Almacenes El Barato – Magatzems El Barato – Almacenes Arias - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Almacenes El Barato – Magatzems El Barato – Almacenes Arias

Comercios
Los Almacenes “El Barato” estaban situados en la esquina de la calle Villarroel, Tamarit con fachada a la Ronda de San Antonio a escasos metros del Mercado de San Antonio. Su situación privilegiada le hacía poder recibir la clientela que habitualmente iban a comprar al mercado y que procedían bien del Raval o del principio del Ensanche.
Se inauguró en 1909 época de apertura de muchos grandes almacenes, por ser el que ofrecia con creces los productos más baratos del momento, esto lo conseguía gracias a su conexión con los fabricantes a los que les compraba los restos de producción, los cuales vendía a precios de saldo, lo que motivo una fórmula ideal para la clase obrera del entorno del Raval que duro hasta bien acabada la guerra española, cuando las penurias y estrecheces de la economía doméstica afectaban negativamente a muchas familias.
En los años 30 entro a trabajar en el Barato un dependiente, que con el tiempo se haría tristemente famoso en Barcelona “Julio Muñoz Ramonet”, era sobrino de Salvador Sindreu, propietario del negocio, que después de la Guerra se convertiría en uno de los hombres más ricos y odiados de la ciudad.
Julio había nacido en 1912 y junto a su hermano Álvaro nacido un año antes, fueron artífices de una grotesca vida de juicios, despotismo y despilfarro, fueron propietarios de edificios y negocios que siempre estuvieron rodeados de finales escabrosos. Entre los más conocidos “El Palau Robert” embargado por el Banco Central, El Hotel Ritz con un pleito con los propietarios que compraron el negocio, Los Almacenes “El Siglo” que acabo con un incendio, Almacenes “El Águila” que también acabo en otro incendio, la empresa de seguros “Compañía Internacional de Seguros” que acabo también con problemas lo que le obligo a exiliarse en el extranjero. Una de sus últimas adquisiciones fue la del Palacio del Marqués de Alella “Palau del Marquès d'Alella”, que dono a la Ciudad con una colección de más de 500 cuadros y que todavía está en litigio entre el ayuntamiento y sus hijas por la desaparición de algunos cuadros.
Con la evolución de la economía El Barato fue perdiendo cuota de mercado, ya que la gente empezaba a desear comprar artículos que aunque estuvieran bien de precio pudieran escogidos en modelos y tallas, esto derivo en que a mediados de los sesenta la empresa tuviera que suspender pagos y a continuación cerrar el negocio.
El edificio sufrio entonces una transformación, destinando la parte del sótano, planta baja y primer piso conservando la adaptación comercial, mientras en el tercer piso se estableció una pensión económica. En 1971 la empresa madrileña Almacenes Arias, puso su vista en el edificio y reabrio el negocio cerrado, con una oferta similar a la que había tenido y que era parecida a la que ellos hacían en la capital de España.
En marzo de 1981 los Almacenes Arias sufrieron un pavoroso incendio en el que murieron cuatro personas miembros de una familia uruguaya que estaba alojada en la pensión y que no pudieron salir a tiempo. La historia de los incendios en los grandes almacenes barceloneses volvia otra vez a cevarse con ellos. Los estudios que se realizaron por los bomberos y técnicos de la época, demostraron que el incendio había sido provocado.
Regreso al contenido