Antiguo Matadero de Barcelona – Antic Escorxador de Barcelona - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Antiguo Matadero de Barcelona – Antic Escorxador de Barcelona

Mercados
Como gran ciudad, Barcelona tiene en Mercabarna su mercado central, en el que los comerciantes compran aquellos productos que después ofrecerán en sus comercios. Pero a finales del siglo XIX, nada era asi. Los mataderos y a la vez mercados generales estaban distribuidos por sectores, en la calle Ocata al lado de la estación MZA (Francvia) estaba al ganado vacuno y al lanar y el la calle Pujadas estaba el de porcino. No existía por aquel entonces matadero de aves y eran los propios tenderos los que sacrificaban, pollos, gallinas, pavos y algo que aunque no tiene nada de ave se distribuía en las pollerías, que eran los conejos.
La Exposición Universal de 1888, fue un relanzamiento de la ciudad (al igual que lo fueron los Juegos Olímpicos de 1992). Las autoridades de entonces comprendieron la necesidad de aunar los mataderos en uno solo. El Borne aglutinaba la parte de productos agrícolas. El Mercado del pescado en la calle Wellington destribuia todo lo que llegaba a la ciudad procedente del mar. Que mejor que buscar una zona donde se pudiera centralizar el sacrificio y distribución del ganado.
Como por aquel entonces el ensanche estaba en construcción, se decidió que detrás de la plaza de toros de las Arenas existían cuatro islas vacías entre las calles, Diputación, Vilamari, Tarragona y Aragón, las cuales se podrían destinar a construir el Matadero General de Barcelona.
Para realizar el proyecto el ayuntamiento contacto con los arquitectos Antoni Rovira i Trias y Pere Falcara i Urpi, los cuales hicieron la primera parte del proyecto, que fue la construcción de los pabellones paralelos a la calle Aragón. Fue inaugurado el 28 de junio de 1891. Los arquitectos que antes de la realización del proyecto habían visitados distintos mataderos europeos introdujeron el agua corriente en las instalaciones, lo que hacía que se tomara en aquella época una medida higiénica desconocida en los otros mataderos.
Conforme la ciudad se hizo mas grande se tuvierón que construir nuevos pabellones lo que motivo que la techumbre de ellos los diferenciaba, ya que unos eran de teja rojiza y los otros de uralita.
Como era lógico a la sombra del matadero su montaron nuevos negocios, en la calle Tarragona se abrieron locales en los que había ganado equino, estos locales eran regentados por personas de etnia gitana que alquilaban los caballos a la plaza de toros de las Arenas, como en aquel entonces los caballos no llevaban peto, posiblemente los que morían, después de pasar la revisión veterinaria fueran higienezados y vendidos en el matadero.
Otros de los comercios se establecieron en la calle Diputación, (en la que estaba la puerta de entrada), y eran los bares restaurantes, era impresionante entrar en alguno de ellos y contemplar las mesas de los comensales comiendo unos almuerzos impresionantes.
Conforme las necesidades de la ciudad fueron creciendo el interior fue creciendo y la cantidad de animales que llegaban a diario, ocasionaban un problema de tránsito y lo que era peor un olor a ganado insoportable que se sentía en todo el barrio.
Ante las continuas quejas del vecindario las autoridades municipales, tomaron la decisión de construir en la Zona Franca, Mercabarna, que aglutinaría no solo el matadero, sino también el mercado central del Pescado y el Borne, que favorecería al comerciante en general al centralizar en un solo lugar la compra de mercaderías.
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal