de octubre del Gran Price Revisada el 7 noviembre del 2018 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

de octubre del Gran Price Revisada el 7 noviembre del 2018

Edi. Deporte
El Price, fue una sala multiusos que se instaló en la calle Casanova 3-5, esquina con Floridablanca. El local ocupaba una parte del solar que había albergado la antigua sala de baile “La Bohemia Modernista”, que fue una Sociedad Recreativa de principios del Siglo XX, en la que no solo se realizaban bailes y espectáculos, sino que fue uno de los locales donde se realizaron más mítines políticos y reuniones sindicales de toda la ciudad.
Posteriormente, en 1909 con la irrupción del cine dedico una parte del local al séptimo arte, albergando  el cine Bohemia. En 1932  disolvió la sociedad y dividió el local en varios locales que albergaron los Cines Florida, Cinema Florida, Renoir Florida, El salón multiusos Gran Price. En 1947 entre en cine Florida y el Price se inauguró la Sala de Fiestas Rio. La gran proliferación de bailes y la emergente afición de los deportes de contacto: boxeo y lucha libre americana, hicieron que la gerencia de la empresa, decidiese incorporal  estos deportes a la programación de eventos del local que hasta entonces solo ofrecía bailes algún espectáculo y reuniones sindicales y mítines políticos, en la década de los cincuenta acogió actos multitudinarios para promociones de empresas.
El Gran Price proyectado por Marino Canosa Gutiérrez, fue inaugurado el 31 de diciembre (noche de fin de año), de 1934. La Vanguardia publicaba un anuncio de la noticia de la inauguración, en el que se ofrecía para los asistentes al evento la actuación de:  Jemmy Stanfort, Les Fíurri, Simone et Cardona , el local contaba con una capacidad cercana a los 4.500 espectadores, tenía forma circular y constaba de una planta baja (adaptable al tipo de espectáculo que se ofrecía), con suelo de parque, con unos palcos a pie de pista, utilizados especialmente en las sesiones de baile, que facilitaban el acercamiento a la pista de los bailarines.
En una pared situada frente a la puerta de entrada estaba el escenario no muy grande que servía para las actuaciones artísticas que se completaba con un entarimado móvil para alojar a los músicos o las personas que acompañaban a los oradores en los mítines.  Encima del escenario un reloj indicaba en todo momento la hora. Le seguían dos pisos que albergaban los palcos para pequeños grupos de espectadores y un tercer piso que servía para el público de general. Completaba la instalación la planta sótano en la que cohabitaban dos gimnasios con duchas y vestuarios para los entrenos de los deportistas y como camarín en las veladas de boxeo y lucha y para los artistas que actuaban en el recinto. Completaban el equipamiento; un gran café exterior y dos bares interiores para la comodidad de los espectadores que querían tomar algo o fumar un cigarrillo, en aquel entonces, fumar no estaba prohibido ni era mal visto.
El martes 16 de abril de 1935, se celebró la primera velada de boxeo en el local. Dos días antes, La Vanguardia publicaba un comentario en la  que anunciaba la inauguración de las veladas de boxeo en el local. El programa de la primera reunión lo encabeza la esperanza catalana Lozano, que había venido realizando últimamente una campaña muy interesante y se enfrentaría al rumano Jon Sandú, que había realizado un match nulo con Popescu  y que había sido nombrado “challenger” oficial para disputar e1 título de los gallos en aquel país.  
La Voz de Catalunya, en su edición del día 17, comentaba la inauguración con estas palabras, “Anoche se inauguraron en el Gran Price, las nuevas reuniones de boxeo en el antiguo local de la Bohemia Modernista, restaurado magníficamente y muy adecuado para celebrar espectáculos de este tipo por la gran visualidad que tiene.
Anteriormente en la antigua Bohemia Modernista, el 23 de diciembre de 1915, ya se había celebrado una velada de 5 combates de boxeo, en la que participaron los siguientes púgiles: Primer combate Peteirsi contra Bairoans; 2 °, Mora contra Montero; 3. °, Crespo contra Staniton;  4. °, Passapera contra Stanley; 5. °, como combate estelar se ofrecía a los sensacionales  Frank Hoche contra Roberti, las localidades se despachaban en antiguo Kiosco de Canaletas
Durante las Elecciones Generales durante la Segunda República,  de principios de 1936, se celebraron, los mítines de los diferentes partidos políticos que acudían a las elecciones. Un par de meses después del comienzo de la guerra la CNT, confisco el Price y desde entonces solo celebraban los mítines aquellas personas que pertenecían al bloque republicano: Lluis Companys, presidente de la Generalitat; Andreu Nin, máximo dirigente del POUM; Dolores Ibárruri “La Pasionaria”, dirigente del Partido Comunista;  Julián Gorkin,  periodista y político, que fue militante durante su vida de los partidos: PCE, BOC, POUM y PSOE y Alejandro Lerroux,  político republicano que durante la Segunda República ejerció la presidencia del Consejo de Ministros en varias ocasiones
Finalizada la guerra el local volvió nuevamente a su actividad. La primera velada de boxeo después de la guerra se celebró el 19 de octubre de 1939, y fue organizada por la Federación Catalana. El plato fuerte era el combate eliminatorio para el campeonato de Cataluña del peso gallo que disputaban Miguel Safont y José Vilanova, con triunfo del primero a los puntos. Entre los grandes boxeadores que pasaron por sus instalaciones esta: Luis Romero, Fred Galiana y Mimoun Ben Alí, Pedro Carrasco y Miguel Velázquez, Perico Fernández  y  José M. Ibar Urtain, el morrosko de Cestona, un levantador de piedras que en 1970, le dio por boxear adquiriendo una gran fama, por la rapidez con que se deshacía de sus adversarios.
El martes 4 de junio de 1940 a las 10.15, se inauguraron las sesiones de lucha libre americana, auspiciadas por José Moscardó Ituarte, más conocido como General Moscardó (celebre por el episodio del Alcázar de Toledo), que en aquellos momentos ostentaba el cargo de Delegado Nacional de Deportes), la velada fue presentada por  Bobby Deglane y se celebraron los siguientes combates: Eber contra Vabra,  Karric contra Dausa y Grau (español) contra el húngaro Stan Karoly.
Nuevamente se convierte en un lugar popular en el que se celebran: sesiones de circo, torneos de baloncesto, campeonatos de gimnasia, concursos de peluquería y mecanografía, conciertos de cantantes populares de la época: los Sírex, Lluís Llach, Raimon, José Feliciano. En 1951, auspiciadas por el obispo Gregorio Modrego Casaus, se celebran las conferencias cuaresmales para preparar a los fieles para la semana santa, con la celebración de la misa al final de cada sesión, no obstante lo que empezó con una asistencia masiva, en el transcurso de los años fue perdiendo asistencia, por lo que dejaron de celebrase los actos religiosos en 1970.
En 1957, las grandes empresas comerciales, empezaron a presentar actos promocionales de sus empresas. Una de las pioneras fue Muebles la Fábrica que hizo entrega de 10 pisos a las parejas inscritas en su servicio del “Ahorro para el Mueble”. En 1968 el periodista Joaquim María Puyal, empezó a retrasmitir las veladas de boxeo desde Radio Barcelona.
El 25 de abril de 1970 se celebró, el Primer Festival Popular de Poesía Catalana organizado por la Comisión Coordinadora de Fuerzas Políticas de Cataluña (CCFPC), 81 poetes y escritores noveles recitaron sus obras en el Certamen con un éxito arrollador y consolidaba el panorama literario catalán, al finalizar el acto se escucharon gritos de “amnistía y libertad”, este hecho no fue del agrado de las autoridades franquistas que comportó sendas multas de 25.000 pesetas a los organizadores del acto: los poetas Joan Colomines, Joaquín Huerta y Francisco Vallverdú
La especulación  inmobiliaria de los años sesenta y el aumento del coste de la presentación de grandes eventos que resultaban caros dado el aforo del edificio, (comparado con el del Palacio Municipal de Deportes construido por Josep Soteras, con una capacidad de 8.000 espectadores, que había sido inaugurado con motivo de la celebración de los II Juegos del Mediterráneo, que se celebraron del 16 al 25 de julio de 1955), provoco, que desde entonces este último se llevara la programación de los grandes eventos por su mayor aforo y mejor presentación. Este hecho provocó que la propiedad tomara en consideración la posibilidad de cerrar el local ante las dificultades que encontraba.
En junio de 1972, los cuatro propietarios del Price deciden vender el local a la constructora de Núñez y Navarro por cuarenta y ocho millones y medio de pesetas según palabras de José López, el único que vio construir el edificio en 1932. La venta fue efectiva a partir del 30 de noviembre fecha en que expira el plazo de arrendamiento del local por la Delegación Nacional de Deportes.
A partir de entonces empezaron a ir dejando de celebrarse, los diferentes espectáculos que se ofrecían en el local sucesivamente. El primero fue el boxeo que programo la última velada el viernes 29 de septiembre de 1972, no obstante la dirección anunciaba la celebración de otra velada fuera de programación, para el 6 de octubre, estaba organizada por el doctor Vicente Gil, presidente honorario de la Agrupación Nacional de Ex Boxeadores, y estaba realizada para recaudar fondos para los ex boxeadores, que había contado con la colaboración  desinteresada por parte de los empresarios. Se anunciaba también para ese día al finalizar la velada un acto simbólico del inicio del derribo del edificio.
Pero aunque la última velada de boxeo oficial estaba programada para el viernes 29 de septiembre, la despedida definitiva del boxeo en este coliseo barcelonés (que durante tantos años ha albergado los más destacados combates del deporte pugilístico),  tendrá lugar, a iniciativa, d« la Agrupación Nacional de Ex Boxeadores, el próximo día 6 de octubre. Un grupo de promotores catalanes ha ofrecido realizar una velada, de boxeo internacional  a beneficio de dicha Agrupación, como último acto deportivo de este deporte a celebrar en el Price. Su propietario señor López, 30 años vinculado al boxeo, ha cedido desinteresadamente el local al doctor Vicente Gil, presidente honorario de la Agrupación y para beneficio de sus ex boxeadores. Como acto simbólico y al término de dicha velada, que comenzará a las 22.30,  al finalizar el programa, se procederá a iniciar un simbólico derribo del Price.
No obstante un hecho cambio la programación prevista, ya que el anuncio de la reaparición del boxeador vasco José Manuel Ihar “Urtain”, nuevamente tras un tiempo retirado de los cuadriláteros, abrió nuevamente las puertas del Price el 27 de octubre, para presentarlo en uno de los locales más emblemáticos. La velada supuso una gran decepción para el público asistente, ya que el contrincante de Urtain,  el norteamericano Black Sonny Harris, se dejo caer antes del primer minuto del combate, hecho que crispo los ánimos de los aficionados, este hecho obligo a la federación española de boxeo a retirar la bolsa de dicho boxeador.
El 2 de noviembre se celebró el último espectáculo musical que consistió en la realización de un homenaje al cantante Antonio Machín, con motivo de la celebración de los 25 años del estreno de “Angelitos Negros”, con Luis del Olmo y artistas invitados.
El sábado 25 de Noviembre de 1972 se celebró la última velada de lucha libre americana, en la que después de los combates preliminares se procedió al “Cerrojazo” con la realización de un espectacular combate de “catch» a cuatro” , entre las parejas de  Joe Adell y Móyan, de un lado, y ”la Pantera Negra” y “Halcón Peruano” .
El derribo empezó a consumarse el 2 de marzo de 1973, seguidamente se procedió por parte de Núñez y Navarro “el constructor de las esquinas” de un bloque de edificios.
Regreso al contenido