La Moños – La Monyos - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

La Moños – La Monyos

Personajes
Personaje popular entre los barceloneses de principios del siglo XX, ha llegado su fama hasta nuestros días, ya que es de muchos conocida la frase “Eres más popular que la Moños”.
Dolores Bonella Alcázar, había nacido en Barcelona en 1851, vivía en la calle de la Cadena, hoy Rambla del Raval, trabajaba de sol a sol como sirvienta y costurera con tal que a su hija no le faltara lo más esencial, la desgracia se cebó en ella con un accidente de tráfico que mato a pequeña, esta circunstancia desato en ella una conmoción que la llevo a un grado de desesperación, que la trastoco por completo la cabeza.
Pero esa no fue la única historia que se contó de ella, hubo otra que parece más verosímil que la primera, como su trabajo de sirvienta y costurera le llevaba por la casa de gente rica y la muchacha era muy agraciada se encapricho de ella el hijo de una de estas familias dejándola embarazada, lógicamente la familia no consintió en la boda pero sí que al nacer él bebe se lo arrebataron para quedarse con el nieto, esto le consto un gran trauma y depresión, teniendo que ser internada y entre la depresión y las pastillas le hicieron perder la razón y la memoria.
La mujer trabajadora que hasta entonces había sido, se transformó en una mujer que se olvidó de todo aquello que había hecho en la vida, convirtiéndola en mujer que nada más levantarse se pintaba la cara con unos mofletes exagerados, se hacía un moño con unos lazos de colores exuberantes y se pasaba todo el día dando vueltas por la calle, conocedoras las floristas de las ramblas de su tragedia le regalaban flores con la que confeccionaba un ramo y se pasaba el día de arriba abajo de las Ramblas.
Cuentan los historiadores, que siempre iba bailando y cantado agitando un abanico de grandes dimensiones de una forma nerviosa que hacía que las personas que paseaba se pararan para contemplar sus evoluciones. 
Se acercaba a la gente que se encontraba y les pedía una limosna para poder sobrevivir y les decía, Quiere que les cante una canción o les recite un verso, “Vol que li canti una cançó o li reciti un verset” se le daban algo les daba las gracias y si no, se daba la media vuelta y se marchaba cantando hacía otro sitio.
La Moños fue muy popular y como tal las historias que se contaban eran diferentes según la persona que las comentaba, pero jamás nadie pudo decir que tuvo una mala palabra si no recibía una limosna, en los años 20 la fama era tal entre los ciudadanos.
Dolores Bonella “La Monyos”, murió a los 89 años, el 11 de septiembre de 1940, en el Hospital Marítimo de Barcelona hoy “Hospital del Mar” en la Barceloneta. En el que estuvo internada bastante tiempo. El entierro fue muy suntuoso, nada que ver con la vida austera que llevo, fue pagado por alguien que se mantuvo en el anonimato. Se comentaba que quizás fuera “por la familia que la llevó a la locura”.
A partir de mediados del siglo XX se realizaron varios para evocar su memoria: 
En el Museo de autómatas del Parque de Atracciones del Tibidabo, existe una reproducción de “La Monyos”. 
En 1960 Vicente Sabater compuso una canción que interpreto Rudy Ventura.
En el Museo de Cera que hay al final de las Ramblas hay una figura de ella.
Un restaurante ubicado en las calles Muntaner/Gran Vía de Barcelona lleva su nombre escrito en catalán “ Ca La Monyos”.
Un musical, que se estrenó en el teatro del Raval escrito por Pedro Pardo y dirigido por Amparo López.
Todavía en la actualidad se utiliza la frase “eres más popular que La Moños”, para definir a una persona muy conocida. Una persona que durante su vida muchos se rieron de ella pero a la que todos respetaron y que dejo un recuerdo imborrable en la historia de la ciudad.
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal