Antigua Joyería El Regulador - Joyería Bagues – Hotel Bagués - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Antigua Joyería El Regulador - Joyería Bagues – Hotel Bagués

Comercios
El actual Hotel Bagués y Restaurante El Regulador, tiene sus orígenes en un edificio inaugurado en 1848 y construido por Josep Fonserré i Doménech, ebanista y posteriormente arquitecto que bajo el proyecto del arquitecto Josep Bori i Gensana, construyó un edifico para Francisco Piña, en la Rambla de las Flores número 37 esquina con la calle Carmen.
El edificio destinado en un principio a viviendas, estaba construido en un estilo clásico romántico, tenía la fachada dividida en tres tramos: los bajos, con portales de punto redondo aplacados en de piedra, el primer y el segundo piso, con pilastras jónicas que contrastaban con un estuco rosado en el resto, los dos pisos superiores del edificio, estaban separados por una cornisa, en esta parte las pilastras eran sustituidas por unos grupos escultóricos con imágenes infantiles realizados en terracota.  
En 1883 paso a convertir sus bajos en una joyería propiedad de Juan Boix el cual hizo una serie de reformas dejando la joyería con un aspecto más clásico. El origen del nuevo nombre “El Regulador”, muchos lo achacan a la colocación en la entrada que daba a la calle del Carmen en 1948 de una báscula de color rojo, para poder pesar gratuitamente objetos y personas, esto servía para que las personas que subían del Mercado de la Boqueria intentaran comprobar si habían sido engañados por los comerciantes. También era aprovechada por aquellas personas residentes en el barrio y otras que paseaban por las Ramblas, para pesarse y comprobar sus variaciones de peso, lo que motivo que el local adquiriera por parte de la población el título de “El Regulador”, nombre que tubo hasta que el edificio fuera comprado por los propietarios de la joyería Bagués-Masriera. 
En 2010 el edificio que había sido vendido por sus propietarios a la compañía Derby Hotels Collection, se inauguró el Hotel Bagués de 5 estrellas, conservando en gran parte los elementos del edificio. En la decoración de cada una de las 31 habitaciones, existen piezas de la colección Masriera que las convierten en pequeños museos. En la primera planta del hotel existe la Sala Museo Masriera.  
La “Bascula”, fabricada el 30 de noviembre de 1948 con número de patente 137354, se trataba de una báscula industrial de hierro pintada en rojo oscuro de la marca SAA que mide 1'70 metros de altura y 0,50 metros de anchura, está en las oficinas del “Mercat de la Boquería”.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal