Hotel Internacional - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hotel Internacional

Hoteles
Con motivo de la Exposición Universal de 1888, Barcelona se vio en la necesidad de aumentar la capacidad de plazas hoteleras de calidad era evidente y la previsión de la llegada e visitantes hicieron que las autoridades tomaran la decisión de buscar alguna solución al problema.
Barcelona, que hasta entonces había carecido de eventos internacionales, carecía de plazas de calidad para albergar a los visitantes ilustres, por lo que se pidió consejo al hostelero suizo Cesar Ritz, el cual conocedor de un tipo de hoteles de calidad (diferentes a las conocidas posadas), propuso la idea de hacer un hotel diferente de lo que se conocía en aquellos tiempos.
El hotel, en principio se debía de construir con una premisa importante, debería tener las máximas calidades de confort y comodidad, pero tenía que ser concebido para una vida corta, ya que la ciudad no podía permitirse el lujo de tener un hotel tan grande, para ello se pusieron en contacto con el arquitecto Luis Domenech Montaner, el cual debía hacerse cargo del proyecto.
Para la ubicación del proyecto se buscó una zona cercana a la exposición y que a la vez tuviera el espacio suficiente para desarrollar el proyecto. En la zona del Paseo de Colón se había ganado un terreno al mar para la realización de la ampliación del puerto y los terrenos tenían las dimensiones requeridas, por se pensó levantar el hotel en el paseo delante de la que fue Capitanía General de Catalunya. 
El hotel tenía planta y cuatro pisos de altura, con una longitud de 150 m por una profundidad de 35 m, lo que representaba una capacidad de unos 2.000 huéspedes que se distribuían en 30 apartamentos para familias numerosas y 600 habitaciones normales, lo que representaba una construcción de unos 5.250 m2. por planta.
El Hotel se construyó en un tiempo record de 53 días, pese a la calidad de servicio que presentaba y que llego a pensase que era una torpeza el derribarlo, pero aunque se habían hecho unos acabados que a primera vista eran excelentes, los materiales empleados no eran de larga duración.
La construcción, quedo acabada el 14 de febrero de 1988 y la decoración y acabados interiores se prolongaron hasta finales de marzo. Para su construcción se necesitaron cerca de 850 personas, entre albañiles, peones, yeseros y carpinteros. Dada la imperiosa necesidad y la premura de tiempo, a partir de mediados de Enero, se tuvo que trabajar de noche, para lo cual se tuvieron que habilitar unos focos eléctricos que fue algo impactante para aquel tiempo.
La Exposición se inauguró, el 8 de abril de 1988 y estuvo abierta durante ocho meses, la cifra de visitantes recibidos durante ese tiempo fue de cerca de 425.000 personas de todo el mundo.
Tal fue el éxito del hotel que entre la ciudadanía y muchos intelectuales, surgio el clamor de que no era lógico que una obra tan bonita tuviera que ser derribada, el hotel había sido construido en unos terrenos prestados por la Junta del Puerto para la realización del evento y como dije anteriormente (la sugerencia de desmontarlo y construirlo en otro sitio), era impracticable. La demolición comenzó poco después de acabada la Exposición.
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal