Hospital Militar Plaza de Castilla - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hospital Militar Plaza de Castilla

Edi. Hospitalarios
Cuando uno pasea por la calle del casco antiguo, uno ve los cambios producidos en su entorno y intenta componer como habría sido en sus comienzos. Cuando esto lo realizamos por la calle Talleres “Tallers” y llegamos a la Plaza Castilla, vemos que todo lo que rodea la plaza es completamente moderno y nos paramos a pensar como seria aquel entorno a principios del siglo XX.
Si nos pudiéramos trasladar al pasado veríamos que a la altura de la calle Valdoncella existía un edificio del siglo XVIII, en el antiguo número 77 se levantaba un edificio rectangular que pertenecía a a la congregación de los Padres Paules de la Misión, que a consecuencia de los cambios de la época pasa a ser la primera fabrica de Tabacos que se instaló en Barcelona y que a partir de 1840 paso a ser un Hospital Militar, que podía acoger hasta 800 camas. 
Durante la dictadura del General Primo de Rivera se empezó a cuestionar su existencia, ya que el edificio que no fue construido para tal tipo de gestión, tenia unas carencias de higiene que aconsejaban su traslado. No obstante el tiempo transcurrió sin tomar una decisión definitiva.
Al acabar la guerra civil, el hospital recibió un acto de desagravio por parte de las autoridades franquistas por los agravios que había recibido por su condición religiosa. En los meses sucesivos el hospital paso a atender aquellos prisioneros rojos que habían tenido un rango, enfermos o heridos, dentro del ejercito de la Republica, llego a llamarse en aquella época por parte de la gente como “Deposito de Prisioneros de Guerra de Talleres”.
El diciembre de 1942 el hospital quedó clausurado el hospital y todos los internos y el material sanitario fue trasladado al nuevo Hospital Militar de la avenida Vallcarca. A continuación, el edificio fue recuperada por la administración municipal, que convocó un concurso público para derrocarlo. De todo el derribo se salvó de la piqueta una capilla barroca que existía dentro del edificio. Del espacio resultante salió una plaza rectangular, inaugurada el 12 de octubre de 1943, que el ayuntamiento franquista bautizó como Plaza Castilla, nombre que se ha mantenido hasta hoy.
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal