Exposició Internacional de 1929 - Exposició Internacional de 1929 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Exposició Internacional de 1929 - Exposició Internacional de 1929

Exposiciones
La Exposición Internacional  se inauguró el 19 de Mayo de 1929 y finalizo al 15 de enero de 1930, estaba  situada entre el plano de la Plaza de España hasta una parte importante de la montaña de Montjuic, con una superficie aproximada de 118 hectáreas y un coste oficial de unos 130 millones de pesetas.
En la exposición a parte de la participación empresarial, acudieron  uba veintena de países con pabellón oficial para exponer la producción y el desarrollo de sus países. Esto represento una promoción para ellos, pero resulto de lo más provechoso para la ciudad, porque demostraba al mundo que los logros que había demostrado en la Exposición de 1888, habían quedado superados en esta edición, cuarenta años después de sorprender al mundo con la primera, volvía con una nueva edición olvidándose de lo que había hecho en la otra y presentando un marco nuevo, con una ciudad que ofrecia al mundo, unos espacios que unos años antes eran descampados sin utilidad.    
La Exposición supuso un gran desarrollo urbanístico, que demostró lo mucho que se había hecho desde la primera exposición en la ciudad, tanto en el plan urbanístico, como en el plan arquitectónico desde principios de siglo, Gaudi, Puig i Cadafalch, Domenech i Muntané entre otros habían rivalizado en las construcciones modernistas y demostraban al mundo una Barcelona moderna.
La primera idea de la exposición, no tenía la intención de hacerla tan importante, en principio en 1905, con el auge que había tenido la Electricidad, Puig i Cadafalch presento un proyecto para realizar una Exposición de Industrias Eléctricas sobre 1917, el cual fue acogido favorablemente por la Asociación del Fomento de Trabajo, pero el inicio de la primera guerra mundial de 1914 hizo desistir en un principio del proyecto.
En 1925 y después de varios intentos fallidos de realizar el certamen, se decidio aprovechando que en el 1929, se celebraría la Exposición Iberoamericana de Sevilla, se podría hacer en Barcelona una se dedicaría a la industria, los deportes y el arte y que se se denominaría Exposición Internacional de Barcelona.
El rey Alfonso XIII, inauguro la exposición junto al presidente de gobierno Miguel Primo de Rivera, junto al alcalde de Barcelona, Daniel Rumeu i Freixa, “Barón de Viver” junto a diferentes personalidadesa de la época, se hizo un acto multitudinario al que asistieron 200.000, personas.
Durante la Exposición se produjo el famoso “Crack de la Bolsa de Nueva York” el 29 de octubre, lo que motivo que la asistencia se viera reducida parcialmente, no obstante si no fue un éxito financiero si lo fue en cuanto a la repercusión mundial que tuvo. El escaparate de los cambios urbanísticos de la ciudad, causaron un gran impacto entre los visitantes.
El proyecto de la Exposición corrió a cargo de Puig i Cadafalch, con dos tipologías diferentes de edificios, los palacios, dedicados a las secciones oficiales y los pabellones, que representaban países, instituciones o sociedades.
La Avenida de América, actual “Avenida de la Reina María Cristina” se decoró con surtidores de agua y columnas de vidrio iluminadas, a ambos lados del paseo se construyeron los Palacios principales, en la Plaza de la Mecánica “actual plaza del Universo”, se situó en el centro la Torre de la Luz, una fuente luminosa obra también de Carles Buïgas.
En el pie de la montaña, se situó la Fuente Mágica, y un replano más arriba los Palacios de Alfonso XIII y Victoria Eugenia, desde allí empezaba la escalera que conducía al Palacio Nacional, la obra más importante de la Exposición.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal