Monumento a José Antonio Primo de Rivera - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Monumento a José Antonio Primo de Rivera

Monumentos
Cuando los tiempos pasan y las estructuras de estado cambian, te das cuenta del poder (efímero) que tienen para cambiar el pensamiento de los poderes facticos. Con motivo de la inauguración del Monumento a José Antonio Primo de Rivera, La Vanguardia, entonces bajo el régimen de Franco “La Vanguardia Española”, en su periódico escribia una editorial con motivo de la inauguración del Monumento al fundador de la falange. 
El Monumento fue construido por el arquitecto Jordi Estrany y el escultor Jordi Puigalí, que construyeron la obra en la Avenida de Infanta Carlota con la Carretera de Sarria. Extracto de la Vanguardia del día siguiente, con motivo de la inauguración del monumento el 29 de octubre de 1964. 
Honor de Cataluña
Se inaugura hoy en Barcelona un monumento dedicado a exaltar y a perpetuar la figura de José Antonio Primo de Rivera. Muchas veces en esta columna editorial de la Vanguardia se ha rendido homenaje de respeto y de admiración al conmovedor ejemplo humano de este español excepcional que legó a las generaciones de hoy una de las más altas lecciones de nobleza y de sacrificio que registra la historia contemporánea de España. Por razones de nacimiento y de familia, por las condiciones singularísimas de su personalidad intelectual, José Antonio Primo de Rivera se enfrentaba en plena juventud con un destino fácil, brillante y provechoso, sin que la fidelidad a tales honras y comodidades representase nada contrario a los más exigentes deberes que le obligaban como español. Su más íntima vocación era el estudio, su inclinación más natural y sincera la del trabajo en la paz y el sosiego de su bufete, ejerciendo su oficio, tan querido, de abogado. Pero quiso Dios que le correspondiesen vivir horas dramáticas y decisivas para el futuro de su patria, y su conciencia de español le obligó a la polémica y al combate, al desasosiego y a la angustia de la pugna política, abandonando, sin dudas y sin titubeos, la órbita tan prometedora y sugestiva de su propio destino universal. A los treinta años de edad, impulsado tanto por los resorte de una educación acuñada en los moldes de la más rigurosa tradición castrense y patriótica, como por los de su propia reflexión de hombre de ideas, acongojada por la mediocridad de la decadencia y la ruina de España. se decidió a la entrega total, resuelta, intrépida, insuperablemente valerosa, sirviendo la causa suprema del pueblo en el que estaba integrado, para morir, necia y vilmente asesinado por los ciegos fusiles del odio y de la intransigencia, tres años después
El resto de la editorial, es una continua loa al Fundador de la Falange y de su amor hacía Barcelona ciudad en donde estudio su carrera de abogado y a su muerte en Alicante el 20 de noviembre de 1936, ciudad en la que fue juzgado y ejecutado por el gobierno de la Republica. 
Al acto de inauguración asistieron, “la sonrisa del régimen”, Jose Solis Ruiz que ocupaba la cartera desde 1957, de la cartera de Ministro Secretario General del Movimiento, del Gobernador Civil de Barcelona, Antonio Ibáñez Freile y de su hermana Pilar Primo de Rivera que ejercía las funciones de “Delegada de la Sección Femenina”, al acto como de costumbre en aquella época asistieron todas las personas afines al régimen que se encontraban en la ciudad.
Como todos los monumentos realizados a sombra de un régimen este dura lo mismo que aguanta el régimen, no obstante en este caso su duración duro un poco más, ya que estuvo en la Avenida Josep Tarradellas hasta el 17 de febrero 2009, fecha en que el ayuntamiento completo su demolición 
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal