie de casas particulares y también lugares de diversión publica, como en todo lugar que existen lugares de ocio alguien pensó en montar un negocio de cafetería en el lugar, una persona que decidio adelantarse a la competencia fue Arturo Vilaseca, este se puso en contacto con Manuel Gibert i Sans, para que le cediese el terreno que ocupaba su jardín privado y coloco en su lugar un bar de forma circular que aunque le puso el nombre del “Café del Siglo XIX, pronto fue conocido en la ciudad como “La Pajarera”, cerca de el comienzo del Paseo de Gracia.
El café se inauguró en en 1888 solo cuatro días antes del comienzo de la Exposición Internacional de Barcelona, quería aprovechar el tirón de visitantes que tendría la ciudad y que sin ninguna duda se acercarían al lugar para ver aquello que se había comentado de la realización del ensanche.
Vilaseca provenía de una familia dedicada a la hostelería y quería demostrar a la familia el olfato que había heredado para los negocios. El establecimiento se consagro, como era habitual en la época como lugar preferido de las tertulias que entre la ckase social, política y intelectual y tenia la ventaja de que estaba en un lugar que estaba de actualidad en aquel momento.
Personajes tales como Domènech i Montaner, Armando Vives, y el mismísimo Doctor Robert era n clientes habituales que aprovechaban el café para comentar los acontecimientos que pasaban en España, otra persona que cuando estaba en Barcelona solía entrar en las refriegas literarias por lo reñidas que resultaban era D. Santiago Ramón y Cajal.
La decisión por parte del ayuntamiento, de convertir el lugar en plaza pública, provoco el cierre prematuro de la cafetería pese a que estaba cosechando un éxito continuo de público y el 22 de enero de 1895 cerró sus puertas “La Pajarera” para el evento, Arturo Vilaseca hizo una serie de actos para despedirse de sus clientes, a los que tuvo el detalle de regalar un programa de bolsillo en el que figuraba la fecha de inicio y cierre del Local.
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal