Iglesia de Belén – Església de Betlem - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Iglesia de Belén – Església de Betlem

Edi. Religiosos
Ubicada en la esquina que forman las Ramblas y la calle del Carmen, se encuentra situada la Iglesia de Belén “Església de Betlem”. La primitiva Iglesia conjuntamente con el convento del mismo nombre fue construida en 1553 por expreso deseo del fundador de los Jesuitas San Ignacio de Loyola.
En 1671 la iglesia fue destruida en un incendio y reconstruida nuevamente entre 1680 y 1729 por el arquitecto Josep Juli bajo la supervisión del jesuita padre Tort que colaboro en el proyecto, en estilo barroco en su parte exterior. La decoración interior sufrió un importante retraso a consecuencia de los duros enfrentamientos que los jesuitas mantenían con las autoridades gubernamentales y que concluyo con la expulsión de los jesuitas de España en 1767. Los trabajos de decoración interior no estuvieron terminados hasta el año 1855.
La iglesia de una sola nave, se construyó paralelamente a la Rambla. La fachada principal, se construyó en la calle del Carmen y es visible desde la Rambla, ya que la calle (en el lado montaña) tiene una parte saliente que se adentra unos cuantos metros en la Rambla, su puerta se encuentra adornada con dos columnas salomónicas en las que se encuentran las esculturas de San Ignacio de Loyola y San Francisco de Borja, fundador y uno de los primeros pioneros de la orden, obra del escultor Andreu Sala. Sobre la puerta hay una representación del nacimiento de Jesús, obra de Francesc Santacruz alusiva a la dedicación de la iglesia. En la esquina del tramo de la calle del Carmen con la calle Xuclá, hay una hornacina con la figura de San Francisco Javier, que eran también de Andreu Sala. 
La fachada lateral, que da a la Rambla, tiene un encojinado que se extiende también a la parte baja de la fachada principal, con dos puertas. La más cercana fue la primera y la original y está coronada por el Niño Jesús, de Francesc Santacruz. En 1906 se realizó la segunda (copia de la primera), bajo la dirección de Enric Sagnier y decorada con una imagen de San Juan Bautista niño, costeada por la Familia Barba.
En 1936, con motivo del golpe de estado, las milicias anticlericales de la republica que estaban en contra del alzamiento provocado por Franco, fueron en represalia a destrozar las iglesias más conocidas, las cuales sufrieron el ataque de los manifestantes La iglesia de Belén (una de las más suntuosas de la ciudad), fue incendiada y destrozada dejándola completamente desecha.
Las policromías, tallas, estucados italianos y mármoles que adornaban el interior de la iglesia, sufrieron un deterioro irreparable y aunque finalizada la guerra, la iglesia fue rehabilitada interiormente en su totalidad, jamás alcanzo a recuperar el esplendor anterior. Desde 1952 la iglesia alberga una imagen de la Virgen de los Desamparados, de Mariano Benlliure.
La Iglesia de Belén, es una sinrazón de como no se debe defender unas ideas, con la destrucción de otras, ya que después las pérdidas son irreparables.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal