Cines desaparecidos de Barcelona - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Cines desaparecidos de Barcelona

Cines
Barcelona, al igual que todas las grandes ciudades, ha padecido las transformaciones lógicas de los tiempos. En los primeros tiempos, la ciudad se inundó de pequeños cines, que aparecían y desaparecían por arte de magia aun en muchas ocasiones, el cine que se inauguraba estuviese en el mismo local.
En los grandes descubrimientos, son muchos los que quieren participar del pastel y pocos los que por su dedicación logran sobrevivir,
Con el cine paso lo mismo, muchos vieron en aquel invento un posible gran negocio y no supieron escoger el sitio o no pusieron los medios adecuados para que esto sucediese.
A todos ellos van dedicada esta página en la que aparecerán: Los que desaparecieron y los que fueron adaptándose a los nuevos tiempos transformándose.
Cine Atlántico – Cinema Atlàntico
El cine Atlántico, en las Ramblas 122, como le conocíamos en el momento de cerrar sus puertas, tenía una historia que muchos desconocían cuando abrió sus puertas en 1939.
La historia empezó en 1904, cuando se inauguró una de las salas pioneras de la Ciudad, que tuvo por nombre ”Sala Merce.”. Cuando regreso a España el pintor Lluis Graner i Arrufi, viendo el el enorme éxito que las salas de cine tenían en Estados Unidos decidio crear un local en la Rambla de los Estudios nº 4, un local en el cual se hiciesen aquellas rudimentarias que había comprobado en su viaje. Para ello le pidió a su amigo Antonio Gaudí, un proyecto para realizar en nuestra ciudad unos espectáculos parecidos da los que se celebraban en América, a la que le pondría el nombre de la Patrona de Barcelona. El local pertenecía a la familia Foncuberta.
La Sala, tenía un vestíbulo, una sala de espera y otra en la que se realizaban los espectáculos. Gaudí y Graner modificaron las puertas y las transformaron en dos grandes arcos a través de los cuales se accedía al vestíbulo, en el había dos taquillas, una real y otra simulada que contenía un demonio autómata que decía al acercarse la gente “Mortales que os reís de mí, todos vendréis a mí”. Después de atravesar el vestíbulo se accedía a la sala donde se efectuaba el espectáculo. La sala en el fonde disponía de una rampa que llevaba directamente al sótano, en donde ubicaron las Cuevas Fantásticas, “Covas Fantásticas”.   
La sala de proyecciones era rectangular, aproximadamente de 8 x 22 m., estaba situada paralela a la Rambla. tenía la disposición de una sala moderna, las paredes y la bóveda eran de un material rugoso formando suaves ondulaciones que respondían al sistema de obtener una audición perfecta. El suelo de la sala estaba cubierto de gradas que correspondía a una fila de butacas. la decoración de las paredes, que consistía en una franja con motivos vegetales coronada por una doble línea ondulada. El marco de la pantalla y el pequeño escenario estaban también tratados con el mismo material de la bóveda y las paredes de la sala.
Los espectáculos se estructuraban en dos partes: Programación de Películas animadas Cine mudo, esta programaron se prolongó hasta el 15 de agosto de 1905. Luego se programaron, proyecciones habladas. Películas filmadas expresamente en las que unos locutores comentaban los diálogos de los personajes de la película. la programación duro hasta octubre de 1907.
En 1908 se iniciaron unos nuevos espectáculos de “Visiones Musicales”, que consistían en la proyección de cuadros sobre la pantalla acompañados de efectos de luz y música. En 1909, figurando ya con la numeración al haberse unificado las Ramblas era el número 122, el local fue transformado en cine, en 1939, cambio el nombre por el de “Atlantic Cine”, nombre que duro solo unos meses ya que a los pocos meses paso a denominarse “Cine Atlántico” con el que estuvo funcionando hasta 1987 en el que cerro sus puertas. Un año más tarde fue derribado y en su lugar se cpnstruyó un Hotel.
Cine Ducal
El Cine Ducal, fue una sala de Cine, que se encontraba en la calle Besalu nº 30 entre las calles Montaña y Nación, antes de convertirse en cine, el local había pasado por diferentes situaciones. Su primera función fue la de ser el local social de la “Cooperativa Obrera Martineç”. Acabada la guerra y quedar disueltas este tipo de organizaciones, el lugar se destina a varios destinos, en la del parte del sótano, se instalo un local de el Frente de Juventudes “Falange”, en la que entre otros actos organizaban excursiones para los muchachos, jóvenes siempre que se afilien a la organización. En la planta hay un local que se había habilitado en su día como sala de actos, en la que cada cierto puerto se ofecen obras de zarzuela interpretadas por aficionados, también se realizan una vez sacadas las butacas partidos de Baloncesto de aficionados. El local de la Falange al cabo de un tiempo desaparece y en su lugar se monta un gimnasio dedicado a preparar jovenes que quieren llegar a boxeadores.
En el año 1954, como el local no es rentable, se toma la decisión de derribarlo y en su lugar montar un cine que será inaugurado en el 22 de septiembre de 1956, con un programa doble de películas algo de moda en muchos cines de la ciudad en aquella época. Como en el barrio los cines que habían estaban algo alejados y la programación era bastante buena, tuvo una aceptación entre los vecinos que llenaban la sala todos los días. La sala aguanto bien hasta los años 80 en la que en Barcelona hubo una bajada de asistencia a muchos cines, el intento sobrevivir adaptándose en 1984 a la modalidad novedosa de aquellos tiempos de proyectar películas de cine porno “Cine X”, pero la suerte estaba hechada y eso solo fue flor de un día a finales de 1985, cerro sus puertas para siempre, en su lugar se levanto un edificio de pisos que es lo que existe hoy en día.
Cine Lido
En Cine Lido, en el Paseo San Juan nº 27, abrió sus puertas en 1942, era una sala con una pendiente fuera de lo normal que le hacia ser de lo más confortable ya que tenia una visión perfecta, tenía unas butacas confortables de un color rojo intenso.
En 1952 realizo unas reformas y cambio la pantalla de proyección por una panorámica que según decían era la pantalla más grande de Barcelona.
Como el cine estaba en un local de planta única, en el centro de Barcelona y en aquella época hubo un pequeño declive en la asistencia y una gran demanda en locales para edificar, en 1985 cerro sus puertas convirtiéndose en un bloque de pisos.
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal