Mercado del Porvenir – Mercat de l'Avenir – Mercado del Ninot – Mercat del Ninot - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Mercado del Porvenir – Mercat de l'Avenir – Mercado del Ninot – Mercat del Ninot

Mercados
Aunque hoy en día se conoce como el mercado del Ninot y la leyenda, como siempre da algunas versiones spbre el origen actual de su nombre, sus principios fueron los de un mercadillo al aire libre en el municipio de Sans, cercano a Barcelona.
A finales del siglo XIX, la ciudad de Barcelona tenía en todas las entradas a la ciudad unos edificios llamados “Fielatos”, que eran una especie de aduanas modernas, por las que tenían que pasar todas aquellas personas que pretendían entrar productos a la ciudad con el fin de pagar un arancel o impuesto de entrada.
Ante esta circunstancia los comerciantes y agricultores de Sans, aprovecharon unos terrenos libres sin urbanizar que había en la manzana de Casanovas, Villarroel y Mallorca Provenza para realizar un mercadillo al aire libre, especialmente los fines de semana, para que los trabajadores de la fábrica de Can Batlló (hoy La Escuela Industrial), cuando salieran el sábado de trabajar con el salario  (entonces se cobraba por semanas), pudieran comprar productos mucho más barato al poder vender sus mercancías libres de los impuestos de entrada y por consiguiente algo más asequibles.
El primer nombre del mercado fue el del Mercado del Porvenir “Mercat  de l'Avenir”, ya que la zona con motivo de la creación del ensanche estaba considerada en aquel tiempo como un lugar con mucho porvenir. En la zona del mercadillo pronto empezaron a ubicarse pequeños comercios y bodegas en donde apagar la sed después de comprar, que llegaban hasta la calle Aragón con Casanova, en donde se encontraba “el Pont del Micu”, puente que unía por el aire las dos partes de la ciudad separadas por el ferrocarril.
En uno de estas tabernas, en el número 6 de la calle Valencia, actualmente el “107”, había un local perteneciente a Juan Clapés, que abrió una bodega en 1880. Esta bodega coloco en su establecimiento un muñeco “Ninot”, perteneciente a la proa de un barco que se estaba desguazando en el puerto. La Leyenda da varias versiones de como llego el “Ninot” hasta ella, pero lo que si es cierto que la bodega empezó a ser un lugar de encuentro para aquellas personas que se citaban para ir a comprar y pronto quedo bautizado como el “Mercado del Ninot”. El muñeco del Ninot hoy se encuentra en el Museo Marítimo de Barcelona.
El hecho que tuvo el mercado provocó un rifirrafe entre los ayuntamientos del municipio de  Las Cortes y el de Barcelona, ya que este último reclamaba aparte de la pérdida de beneficios un mayor control de los comerciantes. En aquellos tiempos las mercancías tenían que pagar tasas e impuestos para entrar en Barcelona, al estar situado el mercado entre ambos municipios permitía a los compradores conseguir los productos más baratos
Finalmente, el ayuntamiento de Las Cortes decidió acondicionar el terreno y el Mercado del Ninot se acabó consolidando en una parte de la explanada de la manzana Villarroel-Provenza-Casanova-Mallorca.
La consolidación del mercado, obligo a tomar la decisión de proteger a clientes y comerciantes no solo de las inclemencias del tiempo, sino también de aquellos que deambulaban entre ellos intentando aprovecharse de lo ajeno, tomándose la decisión de cubrirlo. El mercado se inauguró en su primera fase el 20 de junio de 1893.
En 1912 el ayuntamiento compró los terrenos y en 1933 se cubrió el recinto con la estructura metálica diseñada por los arquitectos Antoni de Falguera i Sivilla que había realizado la Casa de la Lactancia en 1914 y el Conservatorio Municipal de Música en 1927 y Joaquim Vilaseca i Rivera que había realizado la Facultad de Náutica en el Pla de Palau. La obra se acabó con el cierre del recinto  de ladrillo visto.
Durante la época franquista, el nombre del “Ninot” no encajaba con la pretensión del régimen de abolir los nombres catalanes  de los lugares públicos por lo que  se volvió a oficializar su denominación original como Mercado del Porvenir, recuperada la democracia el mercado volvió a imponer la denominación popular de “Mercado del Ninot”.
El paso de los años obligo a iniciar una remodelación total del mercado, trasladando a los comerciantes a una carpa cercana. Las obras se empezaron en 23 de octubre del 2009 y han durado hasta el 2015. El mercado ha sufrido una transformación completa ya que se ahondaron  dos pisos para realizar un parking subterráneo un muelle de carga y descarga y se incorporaron nuevas técnicas para la conservación de los productos y el tratamiento de residuos.
Video Promocional de Mercats de Barcelona de las obras del Mercat del Ninot
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal