Avenida Gaudi - Avinguda Gaudi - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Avenida Gaudi - Avinguda Gaudi

Avenidas
La Avenida Gaudí discurre en diagonal uniendo La Sagrada Familia y el Hospital de San Pablo  rompiendo una vez más la cuadricula del ensanche.
Aunque en su proyecto se propuso llamarla “Diagonal de San Pablo”, cuando se inauguró en 1927 se le puso el nombre de “Avenida del General Primo de Rivera”, en honor al entonces jefe de gobierno español. En 1931 se le renombro durante la segunda República con el nombre de “Avenida Gaudí”. Al acabar la guerra en 1939 volvió a llamarse “Avenida del General Primo de Rivera”, pero como en la Gran Vía, una cosa era lo que querían los políticos y otra muy diferente la opinión popular, que la siguió llamando por su antiguo nombre, en 1962 se tomó la decisión de llamarla por su actual nombre.
Concebida por el francés León Jaussely, fue aprobado por el Ayuntamiento de Barcelona en 1907. La avenida proyectada ofrecía una perfecta visualización frontal entre el “Hospital de San Pablo”, por entonces en construcción y “La Sagrada Familia”. En 1917 se aprobó el plan urbanístico Romeu-Porcel, para la creación de la avenida. La apertura se realizó en 1927 coincidiendo con las reformas hechas para la Exposición Internacional de 1929.
Durante muchos años la avenida fue una impórtate vía de circulación de dos direcciones por la que aparte de los coches circulaban los autobuses que transportaban desde el centro hasta La plaza Ibiza o Vía Favencía a centenares de personas todos los días.
A principios de 1980 el ayuntamiento de Barcelona, se planteó una reurbanización de la avenida, eliminando la circulación por ella y haciéndola peatonal, el 22 de septiembre de 1985, Pascual Maragall Alcalde de Barcelona coincidiendo con las Fiestas de la Merced inauguro la nueva avenida.
Como con cualquier obra hubo división de opiniones, mientras que unos apoyaban el cambio ya que se podía pasear tranquilamente sin tener que trasladarse a otros lugares, los comerciantes de la zona estuvieron en contra, primero porque los de la zona alta, pasaron dos años en los que las obras de la avenida y del aparcamiento subterráneo, no les permitía la entrada de clientes y el ayuntamiento les continuaba pasando los impuestos y después de finalizadas las obras al no haber tráfico rodado en la zona se perdieron muchos clientes, prueba de ello es que aparte de bares y cafeterías, son muchos los locales que cambian de negocio constantemente ya que solo los de la parte del primer tramo en zona de la Sagrada Familia reciben la visita de los turistas que van a visitarla.
La Avenida Gaudí discurre en diagonal desde la confluencia entre las calles Marina y Provenza (frente a La Sagrada Familia,  hasta la de las calles Cartagena y San Antonio María Claret, frente al Hospital de San Pablo, partiendo cuatro manzanas por la mitad.
Cuenta con un andén central de nueve metros de ancho, delimitado en ambos lados por un carril de circulación lenta pero que queda cortado en el sentido circulatorio, solo sirve para que los camiones entren en cada una de las manzanas a descargar o a las taxis a llevar o recoger gente, aceras laterales de 5 metros. Pensado como un espacio de paseo, destacan los bancos, el arbolado y las terrazas de bares y restaurantes.
En la remodelación y para darle un aire más ornamental añadieron algunos elementos arquitectónicos. El primer tramo se encuentra una marquesina de madera. En el cuarto tramo, justo en el extremo frente al Hospital de Sant Pau, se encuentra una fuente, realizada por Màrius Quintana. En el otro extremo de este mismo tramo se encuentra la escultura “El bon temps perseguint la tempesta”,” El buen tiempo persiguiendo a la tempestad”, obra de Apel·les Fenosa.
En cada extremo de los tramos de la avenida se ubican las farolas modernistas, que datan de 1909, fueron ubicadas originalmente en el “Cinc d'Oros” “Cinco de Oros” la actual Plaza Juan Carlos I- de donde fueron retiradas en 1957.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal