Avenida Diagonal - Avinguda Diagonal - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Avenida Diagonal - Avinguda Diagonal

Avenidas
La Avenida Diagonal juntamente con la Gran Vía es una de las vías más importantes y largas de Barcelona tiene aproximadamente 11 km de largo, empieza  Sant Martí fe Provensals, en el Fórum junto a Sant Adrià de Besòs y acaba en la salida de la autopista A II ( Madrid – Barcelona), en Esplugues de Llobregat, cruza diagonalmente la ciudad y es la única calle de Barcelona, cuya numeración empieza norte a sur.
Desde sus comienzos como avenida emblemática que era, sufrió la egolatría de los políticos de todos los tiempos (que se dedican más a presumir que a trabajar) sufriendo el continuo cambio de nombre que la adjudicaba el régimen que en aquel periodo ostentaba el poder, aunque en su origen Ildefonso Cerdá en su proyecto del ensanche la había bautizado como “Gran Vía Diagonal” nombre acorde con su trazado, su primitivo nombre solo duro unos años, ya que los políticos nada más llegar al poder se encargaban de cambiar el nombre.
Los diferentes nombres que ha tenido a través de los años han sido.
Gran Vía Diagonal  
1860-1874
Ildefonso Cerdá y Víctor Balaguer
Avenida de Argüelles
1874-1922
Ayuntamiento de Gracia
Avenida de la Nacionalidad Catalana  
1922-1924
Mancomunidad de Cataluña "Mancumunitat de Catalinya
Avenida de Alfonso XIII
1924-1931
República de Primo de Ribera
Avenida del Catorce de Abril
1931-1939
Segunda República Española
Gran Vía Diagonal   
1939
nombre provisional puesto el día después de la toma de Barcelona
Avenida del Generalísimo
1939-1979  
Durante el régimen de Francisco Franco
Gran Vía Diagonal   
1979Nombre actual desde entonces
El primer tramo que se construyó fue en 1884, entre Pau Claris y el Paseo de Gracia. Su ubicación en aquellos momentos no era más que una calle del pueblo de Gracia que se abría en la futura derecha del ensanche. La aceptación fue muy buena lo que propicio en poco tiempo la apertura de tiendas prestigiosas, este auge propicio que en 1896 se ampliara su longitud  por un lado hasta lo que hoy es la calle Tuset y por el otro hasta la calle Bruc.
La intención de Ildefonso Cerdá era que este proyecto cuajase en una gran avenida en la que los arquitectos y  mecenas compitiesen en la construcción de grandes mansiones acordes con la fiebre modernista y de la ostentación  que se vivía en aquellos momentos, no obstante excepto en contadas ocasiones nunca tuvieron reflejo las pretensiones de Cerdá, ya que era el Paseo de Gracia el que se llevaba las mejores inversiones del momento. Las casas más importantes de la época fueron “La Casa Terrades 1903 conocida como Casa de las Punxes de Puig i Cadafalch”, “El Palau Robert de Henri Grandpierre”, “La Casa Serra esquina con Rambla Catalunya”, “El Palacete del Barón de Cuadras 1904 también de Puig u Cadafalch” que fue convertida en el Museo de la Musica y actualmente es la Casa Asia, “La Casa Comalat num. 442 en 1906  de Salvador Valeri i Pupurull”, ”El Palacio Pérez Samanillo 1909 esquina Balmes de  Joan Josep Hervàs actual Circulo Ecuestre” “La Casa Sayrach 1918 en el num. 423, Palacio Real de Pedralbes “Antigua Casa Cuyás ( Casa y terrenos junto con los lo Can Feliu) regalo del Eusebio Güell a Alfonso XIII en agradecimiento por haberle donado el título de conde.
La ubicación de la Diagonal dentro del Proyecto de Cerdá creaba unos espacios muertos en las intersecciones de las cuadriculas del trazado por lo que se pensó en suavizarlas con algunas fuentes o plazas. En 1912 se colocó” La Font de la Granota” (La Fuente de la Rana) frente al Palau Robert , en 1915 “La Font del Negret” (La fuente del Negrito) en la calle Bruc, 1923 “Font de l’Efeb” (Fuente de Efebo) también conocida por “El Noi Nu (El chico desnudo) esquina Bailen y en 1947 “El Pescador” esquina Casanova.
Pero no solo eran necesarias fuentes en la avenida, la opinión de la calle y los medios de información de la época reclamaban alguna plaza o monumento en su recorrido. La idea fue recogida y en 1909 el Ayuntamiento encargó al arquitecto Falqués en el cruce de Diagonal, Paseo de Gracia,  un conjunto de 4 farolas modernistas y un espacio circular en el centro para ubicar un monumento posterior, a la vista del aspecto que ofrecía el conjunto y a la falta de definición del proyecto que iba a realizarse, propició que una vez finalizada la instalación de las farolas, el  ingenio de los barceloneses lo bautizara como El Cinco de Oros “El Cinc d'Oros”, ya que las farolas se habían situado en cuatro círculos un poco elevados y en el centro había una plazoleta vacía que recordaba la carta de la baraja española. Toda la historia de la plaza la encontrareis en “Plaza Juan Carlos I”.
Cerca de allí seis manzanas más a la derecha en el paseo San Juan se decidió hacer un monumento a Jacinto Verdaguer “Mosen Cinto Verdaguer”, otro monumento que como muchas obras arrastro la polémica hasta el día de su inauguración. Desde allí hacia la derecha la avenida quedaba apagada, Cerdá había previsto en su plan que el centro de Barcelona estuviera en lo que sería con el tiempo el centro de Barcelona “La Plaza de las Glorias”, ya que en su proyecto jamás tuvo la intención en diseñar la plaza de Cataluña “Plaça Catalunya”, pero la tendencia y la opinión pública hicieron todo lo contrario y la avenida creció hacia la zona contraria, y la ciudad fue creciendo hacia los llanos que había entre los pueblos de Las Corts y Sarria. La zona estaba poblada de masías que dedicaban sus tierras al cultivo ya que tenían un clima mucho más suave y la clase de la aristocracia, busco el dedicar aquellos terrenos de cultivo, para construir sus palacetes de veraneo. Entre el Palacio Real y la Plaza Calvo Sotelo hoy “Francesc Macià” las masías se extendían a ambos lados. Eran muchas las masías y algún otro edificio o fábrica que estaban ubicados en aquella zona que cerraban la apertura de la Diagonal.
La Illa, Había sido la Masía Can Barcelo construida en el siglo XVIII, en 1879 se construyó el Asilo de San Juan de Dios y hoy es un Gran Centro Comercial.
Plaza Pio XII, antes de su construcción en 1952y apertura de la Diagonal, los terrenos estaban ocupados por Can Estela, residencia de verano de los condes de Vallcabra.
Plaça Francesc Macià, a finales de siglo XIX justo en medio de la plaza había una fábrica de sedas que se derribó a principios del siglo XX para construir la plaza y continuar abriendo la avenida.
Pese al alto ritmo de trabajo la apertura tenía a veces un ritmo lento, la zona limitada por Borrell, Villarroel y Londres, incluía la apertura de la calle Urgel a la Diagonal, se encontraba desde 1854 ocupado por una Granja Experimental, cuyos terrenos habían sido donados por el Marqués de Sentmenat
La Diagonal en aquel entonces acababa justo después de la Casa Cuyás actual Palacio Real, no había ningún motivo para alargar su construcción, el automóvil no había cuajado todavía y se consideraba aquellos terrenos fuera de límites. Pero como siempre no todos piensan lo mismo a la desidia por parte del Ayuntamiento por continuar la obra, la actuación de un ciudadano barcelonés amante de los coches y la velocidad Joaquim Molins Figueras, en su calidad de presidente de la Penya Rhin, propuso el continuación de la avenida hasta el pueblo de Esplugues para empalmarla con la carretera de Finestrellas, con lo que conseguiría un circuito que podía ser homologado para celebrar las incipientes carreras de coches que se empezaban a celebrar. Una vez terminada la obra en 1946 tuvo lugar su inauguración y la primera carrera automovilística.
En 1952, se celebró en el XXXV Congreso Eucarístico Internacional que sirvió para inaugurar la Plaza de Pio XII.
En 1965, El el Padre Peyton conocido en todo el mundo por el programa “Rosario en Familia” celebro a la altura de Francesc Maciá el famoso rezo del rosario que paseo por todo el mundo.
Una historia reciente descubrió que la Diagonal tuvo un error en su construcción. El 2 de Marzo del 2010, el diario “El País” publico un artículo “ Un error en su construcción “ la publicación explicaba en un extenso artículo un posible error a la hora de consultar los planos, que provoco un desvió de la ruta original de ocho metros entre Paseo de Gracia y Francesc Macià

Regreso al contenido | Regreso al menu principal