Campo de Sarria – Camp de Sarria - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Campo de Sarria – Camp de Sarria

Edi. Deporte
Cuando muchos de los socios y simpatizantes de Español, acuden a contemplar un partido al modernísimo “Power8 Stadium” del Real Club Deportivo Español, desconocerán el camino seguido por el equipo hasta llegar a lo que son hoy las instalaciones modernas y confortables del equipo.
Todo empezó el 13 de octubre de 1900, cuando Ángel Rodríguez Ruiz, Octavi Aballí y Lluís Roca estudiantes de la Universidad de Barcelona, aficionados al incipiente deporte del futbol, decídanla formación de un nuevo club, para ello se afilian a la Sociedad Gimnástica Española que había sido fundada en 1897 y cuyo presidente era D. Rafael Rodríguez Méndez, catedrático de la Universidad de Barcelona padre de Ángel Rodríguez. Pronto se reunieron otros estudiantes para completar un equipo de futbol y entre ellos Joaquín Carril, que tuvo el honor de pasar a la historia del Club, por ser el primer capitán del equipo.
Aunque en varias informaciones entre ellas el semanario “Deportes” de la época, dan la fecha del 28 de octubre de 1900 como la de la fundación del equipo “Sociedad Española de Foot-ball”, según el testimonio de Carolina Rodríguez hija de Ángel Rodríguez, la verdad es que el club se fundó el día 13, en el momento que realizaron la reunión de principio de gestión, si bien después de esa fecha se realizaron diferentes reuniones para aunar criterios. El nombre de “Sociedad Española de Foot-ball”, vino motivado por el deseo de diferenciarse de los otros clubs de la ciudad que ya estaban operativos: “El FC Catalá”, “Football Club Barcelona” y el “Hispania Athletic Club”.
El R. C. D. Español, utilizó un total de seis campos de fútbol, antes de adquirir los terrenos en los que se ubicaba el mítico Estadio de Sarriá.
Temporada 1900-1901 En los dos primeros años de existencia el club utilizo, el Campo Can Grassot, en el que jugaron los primeros amistosos estaba ubicado en los terrenos de conocidos como 'Can Grassot', que estaban ubicados en las inmediaciones del templo de la Sagrada Familia, que había empezado a construirse hacía poco tiempo. A partir del mes de marzo de 1901 se trasladaron al campo “Frare Blanch” del Hispania Athletic Club, situado cerca del Tibidabo, (que existió de 1900 a 1903), aunque este campo apenas fue utilizado ya que posteriormente los entrenamientos se realizaron al lado del Hospital Clínico y Provincial de Barcelona.
Temporada 1901-1902, el equipo disputó sus partidos de la Copa Macaya, en el campo colindante a la Plaza de toros de Las Arenas. 
Temporada 1902-1903 se utilizó el campo del “Hospital Clínico Sur”, disputándose el 30 de noviembre de 1902 el primer partido de competición oficial ante el F.C. Internacional con la victoria local por 6–0. 
Temporadas del 1903 al 1908, la temporada empezó el 6 de diciembre de 1903, con la inauguración del “Campo del Hospital Clínic Norte” ganando 2–0 al FC Catalá. 
Temporadas 1908-1911, Campo de Marina que bajo la denominación de "X Sporting Club" estuvo en la Calle Marina, cerca de la Plaza de toros Monumental, que jugó su primer partido oficial el 2 de febrero de 1908 derrotando al FC España por 1-0. 
En la temporada 1910-11, en estadio de la Calle Industria era conocido como el 'Campo de las Habas', el 1 de marzo se inauguró con el encuentro ante el Club Español de Madrid, que acabó con 2–0 para los locales. 
25 de abril de 1912, el Rey Alfonso XIII concede a la entidad el título de Real y el uso de la Corona que figura en su escudo.
La marcha ascendente del equipo propicio que fuera adquiriendo cada día más socios y pronto creo una rivalidad deportiva entre aquellos seguidores que les gustaba el futbol, pero que por diferentes motivos no se sentían afines al Futbol Club Barcelona, hizo que entre los directivos y socios surgiera la idea de edificar un campo de futbol que pudiera competir con el que construían sus más directos rivales (el Futbol Club Barcelona) que había puesto la primera piedra el 19 de febrero de 1922.
La iniciativa de construir un campo propio había sido promovida por los hermanos “de la Riva”, destacados españolistas, que compraron unos terrenos en la antigua carretera de Sarria hoy “Avenida de Sarria”, conocido como la Manigua de Can Rabia (por 170.000 pesetas), que estaban rodeado de árboles y que llegaban a hasta la altura de la actual Avenida del General Mitre. Se pusieron en contacto con el arquitecto Matías Colmenares el cual diseño un estadio para 40.000 espectadores.
31 de diciembre de 1922: se colocó la primera piedra del Estadio de Sarriá, pero la quiebra de la empresa constructora, hizo que se precipitaran los acontecimientos. El estadio se terminó equipado únicamente con las instalaciones imprescindibles, con tan solo 10.000 espectadores y fue inaugurado el 18 de febrero de 1923, con un partido contra el equipo “Unió Esportiva de Sants”, al que gano por 4 a 1.
La quiebra de la empresa constructora represento un golpe duro para la entidad, ya que en su afán de construir un estadio importante, había adelantado una cantidad importante de dinero para su construcción y la quiebra y el sobrecosto que costaron las obras para poder abrirlo al público, pusieron la economía del club bajo mínimos. Al finalizar la temporada de 1925-1926, se ve obligado a realizar una gira por Europa y América (aprovechando la fama de su portero Ricardo Zamora), para poder financiar la tribuna. En 1930 para poder sanear el club la directiva toma la decisión de vender a Ricardo Zamora al Real Madrid por la astronómica cifra (Record) de 100.000 pesetas.
El estadio que pertenecía a la familia De La Riva, fue adquirido en propiedad por el club bajo la dirección de su presidente Francisco Javier Sáenz, el cual empieza en 1951, no solo las obras de ampliación, sino que contrata a el entrenador argentino Alejandro Scopelli (celebre por implantar la moda de utilizar unas mascarillas de oxígeno en la media parte de los partidos), en aquellos años tuvo lugar el fichaje de uno de los jugadores emblemas del equipo Julián Arcas Sánchez más conocido como “Arcas”.
El verano de 1966 se celebraron elecciones presidenciales llegando al cargo, Joan Vilà Reyes, uno de los hombre que protagonizaron una revolución en el club ya que bajo su mandato se contrató a una de las delanteras que fue orgullo de los pericos y que fue bautizada con el nombre de los “5 Delfines” que en realidad eran seis: Rodilla, Marcial, Cayetano Ré, Amas, Miralles y José María. Vilà Reyes empresario textil, fue acusado por hechos relacionados con el mundo empresarial referentes al asunto “Matesa”.
A principio de los años 80 con ocasión del Campeonato Mundial de 1982, el estadio fue sede de algunos partidos, por lo que sufrió una nueva remodelación para adecuarlo.
En la vida hay dos fechas importantes, la del principio y la del fin. No obstante durante la existencia siempre hay una fiestas que se recuerdan y el estadio de Sarria no podía ser menos, los socios y simpatizantes siempre recordaran. La de la temporada del 1986-1987, en la que de la mano de su entrenador Javier Clemente el Español consigue quedar tercero de la liga, cosa que le dio derechos a participar en la copa de la UEFA (hoy Champions Liague) y la temporada 1987-1988 en la que el Español paseo por Europa un juego espectacular que le dio derecho a jugar la final del torneo entonces a doble partido, el primer partido el Español barrio del campo al Bayer Leverkusen al que gano por 3 a 0, lo que después del espectacular recorrido hacía que se le considerara virtual campeón, pero la vuelta fue una decepción y cayó en el tiempo reglamentario por un 3 a 0 que le obligo a ir a la tanda de penaltis en la que cayó derrotado.
Temporada 1991-1992 año del mundial de España, el 15 de marzo se celebraba un partido de futbol contra el Cádiz y en un momento del partido un espectador lazo una bengala con tan mala suerte que fue a clavarse en el pecho de una aficionado de 13 años que había ido con su padre a ver el partido, el niño falleció a causa de las heridas producidas.
En 1997 la situación económica del club, hico que la junta directiva tomara la decisión de sacrificar el estadio y aprovechar una revalorización de los terrenos, para poderlos vender a una inmobiliaria y con ello sanear las cuentas del Club. El 21 de junio de 1997 se disputó el último partido en Sarriá en el que el R. C. D. Español se impuso por 3 a 2 al Valencia C.F. José Cobos fue el último futbolista con la camiseta blanquiazul en anotar un gol en el estadio. 
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal