La España Industrial - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

La España Industrial

Fabricas
Antoni Muntadas i Campeny (natural de Igualada), junto a su familia era el menor de siete hermanos, eran dueños de varias empresas de hilaturas en Barcelona, entre ellas una que funcionaba a “Vapor” en la calle Riereta, todo ello le llevo a tener depósitos en la Capital de España, aprovechando la gran demanda interior de los artículos textiles españoles y la política proteccionista del momento y aprovechando las amistades en los círculos Liberales y Progresistas que el director que tenía en Madrid, había conseguido, fundo en Madrid, el 28 de enero de 1847, la primera Sociedad Anónima Fabril y Mercantil de España, conocida como “La España Industrial”, nombrando director a su hermano Isidro.
Un año antes habían sido fundadas las dos primeras empresas textiles españolas que utilizaron las máquinas de vapor “La Industrial Malagueña” de las familias Larios y Herrera y la Villa de Sans a extramuros de Barcelona “El Vapor Vell” propiedad de Güell, Ramis y Compañía presidida por Joan Güell i Ferrer.
En 1851, la España Industrial se trasladó a Barcelona, debido a los problemas económicos que desde 1848 afecto a los accionistas de la capital, estableciéndose en unos terrenos adquiridos en 1847 junto a la Riera de Magoria, en los locales que todos conocemos y que ahora están dedicados al ocio, deporte y cultura, la competencia que había con la fábrica de Güell i Ferrer, hizo que durante algún tiempo entre los habitantes de Sans fuera conocida como “El Vapor Nou”.
La maquinaria fue importada desde Gran Bretaña y Alsacia que entonces estaban en la avanzadilla en los temas textiles, la construcción fue rápida y en 1853 la fábrica se encontraba en pleno funcionamiento. Fue tan grande la progresión que tuvo que en 1880 alcanzo la inigualable cifra de 2.500 trabajadores algo inaudito en aquellas fechas, lo que propicio que la villa de Sans
El desarrollo industrial de La España Industrial transformo por completo la villa de Sans que todavía no había sido anexionada a Barcelona, pasando de 2.300 habitantes en 1840 a 30.000 en 1887.
Desde su comienzo la fábrica adquirió un prestigio importante, no solo por sus fabricados tanto de telas como de papel de encuadernar, como por su actuación social con los trabajadores, habiendo montado comedor social, guardería para las mujeres y unas instalaciones deportivas, que comprendían incluso un campo de Futbol.
En 1909 Alfonso XIII nombro a Matías Muntadas i Rovira, conde de Santa María de Muntadas, por el gran desarrollo de toda su familia en el engrandecimiento del municipio.
En 1934 fundo el equipo C.D: España Industrial que fuñe durante unos años filial del Futbol Club Barcelona, los resultados le llevan hasta segunda división y en dos ocasiones adquiere el derecho de jugar los play-off para subir a primera, por lo que deciden la separación y en 1956 se concreta pasando a llamarse C. D. Condal, el cual juega un año en primera división enfrentándose como era lógico con el Barcelona. La aventura fracasa y vuelve otra vez a segunda en la que estuvo cuatro temporadas, pasando a jugar en tercera vuelve a subir a segunda y vuelve a bajar a tercera, en 1970 se fusiona con el Atlético de Cataluña que era filial del Barcelona y forman el actual Barcelona B.
En 1936 como muchas otras la empresa fue requisada por las fuerzas republicanas, que quedaron al mando de la misma, una vez acabada la contienda la España Industrial volvió otra vez a la familia.
 Las nuevas tendencias textiles hacen que la fábrica cierre en 1969, en 1972 la empresa se traslade a Mollet del Valles y el solar es adquirido por el ayuntamiento que construye el Parque de la España Industrial junto a la Estación de Sants, la des aceración textil hacen que la empresa cierra tras largos problemas en 1981.
Posiblemente en otros artículos pero en especial en este hablan observado que en el me he referido tanto a “Sans” o “Sants” y algunos que no conocen el tema habrán pensado que corresponde a un descuido de la “t” por parte mía, quiero aclararles que no es un fallo, el problema viene de lejos y si ustedes miran fotos antiguas verán que el asunto viene de lejos y que son muchas las interpretaciones que se dan al respecto.
Yo me inclino por la que a mi parecer es las más verosímil, la palabra “Sants” traducción catalana de la palabra “Santos”, la traducción de “Sans” en castellano es “Sanos” y que en tiempos antiguos según los responsables fueran o no de una ideología o de otra adjudicaban el nombre del municipio, siguiendo sus creencias religiosas.
La prueba es que si miramos en internet informaciones antiguas, nos encontramos las dos grafías en un mismo artículo.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal