Casa Jorba – Can Jorba - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Casa Jorba – Can Jorba

Comercios
EL Edificio de  “Can Jorba” hoy Corte Ingles Portal de L’Àngel,  fue inaugurado en octubre 1926 en la Plaza de Santa Ana 7, 8 y 8 bis, hoy la avenida de la Puerta del Ángel. No obstante la historia de su propietario  Pere Jorba y Gassó y su dedicación a los Grandes Almacenes comienza en Manresa de donde era oriundo, donde edificó  en 1904 los primeros Almacenes de Can Jorba por el arquitecto y amigo  Arnald Calvet y Peyronill.
La aceptación que tuvieron los Almacenes en la comarca del Bages le hicieron poner su vista en la Ciudad Condal, donde inauguro en la calle del Call nº13-15, los primeros almacenes Jorba, sus ideas comerciales son bien aceptadas por la población que pronto le incitan a sustituir el antigua almacén por otro en una zona más comercial. Se interesa por unos locales de la antigua plaza de Santa Ana, primero en el nº 7 para luego levantar el Gran Almacén en los números 8 y 8 bis el 25 de octubre de 1926.
Con tal motivo La Vanguardia escribió un artículo anunciando la apertura del comercio, copia literal paso a transcribir literalmente.
Página 10 de La Vanguardia del Viernes 22 octubre 1926 con motivo de la Inauguración de Casa Jorba
El día 25 del corriente mes la «Casa Jorba y Compañía» abrirá al público los nuevos almacenes que ha instalado en la plaza de Santa Ana, números 8 y 8 bis.
Atentamente invitados por la gerencia de la casa visitamos ayer el nuevo establecimiento. Este, además de los citados números, ocupa el 30 duplicado de la calle de Santa Ana y la mitad de los bajos de la casa número 7 de la antedicha plaza.
La parte de edificio correspondiente a la plaza de Santa Ana, es toda de nueva construcción y la correspondiente a la calle de Santa Ana, ha sufrido una completa reforma La superficie de estos dos edificios en junto es de unos cuarenta y cinco mil palmos cuadrados, y además unos quince mil palmos de planta baja de la casa número 7, de la plaza de Santa Ana.
La nueva construcción de la plaza de Santa Ana, se ha levantado a base de cemento armado, sin paredes interiores de cargo, estando todo sostenido por pilares, quedando por lo tanto completamente despejadas las salas o plantas que constituyen el citado edificio. En el centro del mismo, se ha formado un gran patio con un lucernario de estilo moderno que permite una perfecta iluminación y ventilación del edificio.
Para la comunicación con las diversas plantas, se dispone de una amplia doble escalera y dos ascensores, capaces cada uno para doce personas. Por lo que afecta a la calefacción, está dispuesta en forma que puede obtenerse una temperatura de dieciocho grados, estando* instaladas las calderas, en un segundo sótano y las tuberías en minas que siguen las alineaciones de los pilares de carga, sistema este que permite una fácil y constante revisión de la instalación.
En la construcción se han empleado casi exclusivamente materiales de producción nacional. Los pavimentos son de sistema «Eubeolith» o sea, monolíticos.
La entrada y salida de géneros se efectuará por la calle de Santa Ana y para el servicio de distribución de los mismos en las diversas plantas, se cuenta con un potente montacargas. El servicio de incendios lo forman bocas de agua en cada piso y además gran número de aparatos extintores.
Por lo que afecta a la iluminación, tanto natural como artificial, es imposible sea superada en ningún edificio de esta clase.
La construcción se ha llevado a cabo bajo los planos y dirección del arquitecto don Arnaldo Calvet, habiendo intervenido en ella los industriales siguientes: constructor, L. Aguilera; cemento armado, Vilagut; fachada, Minguell; pintura, Pons; colores, Collardin; cerrajería, Cañameras, Bailarín, Mas y Castells; mármoles, Bechini; carpintería y ebanistería, Hernández y Avellana, Puig Cortinas y Miarnau; aparatos de iluminación, Bertrán y Garí Florensa, Trullols y Canela; calefacción, Fornoff; ascensores, Ylla; vidrios, Granell y Buxeras; electricidad, Alsina; luminosos, Neón; yesos, Martínez y Sabanés; metales, Doménech y V¡lá; pavimentos, Española de Eubeolith; extintores de incendios, «Avisador Guardián»; escultura, Picas; construcciones de madera decorativa, Sayos Hermanos, Gerona y Torrens, y arcas, Padrós, Sociedad Anónima.
La empresa había ampliado secciones paralelas, estableciendo en su terraza una especie de estudio radiofónico en el que varias emisoras de radio “Radio Miramar” y Radio España de Barcelona”, presentaban por las tardes  sus programas femeninos, que juntamente con la cafetería  y el departamento de cursillos, atraían un gran número de señoras, cuyo objetivo es que al acabar los eventos bajaran por las escaleras pasearan por los diferentes departamentos y contemplaran las novedades expuestas. También habían dedicado alguna tarde a programas infantiles consiguiendo de esta manera otro modelo de publicidad.
El 9 marzo 1930 Almacenes Jorba anunciaba la reforma del edificio, efectuando una ampliación del mismo, obras que tuvieron su conclusión En el mes de octubre 1932, del cual adjunto el anuncio efectuado por la Vanguardia.
Anuncio de La Vanguardia del 25 octubre 1932 página 13 comentando la inauguración definitiva de Almacenes Jorba
Inauguración de nuevos locales Ayer, a las siete de la tarde, se celebró en los Almacenes Jorba la inauguración de lo» nuevos e interesantes locales, que han ampliado considerablemente el citado establecimiento.
A la inauguración asistieron entre otros, el general de la cuarta división señor Batet con su ayudante de campo señor Herrero; el consejero de Trabajo de la Generalidad de Cataluña, señor Casáis, con su secretario particular señor Casabrls y el jefe de ceremonial señor Rubí; el administrador de Correos, el Jefe principal de Telégrafos, el jefe de la sección comercial, de la Compañía Telefónica señor Calvet y olios muchos invitados.
Estos fueron recibidos por los consejeros de la Casa Jorba don Pedro y don Juan Jorba, don Francisco Lerma, don Domingo Ribas, el señor Roca y otros altos funcionarios.
El acto se celebró en el cuarto piso, donde existe una hermosa Exposición de plantas y flores, destacándose un tapiz con el historial de la Casa Jorba, y además los servicios públicos de correos, Teléfonos, telégrafos, cables y Radios, certificados y giro postal.
También se ha instalado una Exposición de pinturas, biblioteca, escritorios, etc.
Con motivo de la inauguración, el señor Cabayé leyó ante el micrófono un reportaje y en representación de los Almacenes fue también dirigido por radio un saludo a los radioyentes.
Las autoridades firmaron en el Libro de Honor de la Casa, estampando antes loables pensamientos para la misma.
La ampliación de los Almacenes Jorba S. A. obtenida mediante el derribo de la casa que formaba la esquina de la Avenida de la Puerta del Àngel y la calle de Santa Ana, así como la casa comprendida entre ésta y la que ya era propiedad de dicha Sociedad señalada con- el número 30 accesorio de la calle de Santa Ana, ocupa una superficie de veinticinco mil palmos cuadrados.
El nuevo edificio es similar al antiguo que obtuvo el premio del Ayuntamiento correspondiente al año 1926, tanto por lo que respecta a la distribución interior como en lo que afecta a la fachada, toda vez que lo ejecutado ahora, es el complemento de lo construido anteriormente que ya lo fue teniendo en cuenta la posibilidad de ampliarlo en la forma que ahora se hace, por lo tanto ninguna transformación ha sufrido la parte correspondiente al primitivo edificio, que ya fue proyectado como formando parte de la totalidad que ahora se completa con la sección que se inaugura, la cual es mucho más importante que la primitiva bajo todos conceptos, debido a ocupar el ángulo formado por la Avenida de la Puerta del Ángel y la calle de Santa Ana, lo que ha permitido proyectar un gran cuerpo circular en el vértice de dicho ángulo que termina con una elevadísima cúpula.
En el centro de la parte ampliada se forma otro lucernario central igual al existente en la parte antigua, instalándose además otros dos ascensores de igual cabida que los actuales pe ro con la variante que los cuatro ascensores  comunicarán con el terrado general del edificio, lo que permitirá utilizar este para el público.
Como novedad y para facilitar mejor la circulación del público se ha establecido entre la planta baja y el piso primero una escalera mecánica con un rendimiento capaz para cuatro mil personas por hora.
La construcción es como la anterior, a base de cemento armado, habiéndose empleado en ella los mismos materiales que en la primitiva, salvo la adición en las fachadas de mármoles, que junto con la marquesina y faroles de la esquina aumentan considerablemente la riqueza del edificio.
Al completar la construcción, la parte que constituía el vestíbulo de entrada, ha quedado modificada, pues ahora se ha formado en toda la longitud de sus fachadas un espacioso porticado por el cual pueden circular libremente los transeúntes y en el que hay los escaparates y vitrinas, habiéndose adoptado en esta parte como elemento decorativo el estilo modernista en su más exagerada pureza.
El 9 marzo 1930 Almacenes Jorba anunciaba la reforma del edificio, efectuando una ampliación del mismo,  Pero no fue hasta el 24 de octubre de 1932, cuando se inauguró el definitivo edificio que perdura en nuestros días en la actual Avenida de la Puerta del Ángel nº 19-21,( nombre definitivo de la antigua plaza de Santa Ana). El arquitecto de la obra fue Arnald Calvet i Peyronill, el mismo que había construido el edificio comercial construido en Manresa. El edificio en su parte superior tenía un grupo escultórico que contenía el lema latino de la empresa, “Labor omnia vincit”, (El trabajo todo lo vence), que fue realizado por el escultor Lluis Fauli.
Fue el primer edificio comercial de España en instalar escaleras mecánicas, para facilitar las visitas a sus clientes. La calidad de los productos y el precio que ofrecía le hicieron en poco tiempo un serio competidor de los que hasta aquel momento eras los principales almacenes de la ciudad los almacenes “El Siglo”, que por casualidades del destino desapareció a causa de un fortuito incendio (al cabo de dos meses) el día 25 de diciembre, día de Navidad.
Pronto  hizo popular una serie de servicios ajenos a lo que representaba la venta de unos grandes almacenes: oficina de correos, agencia de viajes, así como un departamento para impartir cursillos, que pronto fueron populares entre el elemento femenino, que iba a recibirlos, la sala de los cursos se había instalado en el último piso y como era lógico al finalizar los cursillos las alumnas bajaban caminando y de paso paseaban por la tienda. Incluyo un servicio de guardería con tal de dar al cliente femenino, un desahogo durante el tiempo que esta estuviera dentro de los almacenes.
La empresa había ampliado secciones paralelas, estableciendo en su terraza una especie de estudio radiofónico en el que varias emisoras de radio “Radio Miramar” y Radio España de Barcelona”, presentaban por las tardes  sus programas femeninos, que juntamente con la cafetería  y el departamento de cursillos, atraían un gran número de señoras, cuyo objetivo es que al acabar los eventos bajaran por las escaleras pasearan por los diferentes departamentos y contemplaran las novedades expuestas. También habían dedicado alguna tarde a programas infantiles consiguiendo de esta manera otro modelo de publicidad.
En 1963 el edificio fue adquirido por  José Fernández Rodríguez, presidente del Consejo de Administración de “Galerías Preciados, S. A.”, con la intención de rivalizar con “El Corte Ingles”, que había inaugurado sus almacenes en la Plaza de Cataluña en 1962. El edificio fue remodelado y abriendo sus puertas nuevamente en 1964 con el nombre de “Jorba Preciados”.
En 1979, después de una expansión incontrolada, termina en manos de uno de sus principales acreedores, Banco Urquijo, que dos años después la traspasa a Rumasa, holding de José María Ruiz Mateos. En 1982, Galerías Preciados inicia una nueva etapa, a raíz de la expropiación del holding. La propiedad es adquirida por el venezolano Gustavo Cisneros, por cerca de 1.000 millones de pesetas y en 1988, lo vende al grupo británico Mountleigh en una operación que ascendió a 42.500 millones de pesetas (270,45 millones de euros).
No fructifica el edificio con los nuevos propietarios cerrando sus puertas en 1992. El local permaneció cerrado durante unos años en busca de darle un uso efectivo al edificio. Se llegó a proponer la instalación de una biblioteca gigante como “Biblioteca General de Catalunya”, pero solo fue un proyecto. En 1995 el Corte Ingles compro el edificio que aunque cercano al de plaza de Catalunya, iba a dedicarse  principalmente al público joven, con productos musicales y deportivos, fue inaugurado el día 18 de mayo de 1998. Con el tiempo la planta baja cambio su fisionomía y se olvidó de la gran superficie dedicada a la venta de discos, siguió con la librería de la primera planta y aposto mucho más fuerte por el tema deportivo, imagen y sonido. En la parte de la terraza se hizo un salón restaurante mucho más dinámico y se continuó con la sala de cultura en la que aparte de exposiciones, se celebran simposios y conferencias.
Para los nostálgicos les ofrezco una serie de anuncios publicados en la Vanguardia que evocan la trayectoria de estas grandes almacenes desde sus inicios en la calle del Call.
Anuncio de Casa Jorba en el 1917 en su domicilio de la calle Call
14 de Marzzo de 1926 Anuncio Corporativo
20 de Junio de 1926 anuncio de liquidación en la Calle Call
Anuncio del 3 de octubre de 1926 anunciando el cambio de local
10 de octubre de 1926 Comentario del nuevo edificio
17 de octubre de 1926 contando los días para el Traslado
7 de Noviembre de 1926 vista del interior de los  Almacenes Jorba
19 de Mayo de 1929 Anuncio de Jorba con motivo de la Inauguracion de la Exposicion Internacional
19 de Mayo de 1929 Anuncio Oficial de la Inauguración Internacional
Comentario de la Fusion Can Jorba y Galerias Preciados
Inauguracion 18 de mayo de 1998 de el Corte Ingles-Portal de L'Ángel

Regreso al contenido | Regreso al menu principal