Indice de Cines D-E-F-G rev. 01-06-18 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Indice de Cines D-E-F-G rev. 01-06-18

Cines
Dante. Paseo Maragall 415-417, Su propietario Josep Ribó Corretja, tenía previsto inaugurar el local el 23 de diciembre de 1965, pero unos problemas imprevistos, retrasaron dicha inauguración al 24 de febrero de 1966, fue el clásico cine de barriada que proyectaba películas de reestreno. Aglutinaba espectadores de los barrios de Horta, el Carmelo y el Turo de la Peira. En todo momento estuvo en primerísima línea en las actualizaciones de cambios que se  producían en los tipos de proyecciones: tales como Todd-AO, Dolby, etc., pero surgió un enemigo que daño su sostenibilidad, la proliferación de los videoclubs y las multisalas, influyo negativamente en los gustos del público, que hicieron que poco a poco fuera cayendo en el favor del público. Cerró sus puertas el día 25 de junio de 1995. La aparición de la Empresa Lauren, a través de su gerente Antoni Llorens Olivé, hizo crear nuevas perspectivas al adaptar el local en 8 mini-salas que se inauguraron  el 24 de septiembre de 1998, con las proyecciones de: “Sala 1, Mafia Estafa como puedas”, “Sala 2, Dr. Dolittle”, “Sala 3, Los vengadores”, “Sala 4, Salvar al soldado Ryan”, “Sala 5, Atilano, presidente”, “Sala 6, Baila conmigo”, “Sala 7, La sombra de la noche” y “Sala 8, Species II”. El proyecto intentó de resucitar el cine, pero la quiebra de la empresa propicio que experimento no tuviera el éxito esperado. Cerró sus puertas definitivamente el verano del 2014.
Delicias. Travesera de Gracia 224, fue inaugurado en 1925, pero los comienzos del cine fueron muy turbulentos, ya que su primer propietario estaba endeudado con el ebanista Francisco Benaiges que había realizado las butacas, por lo que tuvieron un contencioso que termino con el embargo del local por parte de Francisco Benaiges.
Finalizada la guerra civil, el local fue adquirido por Ramón Riba Martorell, (padre de una saga de empresarios dedicados al mundo del espectáculo, sus hijos fueron los empresarios del restaurante espectáculo Scala Barcelona). En 1961 Ramón Riba se asoció con Pedro Balañà, que decidieron derribar el viejo local, para construir otro local acorde con el tiempo, fue inaugurado el 8 de septiembre de 1962, con la proyección de “Dos frescos en Órbita” y “Armas contra la Ley”. Como tantos cines de la época sufrió la pérdida de espectadores y el acoso de los arquitectos para levantar edificios de viviendas, por lo que los propietarios decidieron cerrarlo el 31 de diciembre de 1987, con la protección de “El libro de la selva” y “Un loco suelto en Hollywood”.
Delicias. Avenida del Paralelo 100, en 1921 se convirtió en el Cine Delicias, posteriormente en 1924 se volvió a convertir en teatro, con el nombre de Teatro Talía, aunque alternaba las funciones de teatro con las proyecciones cinematográficas. El 22 de marzo de 1932, Anunciaba la inauguración del Cine Sonoro, con la proyección de
CÍNE SÓNORO TALIA
Inauguración, Sábado de Gloría
RAMÓN NOVARRO, CONCHITA MONTENEGRO
RAFAEL RIVELLES, CARMEN LARRABEITI
TONY D'ALGY, FÉLIX DE POMES
STAN LAUREL, OLIVER HARDY
principales Intérpretes de las películas que
se proyectarán el día de la inauguración.
En la década de los cincuenta fue adquirido por Ignacio F. Iquino, director y productor de cine y Paco Martínez Soria, que término siendo su único propietario. En 1982 realizo el actual cambió de nombre Teatro Martínez Soria que lo dedicó sólo al teatro. Anteriormente había sido el Teatro de las Delicias en 1900, se convirtió en Teatro Lirico en 1906, (uno de los dos que funcionaron en la ciudad), En 1913se convirtió en el Trianón (nombre que coincidió con otro teatro de la ciudad), que estuvo en activo hasta 1915, en que cambio el teatro por la música con la apertura de Madrid-Concer.
Diagonal. Avenida Diagonal 458, ocupaba los bajos del edificio del Gran Hotel Cristina, con una capacidad de 999 espectadores. Fue inaugurado el 24 de febrero de 1961, Su primer propietario fue el director de la Izaro Films, José María Reyzábal, presento un evento a beneficio de las obras asistenciales del Excmo. Sr. Gobernador Civil. En una función de Gala. Se rogaba ir vestido de etiqueta. Se estrenó la película “El Gran Pescador”. En 1963 hay un cambio de gestión haciéndose cargo de ella la Empresa Balaña. Sin embargo pese a las expectativas puestas en él, el cine nunca llegó a cuajar con el gran público, cerró las puertas en el domingo 29 de junio del 2003, con la proyección de “Ejecutivo agresivo”.
Diamante. Riera de Horta 44, inaugurado el 26 de enero de 1963, con la proyección de “Los cuatro Jinetes del Apocalipsis” y un cortometraje. La gestión en un principio corrió a cargo de Ana Ibáñez Beltrán, que traspaso la  gestión de la programación a la empresa CINESA, el 1 de diciembre de 1975, que había adquirido el dominio de una gran parte de los cines de Barcelona. En 1981 dejo de ser una sala de reestrenos para pasar a ser un cine de estreno, cerró sus puertas el 30 de junio de 1984, con la proyección de e. ‘15 años recién cumplidos”.
Diana. Calle de San Pablo 85 y Tapias 6, abrió sus puertas el 24 de mayo de 1912, compartía entrada con el cine Monumental. Aquel día proyecto entre otras películas: “El calvario de una madre” (700 metros, Pathé) y “Madre desconocida” (1.000 metros, Roma), amenizaba las proyecciones el Maestro Sanllehy. Como muchos de los cines de la época incorporo las variedades a sus sesiones cinematográficas, las películas no tenían tantas copias como ahora y al proyectarse en varios cines a la vez, eran transportadas por ciclistas de local en local y mientras llegaban, ofrecían una serie de atracciones en vivo para tener entretenidos a los espectadores.
El 23 de mayo, un día antes del estreno, La Vanguardia hacía este comentario.
En lo que fueron Jardines de La Parisiana se ha construido al CINE DIANA, que abrirá sus puertas al público. EL  próximo día 24 del corriente. EL local llamará poderosamente la atención, pues además de una estructura elegantísima, por su capacidad y condiciones de ventilación y visualidad, puede reputarse como el mejor de Barcelona. La fijeza y seguridad de las proyecciones son cualidades complementarias a las posteriormente citadas, las cuales, junto con loa precios que han de regir y las comodidades del local, dan la seguridad de que el público de esta ciudad favorecerá el nuevo cine.
Posteriormente, la degradación de la zona que fue uno de los mayores centros de prostitución de la ciudad en los 50 y 60, le hizo un daño irreparable. Cerró sus puertas a principios de 1977. Con la llegada de la democracia, se convirtió el 10 de abril de 1977, en el teatro de la Asamblea de Trabajadores del Espectáculo, como  Salón Diana, su director fue Mario Gas, aparte de las sesiones de teatrales fomento la realización de otras actividades: “las Jornadas Libertarias Internacionales en el verano de 1977. La duplicación de esfuerzos, en temas tan dispares como el ocio y la política, no tuvo éxito esperado, que provocó que se extinguiese a finales de 1978. En 1987, el ayuntamiento intentó dar una utilidad al local, cediéndolo al Liceo, como lugar de ensayo, pero el mal estado de la estructura desaconsejo la operación y el local fue derribado. El interior del cine Diana salió en la película "Sin la sonrisa de Dios", rodada en 1955, dirigida por Julio Salvador e interpretada por Conrado San Martín,  Julia Caba Alba y Pedro Porcel.
Anteriormente el cine había sido ocupado por el “Music-Hall, Jardines Parisiana” inaugurado el 24 de mayo de 1911, construido en los antiguos jardines de la “Gran Peña”, una sociedad modernista inaugurada el domingo 16 de junio de 1901, con un concierto en el que actuaron innumerables artistas, entre ellos el notable pianista C audio Estrada.
Diorama. Plaza del Buensuceso 6, abrió sus puertas como el “Diorama Animado”, el 27 de septiembre de 1902, con motivo de las fiestas de la Merced, era una sala proyectada por Salvador Alarma, que ofrecía un espectáculo con figuras (que se proyectaban en un aparato llamado diorama), que se movían mediante mecanismos que daban una apariencia de movimiento real. Dado lo novedoso del sistema, el espectáculo duró cerca de dos años. Pero como el cine había llegado el Diorama, tuvo que reciclarse para empezar a proyectar cine real.
Su inauguración como Gran Cinematógrafo del Diorama, su realizo el del 12 de diciembre de 1904, con la Zarzuela “Héroe por fuerza” y el estreno de “Ladrones nocturnos” y otras. A principio de los treinta el Diorama se une a la programación de películas sonoras junto a los cines Majestic y Nuevo.
El día 25 de diciembre de 1932 el incendio de los Almacenes El Siglo, colindante con el cine puso en peligro la supervivencia del mismo, aunque no lo llego a afectar, pudiendo continuar con su programación. En 1972, Josep M. Padró Vila, intento dinamizar el negocio, el cual empezaba a languidecer, mandando derribar el antiguo edificio y construyendo uno nuevo que  inauguró el 10 de marzo de 1973, como Diorama 73, con el estreno de “El visitante nocturno”. La baja de espectadores le convirtió el 5 de marzo de 1984, en Sala X. Cerró las puertas el 31 de agosto de 2000.
Dioramas /Aventura. Ubicado en el interior del Pueblo Español, en la Avenida del Marques de Comellas s/n, ha pasado desapercibido para muchos cineastas. Con una capacidad de 302 espectadores, formaba parte del edificio Galería Artesanal Miguel Utrillo, situado en la plaza de la Iglesia. Durante unos años el edificio permaneció cerrado. El 25 de noviembre de 1988, se abrió nuevamente como Aventura, sala de proyecciones informativas estrenando el documental “Barcelona Experience”.
En 1956 se intentó realizar una sesión en su interior, pero fue tal el número de peticiones que hubo que tuvo que celebrarse el edificio del ayuntamiento, que hay en la plaza, esta es una copia literal del comentario de la Vanguardia del día 27 de octubre
Sesión de cine amateur en el
«Pueblo Español»
En el salón de la Casa Consistorial de: «Pueblo Español» se celebró una sesión de cine «amateur», ofrecida por don Juan Olivé Vagué y doña Emilia Martínez Tomas de Olivé, al teniente de alcalde delegado de Turismo y Asuntos Generales, don Mateo Molleví Ribera y a los artesanos del «Pueblo Español».
Proyectáronse el documental en color sobre el «Pueblo Español»: «Un pueblo dentro de una ciudad», filmado por doña Emilia Martínez Tomás; el reportaje «Toros en Barcelona», sexto premio en el Concurso nacional de documentales 1956 y el documental «El Tibidabo», de don Juan Olivé.
Asistieron a esta sesión, con el señor Molleví Ribera, el oficial encargado del «Pueblo Español», señor Miró, los artesanos de! «Pueblo Español» y un público numerosísimo que aplaudió las películas presentadas.
Dorado / Dore. Gran Vía 565-567, El cine es castellanizado el 1 de marzo de 1939, con el estreno de un programa que incluía: el documental “Homenaje a las Brigadas navarras” y las películas “Pigmalión” y “Nobleza baturra”, por Imperio Argentina y Miguel Ligero. El año 1993 cerró  para convertirse en dos salas de proyección volviendo a su primitivo nombre de Cine Dore, que cerró el 22 de noviembre de 1994. En la actualidad esta convertido en el cine “Club Aribau”, con el número 565.
Había sido inaugurado como cine Dore (uno de los Cines Dore, que ha tenido la ciudad), fue construido en 1935, por José Andreu, hijo de Salvador Andreu Grau, (promotor del Tibidabo y el Tranvía azul y de las célebres pastillas del Doctor Andreu), su constructor fue Germán Rodríguez Arias, (después de  derribar un antiguo almacén). Tenía una platea con 592 butacas y un anfiteatro de 278, tenía que inaugurarse en julio de 1936, pero el estallido de la guerra lo suspendió. Fue incautado como muchos de los cines por el Sindicato Único del Espectáculo de la CNT-FAI, que lo inauguró unos meses después el 6 de abril de 1938, como cine Durruti, en el  que cómo en todos los locales (cines y teatros), debía de actuar una orquesta u orquestina para dar trabajo a los músicos en paro. El último día de proyección fue el 22 de enero de 1939. Finalizada la guerra en febrero volvió con su antiguo nombre, cosa que duro muy poco porque el gobierno franquista le obligo a castellanizarse y el 1 de marzo se convierte en Cine Dorado. El año 1993 cierra sus puertas para convertirse en dos salas de proyección volviendo a su antiguo nombre “Cine Dore”, cierra el 22 de noviembre de 1994. En la actualidad esta convertido en el cine “Club Aribau”, con número 565.
Doré. Rambla de Cataluña 4, conocido también como El Gran Salón Cine Doré fue inaugurado el día 25 de diciembre de 1908, había sido decorado, por Salvador Alarma y Miquel Moragas i Ricart, que dotaron el edificio de un estilo modernista. Ampliando la capacidad del antiguo edificio Alhambra. Su programación se basaba en proyecciones cinematográficas y actuaciones musicales. Pronto consiguió la fidelidad de la alta sociedad, lo que propicio  una nueva reforma que apenas duro quince días. Fue reinaugurado el 17 de septiembre del mismo año, con la introducción de las nuevas producciones de larga duración, gracias a la gestión de Miguel de Miguel y su colaboración con la empresa Repertorio Dulcinea, que presentó el sábado 10 de abril de 1920, la película “Intolerancia”. A primeros de  abril de 1922 el Dore cambia de propietarios y el día 15 abre nuevamente como Salón Eslava, bajo la dirección de la empresa Eldorado. Su colaboración duro poco tiempo ya que el edificio fue derribado para construir el Teatro Barcelona que se inauguró el 7 de marzo  de 1923, con la obra “Mamá suegra” y con la actuación de la  Banda municipal y coros. Emil Sauer.
Antiguamente el local lo había ocupado La cafetería y Cervecería Alhambra y posteriormente el Cine Alhambra, que se convertiría en el Gran Salón Doré.
Dore. Padre Roldós 2, fue inaugurado en 1930, Aunque yo lo conocí como Cine Eldorado, era uno de los cines a los que acudí, a estar localizado en el Campo del Arpa. Con una programación doble de películas de reestreno. Según las personas mayores el cambio de nombre era debido a la intervención de la dictadura con los nombres no castellanos. El cine era propiedad de dos hermanos Marcelino y Juan Blanch Sanmartín, que desde la terminación de la guerra no ganaban para disgustos, debido a las deficiencias que siempre encontraban los inspectores en las visitas que hacían periódicamente al local, cerro en 1977, ya que el local había sido adquirido por Núñez y Navarro para una nueva edificación
Ducal. Calle de Bésalu 24, fue una sala de Cine, entre las calles Montaña y Nación. Inaugurada el 22 de septiembre de 1956, con la proyección de “Teodora” y “Nuestro tiempo”, (en aquellos tiempos era un lujo el indicar a los espectadores si tenían o no refrigeración), el Ducal había colocado en los carteles de promoción (Refrigeración Carrier), que en aquellos momentos llevaba la voz cantante, en los mejores cines.
La programación era muy  seleccionada y tuvo una buena aceptación entre el vecindario que llenaba la sala todos los días. Aguantó bien hasta la década de los 80, fecha en la que en Barcelona hubo una bajada general de asistencia a los cines, en 1984 aposto por adoptar el sistema de convertirse en sala X, como a todos aquellos que se apuntaron a la moda de este tipo de proyecciones, tenía la suerte echada y el 1 de diciembre de 1985, el cine Ducal cerraba definitivamente las puertas, en su lugar como en todos los cines desaparecidos, se levantó un edificio de pisos.
Antes de convertirse en cine, el local había pasado por diferentes situaciones. Su primera función fue la de ser el local social de la “Cooperativa Obrera Martínez”. Acabada la guerra  y quedar disueltas este tipo de organizaciones, el lugar se destinó a varios eventos: en el sótano, se instaló un local del Frente de Juventudes “Falange”, en la que entre otros actos se organizaban excursiones para la juventud, siempre que los  jóvenes se afiliaran a la organización. En la planta había un local que se había habilitado en su día como Teatro, sala polideportiva y sala de actos, en la que se ofrecían obras de zarzuela interpretadas por artistas aficionados, partidos de baloncesto, (una vez sacadas las butacas) y algún baile en citas especiales. Pronto desapareció el local de la Falange y en su lugar se instaló un gimnasio, dedicado especialmente a preparar jóvenes que querían  llegar a boxeadores.
Durruti. Avenida de las Cortes Catalanas 565-567,  fue inaugurado el ¿ de abril de 1938, en las carteleras de la época el jueves 7, el viernes 8 y el sábado 9,  no aparecía en ellas, en los periódicos no hubo ninguna inserción de espectáculos, tan solo un pequeño anuncio del teatro Liceo. El domingo 10 de abrir con la aparición nuevamente de la cartelera aparece ya el cine  con la proyección de “La Última noche” y “El bailarín y el Trabajador”. Había sido  incautado como muchos de los cines por el Sindicato Único del Espectáculo de la CNT-FAI, sin haber llegado a estrenarse por sus propietarios en 1936 como cine Dore. El último día de proyección fue el 22 de enero de 1939. Eran los últimos días de la entrada de las tropas de Franco y en los periódicos escasamente se publicaban 5 páginas con noticias de la guerra. Para los estudiosos de dichos acontecimiento, sería muy ilustrativo, leer el consultar las hemerotecas desde el 15 de enero al 15 de febrero de 1939 y comprobaran el cambio sufrido por las editoriales de los periódicos.
Edén. Calle Conde del Asalto 12, abrió sus puertas el lunes 23 de diciembre de 1935, con la proyección de la película musical, “Use su imaginación”, con los consiguientes cortos y noticiarios de la época. Con la incorporación a la cadena CINESA, se inauguró como cine de estreno después de una restauración completa el 1 de julio de 1973, con el preestreno en único día de “Crónica negra”, con Alain Delon y Catherine Deneuve. Después de unos años en los que renace de nuevo volvió a entrar en un letargo a finales de los 1978, en el que se convierte en cine de películas "S" del que ninguno logro sobrevivir, cerrando definitivamente las puertas el 28 de abril de 1985, con la proyección de dos películas que hablan por sí solas de la decadencia en que había caído. “Clítoris pacata mundi” y “La cama tiene un precio”.
Anteriormente el local lo o cupó entre 1883 y 1886, el tablao flamenco “el Café de la Alegría”, convertido en 1897, en el music-hall “Edén Concert”, uno de los locales más legendarios e históricos del Barrio Chino. En 1922 se convirtió por corto espacio de tiempo en sala cinematográfica. En 1924, volvió a convertirse en local de variedades, cerró como music-hall  y se convirtió definitivamente en cine el 23 de diciembre de 1935, con la proyección de “Explorando el Pacifico”, “Revista femenina”, “Phil Spitalny (Orquesta femenina de Jazz)”, “Sobre el imperio de la selva Rutas de Lindbergh)” y “A trompazo limpio”. En 1897, hubo un nuevo intento de resucitar el viejo Edén, que no fructifico cerrando definitivamente el local 1989.
El Barco. Calle Tubau 2, Estaba en la calle la Selva Tocando el cementerio de San Andrés, fue una de las salas históricas del barrio de la Guineueta, cerca de la plaza de Llucmajor, inicialmente el solar propiedad de Antonio Estrada y Paula Pinazo,  se habilitó como una pista de baile al aire libre. El 5 de enero de 1942, se presentó en el Colegio de Arquitectos, el proyecto y memoria para construir un cine, en una parte del solar, en el lado que coincidía con la calle Tubau. Tenía las butacas de madera, algo frecuente en aquellos tiempos.
Incorporo en el barrio, los programas de variedades, en los que alternaban  artistas emergentes, tan conocidos después como Antonio Molina, Manolo Escobar o Antonio Machín. No obstante pese a la gran aceptación por parte del público durante mucho tiempo, estuvo cambiando constantemente de propietario. Solo se estabilizo en 1958, cuando fue adquirido por los empresarios Joan Pagès y Jaume Fontanils, con una programación donde se podía encontrar, películas para todos los gustos, desde funciones infantiles hasta actuaciones de vedettes de revista. Cerró sus puertas el 19 de marzo de 1969.
Eldorado. Plaza de Cataluña 5, fue inaugurado después de una restauración para poder proyectar programas cinematográficos el sábado 7 de Junio de 1913, con la proyección de “Ingratitud y arrepentimiento” y “El tío de la herencia” y la reaparición de la genial artista Asta Nielsen con el pasional drama en tres actos “Sangre Andaluza”. Con unos precios de palcos, 2 pesetas; butaca de platea y primer piso, con entrada, 60 céntimos; entrada al segundo piso, 30 céntimos. Cerró en 1928. Un año después fue adquirido por el Banco Central, que cedió sus derechos al entonces Banco Bilbao
Anteriormente había sido inaugurado el 21 de junio de 1884, como Teatro Ribas, derribado y construido después como teatro de Cataluña convertido el teatro Eldorado.
Emporio. Calle Consejo de Ciento 217, el nombre lo adopto el 20 de abril de  1940. , con la proyección de “La espía de Castilla y “Niña no seas estúpida”. Al principio del 1951, realizó  una reforma de la fachada y restauro el interior del local y de los aparatos sonoros que habían quedado anticuados. Abrió nuevamente las puertas el lunes 20 de agosto de 1951, con la proyección de “Las Modelos” y “Aladino y la lámpara Maravillosa”. En los años 60 el local sirvió para realizar las sesiones de Cine Fórum de los alumnos del Colegio San José Oriol, de los Hermanos Gabrielistas. El 30 de julio de 1972, proyectó su último programa con las películas “Confidencias de mujer” y “Rosas blancas para la hermana” del 2 de agosto martes al 4 viernes en la cartelera figuraba como “Cerrado por Vacaciones.
Anteriormente el local había sido inaugurado el 27 de mayo de 1922 como Splendid Cine, pero al terminar la guerra civil, fue rebautizada el 30 de marzo de 1939, para poder cumplir con las nuevas ordenanzas del gobierno franquista, como “Imperio Cine”, hasta que adoptó su último nombre.
Emporium. Calle de la Independencia 238. Construido en una parte de los terrenos del almacén que había poseído desde 1886 y que tuvo que liquidar en 1925, por problemas económicos, la fábrica de “Harinas La Húngara”. Con otra salida para los carruajes en el pasaje Vintró. Antoni Bertrán propietario del cine Versalles, decidió adquirir una parte del terreno con el fin de construir un nuevo cine. Ocupaba parte de los terrenos de la fábrica de harinas '' La Húngara '', la cual había finalizado su actividad en 1925, el cine fue inaugurado en 1926 y presentaba a parte de la proyección de películas, actuaciones de parejas de baile. Finalizada la guerra civil fue rebautizado como Cine Paraíso, hasta los años cincuenta no volvió a aparecer con su antiguo nombre. Después de una restauración, aparecía en los anuncios como “la Bombonera del Clot”. Cerró puertas en septiembre de 1984.
Entenza.  Calle Entenza 90-92, esquina con Consejo de Ciento, se inauguró el 28 de febrero de 1931, con la proyección de “El poder de la mirada” y “El séptimo Cielo”, poco antes de la Proclamación de la segunda república, compartía programación con el Salón Eslava (en aquellos tiempos los empresarios tenían cines cercanos y cruzaban los visionados del orden de las películas y un muchacho con bicicleta, las transportaba de un lugar a otro), el cine tenía calefacción en invierno para comodidad de los espectadores. Finalizada la guerra civil dejo de programar proyecciones cinematográficas, siendo derribado en 1942.
Eslava. Avenida del Marqués del Duero 125, se inauguró el 6 de abril de 1924, con la proyección de “La puerta fatal”, “El secreto de Polichinela”, “La loca de remate” y “Tomasin contra el Alcohol”. Pese a unos principios prometedores, la gran oferta que en aquel tiempo se ofrecía en el Paralelo, no lo dejo despegar, desapareciendo un año después sin hacer ningún ruido.
Eslava. Calle Mallorca 35, fue inaugurado el 13 de febrero de 1939, (unos días después de la entrada de las tropas franquistas), con la proyección de “Tres Lanceros Bengalíes“, “Un marido en apuros” y “Placeres de agua”,  el cine había iniciado su funcionamiento el 27 de septiembre de 1934 como “Foc Nou” (Fuego Nuevo), tuvo que cerrar  durante el periodo de  la guerra y al abrir por cuestiones burocráticas tuvo que cambiar su antiguo nombre.
En la década de los cuarenta incorporó las variedades a sus sesiones de cine, su cercanía con el Matadero y la prisión Modelo, le hizo aumentar su oferta instalando una sala de baile en un local anexo, lo que hacía que fuera uno de los locales preferidos del vecindario. Cerró sus puertas en 1969
Esplai. Calle Córcega 227, abrió sus puertas el 8 de octubre de 1932, con la proyección del programa sonoro “Mi padre es un fresco”, “Eran trece” y “El teniente seductor”. En 1939 terminada la guerra civil, como todos los cines que tenían nombres que no resultaban conformes para el régimen cambio su nombre por el del Cine Alondra.
España. Calle Gerona 173-175, Se convirtió el 14 de septiembre de 1939, el antiguo cine New York, por la castellanización de los nombres, con la proyección de “Cuando el diablo asoma” y “Lorna Doone”. Desapareció  de las carteleras  el 14 de noviembre para aparecer como Cine Moderno el 30 del mismo mes, cerró  en 1990. El 12 de mayo de 1990 abrió como Cinemas Lauren, con tres salas cerró después de la quiebra en el 2005. Abre como Cines Scope, hasta que es adquirido por la empresa de los cines Casablanca que lo abre como Casablanca-Gracia el 12 de mayo de 2006. Antiguamente había abierto como cine New York el 8 de mayo de 1936.
Español. Marqués del Duero 62, el principio del cine fue como teatro. El solar fue adquirido por José Terrés quien encargó a Melcior Vinyals i Muñoz, la construcción del nuevo Teatro Español que fue inaugurado  el 27 de noviembre de 1909. La fiebre cinematográfica que se extendía por los teatros de la ciudad, hizo que se incorporara de una manera esporádica en 1911 al séptimo arte, pero no fue hasta bien entrado el 1917, en que volvió otra vez a dedicarse al teatro cómico, en el que destacaba Josep Santpere padre de la popular Mary Santpere. Finalizada la Guerra Civil, abrió sus puertas al cine el 20 de noviembre de 1939 con las películas “El ángel negro” y “Señores y criados” con la alternancia cine-teatro, con el nombre de Cine Teatro Español. La historia terminó en marzo de 1980, con una remodelación integral para convertirlo en la macro discoteca Studio 54.
Los orígenes  del primer local levantado en el solar, se remontan en a 1891 cuando Josep Bosch i Pi y Manuel Suñer i Sucarrats, que contratan al arquitecto Francesc Mariné, para construir en un local de su propiedad, un barracón de madera que acogería en 1892, el “Circo Español Modelo”, primer local de espectáculos de la historia del Paralelo. Muerto Josep Bosch su socio Manuel Suñer, decide cambiar el nombre por el de “Circo Teatro Español”. La madrugada del día 21 de mayo de 1907, un incendio destruyó totalmente el teatro.
Estudio Cirera / Studio Cirera. Salmerón 175, como varios cines de Barcelona a lo largo de su historia tuvo varios nombres, empezó como Cine Trilla de 1908 al 1920. La época del Estudio Cirera, comienza el 30 de octubre de 1920, en que el local, queda convertido en teatro, con la actuación de la compañía de Josep Cirera, que durante dos años represento obras castellanas y catalanas. El 8 de junio de 1922, por compromisos de la compañía el teatro se vuelve a convertir en cine, la única salvedad, es que el 14 de febrero de 1925, deciden rebautizarlo como Cine Select. En 1939, el cine se convirtió por orden del gobierno en Cine Selecto hasta 1979.  En 1980 hasta 1988 se conoció como Cine Fontana en esta fecha la calle también había cambiado de nombre por el de Mayor de Gracia  “Gran de Gràcia”.
Excélsior. Calle Cortes 544 (actual Gran Vía), inaugurado 7 de diciembre de 1911, con una selección de películas de las diferentes casas distribuidoras, compartía las sesiones de cine, con  funciones teatrales y zarzuelas, ocasionalmente  la platea funcionaba como salón de baile, sobrepasando los límites del aforo, lo que provoco ser sancionado. En mayo de 1926 hizo su primera reforma para convertirlo solo como sala cinematográfica, pasando a llamarse “Gran Salón Excélsior”. Durante la guerra civil, como en muchas salas de espectáculos, fue aprovechado para realizar reuniones políticas, lo que provoco que una vez finalizada las puertas fueran pintadas con los rostros de Franco y José Antonio.
A principios de 1953, realizo una restructuración integral, cambiando todas las butacas y los aparatos de proyección, se inauguró el 21 de diciembre 1953, con la proyección de “Niagara” por Marylin Monroe y “Las dos Carlotas”. En 1983, fue objeto de varios atracos, esto y el declive sufrido por las salas de cine en aquellos años, propicio su cierre definitivo en 1985.
Fantasio. Paseo de Gracia 69, Sus promotores fueron Cabezas, Xaubet y Huet, que contactaron con Francisco Guardia, para que les realizara un cine preparado para la proyección de películas sonoras. Contaba para la dirección de la programación con Luis Cabezas Puzo. Tenía todo lo que podía esperarse de confortabilidad en un cine de la época. Dos potentes turbinas que aseguraban la luz a la sala, lo que suponía una calefacción y refrigeración excelente, un sistema de ventilación  que aparte pulverizaba un ambientador cada cierto tiempo y unas butacas comodísimas con la iluminación de los números, lo que suponía una novedad para aquel tiempo. Abrió sus puertas el 4 de abril de 1931, días antes de la proclamación de la segunda república, con la proyección de “La Melodía del mundo” y “Así es la vida” (hablada en español), la prensa comentaba al día siguiente de la inauguración “cómodo,  espacioso y decorado con gusto”.
Durante la guerra civil estuvo regentado por la CNT, simultaneando sesiones musicales, con documentales soviéticos,  después de la guerra el cine reabrió sus puertas el 16 de septiembre de 1939, con la película “La Voz Seductora”, la gestión de la programación corrió a cargo de Manuel García del Barrio, que consiguió llevar a sus pantallas los estrenos de: “Los cuatrocientos golpes” de François Truffaut”, el 16 de setiembre de 1960 y “Psicosis”,  de Alfred Hitchcock el 21 de febrero de 1961. En los años 70 el grupo Balañá, se hizo cargo de la gestión del Fantasio, cerró sus puertas el 1 de septiembre del 2000.
Favencía. Vía Favencía 446-450, construido por José Canela, fue inaugurado el  de abril de 1961, fue derribado con en 1999, con motivo de la urbanización de la Vía Favencía, tras pasar vanos años en desuso, una parte del antiguo edificio sirvió  para la ampliación de la escuela Mercé Rodoreda, situada justo al lado
El cine se recordara por celebrase en su escenario el segundo concierto que celebro el cantante Joan Manel Serrat (tras su regreso del exilio por tierras sudamericanas, por haberse negado a cantar la canción de “La, la, la” en el festival de Eurovisión), el 2 de noviembre de 1976, a beneficio de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona y Hospitalet, de manera gratuita. Los recitales se llevaron a cabo, tras el regreso de Serrat de su exilio por tierras sudamericanas. El ciclo se inició en el Palau Blaugrana el 29 de octubre de 1976. Siguió en el cine Favencía el 2 de noviembre, el 4 en el Cine Teatro Navarra, de Hospitalet, el 5 en el polideportivo de Sant Andreu, El ciclo se cerró con un gran recital en el Palacio de los Deportes de Barcelona. El precio unitario fue de 100 pesetas. En la actuación del Cine Favencía no faltaron banderas y pancartas reivindicativas, gritos y consignas que se solían corear por aquellos tiempos en los conciertos. Aquellos conciertos eran como una válvula de escape.
Fémina. Paseo de Gracia 23, Construido por Exhibiciones Modernas, S. A. con motivo de la Exposición Universal de 1929, en estilo afrancesado (Luis XVI), con capacidad para 820 espectadores, fue inaugurado el 16 de marzo de 1929, a las 17.30 en sesión de gala para prensa y autoridades con la película Príncipe o payaso  “Fürst oder Clown”, en aquellos tiempos todavía en cine mudo, la película fue acompañada por la orquestina Fausto del Carro, ya que hasta el octubre del mismo año no llegó el cine sonoro a nuestras pantallas. En aquella época, la publicidad de los grandes espectáculos se realizaba con unos cartelones grandes a las puertas de los locales, que después fueron desapareciendo, algunos de ellos se colocaban en la valla del ferrocarril de Sarria en la calle Pelayo. El Fémina pronto se hizo con los servicios del mejor cartelista de su época Antoni Clavé i Sanmartí.
El 8  de noviembre de 1935, octavo uno de los éxitos más renombrados de la época con el estreno de “La Viuda alegre” con Maurice Chevalier y la posterior fiesta en el restaurante Casa Llibre. Dado el aumento continuo de espectadores, realizo obra para aumentar la capacidad y el confort de la sala. Durante la guerra civil, permaneció cerrado y no fue hasta el 4 de febrero de 1939, que abrió nuevamente sus puertas, con la proyección de Una noche en la Opera de los hermanos Marx.
En 1948 se realizó una reforma para adecuar el cine a los nuevos tiempos, realizando una reforma total reformando la fachada lateral de la calle Diputación y aumentando la capacidad del cine hasta los 1.525 espectadores, la ejecución del proyecto corrió de  Antoni de Moragas i Gallissà. El 17 de mayo de 1954, fue la primera sala de la ciudad en proyectar una película en Cinemascope “La Túnica Sagrada”. El 7 de abril de 1991, un incendio (cuyo origen no quedo claro), se encargó de cerrar las puertas del Cine Fémina para siempre.
Filmoteca Nacional. La primera sede se inauguró en el Cine ABC, en la Calle Balmes 306. El 11 de noviembre de 1963, con la proyección de “Nanook, el esquimal” y “El enemigo silencioso”, funcionó hasta 1967. En 1971, paso a la Calle Mercaders 32, donde funciono hasta 1979. En octubre de 1979, contrató el cine Padrón “Padró”, para hacer las proyecciones de la Filmoteca Nacional. Con la instauración de la Generalitat, paso a convertirse en la Filmoteca de Cataluña hasta 1981. En el  verano de aquel año los trabajadores del Padró motivado por las dificultades surgidas en el proceso de traspaso de la Filmoteca Nacional a la Generalidad ya que las asignaciones no llegaban al Padró para pagar los salarios. Barcelona se quedó sin Filmoteca durante un tiempo. La Generalitat ya había decidido cambiar el emplazamiento de la Filmoteca a la Travesera de Gracia.
Filmoteca de Catalunya, Plaza de Salvador Seguí 9. Su primera ubicación la encontramos en Travesera de Gracia 63, inaugurada en noviembre de 1981, con la programación de dos ciclos: uno dedicado a la ópera en el cine y otro  una retrospectiva Ingmar Bergman.
En marzo de 1982 se nombró director de la misma Antoni Kirchner. En julio de 1982, firmo un acuerdo con la filmoteca nacional, en el que se desligaba de está adquiriendo personalidad propia. En 1991 se trasladó al antiguo cine 'Aquitania', en la Avenida de Sarriá. Cerró sus puertas el 21 de noviembre de 2011. Desde febrero de 2012, se trasladó definitivamente a la Plaza de Salvador Seguí.
Florida. Calle de San Pablo 64, Se inauguró el 27 de diciembre de 1934, con la proyección de “Madame Dubarry” y “Capricho Español”. Durante la Guerra Civil, fue víctima de una de las bombas lanzadas por la aviación italiana en 1938, sobre Barcelona,  que lo convirtió en un montón de escombros, este acto provoco que sus dueños ordenasen su total derribo y su posterior desaparición. Anteriormente había abierto sus puertas el 9 de junio de 1910 como Cine Argentina.
Florida. Calle de Floridablanca 135, abrió sus puertas el 17 de septiembre de 1943, con un Salón completamente reformado v equipado con los modernos aparatos Supersond último modelo, con la proyección “Recuerdo de una noche” y “Fin de jornada”. En 1963 sus propietarios adquirieron el edificio del número 137, perteneciente a la sala de fiestas Rio, y después de derribar ambos edificios, construyeron el nuevo edificio de Florida Cinerama que se inauguró el 11 de septiembre de 1964, con el estreno de la película “El mundo está loco, loco, loco, loco” de Stanley Kramer,  a beneficio del Centro de Rehabilitación de Montjuich.   
En 1988 CINESA, se hace cargo de la programación de la sala y abandona las proyecciones de Cinerama, y convierte el cine en tres salas que las inaugura el 11 de septiembre de 1988, con el estreno de “Interferencias”, “El príncipe de Zamunda”  y “El festín de Babette”. El 11 de abril 1989, estrena junto con los cines Balmes y Publi, la película “Bajarse al moro”. Con un estreno al que solo se puede asistir con invitación personal.
Cinesa descontenta con los resultados económicos, decide entre diferentes posibilidades, barajó el traspaso a la Generalitat como sede permanente de la Filmoteca de Catalunya por una cantidad cercana a los quinientos millones de pesetas. Pero a pesar de la necesidad de renovación de las instalaciones de la Filmoteca la oferta no es desestimada por el conseller de Cultura, Josep Maria Pujals.
Con un acuerdo para su venta con la empresa Renoir, el 5 de abril del 2000, cierra nuevamente sus puertas, para realizar una gran transformación y convertir la sala grande de (756 butacas) en cuatro nuevas salas y la sala intermedia (310 butacas) en otras dos, convirtiendo el local en Renoir Florida.  El 5 de abril de 2002 se inauguró como Renoir-Florida, con siete mini salas con una capacidad de 1.134 espectadores y con el estreno de: Sala 1.” En la ciudad sin límites”. Sala 2. “Monster’s Ball”. Sala 3. “Hable con ella”. Sala 4. “La Espagnola”. Sala 5. “The Majestic”. Sala 6. “Una mente maravillosa”. Sala 7. “Todas las azafatas van al cielo”.
Anteriormente en el local estuvo el Teatro de las Artes, desaparecido en un incendio en 1906. Posteriormente se construyó un nuevo  edificio que se inauguró  el 3 de abril de 1910, como Gran Cine Bohemia, que cerró sus puertas en mayo de 1943.
Foc Nou. Calle de Mallorca 35, fue inaugurado el 27 de septiembre de 1934, con la proyección de “El pacifista” y un programa con películas sonoras en español: “El agua en el suelo” y “Aves sin rumbo”,  permaneció cerrado durante el periodo de la guerra civil. El 13 de febrero de 1939, dos semanas después de la entrada de las tropas franquistas, fue rebautizado como cine Eslava.
Fomento Martinense, Calle Provenza 587, El edificio de la sociedad, se inauguró el 5 de enero de 1878, pertenecía al “Fomento Martinense Ateneo Obrero”, en el que se celebraban todo tipo de actos sociales del barrio del Clot. En octubre de 1927, la junta directiva aprobó la adquisición del local de al lado, para construir un local donde aparte de la celebración de las fiestas de la sociedad, se pudieran representar funciones de teatro y zarzuelas, el teatro fue inaugurado como teatro el 1929. La programación de cine no llego hasta 1931, en que se cedió la gestión de la programación a Juan Mur Mencerreg.
El día 23 de abril de 1940, hubo un incidente con un espectador, que grito contra el régimen, lo que le costó realizar una serie de eventos con los responsables de la falange para mostrar su adhesión al régimen. El 15 de noviembre de 1945, el cine fue traspasado al propietario del Cine Meridiana para que explotara el negocio. En 1952 fue uno de los locales escogidos por la organización del Pro Congreso Eucarístico Internacional de 1953, para  realizar actos de propaganda de la celebración del congreso. En 1973 finalizaron las proyecciones cinematográficas. Posteriormente los edificios fueron derribados, construyéndose un edificio de viviendas,  la sociedad se reservó los bajos y el primer piso, que fueron inaugurados el 24 de septiembre de 1976.
Fonogromoscop. Rambla del Centro 38, junto al restaurante “El Lyon d’Or”, se ofrecía como competencia directa, con  todos los cinematógrafos y fonógrafos existentes, presentaba cuadros y fonogramas de La Bohemia y de la Favorita, a petición del público y como acto extraordinario durante unos días repuso “La risa de Folies-Bergère”, en la publicidad del espectáculo anunciaba (Nada de oscilación y centelleo que tanto molesta en los cinematógrafos ordinarios).
Fontana. Calle Mayor de Gracia “Gran de Gracia” 175, Se inauguró el 19 de mayo de 1880, con el estreno de “Saturno 3”, cerró definitivamente el 20 de marzo 1888, con la proyección de “Algo Salvaje”. Anteriormente habían regentado el local: El Estudio Cirera, Salmerón 175 (nombre antiguo), como varios cines de Barcelona a lo largo de su historia tuvo varios nombres, empezó como Cine Trilla del 1908 al 1920, continuo como Estudio Cirera de 1920 a 1925, continuo cono Cine Select de 1925 a 1939, fecha en que se convirtió por el régimen franquista en Cine Selecto hasta 1979.
Francisco Ascaso. Calle López Raimundo 14, (actual Vergara), el cine  había tenido que inaugurarse en agosto de 1936, pero el inicio de la guerra civil, el 18 de julio trastocó los planes al no llegar los equipos de refrigeración del mismo Enrique Mestres Cano y su decorador Francisco Franquesa  tuvieron como Cine Vergara.  Se inauguró el 8 de marzo de 1937, confiscado por el Sindicato Único de Espectáculos Públicos de la CNT-FAI, con el programa “Un par de gitanos”,  por Stand Laurel y Oliver Hardy. “La patria te llama” y el film ruso “Los marinos de Cronstad”,  que narraba la gestas revolucionarias de unos marinos rusos. El nombre del cine fue un homenaje a Francisco Ascaso Abadía , uno de los máximos representantes del movimiento anarcosindicalista español de la Confederación Nacional del Trabajo, muerto en un enfrentamiento en la Rambla Santa Mónica, con fuerzas golpistas el  20 de julio de 1936, compañero de Buenaventura Durruti, Federica Montseny.
Finalizada la guerra civil abrió como cine Vergara el  5 de febrero de 1939, con las películas "Ases de la Mala Pata y "Mares de China", después de la autorización por parte del nuevo gobierno a la reapertura de las salas de cine. Con la construcción del Triangle, el cine se vio obligado a desaparecer ofreciendo la proyección en versión original de la película “Singles”, el 9 de febrero de 1994.
Francisco Ferrer. Plaza de Urquinaona 9, nombre adoptado el 1 de abril de 1937, con el estreno de “Mi exmujer y yo”, este cine no era otro que el cine Urquinaona, que había abierto sus puertas el 16 de mayo de 1931 y que durante el periodo de la guerra civil, las autoridades de la república cambiaron su nombre, en honor de (Francisco Ferrer Guardia, pedagogo libertario condenado a muerte, por haber sido  acusado de haber sido uno de los instigadores de los sucesos de la Semana Trágica de 1909), nombre que tuvo hasta el 5 de febrero de 1939, que volvió a su primitivo  nombre. El 19 de mayo de 1943, fue bautizado cono Borras, en homenaje al actor Enric Borrás, (que durante 5 días, representaría, en persona la obra de teatro “El alcalde de Zalamea” junto con la compañía teatral de Santamaría-Beringola). El sábado de gloria 4 de abril de 1953, volvió a ejercer de cine con “La isla de los corsarios”. Hasta que en 1995 se convirtió definitivamente en Teatro Borrás.
Fregoli. Paseo de San Juan 49, se inauguró el 23 de diciembre de 1912, se proyectaron  películas de las mejores y acreditadas marcas, sobresaliendo: “El conde de Sandomir”, “La atracción del mal”, “Hermanos de Armae”, “Hija  Adoptiva” y otras de gran éxito. Terminada la guerra civil, el consabido cambio de nombre le convirtió en 1940 en cine Cervantes. Cerró sus puertas el  8 de junio de 1972, para construir el restaurante espectáculo “Scala Barcelona”.
Galería Condal. Paseo de Gracia 11, construido en el antiguo bloque de cuatro edificios del antiguo Banco Vitalicio, (en el edificio que no tenía fachada al exterior). Edificio construido en el antiguo Palacete Samà, propiedad del indiano Salvador Samà Martí, Marqués de Samà, titulo concedido el 6 de junio de 1860, por la reina Isabel II.
Su promotor fue Miguel de Miguel Grúas Solano, un segoviano que dedico toda su vida al mundo del cine, sus primeros pinitos los realizo, como gestor de los cines Gran Salón Doré, en la Rambla Catalunya y del Olympia, en la Ronda de Sant Pau. Encontró en el edificio interior, un local ideal para abrir una sala de cine a su gusto.
Fue inaugurado el 13 de diciembre de 1946, en una gala a beneficio del Hospital Cotolengo del Padre Alegre. Con el estreno de la película “El velo azul”, vestidos de rigurosa etiqueta y un donativo mínimo de 100 pesetas En 1966, cambio la fórmula de proyecciones habituales, empezando a realizar sesiones continuas desde las 11 de la mañana, después se pasó a proyectar películas “S”, para terminar cerrando el 14 de abril de 1986.
Galileo. Calle Galileo 60, inaugurado el 24 de noviembre de 1928, un mes después del estreno, se organizó el 23 de diciembre por la mañana, una jornada para la “protección a los animales y plantas”, fue uno de los auténticos cines de barrio de la época, con el bar y aseos al fondo del cine, dentro de la sala. Su propietario Joan Salvatella i Parellada, persona con ideas progresistas, facilito durante la república y la guerra civil, el acceso al local como centro de mítines y reuniones, de las fuerzas republicanas.  Finalizada la guerra en 1941, pidió permiso para restaurar nuevamente el cine, el cual le fue denegado por su pasado político. Luis Miguel Cortés, propietario del Cine Bohemio, lo adquirió y después de una importante reforma, se inauguro el 4 de abril de 1953, compartiendo la programación del Bohemio las películas: “La Cenicienta” v “El libertador”. Cerró puertas en abril de 1981
Galvany. Calle Calaf 45, El cine fue construido en el antiguo jardín de Montmatre, que había sido realizado en 1920, en San Gervasio, su propietario Magí Tobella, pidió permiso a principios de 1925 para construir un local para poder realizar proyecciones cinematográficas, le fue concedido, según la Vanguardia del martes 12 de mayo de 1925, la experiencia fue todo un éxito y construyo un local con un aforo de 900 espectadores, fue inaugurado el sábado 20 de junio de 1925, con la proyección de, la grandiosa película en 10 partes, “Honraras a tu madre” por Mary Carr: y la Película cómica “El campesino” y el documental “Caza y  cría del cocodrilo”.
A partir del 1 de abril de 1927, la empresa del cine Select Cinema, se encargó de su programación. En 1933, fue adquirido por un grupo de cuatro socios que volvió nuevamente a realizar una renovación. Finalizada la guerra civil el empresario Francesc Benaiges, se hizo cargo de la empresa durante dos años, ya que el 30 de septiembre de 1942 nuevamente cambio de empresario, esta vez fue Francesc Xicota i Cabré, que llevaba entre otros los cines: Maryland, Capitol, Spring, Excélsior, Condal y Roxy, finalizando su contrato el 30 de noviembre de 1944, en que se perdió su nombre de las carteleras cinematográficas.
Gayarre. Calle de Sants 251, (su primera fachada y entrada se realizó por la calle Gayarre según se puede comprobar en La Vanguardia del 12 de marzo de 1915, página 5),  fue inaugurado en 1910, simultaneo el cine con los espectáculos de teatro y variedades. Los propietarios del cine tuvieron otras de las facetas dada su proximidad con los ambientes, las asambleas y mítines políticos, que se realizaban en la ciudad, lo que les hacía aparecer en muchas ocasiones en los periódicos de la ciudad, uno de los principales eventos celebrados en la sala,  fue el realizado con motivo del final de campaña de ERC en 1931, en el que estuvo presente Francesc Macià (futuro presidente de la Generalitat). Al finalizar la guerra se asoció con “las Arenas S.A:”, que llevaba la gestión de los cines Arenas, Liceo y Vallespir. En 1955 fue objeto de una reforma no solo estructural sino también de equipos. Esta reforma le llevó a la confrontación con una parte de personas jóvenes que recodaban la última fachada de la calle de Sans, sin conocer que la primera entrada, estuvo en la calle Gayarre. El 2 mayo 1975, se celebró un mitin para conseguir que los terrenos de la España Industrial se convirtieran en espacio público. Cerró puertas el 30 de noviembre de 1980, con la proyección de “La isla sin Retorno” y “El curso en que amamos”.
Gloria o Recreo Cine Gloria. Calle del Consejo de Ciento 366, fue inaugurado presentando una programación junto con el Circo Barcelonés, el 10 de  febrero de  1913, con un programa con 20 títulos (en aquellos tiempos las películas eran de corto metraje, pocas llegaban a los 1.000 metros), los precios y horarios que regían para el Cine Gloria eran: Sesión continua de 4 tarde a 12 noche: preferencia; 25 céntimos; platea, 15 céntimos; general, 10 céntimos.
Con la llegada del verano se puso el funcionamiento en los jardines del local un nuevo cine, con una promoción en la que se presentaba como el primer cine de España en ofrecer películas al aire libre todas las noches del verano, el 23 de junio  se inauguró como Recreo Cine Gloria siendo el primer cine de España en ofrecer películas al aire libre todas las noches. Juan Miñana en su libro “El cielo de los mentirosos” comentaba lo relajante que resultaba poder contemplar la proyección de una película sentado en una silla de tijera, y bebiendo un refresco debajo de los árbole
Gloría. Avenida José Antonio  499. Abrió sus puertas el sábado 27 de abril de 1940, con la misma programación que el día anterior el cine Bolga había proyectado, “Romeo y Julieta” y “el Ángel negro”. El cambio de nombre era motivado por la obligación de poner nombres castellanos en los locales públicos. Cerró sus puertas el 7 de abril de 1966, con la proyección de “Zorba el griego” y “Tempestad en Ceilán”. Fue uno de los primeros cines que desaparecieron en el ensanche.
Antiguamente había sido inaugurado como Cine Volga, el jueves 10 de noviembre de 1932, con el estreno de “Una Aventura en Túnez” y los consiguientes noticiarios y dibujos de la época, fue el primer cine construido como sala cinematográfica, ya que no tenía como sus antecesores un escenario en el que poder representar funciones teatrales o programas musicales o variedades tan en moda en aquellos tiempos. Finalizada la guerra la empresa Febrero y Blas que se había hecho cargo del cine en 1933, viendo los problemas que tenían las empresas con los nombres, decidieron por su cuenta rebautizarlo como Bolga, para intentar esquivar cualquier connotación con el rio moscovita, pero la idean no cuajo y tuvo que convertirlo en “Cine Gloria”.
Goya. Calle de Joaquín Costa 68, el edificio se construyó el 1914, como local social y de celebración de actos del Centro Aragonés, dos años después se inauguró como teatro el 15 de septiembre de 1916. El 24 de junio de 1927, se realizó el estreno absoluto de Mariana Pineda de Federico García Lorca, con decorados de Salvador Dalí y la interpretación de Margarita Xirgu. Hasta 1932, alternó sus funciones  teatrales con proyecciones cinematográficas. El 6 de octubre de 1932, se inauguró, sala de cine sonoro, como Cine Goya,  con el anuncio siguiente:
Hoy, INAUGURACIÓN
Del local y de los NUEVOS Y POTENTES APARATOS SONOROS. Excelente sonoridad. Proyección clarísima. Formidable programa: “Un Caballero de Frac”, en español por Roberto REY y Gloria GUZMAN,  La fiera del mar”, sonora por John BARRYMORE”, y “Seamos alegres”.
El 22 octubre de 1986, volvió otra vez a convertirse en teatro, con el estreno de “Bajarse al moro”.
Gráfico /Cinema Grafico. Paseo de Gracia 122, Inaugurado el 7 de octubre de 1915. Con la proyección de “Flor del mal” y “Papa”,   Tenía en exclusiva los aparatos y películas de la empresa Gaumont, el solar del edificio se dividió en dos locales, aprovechando las dos puertas de entrada que tenía, una por la calle Buenavista y otra por la calle Salmerón (actual Mayor de Gracia), detrás de la Casa Fuster. Esto permitió, inaugurar el 11 de marzo de 1916, el otro local como “el Salón de la Comedia”, también como “el Salón Cine Teatro de la Comedia” y finalmente como “Comedia”. Anteriormente había sido conocido como Salón Variedades, inaugurado el 18 de marzo de 1905, que había sucedido a la  Antigua Pajarera Catalana.
Gran Cine Conde. Calle Conde del Asalto 39–41, apareció en las carteleras el 6 de febrero de 1910 en la pág. 13 de la Vanguardia, anunciándose así “Local hermoso y reuniendo condiciones de confort propios para la estación de invierno. Hermoso programa de películas. Máquina fija y sin oscilación. Entrada general 0'15 céntimos. Entrada preferencia 0'25 céntimos. Estrenos de películas diariamente. Desapareció de las carteleras sin dejar rastro el 9 de marzo de 1910.
Gran Cinematógrafo Gardenia Blanca. Calle Tigre 27, Es uno de los cines más desconocidos y con mayor historia de Barcelona.  Empezó en una nave industrial proyectada por Gaietà Buïgas y Joan Torras en un local donde se ubicaba la Fundición Comas (lugar donde se fundió la estatua de Colón). Gaietà Buïgas que proyecto el monumento a Colon para la Exposición Universal de 1888, fue el padre de Carlos Buïgas. Que proyecto la monumental fuente Mágica de Montjuic, para la Exposición Universal de 1929, (hay un refrán que dice “De casta le viene al galgo”).
En 1903 La iniciativa de tres amigos: Sorrilla, Ustrell y Ballarda, les llevo a abrir el local, después de una espectacular reforma como Sala de baile “La Paloma”. En 1907 Jaume Daura se encarga del local y lo rebautiza como “La Camelia Blanca”, que continúa como salón de baile, hasta 1910 que después de una transformación lo convierte en cine el jueves, 19 mayo 1910, con la proyección de “Agua amarga”, “Eugenia Grandit” y “Vuelta al hogar”.
La llegada de la guerra civil, en principio no afectó al funcionamiento de la sala hasta 1938 en que fue confiscado por la administración republicana, para reconvertida en una galería de tiro. Luego, ya en la dictadura, volvió a ser una sala de baile. Se reabrió el sábado, 17 junio 1939, como Salón Venus Deporte, en el que se celebraban bailes los sábados y domingos. Posteriormente se convirtió nuevamente en la Paloma, que cerró sus puertas por las denuncias de los vecinos a finales de diciembre del 2006.
Gran Salón Royal Cine. Calle Aribau 4, se reinauguró el 1 de enero de 1913, según un anuncio publicado en La Vanguardia del 31 de diciembre de 1912 como sucursal del Cine Diana. Durante la guerra civil,  paso por la inactividad sin realizar ninguna programación, terminada la guerra volvió rápidamente a la actividad. En octubre de 1939, las autoridades franquistas advirtieron que el nombre del cine sin pertenecer a  un nombre prohibido estaba obligado a ser renombrado pasando a llamarse Cine Central, también cambio la numeración al haberse construido un anexo en los terrenos de la Universidad, quedo como el número 8. Anteriormente había abierto como Salón Royal Cine, el 21 de septiembre de 1912.
Granvia. Calle Cortes 543-545, (entre Casanova-Villarroel), mandado construir por Alberto Caballero, se inauguró el 1 de mayo de 1909, con un programa de cine y variedades. La falta de una dirección acorde con el tiempo, le hizo languidecer rápidamente, por lo que después de una pequeña reforma, más simbólica que real, fue reinaugurado el 14 de septiembre de 1911, como Cine Bolonia, con el estreno de “El bandido Zigomar” de 1000 metros, “Luisa Millet”, “Max en convalecencia”, “Lo que consigue el amor de una mujer” y Para ir a las carreras”. No llegó a despegar de una manera efectiva, por lo que nuevamente el 13 de noviembre de 1912 se volvió a reinaugurar como cine Alhambra, el anuncio que publico en la Vanguardia, ese día dejaba bien claro el nivel intelectual de su propietario (Gran cinematógrafo. Sesiones continuas a diario, con estrenos de películas de las mejores marcas). Fue un local que no pasara a la historia por ninguno de sus tres cines, pero durante un corto espacio de tiempo sirvió para ofrecer un poco de entretenimiento a unos cuantos ciudadanos.
Granvia. Calle Cortes 778, estuvo edificado delante del Café Sol y Sombra, fue inaugurado el 28 de junio de 1930 con la película Trafagar, tuvo una corta vida ya que cerro al principio de la guerra civil.
Granvia. Calle Cortes 794, fue inaugurado el 10 de octubre de 1947, a beneficio de los damnificados de Cádiz con el estreno de “Una mujer internacional”. El local Había sido remodelado ya que desde la finalización de la guerra civil, había sido requisado por el “Auxilio Social” convirtiéndolo en un comedor social. Adopto el nombre del desaparecido cine Granvia, (anterior cine), que había estado ubicado en el número 778, en la esquina con  la calle Marina. Cerró sus puertas en 1966. Anteriormente el local estuvo ocupado por el Cortes Cinema, dejo de funcionar al finalizar la guerra civil.
Regreso al contenido