El Barrio del Clot – El Barri del Clot - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Barrio del Clot – El Barri del Clot

Barrios
El Barrio del Clot, forma parte del Distrito de Sant Martin de Provensals, era el casco antiguo más antiguo de un distrito que en su mayoría estaba lleno de campos de cultivo. A mediados del Siglo XIX, dado que era un entorno muy poblado, se construyó en 1877, un ayuntamiento ubicado en una plazoleta que está al lado de la calle San Juan de Marta a la que como los ayuntamientos catalanes, se le denominaba “Casa de la Vila” (Casa de la Villa). En su parte montaña estaba unida al “Campo del Arpa” que era otro barrio dentro del mismo distrito.
El Clot fue uno de los núcleos más antiguos de Sant Martí. Su existencia proviene de la época medieval, cuyo nombre era “Clotum Melis”, el nombre de "Clot", deriva de la palabra Cros, que significa fondo, hace referencia a las tierras de conreo situadas en fondales.
Estando a la sombra de la gran Barcelona, su entorno era rico en huertas y los molinos estos estaban situados alrededor del Rec Comtal que aprovechaban sus aguas para el funcionamiento de los mismos, era una zona de suministros para la ciudad de Barcelona. El carácter rural de esta zona se mantuvo hasta el siglo XIX, cuando se produjo el proceso de industrialización de Barcelona y la periferia.
El Clot es el casco urbano más antiguo de todo San Martín, durante los siglos XIV y XV, se fueron formando conjuntos de viviendas y talleres de artesanos. Ubicado al antiguo municipio de Sant Martí de Provençals, independiente de Barcelona de 1714 a 1897, a mediados del siglo XIX el Clot ya se había consolidado como núcleo administrativo del pueblo. Por esto en el año 1877 se levantó la casa de la villa “Casa de la Vila” nombre dado al órgano administrativo del núcleo que hacía las funciones del Ayuntamiento, que era la sede municipal para dirigir los trámites municipales del entorno.
Aunque su adhesión a la ciudad fue un hecho, esta villa creció un poco por libre ya que jamás entro del todo dentro del plan Cerdà, si nos fijamos en su planificación solo unas cuantas calles que venían de la parte sur de la ciudad, (Mallorca, Valencia, etc. seguían dicho plan), sus calles siguen adecuadas a la configuración que tenían desde su nacimiento. 
Su alejamiento de lo que era el centro de la ciudad, propicio que tuviera estación propia de tren ya que no tenía otra forma de poderse conectar sino era de esta forma con la gran Barcelona, tuvo en principio dos estaciones dentro del municipio una de superficie en la avenida Meridiana que luego fue sepultada y otra un poco más hacía el mar pero no muy lejana que se encontraba por debajo del mercado del Clot en la que aparte de la estación se encontraba unos talleres de MZA que era la empresa que tenía la concesión de esa línea, Madrid, Zaragoza, Alicante, hoy en día esos terrenos forman el Parque de la Estación”.
En el año 1854 comenzó a circular la línea en dirección a Francia, y unos cuantos años más tarde, en 1861, la de Zaragoza, que circulaba por la actual Avenida Meridiana. Posteriormente, la desaparición de las vías del tren, al soterrar estas para convertir la avenida Meridiana en una vía rápida de tráfico rodado. Una de las locomotoras usada en el Clot fue la "Teresita" que actualmente se encuentra en el Museo del Ferrocarril de Villanueva y Geltrú. Dicha máquina fue utilizada para transportar alimentos y bienes a esa población hasta 1948, fecha en que los trenes desaparecieron de la superficie.
El municipio, estaba habitado principalmente por gente trabajadora, ya que en su entorno habían sido instaladas, industrias harineras, textiles, etc., lo que motivo que dentro de su entorno crecieron organizaciones obreras como Formento Martinec, La Formiga Martineca, dos organizaciones que tenían su propia cooperativa, en la que se vendían alimentos a precios especiales. 
A partir de mediados del siglo XX, su entorno se modificó y el antiguo municipio, entro a formar parte de la ciudad, los tranvías llegaron hasta el cruce de la calle Rogent con Mallorca, ya que esta se encontraba cortada por una calle estrecha que después fue abierta prolongándola que se llamaba calle Nuria, en esta calle tenía su sede una de las dos cooperativas mencionada, “La Formiga Martinenca” La Hormiga Martinense, que previniendo el derribo de la calle Nuria, había construido el edificio unos metros más atrás en línea con lo que sería la futura calle Mallorca. 
Hoy en día, el Clot ha perdido poco a poco su carácter industrial, ya que las industrias se han ido desplazando o desapareciendo, este hecho ha dado la posibilidad de recuperar algunos espacios para los vecinos La antigua Harinera, El Parque en el que se encontraban los almacenes de la compañía ferroviarias son una prueba de ello. En el año 1854 comenzó a circular la línea en dirección a Francia, y unos cuantos años más tarde, en 1861, la de Zaragoza, que circulaba por la actual Avenida Meridiana. Posteriormente, la desaparición de las vías del tren, al soterrar estas para convertir la avenida Meridiana en una vía rápida de trafico rodado. Una de las locomotoras usada en el Clot fue la "Teresita" que actualmente se encuentra en el Museo del Ferrocarril de Villanueva y Geltrú. Dicha máquina fue utilizada para transportar alimentos y bienes a esa población hasta 1948, fecha en que los trenes desaparecieron de la superficie.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal