Indece de L-M-N-O-P en construcción rev. 03-06-18 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Indece de L-M-N-O-P en construcción rev. 03-06-18

Cines
La Maravilla. Marqués del Duero 108. Estaba situado junto al Teatro Lirico y el Café Cádiz, con los que compartía propietario, situado en la zona media del actual Paralelo Con una vida muy efímera, fue inaugurado a principios de la década del 1900, aunque el local estuvo principalmente dedicado a actuaciones artísticas, su propietario, viendo el auge que empezaba a tener la proyección de películas en la ciudad, decidió apuntarse  a las proyecciones cinematográficas, para distraer a la clientela en los entreactos y descanso de los artistas, era conocido como “La Perla del Paralelo.
El local compartía la gestión Fuster Alicart conjuntamente con el teatro Lirico que pertenecían al mismo propietario. En los anuncios de la prensa del cine “La Maravilla, se ofrecían espectáculos de espectáculos y zarzuelas para Fiestas Mayores. Uno de los programas más sonados tuvo efecto, se produjo en abril de 1912, en la que presento un programa de variedades en la que un mago escenificaba la decapitación de una persona durante su actuación en el número de magia, que tuvo una gran repercusión en los periódicos de la época.
En octubre de 1911, empezó a salir en La Vanguardia, anunciando su venta junto a los otros dos locales, cosa que no fue lo rápida que su propietario hubiera deseado, porque en el mismo diario todavía aparecía el anuncio de venta el 3 de julio de 1912.
Latino. Plaza del Teatro 2-4, (numeración unificada La Rambla 27-29), lo mando construir Francisco Xicota Cabré, dueño del cine  Maryland, dentro del edificio del teatro Principal, en el lugar que ocupo el “Cabaret Dancing Palermo”, reformado y decorado por Jaume Haga i Piqué, fue inaugurado el sábado de gloria 24 de abril de 1943, con el estreno “Conflicto y fierecilla” y la actuación de Coralito Vega, Delgado, Magola Mistral y Martin Vargas. La entrada estaba ubicada entre la entrada del teatro Principal y un pequeño local en el que se despachaban entradas de Futbol y Toros. Los periódicos de la época, lo anunciaban en un pequeño comentario que decía ”Hoy será inaugurado un nuevo local destinado a cine y varietés, instalado en la Plaza del Teatro, que se denomina Cine Latino”. El 10 de septiembre de 1979, ya como empresario Pedro Balaña, el cine paso a llamarse “Palacio 2”. El 7 de junio de 1984, comenzó a programar películas especiales de la categoría de Sala X y como todos aquellos cines que siguieron el, pasó de programar ese tipo de películas, el 2 de octubre de 1988, cerró sus puertas definitivamente.
Layetana. Vía Layetana, 14, fue rebautizado el 16 de abril de 1931, dos días después de proclamarse la república. Durante el periodo de la guerra civil paso un largo tiempo cerrado. La entrada de las fuerzas franquistas, le abrió la posibilidad de volver a su antiguo nombre cosa que realizo el 16 de febrero de 1939. Un día antes La Vanguardia anunciaba el acontecimiento con la proyección de “El rey del Bataclan”, “Jugar con fuego”, “Casamiento fulminante”, “Duque por un día” y “Un día en Venecia”, junto con la consabida frase en todos los anuncios de la época Saludo a Franco.  ¡Arriba España!
Había sido inaugurado como Cine Princesa, el 17 de marzo de 1923.
Letamendi. Plaza Letamendi 17, (plaza que partía en dos la calle Aragón y la calle Universidad) actual Enrique Granados, se inauguró el 1 de octubre de 1908, con entrada por la plaza del mismo nombre. Inicialmente  funcionaba de jueves a domingo (no habían películas largas como ahora), en abril de 1909 pasó a la programación de películas diarias con la programación de actuaciones en directo que se llamaban “Variedades”. Actualmente en el solar está construido el edificio de la delegación de Hacienda de Barcelona.
Levante. Calle Guipúzcoa 70-72, proyectado por Carlos Martínez, tenía un aforo de 2.100 espectadores, fue inaugurado en verano de 1953, la excesiva capacidad del local, en un momento que empezaba a urbanizarse la calle, fue motivo de que costara ver el cine completamente lleno. Jamás llego a ser un cine que calase ente los habitantes del barrio de la Verneda, esto y el momento en que fue construido no ayudaron a su consagración, cerró sus puertas en junio de 1979.
Liceo. Calle de Sants 96, edificado en 1914, fue uno de los cines más importantes de Sants. El 4 de octubre de 1916, salía en la Vanguardia un comunicado en que junto a otros cines se le conminaba a la realizar unas obras si no quería que se clausurase el local (Ordenar que ejecuten las obras propuestas por el arquitecto al Iris Park, Gloria, Trianón, Nuevo, Cine Liceo, Apolo y Palace).
En 1956, Antoni de Moragas i Gallisà, construyó un nuevo edificio con una fachada de cristal que albergaba un club de billar, un bar en forma de “L” de 32 metros y el nuevo cine con una capacidad de 1.300 espectadores entre la Platea y el anfiteatro. Al principio de los 80, como todos los cines de Barcelona, entro en una recesión de espectadores que le hizo cerrar sus puertas el 2 de julio de 1989.
Lido. Paseo de San Juan 27, abrió puertas el 4 de abril de 1942, con la proyección de “Canción de amor”, con Lily Pons y “Un hombre en París”, Noticiario. Todo español. Tenía una sola planta, con una pendiente exagerada para la buena visión de los espectadores, con butacas tapizadas en rojo intenso. El 12 de diciembre de 1952, se inauguró  la primera gran pantalla panorámica que según la cartelera de la época era la primera que se instalaba en España, para poder proyectar el nuevo sistema de películas en Cinemascope. La aparición de la televisión y la saturación de grandes cines de la época, le hicieron convertirse en cine de reestreno eso y la especulación que habían sufrido los terrenos, provoco que los propietarios de los locales, decidieran dejar de alquilar los locales, esto provocó que una gran cantidad de cines se vieran obligados a cerrar las puertas. El Lido se vio obligado a cerrar en 1985. En el solar se construyó una mole de pisos
Lido. Rambla de Cataluña 37, se inauguró el 10 de octubre de 1929, completamente reformado con el estreno. “Venganza”, por Dolores del Río y José Crespo y “Vaya niña”, por Luis Morán y Nicle Stuart. El Cine había sustituido al Cine Phate, que se había inaugurado el 5 de enero de 1922. En 1933, el Cine Lido, se convirtió en Cine Actualidades. Finalizada la guerra y ya en un nuevo edificio en 1939, fue inaugurado como cine Alcázar,  fue el primer cine de España que instalo el sistema Todd-AO, un formato que utilizaba un negativo de 70 mm y 5 perforaciones de arrastre por fotograma. Cerró sus puertas el 31 de diciembre de 2005.
Lírico. Teatro Lirico-Sala Beethoven, Calle Mallorca con Paseo de Gracia, durante el mes junio 1897, instaló en una de sus salas un aparato Lumière, que a las 8,45 realizaba una sesión gratuita para el público que asistía al teatro, y con un coste de 25 céntimos para el público en general.
Loreto. Calle de Loreto 3, Fue un cine construido en los bajos de uno de los edificios construidos en el solar donde estuvo instalado el Canódromo Loreto, hasta 1962.Construido por Josep Emili Pizà Castrillo, que a su vez regentaba el Cine Maldá. Se inauguró el 21 de enero de 1963, con la proyección de “Cuando llegue septiembre” y “Susan Slade”. Aparte de las programaciones normales se especializo en lo que entonces se empezaba a conocer como “Cine Fórum”, acogiendo las proyecciones del “Coloquio Internacional de Cine Submarino”, inaugurado el 20 de febrero de 1963, según un artículo de la Vanguardia en su página 33. Era habitual la proyección de documentales sobre expediciones de montaña, esquí y alpinismo. En 1981, el cine se especializo en la programación de cine de autor que le dio un prestigio por parte de los cinéfilos. La aparición de los sistemas de video BETA y VHF y de los videoclub supuso el principio del fin, para muchos cines de barrio y el Loreto fue uno de ellos cerró sus puertas en junio de 1984.    
Manon-Mahón. Riera de Vallcarca 3, fue construido por Pera Alsina i Castells, en un solar propiedad de  Luis Soler Calsina, con una fachada con la entrada principal y otras cinco puertas, que ofrecían (en caso de necesidad), una evacuación rápida. Fue inaugurado el 22 de diciembre de 1928, pronto se hizo popular en el barrio de Vallcarca, porque aparte de las sesiones cinematográficas, durante la segunda república Luis Soler, puso el local a disposición de vecinos y partidos políticos, para que pudieran celebrar sus reuniones y mítines políticos.
El 13 de marzo de 1929, con motivo de la construcción del viaducto de Vallcarca en el local se celebró  una junta general de la directiva creada en 1925, para dirimir y dar cuenta de su gestión, en el proceso de las obras. En 1934, el ayuntamiento autorizo la realización de una reforma del local.
Atendiendo la sugerencia de las autoridades franquistas cambio el 26 de junio de 1939, su antiguo nombre por el de cine Mahón. Reurbanizada la riera como Avenida del Hospital Militar en 1940, una vez finalizados los cambios realizados en el barrio, Pere Alsina abandono el negocio, dejándolo en manos de Francisco Benagues, que en 1942, inició una carrera de cambios empresariales que duraban poco tiempo: Francisco Xicota del 1943 hasta 1944, en esa fecha en la que un grupo de socios formado por Joaquim Salarich, Miquel Clavellas y los hermanos Juan y Enrique Matéu, lo regentaron, finalizando la sociedad en 1951. Fecha en que tomo las riendas del negocio Ana Ibáñez Beltrán, la cual decidió cerrar el cine el 31 de diciembre de 1973.Me han comentado que anteriormente en 1919, en el mismo lugar ya había existido un Cine Manón
Majestic. Calle Aragón 174-176, Fue uno de esos cines del ensanche que por circunstancias, tuvieron una vida muy efímera. Su promotor fue Josep María i Bosch, empresario del cine Diorama, decidió montar un nuevo cine en una zona en expansión. Estaba ubicado en los bajos del edificio de ”La Casa del Pueblo del Partido Radical”, frente al puente peatonal sobre la vía del tren de la calle Aragón conocido como “Pont del Mico”, fue inaugurado el 19 de abril de 1930, con la proyección de la película “Justicia” por André Lafayette, “El corneta de la academia” por Júnior Coghlan, “Los detectives” por Cari Dañe y la película cómica “Las apariencias engañan”.
La ubicación del cine en los bajos del edificio, lo convirtió en el escenario de continuas manifestaciones y peleas entre los partidarios de los diferentes partidos políticos, circunstancia que se vio agravada con la llegada de la república, ya que los problemas aumentaron para el local, que estaba siempre rodeado de continuos tumultos, que no hacían aconsejable la asistencia al cine de espectadores ajenos a ideales políticos, para no encontrase con las continuas peleas. La guerra civil fue la puntilla que precipito su cierre, ya que fue uno de los objetivos de los bombardeos de la aviación alemana en 1938, los cuales dejaron el edificio en estado ruinoso.
Majestic. Calle Peñiscola 9-13, (estaba cerca de la antigua carretera de Ribes, actual Avenida Meridiana), propiedad de Manuel Barber García, el edificio estaba construido a cuatro vientos, por Josep Canela Tomás,  uno de los arquitectos especializado en la construcción de cines de la época, en el barrio de La Trinidad Vieja “Trinitat Vella”. Tenía un aforo de  930 espectadores, 650 en platea y 280 en el anfiteatro. Al estar en un barrio muy trabajador solamente funcionaba los fines de semana y los días festivos. La dificultad que supuso para el vecindario la asistencia a la sala con la construcción de la avenida Meridiana y Vía Favencía, provocaron su cierre en 1969.
Maldà. Calle del Pino 5, (fue construido en el interior de las Galerías Maldà, primeras galerías comerciales que se abrieron en Barcelona. Estaban instaladas en una parte de los terrenos de la antigua finca, del Palacio Maldà “Palau Maldà”, construido en el siglo XVII), por la familia Cortada, con entrada por la calle del Pino, el cine constaba de planta baja y dos pisos, Anteriormente había sido un teatro particular, que había sido construido por Rafael de Amat (primer barón de Maldà) en uno de los salones del palacio hacia 1799). El cine se inauguró el 4 de diciembre de 1945, El 28 de octubre del 2003, tuvo que cerrar sus puertas para realizar una remodelación para solventar unos problemas de seguridad. Estas obras pusieron al descubierto, una capilla en lo que había sido la Sede del Gobierno Vasco, abierta al público en piso principal del palacio Maldà. Una vez finalizadas las obras el cine Maldà abrió nuevamente el 6 de marzo del 2007.
Manelic.  Calle de Sant Jordi, 13-15. Fue inaugurado el 4 de diciembre de 1930, con la proyección de la película sonora “Fierecilla Domada” por Douglas Fairbanks y Mary Pickford. El 5 de diciembre La Vanguardia, escribía un artículo, en el que glosaba, el confort y la comodidad con la que había sido construido. Un local moderno y confortable con un marco apropiado. Tanto por su construcción como por sus condiciones acústicas, por lo perfecta de su instalación sonora y por su visualidad, puede afirmarse que constituye una honra para Barcelona.
Finalizada la guerra civil se vio en la obligación de cambiar de nombre, dada la prohibición por parte del gobierno  de permitir nombres que no fueran castellanos. Enric Marcé gran melómano tomo la decisión de ponerle el apellido del músico de Camprodón Isaac Albéniz, cerró sus puertas en 1965.
Manila. Calle Baja de San Pedro 28, Lorenzo Pons Carreras, adquirió en 1939, un solar que se encontraba destruido por los bombardeos de la guerra civil, para construir un cine en el barrio, el cual que estaba carente de locales de espectáculos. Con el permiso solicitado el día 27 de diciembre de 1939, se puso en contacto con el arquitecto Nilo Busquets de Cabiral, para que le construyera un cine con un aforo de 1.000 espectadores en platea y 490 en el anfiteatro, para la programación escogió a un experto en esta lides, Luis Cabezas  fue  inaugurado el lunes 2 de junio de 1941, con la proyección de  “Como tú me deseas”, por Greta Garbo y  “Vivir para gozar”, por Gary Grant y Katharine Hepburn y el ineludible Noticiario NO-DO
El 20 de abril de 1946, se hizo cargo del cine la empresa Comercial Verdaguer que reformo una parte del local. El 15 de noviembre de 1966, tuvo una inspección le obligó a realizar una serie de reformas en el apartado de seguridad de la sala, ya que tenía serios problemas en el apartado de salidas de emergencia. Las continuas inspecciones en esta materia y la decadencia de la sala provoco el cierre de sus puertas el 23 de febrero de 1969.
Mar (Conocido también como Cinemar). Rambla del Centro 34 (después de la reconversión de las numeraciones), Ramblas 33. Abrió puertas el 18 de abril  1936, con el estreno de “La alegre divorciada“, estaba situado junto al Teatro Principal y del cine Ramblas, después de la guerra junto al antiguo cabaret “Tabú”, era el auténtico cine en él que se realizaba la auténtica sesión continua, pues la primera sesión comenzaba a las diez de la mañana y terminaba pasadas las 12 de la noche, su especialidad eran las películas de acción, aventuras y artes marciales. Su situación favorecía  que algunos espectadores fueran buscando más nuevas experiencias, que la proyección de películas. Cerró sus puertas el 14 de junio de 1992, con la proyección de “El último pecado de la burguesía” y “Ya no soy virgen”.
Maragall. Paseo de Maragall 83, su propietario Andreu Serralta, lo  inauguró el 23 de febrero de 1946, fue un cine entrañable para los vecinos del Campo del Arpa, esto provoco que tuviera que realizar sucesivas ampliaciones hasta llegar en 1959 al  pasaje Garcini donde ubico una puerta como salida (emergencia). Pasando de 708 a 1.198 espectadores. Como casi todos los cines, el sonido y los cortes de luz muy habituales en aquella época,  levantaban el griterío de los asistentes, otra de las cosas que sucedían y que hoy llamaría la atención, era cuando se llegaba a las últimas escenas (en especial en las películas del oeste) y llegaba la caballería a salvar a los habitantes de los fuertes acosados por los indios, todos al unísono empezábamos a patalear  contra el suelo en señal de victoria.
Tras la jubilación de Serralta, su hija Rosa continuó con la gestión del cine, hasta que traspaso la gestión de la programación a los críticos Àlex Gorina y Pablo López, que convirtieron el cine en 1981, en una sala especial. De lunes a miércoles, se proyectaban películas en versión original subtitulada y de jueves a domingo los reestrenos más comerciales que habían dejado los cines de estreno, para conseguir una mayor afluencia de un público más popular.  Este cambio en la programación, aunque en principio tuvo un éxito espectacular, se fue difuminando poco a poco, lo que obligo a su cierre definitivo el 4 de noviembre de 1985.
Manelic, San Jorge 13-15, Su propietario, Enric Marcé i Planas abrió el cine en 1930, como todos los cines de la época, conjuntamente con las sesiones de cine, los cines de reestreno se dedicaban a dejar sus locales a los partidos políticos y sindicatos para realizar sus mítines, el Manelic fue uno de ellos, el más sonado tuvo efecto el 26 de junio de 1931, con un mitin electoral de Esquerra Republicana de Catalunya, en la que intervinieron los concejales Armengol de Llano, Salvador Vallverdú, Ernest Ventós y los candidatos J. Puig, Jaume Aiguadé y Antonio María Sbert. Con la finalización en 1939, de la guerra civil se vio en la obligación de castellanizar su nombre, Enric Marcé gran melómano tomo la decisión de ponerle el apellido del músico de Camprodón Isaac Albéniz, cerró sus puertas en 1965.
Marcet/Cinematografío  Pabellón Tetuán. Plaza Tetuán 15, fue un antiguo cine inaugurado a mediados de 1903, estaba ubicado en un barracón de la plaza, su historia fue muy corta ya que el 8 de septiembre de 1904, se convirtió en el Pabellón Tetuán, ofreciendo un programa de polichinelas, las películas “la Sirena en el Atlántico” y “Drama en los aires”, terminando con un número de acrobacia. Se tiene constancia de su existencia hasta el domingo 23 de agosto de 1908, en que desaparecieron todos sus anuncios de las carteleras.
Marina. El Teatro de la Marina no confundirlo con el Cine Marina, fue una sala de espectáculos que estuvo ubicada en el Paseo Nacional (hoy Paseo de Juan de Borbón), inaugurada el 7 de marzo de 1908, con la actuación de la gran Troupe mímica dirigida por el famoso Pierrot. Durante el tiempo que estuvo activo se celebraron en el local aparte de los consabidos espectáculos artísticos y proyecciones de cine, los famosos mítines tan populares en aquellos tiempos en los cines y teatros de las barriadas obreras. La apertura de la calle Balboa coincidió en 1928, con el cierre y el derribo del local.
Marina. Calle de Ginebra 5, Fue una sala de exhibición de cine y teatro, abierta en 1916, que fue en aquellos tiempos muy importante en la ciudad, la prueba la tenemos en que en sus programas de variedades, actuaban en aquellos tiempos los artistas más importantes en sus escenarios, en 1947 actuó la popular Imperio Argentina  y en 1957, La incomparable Lola Flores con todo su espectáculo. En 1993, después de una gran restructuración el edificio se convirtió en equipamientos municipales para el barrio de la Barceloneta. No hay que confundirlo con el Teatro de la Marina que estuvo ubicada en el Paseo Nacional (hoy Paseo de Juan de Borbón).
Martín. (Hotel) Rambla de Capuchinos 70, El hotel disponía de una sala que bajo la dirección de  Fructuós Gelabert ofrecía en 1897,  proyecciones cinematográficas para sus clientes, había adaptado un fonógrafo con bocina, y realizaba el pase de películas diferentes todos los días, tenemos que tener en cuenta que las películas eran rollos de  300 a 700 metros que duraban pocos minutos y no se podían repetir muchas veces.  
Martinense. Calle de Montaña 9-11, su propietario Juan Reverter Matamoros, inauguró el cine el 7 de marzo de 1928. En octubre del mismo año sufrió una multa de 50 pesetas por no tener encendidas las luces de emergencia. Durante la guerra civil, (como muchos cines de Barcelona), fue incautado por el Sindicato Unificado del Espectáculo “CNT”, el cual viendo el poco movimiento de espectadores elimino el cine de butacas, para la celebración de otros actos. Finalizada la guerra civil el 19 de marzo de 1939, su hijo Juan Reverter García se hizo nuevamente cargo del cine, el cual después de una restauración urgente volvió a abrirlo nuevamente. A principio de los cincuenta Juan Reverter que también regentaba el cine Lido, cerró unos días el cine, para instalar una pantalla panorámica que fue la sensación del barrio. Con el ocaso de los cines en aquella época cerró definitivamente en marzo de 1984.  
Maryland. Plaza de Urquinaona 5, abrió sus puertas el 9 de noviembre de 1934, con una proyección especial de la película “Paso a la juventud”, a beneficio del Asilo de San Juan de Dios, al igual que todos los cines abiertos antes de 1939, una vez finalizada la guerra, tuvo que cambiar su antiguo nombre por no cumplir las normas establecidas por el régimen, en este caso paso a conocerse como “Cine Plaza”, aunque en noviembre de 1946, recupero su antiguo nombre. En1967, se convirtió en sala de películas de autor conocidas como salas de “Arte y Ensayo”, salas a las que no llegaban las películas comerciales que gustaban al gran público. Esta experiencia dedicada a los intelectuales, solo duro hasta 1983, en que fue uno de los cines que se convirtieron en “Cine X” perdiendo su verdadero nombre y su prestigio. Cerró sus puertas en 1999.
Maxim 's/Maxim/ Máximo. Calle Sicilia 404-410, fue inaugurado el miércoles 11 de Junio de 1930, con la proyección de cuatro películas: “El signo del zorro”, “Al filo de la medianoche”, “El gran silencio” y “Charlot, campeón de boxeo”, las cuales serían proyectadas, también el jueves siguiente, ya que entonces no se hacían sesiones diarias. En el anuncio de La Vanguardia de ese día lo anunciaba como Cine Maxim.  El nombre provenía de un antiguo salón de baile “Salón Maxim 's”, que se había adaptado a la nueva moda de ofrecer cine, conservando de este los palcos existentes junto a unos ventanales a la izquierda que habían servido en la época del baile, para la renovación del aire en los descansos.
El 15 de octubre de 1931, se reinauguró, como cine Maxim 's, figurando ya dentro de la Empresa Smart, que llevaba la programación de los cines: Smart Cine y Coliseo Pompeya. El anuncio de la Vanguardia comunicaba: Hoy tarde, 4’15 y noche 9'30. La nueva Empresa Smart inaugura la temporada de invierno de este local con “Amor Robado”, “El Renegado”, “La Ley Seca”, Noticiario Fox y “Camino del Infierno” por María Alba y Juan Torena (hablada en español). Durante la República cambio el nombre por el de cine Máxim.
La finalización de la guerra y siguiendo la costumbre reinante en aquellas fechas se convirtió en Cine Máximo. En 1949, Juan Muro Mencerreg, adquirió el local haciendo unas reformas integrales; eliminando los palcos de la sala de baile, cambiando las butacas y realizando una pendiente más pronunciada para facilitar la visibilidad de los espectadores. El comienzo de los años setenta, como para casi todos los cines fue muy negativo en la afluencia de espectadores que determino su cierre el 12 de febrero de 1972.
Mercè. Rambla de los Estudios 4, se inauguró el 3 de noviembre de 1904. Fue una de las salas pioneras en ofrecer cine de la Ciudad, que también se conoció por “Sala Mercè”. Fue construida por el pintor Lluis Graner i Arrufi, cuando este regreso de Estados Unidos a España,  viendo el enorme éxito que tenían  las salas de cine en New York, Se decidió decorar (con la ayuda de Antonio Gaudí) un local en la Rambla de los Estudios nº 4, (perteneciente a la familia Fontcuberta). En el cual se proyectarían aquellas rudimentarias películas que había contemplado en su viaje. Para ello pidió a su amigo Gaudí, que le hiciera un proyecto para realizar en nuestra ciudad un espectáculo parecido a los que se celebraban en Estados Unidos, al que bautizaría con el nombre de la Patrona de Barcelona.
El local, tenía un vestíbulo, una sala de espera y otra en la que se realizaban los espectáculos. Gaudí y Graner modificaron las puertas y las transformaron en dos grandes arcos a través de los cuales se accedía al vestíbulo, en el que habían dos taquillas, una real y otra simulada que contenía un demonio autómata que decía al acercarse el público, “Mortales que os reís de mí, todos vendréis a mí”. Después de atravesar el vestíbulo se accedía a la sala donde se efectuaba  el espectáculo.  La sala en el fondo disponía de una rampa que llevaba directamente al sótano, en donde ubicaron las  Cuevas Fantásticas, “Covas Fantásticas”.   
La sala de proyecciones era rectangular, aproximadamente de 8 x 22 metros, estaba situada paralela a la Rambla, tenía la disposición de una sala moderna, las paredes y la bóveda eran de un material rugoso  formando suaves ondulaciones que respondían al sistema de obtener una audición perfecta. El suelo estaba cubierto de gradas que correspondía a una fila de butacas. La decoración de las paredes, consistía en una franja con motivos vegetales coronada por una doble línea ondulada. El marco de la pantalla y el pequeño escenario estaban también tratados con el mismo material de la bóveda y las paredes de la sala.
Los espectáculos se estructuraban en dos partes: Programación de Películas animadas. Cine mudo, en esta programaron hasta el 15 de agosto de 1905. Luego se programaron, proyecciones habladas. Películas filmadas expresamente para la “Sala”, en las que unos locutores comentaban los diálogos de los personajes de la película. La programación duro hasta octubre de 1907.
En 1908 se iniciaron unos nuevos espectáculos de “Visiones Musicales”, que consistían en la proyección de cuadros sobre la pantalla acompañados de efectos de luz y música. En 1909, el local fue transformado en cine, en 1939, cambio el nombre por el de “Atlantic Cine”, nombre que duro solo unos meses ya que paso a denominarse “Cine Atlántico”. En 1955, el ayuntamiento presidido por el alcalde D. Antonio María Simarro i Puig, decidió acabar con la situación, de las diferentes numeraciones de las Ramblas paso a tener el número 122. En 1987 cerró sus puertas. Un año más tarde fue derribado y en su lugar se construyó un Hotel.
Meridiana. Gran Vía Meridiana 166-168, (posteriormente, Avenida Meridiana), fue construido por el suizo Alberto Meier Mosmann, abrió sus puertas en 1929 año de la Exposición Universal, con el nombre de Salón Meridiana como un local de espectáculos, el 5 de marzo de 1929 se anunciaba la celebración de combates, en la página 22 de la Vanguardia. Durante la república al igual que la mayoría de los cines acogió los obligados mítines políticos que se producían casi a diario en la ciudad.  Terminada la guerra civil, el 5 de noviembre de 1945, el cine fue adquirido por Juan Mur Mencerreg, que también regentaba el cine Fomento Martinense. La urbanización de la Avenida Meridiana, fue un serio hándicap para la supervivencia del cine.
Primero fue la línea de tren de la superficie, luego el comienzo de la urbanización de la Meridiana con la instalación de la línea del tranvía 51 y por último la consolidación de la avenida Meridiana como la única vía de salida de la ciudad, ni la Gran Vía ni la Diagonal estaban abiertas y era la única vía de circulación rápida para los coches, lo que provocó que se tuviera que construir puentes para poderla  cruzar, lo que ahora no sería un problema, entonces provocó un impedimento psicológico que dividió la zona, en dos partes, que empezó a ser un obstáculo para los espectadores que poco a poco se fue alejando del cine, cerró sus puertas el domingo 14 de marzo de 1971, con la proyección de las películas “Serafino y “A pleno Sol”.
Metensmograf. (Cinematografía Farrusini),  Avenida del Paralelo 80, construido en un barracón de feria llevaba el nombre del empresario de origen italiano, Enrique Farrús, fue inaugurado el 5 de noviembre de 1989. Una tormenta derribo la barraca y tuvo que reconstruirlo de nuevo, con el nombre de Nuevo Metensmograf. Cerró sus puertas en 1900. En 1901, Enrique Farrús, abrió el cine Alcázar Español, en la calle Unión 7, que pasaría a ser después el primer cine Barcelona. Anteriormente había ocupado el solar el edificio del Café Rosal
Metropol Cinema/Metropoli/Metropol. Calle Lauria 115, Propiedad de Pascual Sanromà, el cuál encargó el proyecto de la realización del cine a Manuel Casas Lamolla, que diseñó un cine con una decoración moderna y rompedora que recibió los elogios por parte de público y prensa, se inauguró el 25 de enero de 1934, a cuya sesión inaugural asistió Lluis Companys y el alcalde Jaume Aiguadé, con el estreno de “Un profesor ideal”, “El judío errante” y el noticiario. Durante la guerra civil ofreció una selección de reposiciones en su anterior programación. Volvió a abrir nuevamente a la finalización de la guerra el 4 de febrero de 1939, con la proyección de “María Luisa de Austria” y el documental “Stradivarius”, en octubre empezó a programar los mismos estrenos que el Capitol, como todos los cines de la época tuvieron que sufrir el cambio de sus nombres para castellanizarlos pasando a llamarse Metrópoli y Capitolio, nombre que mantuvieron hasta 1948, fecha en que lo recuperaron de nuevo. Su cierre tuvo lugar el 29 de diciembre de 1963, las últimas películas fueron “Héroes de tachuela”, con Stan Laurel y Oliver Hardy  y “Tarzan y el safari perdido”, con Gordon Scott.
Miami. Carretera de la Bordeta 53, su propietario Joan Vidal, lo inauguró en 1961 con un aforo de 850 espectadores.  Fue adquirida en 1973 por Lluís Salsas i Blanch, que realizo una restructuración, renovando entre otras cosas la pantalla algo obsoleta, colocando una nuevo modelo de “Unus Diplo”, pero el desplome de espectadores de aquellos años hizo que cerrara en 1976.  El local fue adquirido por Jaume Sola, quien después de una restauración importante lo resucitó como teatro y local para celebrar veladas de boxeo en 1978, como “Nou Teatre Olimpia”, que fue inaugurado el viernes 1 de diciembre de 1978 con la obra “Aprenda a hacer el amor con Bárbara”. El proyecto no llego a despegar y el local acabo cerrado y como muchos de los cines antiguos, olvidado por las autoridades municipales. El 20 de julio del 2004, La Vanguardia publicaba un artículo en el que denunciaba el deterioro que sufría el local abandonado con este título “El cine Miami sigue en ruinas tras 24 años”.
Miria. Calle Provenza 260, esquina Pasaje Mercader, fue inaugurado el 20 de marzo de 1924, con la proyección de “El descubrimiento de América”, “La Java” y “Oiga, control”. Finalizada la guerra civil continúo ofreciendo dobles programas de reestreno. La situación del local y la falta de solares para nuevas construcciones, le hicieron ser un bocado muy apetecible para las empresas constructoras, cerró sus puertas en 1962.
Mistral. Calle de Calabria 38, construido por el arquitecto Antoni de Ferrater, con un aforo de 2.000,  fue inaugurado el 12 de diciembre de 1934, con la proyección de “El ídolo de las mujeres”, “Guerra de Valses” y “Tratado secreto”. La guerra civil precipitó un tiempo de suspensión en la programación, que no se reanudó hasta el 4 de febrero de 1939, con la proyección de “El milagro de la fe” y “Tres lanceros Bengalíes”. A partir de entonces es considerado algo más que un cine de barrio. La nevada sufrida por la ciudad en las Navidades de 1962, afectó la estructura del local lo que provoco su cierre definitivo. Posteriormente después de derribar el edificio, en el solar se levantó un nuevo edificio de viviendas, en cuyos bajos se construyó el cine Waldorf Cinerama.
Moderno. Calle Gerona 175, se  inauguró el 24 de diciembre de 1939, con la proyección de “El ángel negro” y “La golondrina cautiva”, había sustituido al Cine España, nombre que había tenido que adoptar el 13 de septiembre del mismo año, al tener que cambiar al no haber sido aceptado el de Cine New York, que había tenido desde el 8 de mayo de 1936. Cerró sus puertas en 1990. El 6 de diciembre volvió a abrir con 3 salas, como Cines Lauren, la quiebra de la empresa Lauren, obligó a su cierre en 2005, volvió a abrir en el 2006, como cine Scope, adquirido por la empresa de los cines Casablanca lo abrió como Casablanca-Gracia el 12 de mayo de 2006.
Montaña. Calle Montaña 85-87, se inauguró en 1914 y la primera constancia que se tiene de él es la de un mitin celebrado el día 25 de marzode1914,  organizado por el Sindicato del Arte Fabril “La Constancia”, para tratar de la huelga planteada, por el sindicato. El primer anuncio que se encuentra como empresa dedicada al espectáculo corresponde al día 27 de octubre de 1920, en el que se anuncia como “Teatro-Cine Montaña”, con la compañía “Alda Marti”.
Todas las referencias posteriores que se encuentran en las hemerotecas, tienen que ver con mítines celebrados en su local, destacando el acto celebrado el 12 de abril de 1932, con motivo de la inauguración el 16 del mismo mes de la delegación del “Estat Catalá” en el Clot.  El 12 de julio de ese mismo año, estando como gobernador civil Juan Moles Ormella, se decretó la orden de clausurarlo junto con el cine Rovira, por deficiencias encontradas por so inspectores del ayuntamiento. Aunque todavía siguió funcionando. Finalizada la guerra, el local fue adquirido por los laboratorios Sobón, S. A., para construir sus instalaciones en Barcelona.
Montecarlo. Calle Provenza 280, propiedad de la familia Cabezas, vinculada a la explotación cinematográfica, había sido convertida en una elegante  y espaciosa sala moderna. Fue inaugurado el sábado de gloria 31 de marzo de 1945, con la proyección de la película “El hijo de la furia”, protagonizada por Tyrone Power y Gene Tierney. Los asistentes del estreno fueron obsequiados en el Salón de té del anfiteatro. Tenía su programación conjuntamente con los cines Niza y Aristos. Durante los años que estuvo en activo, recibió en 1958 y 1970, el Premio Sant Jordi, que otorgaban a los cines que ofrecían una calidad en la programación de toda una temporada.
Desapareció de las carteleras,  el 14 de junio de 2000, con la proyección de la película “Gladiator” anteriormente a convertirse en sala de cine, el solar estaba ocupado por el taller-garaje Gloria, propiedad de Eudald Puig Valls, que tenía la exclusiva del sistema Tecalemit, un antideslizante para los neumáticos.
Monterrey. Calle Castillejos, 429-431, estaba situado por encima de la actual Ronda de Guinardó, propiedad de los hermanos Oscar y Vicente Martín (que también regentaban el Cine Sanllehy), contrataron a Buenaventura Bassegoda Novell, para que les realizara el proyecto de su construcción. Se inauguró el 6 de junio de 1965, con la proyección de “Molly Brown, siempre a flote” y “Búsqueme a esa chica”, pese a la aceptación que tuvo, su vida duro apenas 5 años, ya que desapareció de las carteleras el 4 de marzo de 1970.
Montserrat. Calle Virgen de Montserrat 267, sus promotores Ramón Sanahuja y Bartolomé Solé, solicitaron un proyecto a Enric Matas i Ramis, para que edificara un cine en el solar que había al final de la avenida Virgen de Monserrat, cerca del lugar en que partían los caminos que se discurrían hacía Horta y Verdun (al actual “Nou Barris”) conocido como “los quince”, donde estaba situado el antiguo campo de futbol del Guinardó C.F., posteriormente cochera de transporte público. Abrió sus puertas el  31 de octubre de 1952 a las 10 de la noche con la proyección de “Lo que el viento se llevó” en el anuncio se hacía referencia de que era una copia nueva y la versión íntegra, (en aquellos tiempos siempre se comentaba que algunas películas que se ofrecían estaban incompletas a causa de la censura). El 4 junio de 1984 fue autorizado a convertirse en Sala X, principio del fin de bastantes cines de barrio. Cerró sus puertas, el  1 de agosto de 1987, con la proyección de “Simpático y cara dura” y “Crónica sentimental en rojo”.
Monumental. Calle de San Pablo 89-91, con salida a la calle de las Tapias 8, (por la misma entrada del cine Diana) era propiedad de Josep Fàbregas i Moragas, empresario de la “Empresa Ideal” que también llevaba el cine Walkyria, fue diseñado por Manuel Joaquim Raspall i Mallol, se inauguró el 18 de julio de 1918, Estaba distribuido en platea y anfiteatro con una capacidad de 2.545 espectadores, era considerado "La joya del Distrito V". Tenía las mayores comodidades de un cine de su época, con un proyector Power y una ventilación excelente. El día del estreno se proyectaron las siguientes películas: “Héroes del submarino” de (1 800 m., marca Vitagraph), de la casa Casanovas y Pinol; “Difamación” de (1 650 m., marca Fox), de la casa Ajuria, “El tren correo” de (600 m, marca Bisson), de la casa Gaumont; “Aventuras extraordinarias” (cómica-dibujo), “Studio Información” número 29.  Distribuido en platea y anfiteatro y una capacidad de 2.545 espectadores era considerado "La joya del Distrito V". Tenía las mayores comodidades de un cine de su época, con un proyector Power y una ventilación excelente. Con la muerte de Josep Fàbregas en 1928 y la degradación de barrio, el cine entro poco a poco en decadencia, cerrando sus puertas en 1947.
Moratín. Calle Muntaner 246, abrió sus puertas como teatro el 23 de diciembre de 1967, de la mano del autor teatral, Jaume Salom, que después de una reforma había convertido en teatro el cine Aristos. No obstante la experiencia solo duro hasta el 13 de septiembre de 1974, fecha en el que volvió a funcionar como cine, con la proyección de “L'Invitation” (la invitación), con la asistencia del actor Jean-Luc Bideau, Premio del Jurado en el Festival de Carmes de 1973. Cerró sus puertas para convertirse en 1982 en teatro musical, “la Belle Époque”, gestionado por la vedette  Dolly van Doll, que lo tuvo en activo hasta 1995, fecha en la que se convirtió en la sala de fiestas Luz de Gas.
Motographe. Rambla Estudios 9, se inauguró en el primer piso del edificio de la Academia de Ciencias el 13 de abril de 1899. Anunciaba Sesiones todas las tardes y noches de días festivos con los últimos adelantos de la fotografía animada, vistas coloridas locales y extranjeras. Repertorio 1600. Fue uno de los cines pioneros de las incipientes imágenes en movimiento que a finales de 1906, dio paso al actual Teatro-Cine Poliorama.
Mozart. Calle Canuda 31, Pertenecía  a la empresa de pianos y pianolas Cussó SFHA, la cual lo había arrendado en 1912. Encargo un proyecto a Francisco Colà i Gener, para que diseñara una sala en forma de herradura al estilo Luis XVI, para poder realizar demostraciones y conciertos para promocionar sus productos. Fue inaugurada el 27 de marzo de 1914 en el piso principal, con un concierto a cargo de Joan Lamote de Grignon, con programa íntegro de obras de Mozart, con orquesta, dos píanos y coro.
Funcionó como cine infantil, en el que los padres podían dejar a sus hijos mientras ellos,  asistían a otros teatros cercanos o se iban de compras. El 6 de agosto de 1939 se anunciaba de la siguiente manera:
CINE INFANTIL (Teatro Sala|CINE Mozart, Canuda, 31)
Hoy, 4,30 tarde, Anglés y sus polichinelas, Fernans y Mikels (acróbatas)
y Laurel y Hardy en persona (los mejores Imitadores españoles)
En 1962, durante la semana del 26 de marzo al 1 de abril, presento la película “”La familia Trapp” y la semana del 16 al 22 de julio, “Babette se va a la guerra”, por Brigitte Bardot. Posteriormente durante una temporada larga se celebraban todo tipo de actos: concursos de mises o mítines políticos. En 1964, el local fue adquirido por el Centro Cultural y Recreativo Aragonés (antes Centro Obrero Aragonés), usándolo como salón de actos. En noviembre del 2003, el edificio fue derribado.
Anteriormente había pertenecido desde el 21 de diciembre de 1905, al Comité de Defensa Social, abierto al público para realizar sesiones de cine sobre las apariciones de Lourdes, por lo que recibió el nombre de Cine Lourdes. cerrando en 1912.
Mundial. Calle Salmerón núm. 37 (actual Gran de Gracia), fue inaugurado el 23 de junio de 1910, verbena de San Juan, con actuaciones artísticas y varias películas de estreno. En 1936 con el estallido de la Guerra Civil fue incautado por el sindicato anarquista CNT-FAI a través de su Sindicato Único del Espectáculo. Cerró puertas el 15 de septiembre de 1968. Anteriormente había sido ocupado por el Café de la Esperanza y posteriormente Café Viñas, su propietario Joan Viñas, (uno de los fundadores del Sindicato de Empresas Cinematográficas de Cataluña), que lo convirtió en el cine Mundial.
Murillo. Paseo de la Bonanova 103, Nombre adoptado el domingo 12 de marzo de 1939. A la finalización de la guerra civil, las autoridades franquistas obligaron a sus gestores a cambiar el nombre del cine Spring, (por no cumplir las normas instauradas por el nuevo régimen), cuando se suavizaron en 1955, pudo volver nuevamente a su antiguo nombre de Spring. Normalmente los cines cerraban programación los domingos en la sesión de la noche, los lunes abrían nueva programación, los que ofrecían sesiones toda la semana y los jueves los que  abrían jueves, sábado y domingo el Spring era de estos últimos. Con el Spring – Murillo. Ya que el Spring (que era de jueves, sábado y domingo), el sábado 11 de marzo en su última función programo: “El velo pintado” por Greta Garbo, “La sublime mentira”, por Anna Sothern y “La alcaldesa”, por María Dresler y el Mundial, el domingo 12 de marzo programo: “Un hombre sin entrañas”, “El baile del Savoy”, “Alias Dinamita” y “Una doncella en peligro”.
A mediados de los setenta buscando salir de la crisis, se convirtió en Cinestudio Spring proyectando películas de autor. Finalmente, en mayo de 1984, cerró sus puertas.
Napoleón. Rambla Santa Mónica 15, (actual Ramblas 17), aunque para muchos fue el primer local donde se proyectó una película de cine en Barcelona, (otros aseguran que la primera proyección se realizó el 4 de junio de 1896, a la entrada del Teatro Principal, con un aparato Kinetographe de George William de Best, que también proyectaba imágenes en movimiento).
También hay discrepancias sobre la fecha de la inauguración, unos la datan como el día 10 (fecha en que se hizo la presentación para autoridades y prensa), otros como 14 de diciembre de 1896 (fecha de proyección oficial o pública), Sea lo que sea hay que dar a los hermanos Napoleón por su repercusión y  porque realmente su producto era el primero en tener movimiento propio, como los pioneros en el séptimo arte en Barcelona, con las máquinas de proyección Lumière.
Nápoles. Avenida de San Antonio María Claret 168, abrió sus puertas el 30 de abril de 1962, con la proyección de  “Regreso a Peyton Place” y “Bombas sobre Montecarlo”. El 22 de diciembre 1988, después de una remodelación reabrió nuevamente sus puertas, convirtiendo el local en dos salas que estrenaron: Sala 1, “Su excelencia la criada” y Sala 2 “El poder de las Armas”.  Aprovechó el sótano que había, para abrir un nuevo bingo en la ciudad. El 30 de septiembre de 1994, inició una programación de sesiones golfas que atrajeron durante un tiempo una gran cantidad de espectadores, pero tampoco fue un remedio definitivo, para atraer más espectadores y tuvo que cerrar sus puertas.
El 19 de diciembre de 1914 abrió como sala Phenomena, en la que se reponían películas antiguas. En la sesión inaugural, se proyectaron Tiburón y Alíen, con gran afluencia de espectadores, que querían evocar tiempos pasados; otras películas que tuvieron gran éxito fueron “ Una noche en la ópera” por los hermanos Marx, Groucho, Chico y Harpo y Singin' in the Rain “Cantando bajo la lluvia” por Gene Kelly, Donald O'Connor y Debbie Reynolds y La Jungla de cristal, por Bruce Willis,  Bonnie Bedelia y  Alan Rickman.
New York / Cinema New York. Calle Gerona 173-175, fue inaugurado el 8 de mayo de 1936. Finalizada la guerra civil,  al no cumplir con las normas establecidas por el nuevo régimen se anuncia por última vez como Cine New York el 13 de septiembre de 1939, con la proyección de “Cuando el diablo asoma”, por Joan Crawford y Clark Gable, “Lorna Dnone”, Musical, y Dibujos Popeye. Al día siguiente ya como Cine España continua proyectando el mismo programa.
El nombre que duro poco tiempo ya que fue nuevamente rebautizado como Cine Moderno, el 24 de diciembre de 1939, con la proyección de “Piloto de pruebas” y “Sopa de ganso”. Cerró sus puertas en 1990. El 6 de diciembre volvió a abrir con 3 salas, como Cines Lauren, la quiebra de la empresa Lauren, obligó a su cierre en 2005, volviendo a abrir en el 2006, como cine Scope, con un recorrido muy corto ya que fu adquirido por la empresa de los cines Casablanca que lo reabrió nuevamente el 19 de mayo del 2006 como Casablanca-Gracia, con la proyección de “Honor de Caballería”, “La Chinoise” y “Zona libre”.
Niza. Plaza de la Sagrada Familia 12, su propietario  Luís Cabezas Puzo, lo mando construir al arquitecto Josep Maria Aixelà, con fachada de estilo neoclásico, con una gran entrada central y dos grandes espacios laterales para la colocación de los carteles de las películas, fue inaugurado el sábado 19 de octubre de 1946, con la proyección de “Galopa muchacho” por  Bud Abbott y Lou Costello” y “Sangre sobre el Sol” por James Cagney y Sylvia Sidney.
El 27 de noviembre de 1950, pasó a ser cine de estreno. El 5 de julio de 1953, tuvo lugar un estreno al que con 11 años asistí con mis padres, a una película que se proyectó sobre la coronación de Isabel II de Inglaterra, no había tele y fue todo un éxito. En 1979, fue adquirido por Pedro Balañá, que después de una remodelación, lo reabrió como cine de estreno, el 24 de octubre de 1980, que había construido entrando a la derecha la sala de baile “Niza 77”. La película estrenada conjuntamente con el Cine Coliseum, fue Xanadu, por Olivia Newton-John.
La falta de acuerdo entre la empresa de Pedro Balañá y los propietarios del local en la renovación del contrato de alquiler, hizo que cerrara sus puertas el 21 de febrero de 2005. Durante muchos años  ha permanecido cerrado, ya que los vecinos querían es espacio para equipamientos del barrio, pero el ayuntamiento no cedió al precio pedido por los propietarios. El local ha sido adquirido por un supermercado que derribara el edificio y construirá un centro comercial y un aparcamiento en los sótanos.
Novedades. Calle de Caspe 1, El primitivo Novedades estuvo situado hasta julio de 1884 en el chaflán de la Ronda de San Pedro con el paseo de Gracia. Era un teatro de madera, inaugurado en 1869 como “Salón de Novedades”, se derribó en 1884, para trasladarse a la Calle de Caspe, el lugar había estado antes ocupado por los jardines del Prado Catalán, el solar fue adquirido por la Fundación Benéfica “Legado Roca i Pi” de Badalona, en 1918 lo arrendo y fue Don Juan Marsans Peix, para construir el teatro y el frontón Novedades, junto al edificio del Café Novedades, (que ocupaba la esquina de Paseo de Gracia con Caspe), el frontón estuvo  funcionando  hasta su fallecimiento en 1952.
El teatro fue inaugurado (todavía sin terminar), el día 7 de junio de 1884, como “Nuevo Teatro Novedades”, con la obra “Muérete y veras” de Bretón de los Herreros. En 1938, el edificio sufrió un incendio en plena Guerra civil que provocó su destrucción. Sus ruinas estuvieron a la vista de los barceloneses. La viuda del Sr Marsans, Elvira Cifuentes, subarrendó parte del solar en 1953 a la empresa Teatro Novedades S. A., las obras tuvieron que paralizarse en enero de 1957.
El 4 de junio de 1958, se continuó con el derribo del antiguo teatro y el comienzo de construcción del nuevo teatro-Cine Novedades fue obra de la empresa “Fomento de Obras y Construcciones, S.A.” dirigidas por el arquitecto Miguel Ponseti Vives. La capacidad era de 1.800 butacas, distribuidas en 760 en platea, 480 en club, y el resto entre primer y segundo anfiteatro, con una superficie total de 4.000 metros cuadrados. Se destinaron 750 metros cuadrados a vestíbulos y salas descanso. La inauguración se realizó como cine el  21 de abril de 1960, con la proyección de la película “Historia de una Monja”.
En 1992 volvió a realizar representaciones teatrales estrenando el 4 de julio de 1992, el musical “Cabaret” con la actuación de Nina, dirigida por el director francés Jérôme Savary. El 1 de mayo de 2006 tuvo lugar su última función con la obra “Mamá, quiero ser famoso”, por la compañía La Cubana. Cerró definitivamente el 1 de mayo del 2006.
Nuevo. Avenida del Paralelo 63-65, la primera etapa empezó el 22 de junio de 1901, con zarzuelas, revistas y operetas, las sesiones cinematográficas no empezaron hasta 14 de diciembre de 1907, con material del Cine Vicens de la calle Talleres, que apenas duraron un año y no reaparecieron otra vez hasta 1917, en marzo de 1921, cerró las puertas para reformarlo. El nuevo Teatro Nuevo tenía previsto su inauguración el 23 de mayo de 1922, pero no fue hasta el día siguiente que se pudo realizar la inauguración del mismo.
Con el principio de la guerra civil, el teatro fue controlado por la CNT, alternando el teatro, la zarzuela y las variedades, el 12 de noviembre de 1948, con el estreno de “Las modelos”, protagonizada por Gene Kelly y Rita Hayworth, inicia nuevamente las proyecciones de cine, aunque en diciembre de 1950 nuevamente intento retornar a la revista musical, pero el fracaso de la obra “Caprichos de mujer”, deciden a sus gestores continuar ofreciendo películas de cine. El 10 diciembre 1958, junto al cine Albéniz de Madrid, presento por primera vez en España, el nuevo sistema “Cinerama”, con la película “Esto es Cinerama”. Cerró sus puertas el 1 de junio de 1986
Nuevo. Calle de Obradors 10-12, fue inaugurado en 1923. La primera sesión con aparatos de cine sonoro tuvo su comienzo el 17 de marzo de 1932, con la proyección de “Sombras de circo”, por Miguel Ligero y “La ley de Relámpago” protagonizada por un perro llamado Relámpago. Tenía una clientela esporádica que venía atraída por la presencia de mujeres que practicaban en la oscuridad de la sala el sexo manual, esto le apartaba de la clientela familiar. Durante la guerra civil se provocaron varios incidentes que provocaron la inseguridad entre los asistentes que determinaron por cerrarlo en 1938. Reabrió, el 27 de noviembre de 1939, como cine Castilla.
Nuevo Retiro. Rambla de Cataluña con Ronda Universidad, se inauguró con teatro en 1889 pasado después a Teatro Gayarre hasta su cierre en 1892. El 23 de octubre de 1898, se presentó el sistema Wargraph  con unas sesiones únicas a las once de la noche. Era un espectáculo cinematográfico dirigido por Henry Leonard, contratado para tres sesiones. A partir del 12 de noviembre, el Nuevo Retiro adoptó el sistema Newgraph.
Nuria. Calle Roger de Flor 254-256, Su propietario el alemán Otto Lieman, encargo al arquitecto José Alemán, la construcción de un cine con un aforo de 1.085 localidades. Se inauguró con equipos sonoros Orpheo Sincronic, el 24 de diciembre de 1932, con la  proyección de las películas: “Pepa se Casa”, “Félix trotamundos”,  “Una visita a Chicago” y “Bajo falsa bandera” superproducción Universal. Alternaba la proyección de películas con actuación de variedades. En 1935 el Cine Nuria fue galardonado por el ayuntamiento por la mejor programación de la temporada. En julio de 1936, la sala fue colectivizada. Finalizada la guerra las programaciones se ajustaron a las habituales que se hacían en los cines de barrio, programas dobles semanales de lunes a domingo, estaba incorporado a la cadena distribuidora Cabezas, cerró sus puertas el 28 de agosto de 1966, con la proyección de “Un tío imponente” y “Traición en Fort-Quin”.
Odeón.  Calle de Sans 73, Anteriormente a la inauguración del cine el local había pasado por albergar, El salón teatro de la antigua sociedad coral “La Familiar Obrera de Sans” y posteriormente el “Ateneo Familiar”. A finales de 1916, fue adquirido por Adolfo Cros, para instalar después de una importante reforma el salón de proyecciones (tal y como se conocían en aquella época), Cine Odeón. Se puso en contacto con Amadeo Llopart, auxiliar numerario da la Escuela de Arquitectura de Barcelona, para que dirigiera las obras del nuevo local que tuviera todos los adelantos técnicos y todas comodidades necesarias.
El edificio constaba de dos vastas galerías destinadas al público en el primero y segundo piso; la principal para contemplar el espectáculo y las dos laterales exteriores, que podían contener igual número de personas que las del interior que estaban destinadas a prestar una anchurosa sala de descanso, cafetería. Dos escaleras laterales, para una evacuación cómoda. El escenario ofrecía una la elegante embocadura en la que poder representar cualquier tipo de espectáculo teatral o de variedades. Se inauguró el sábado 3 de marzo de 1917. En 1919, se instaló el “Orfeón de Sans”, En 1960 su presidente Sr. Gibert, adquirió el solar por seis millones de pesetas. La escasez de recursos debido a la falta de socios acuciado por las deudas, vender el edificio para construir un edificio de 43 viviendas en 1965.
Odeón. Calle de Navidad 2, hacía esquina con el Paseo de Fabra y Puig, fue  inaugurado a principios de 1921, era considerado uno de los cines más grandes de la ciudad. Sus principios fueron como el de casi todos los locales de la época, como teatro en el que los fines de semana las compañías de aficionados representaban obras de teatro y zarzuela. En 1927 actuó la compañía del teatro Liceo, con la representación de la Africana. Con la llegada de la república el local se consolido como cine. Finalizada la guerra y dada la capacidad del aforo, fue aprovechado por falange para realizar actos de afirmación franquista. En 1952, José Coll Navarra, contrato al arquitecto Joan Pujadas i Puerta, para realizar unas mejoras que reducirían la capacidad del local, pero le darían una mayor confortabilidad. Como todos los grandes cines tuvieron problemas para subsistir y el Odeón no fue menos, cerró sus puertas el 14 de junio de 1981, con la proyección de “El factor humano” y “Mujeres de Cabaret”. Parte de su estructura se utilizó para dar cabida a un mercado que conservó su nombre.
Odeón. Calle Conde del Asalto 26 (actual Nou de la Rambla), fue inaugurado después de una restauración para convertirlo en cine, el viernes 18 de marzo de 1927, con la proyección de “El relámpago de Calgary”, por Hoot Gibson, “Lo que cuesta el placer” por Virginia Valli y Norman Kerry, “Sandalio entre esquimales” y “Deportes de nieve”, acompañados por la orquestina Jazz Balsau.
Nuevamente entraron los servicios de restauración equipado con equipos de sonido para convertirlo en Cine Barcelona que es inaugurado el 25 de junio de 1931. Anteriormente fue el “Music-hall Montecarlo”, Inaugurado el 16 de diciembre de 1915, cerró sus puertas en 1925.
Olympia/Olimpia. Ronda de San Pablo 27, el local fue impulsado por Josep Ventura Gannau, con la colaboración de  Joaquim Cabot Rovira presidente de la empresa Tívoli, S. A. con la colaboración del arquitecto Francisco Folguera Grassi, construyeron un edificio que se convirtió en teatro, circo y cine. Con una capacidad de 6.000 espectadores, cifra que se antoja, (aun en nuestros días) como una cifra importante para un local de espectáculos diario. Se inauguró el 4 de diciembre de 1924.
Conto para el evento con un espectáculo que solo con el anuncio causo un expectación fuera de serie: Elefantes, Caballos adiestrados, Focas, números musicales, Fue durante mucho tiempo un lugar de los más visitados de la ciudad, ya que no solo accedían espectadores de la ciudad sino que venían verdaderas excursiones de los pueblos cercanos para ver el espectáculo y conocer el edificio.
La fachada de estilo novecentista con elementos de tierra cocida y estucado estaba acabada con una terminación superior en forma triangular que ocupaba la parte del chaflán que le daba un aspecto clásico. El interior espectacular para aquella época, tenía  una platea con 3.000 butacas que estaba diseñada para poder facilitar la visión desde cualquier lugar, había sido diseñada al estilo de los pabellones deportivos de hoy en día inclinando la parte trasera de forma que los espectadores de las últimas filas no tuviesen ningún problema de visión con el espectador de delante.
La pista de circo era móvil, ya que en su parte inferior se había construido una enorme piscina con una capacidad de 300.000 litros de agua. En aquellos tiempos en que los espectáculos acuáticos, se habían puesto de moda a través de las películas musicales americanas los espectáculos acuáticos tenían mucho éxito. Las obras quedaron terminadas en 1923. Las dimensiones y el equipamiento escénico y estructural del teatro permitían de hacer grandes espectáculos.
El aforo del local fue utilizado por los sindicatos y partidos políticos para celebrar sus mítines en tiempos de la segunda república. Finalizada la guerra civil, el régimen franquista cambio la “y” por la “i”, para españolizar el nombre. La sala cambio su programación de teatro por el cine en el que dotando al local de equipos de Alta Fidelidad. La Obra Sindical de Educación y Descanso aprovecho la capacidad del local para organizar las matinales  de los domingos con eventos musicales.
La primera película proyectada en el local fue “Quo Vadis?, el 30 de enero de 1926, para la proyección de películas se había adquirido la célebre máquina “Imperator Kruppernemann”. Para el evento se había contratado una orquesta con cuarenta profesores dirigida por el maestro Antonio Capdevila.  
En 1944, unos días después de su presentación en el Palacio de la Música “Palau de la Música”, La Orquesta Municipal de Barcelona, realizo un concierto popular  de  presentación de la  Orquesta Municipal.
El 28 de febrero de 1947, después de unos años en que la afluencia de espectadores había bajado ostensiblemente con unos gastos debidos a su capacidad eran muy difícil de amortizar. El teatro cerró sus puertas con una representación de la Opera “La Bohème”, que la empresa CINAES cedió sus beneficios al Frente de Juventudes barcelonés.
Oriente. Calle Aragón 197, (entre Aribau y Muntaner), inaugurada el 8 de febrero de 1940, con la proyección de “La casta Susana” y “Horizontes perdidos”. Recién finalizada la guerra, cuando la calle Aragón padecía el humo de los trenes que pasaban por la zanja central, el cine tenía una peculiaridad que le hacía especial sobre todo en verano, el techo tenía un mecanismo que le permitía abrirse y poder disfrutar del aire en las noches de verano. En 1975, cerró las puertas para realizar una remodelación de equipos y butacas para promocionarlo como cine de autor, cambio el nombre asociándolo con el nombre de la avenida que partía junto a él, “Cine Roma”, la inauguración se realizó el 11 de julio de 1975, con la proyección de la película “La Raulito”.  Al igual que muchos cines de su época en 1984, se convirtió en Cine X, principio del fin de todos los cines que realizaron estas proyecciones. Cerró sus puertas a finales del 2004.  

Regreso al contenido