Calle Cortes primitiva Gran Via (en construcción) - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Calle Cortes primitiva Gran Via (en construcción)

Avenidas
Fue una de las principales calles, que se abrieron con la creación del ensanche. Cerdá le había adjudicado el nombre de “vía N, Número 11”, pero ya Víctor Balagué, en su obra “Las calles de Barcelona, editada en 1865, la nominaba como tal y empezaba su descripción con estas palabras. “Cruzará esta calle la nueva Barcelona en toda su extensión, desde la de Marina hasta la del Llobregat”, calle nº 12 en el plan Cerdá correspondiente a la actual calle Tarragona".
El nombre fue adjudicado en memoria del primer congreso solemne celebrado en 1608 en Cataluña. Asamblea dio por fruto el encomiado código de los Usatges, “Usos” uno de los más antiguos que se conoce en Occidente y que fue por espacio de siete siglos la piedra fundamental de las constituciones catalanas.
En el proyecto de Cerdá, la numeración empezaba a la altura de la Plaza de España. Pero con ocasión de que el Ayuntamiento unificara criterios en 1903, dictó una orden por la que las calles del ensanche debían de empezar las numeraciones desde la parte de Llobregat hacia la parte del Besos, para conseguir con ello, que las numeraciones siguieran una lógica en cuanto a un mismo comienzo con una numeración correlativa conforme fueran creciendo en su desarrollo. El problema solo lo suscito la calle Cortes, pues la previsión de que como era la única que podía crecer en los dos sentidos, so tomó la decisión de empezar con el número 392 en el cruce Cortes, con Marqués del Duero por el lado mar, nombre que tenía desde 1874.
La urbanización de la misma se hizo muy lentamente, tenemos que tener en cuenta que en 1901, no se había todavía proyectado su continuidad más allá de la plaza de las Glorias, en 1947, el antiguo autobús “La Catalana”, que llevaba a los habitantes del Clot (yo junto a mis padres), hasta la playa de la Mar Bella en el Pueblo Nuevo, cogían este medio de transporte al lodo del mercado del Clot, bajando por la calle San Juan de Malta hasta, sin ningún atisbo, que pudiera presuponer la futura apertura de la Gran Vía.
El 8 de mayo de 1882, el alcalde Francisco de Paula Rius y Taulet, firmó un decreto para la apertura de la calle Cortes, desde la calle Aribau a Marqués del Duero, para expropiar terrenos. El 23 septiembre 1883, el ayuntamiento anunciaba la inauguración de dicha apertura el martes día 25, coincidiendo con las fiestas de la Merced.
No obstante la apertura no seguía unos criterios que podríamos llamar lógicos a día de hoy, ya que hasta noviembre de 1983, no fue aprobada la apertura que iba desde la Rambla Cataluña a la calle Balmes. Todo ello a día de hoy podía tener una lógica, la construcción de la Plaza de Cataluña, todavía había sido aprobada.
En 1884, dio comienzo las obras de explanación de los terrenos de !a calle de las Cortes comprendidos desde el paseo de Gracia hasta la Rambla de Cataluña.
En 1885, el día 12 de julio de 1885, en la Vanguardia salía un artículo, en el que se criticaba la falta de ligereza en  la terminación de las obras
No obstante en el pleno del 8 junio 1886, se acordaba exigir a los propietarios expropiados la firma de la cesión de terrenos.
En 1886, pese a que estaba proyectada como una de las futuras calles principales de la ciudad, tuvo que sufrir el continuo trasvase de ganado que llegaba a la ciudad, hasta llegar al antiguo matadero situado detrás del antiguo parque de la Ciudadela.
En 1888, se decide construir un monumento dedicado a  la figura de Güell i Ferrer, (Pedagogo condenado a muerte por un consejo de guerra que le acusó de haber sido uno de los instigadores de los sucesos de la Semana Trágica de Cataluña en julio de 1909, fue fusilado a las 9 de la mañana del 13 de octubre de 1909 en el foso de Santa Amalia en el castillo de Montjuic), en el cuadrado que formaba el paseo central, de Rambla de Catalunya y Paseo de Gracia, a raíz de las revueltas ciudadanas de grupos anarquistas que tuvieron lugar tras el levantamiento de los militares franquistas en 1936, el monumento fue destruido. Finalizada la guerra y el incremento del parque automovilístico de la ciudad, se decide eliminar la pequeña plaza y en su lugar, construir una pequeña fuente con un surtidor que permita los giros de los coches, para el cambio de dirección.
En  julio de 1945,  se inauguró un nuevo monumento dedicado a  Ferrer i Guardia a unos metros de su primitivo lugar, en el paseo central de la Gran Vía que discurre desde la Rambla Catalunya y el Paseo de Gracia, obra de Frederic Marès, escultor oficial del nuevo régimen franquista, (en la zona conocida como jardines de la Reina Victoria).
En abril de 1895, se empieza a discutir la prolongación desde la calle de la Industria a la Riera de Magoria.
En 1913, el ayuntamiento manda construir al escultor Venancio Vallmitjana, una fuente para ubicarla en la intercesión con la calle Lauria. Este aprovechó una estatua de la diosa Diana que había presentado en la IV Exposición de Bellas Artes de Barcelona de 1898, la estatua que inicialmente esta estatua desnuda, fue modificada por el escultor tras la petición del consistorio presidido por el alcalde Joaquim Sagnier i Villavecchia, para que cubriese el cuerpo de Diana. La fuente fue inaugurada el 12 de diciembre de 1919.
El 21 de junio de 1928, con motivo de la Exposición Universal de 1929, se intentó dar un gran empujón a la urbanización de la calle Cortes, co0n una reunión una reunión extraordinaria en la Cámara de la Propiedad.
En 1929, con motivo de la Exposición Universal, se realizó un proyecto para la nueva Barcelona, haciendo navegable el dio Llobregat, hasta su desembocadura en el mar.
En 1930, El vocal propietario de la comisión municipal de Ensanche, don Tomás Burrull, presentó una moción para conseguir un proyecto de apertura hasta el rio Besos.
La calle Cortes, pasa a denominarse Avenida de las Cortes Catalanas.
Por parte de las autoridades municipales siempre se consideró que la Gran Vía, era una de las vías de Barcelona que estaba predestinada junto con la Diagonal, a ser de las más importantes de entrada y salida de la ciudad. En 1894, se aprobó por parte del ayuntamiento la apertura de la Gran Vía hasta la calle San Juan de Malta, pero no fue hasta 1969 que tomo la firme decisión de realizar la apertura total con la reconstrucción de la plaza de las Glorias que serviría de punto de unión de la avenida Meridiana, avenida Diagonal y Gran Vía de las Cortes Catalanas, con las nuevas autopistas hacía Francia y la Costa Brava.
Antiguos edificios construidos en aquellos tiempos que perduran o han desaparecido.
IMPARES
Nº 229. 1912, Estación de la Magoria, recibió el nombre de la antigua riera que bajaba desde Collserola y desembocaba en la riera de Cagadell, pero con el derribo de la muralla para sanear la zona de las futuras Ramblas, el arroyo fue desviada para la zona de  las huertas de San Beltrán.
La estación obra de Josep Domènech Estapà, construida utilizando el ladrillo, que contenía vitrales, cerámica vidriada hizo que muchos la identificaran con el estilo modernista, cosa completamente errónea ya que Domènech Estapà, fue un detractor público de ese estilo arquitectónico, prueba de ello sus obras de referencia: La prisión Modelo, el Palacio de Justicia, el Palacio Montaner (actual Delegación del Gobierno), el Hospital Clínico, o el Observatorio Fabra, fue inaugurada en 1912.
La estación fue concebida para dar servicio a las fábricas que por aquel entonces se habían ido instalando en los terrenos de las antiguas villas de Sants y Hostafrancs pasando a ser una puerta de entrada de mercancías a Barcelona, muchos de estos industriales financiaron la llegada del tren junto a sus fábricas para comunicar sus centros productivos. También fue utilizada para la explotación de las canteras de Montjuïc.
En 1926 con la inauguración de la estación subterránea de la plaza de España, la Estación de Magoria quedó sin la utilización del servicio de pasajeros, cerrando sus puertas definitivamente en 1974. Después de unos años cerrada en el 2006 se convirtió en un centro cívico de la Generalitat, con equipamientos y centro cultural.
Nº 361-371, 1928, Uno de los tres hoteles que se construyeron por el arquitecto Nicolau Maria Rubió i Tudurí, con motivo de la Exposición Universal de 1929 y único que queda en pie, en 1931 Josep Goday i Casals, rehabilito el hotel convirtiéndolo en el colegio “Institución Cultural Francesc Macià”, con una capacidad de 7.000, alumnos, actualmente aglutina al CEIP "Francesc Macià" y al Instituto Municipal de Educación.  
Nº 463. Cine Rex, inaugurado en  24 de diciembre del 1940, restaurado para convertirlo en sala de Arte y Ensayo en 1969. Cerró sus puertas el 29 de julio de 1910.
Nº 475-477. 1913, Casa de la Lactancia, proyectada en 1908 por Pere Falqués y acabado en 1913 por Antoni de Falguera. Fue desde principio una casa paritorio de la época.
Es “una casa con historia”, no solo por los destrozos en su esculturas durante los bombardeos de la guerra, sino porque en ella nació el realizador de esta web el 14 de mayo de 1942 a las 17,45, aquel año caía en jueves y era la fiesta de la Ascensión y según un refrán popular de la época  era uno de los jueves que brillaban más que el sol, Jueves Santo, Corpus Cristi y el día de la Ascensión. En este jueves precisamente nací y para colmo me pusieron de nombre Jesús y como mi madre se llamaba María y mi padre José, tuve que sentir, en aquellos tiempos en que la religión era otra cosa, la cantinela que decía;  mira  “La Sagrada Familia”.
En 1980 el edificio se cerró como clínica maternal para convertirlo en residencia de la tercera edad “Francesc Layret” que es como se conoce en nuestros días. A finales del 2010 salto la noticia de los niños robados en España, el centro fue uno de los denunciados por personas que tuvieron sus hijos en el centro, entre los años 1950 al 1980 y que tuvieron la desgracia de que les comunicaran que sus hijos murieran en el parto.
1901, Casa Golferichs, Macari Golferichs i Losada, dedicado al comercio  de maderas exóticas, mando construir una casa modernista a Joan Rubió i Bellver, para ello utilizando los clásicos materiales del modernismo. (la piedra, ladrillo, cerámica y hierro), consiguió realizar una obra espectacular en un lugar alejado del centro neurálgico del modernismo. Obtuvo el primer premio del Ayuntamiento al mejor edificio de 1901.
En 1936 la casa fue expropiada por militantes libertarios. Tras la guerra civil se convirtió en escuela religiosa, de los hermanos dominicos, a final de los sesenta, fue adquirida para derribar el edificio y construir un edificio de pisos. EL  hecho desencadenó continuadas e insistentes protestas vecinales que evitaron que desapareciera por culpa de la especulación.
En 1980 el Ayuntamiento recuperó la propiedad del inmueble y con la ayuda de la Asociación de Vecinas y el apoyo de Ignacio Solá-Morales. En 1987 se realizó una rehabilitación por los arquitectos Pere Joan Ravetllat y Carme Ribas.. Desde entonces la casa acoge uno de los centros cívicos más activos del Eixample.
Nº 491. 1901, Casa Golferichs, Macari Golferichs i Losada, dedicado al comercio  de maderas exóticas, mando construir una casa modernista a Joan Rubió i Bellver, para ello utilizando los clásicos materiales del modernismo. (la piedra, ladrillo, cerámica y hierro), consiguió realizar una obra espectacular en un lugar alejado del centro neurálgico del modernismo. Obtuvo el primer premio del Ayuntamiento al mejor edificio de 1901.
En 1936 la casa fue expropiada por militantes libertarios. Tras la guerra civil se convirtió en escuela religiosa, de los hermanos dominicos, a final de los sesenta, fue adquirida para derribar el edificio y construir un edificio de pisos. EL  hecho desencadenó continuadas e insistentes protestas vecinales que evitaron que desapareciera por culpa de la especulación.
En 1980 el Ayuntamiento recuperó la propiedad del inmueble y con la ayuda de la Asociación de Vecinas y el apoyo de Ignacio Solá-Morales. En 1987 se realizó una rehabilitación por los arquitectos Pere Joan Ravetllat y Carme Ribas.. Desde entonces la casa acoge uno de los centros cívicos más activos del Eixample.
Nº 499. 1932, Cine Volga, fue inaugurado el día 10 de noviembre, en el solar que había ocupado por un antiguo garaje. Su primer propietario  José Durban, en 1933, la empresa Febrero y Blas se encargó de la programación del local. Durante la guerra civil el cine amplio su programación con  actuaciones artísticas en vivo, llamadas de variedades.
Finalizada la guerra civil, en 1940, cambio su nombre por el de cine Gloria, nombre con el que fue conoció durante el resto de sus días, hasta 1966. Fecha en que cerró definidamente.
Nº 567. 1906, Casa Rey especializada en el comercio de bordados. En 1917, se instala Balaguer y Cia. Empresa de pieles, especiales para calzado. 1924, Casa Naumann, empresa de máquinas de coser. Posteriormente fue ocupado por la empresa Tenería Moderna Franco-Española, que traslado la fábrica fuera de Barcelona. En 1935, el local es adquirido por José Andreu, hijo de Salvador Andreu Grau, promotor del Tibidabo y el tranvía azul, y de las célebres pastillas, después del derribo del almacén, Germán Rodríguez Arias,  construye uno de los Cines Dore, (que ha tenido la ciudad). El incautado en la guerra por el Sindicato Único del Espectáculo de la CNT-FAI, se convierte en Cine Durruti, nombre hasta el 22 de enero de 1939, en febrero vuelve otra vez a su antiguo nombre en febrero, para  castellanizarse por el gobierno franquista el 1 de marzo convirtiéndose en Cine Dorado. En 22 de noviembre de 1994, reabre sus puertas convertido en dos salas y recuperando su antiguo nombre Club Doré. En la actualidad esta convertido como Club Aribau, como número 565
Nº 585. 1882, Universidad de Barcelona, La universidad que había sido trasladada por Felipe V a Cervera, fue trasladada nuevamente a Barcelona en 1837, al antiguo convento de los carmelitas situado en la calle del Carmen, a la altura de la calle del Doctor Dou. La mala conservación del edificio tras los disturbios de 1835, dieron pie a buscar un nuevo edificio en los terrenos situados a las afueras de la muralla, aprovechando varios muros de ella, en el que se impartirían todas las clases a excepción de las de medicina, que se celebrarían en el antiguo Hospital de la Santa Cruz. En 1863, Elies Rogent i Amat, recibió el encargo de la construcción de la Universidad Histórica, la cual finalizo en 1882.
Nº 587. Anterior número 239, 1901, Casa Bonet, edificio construido por el arquitecto municipal, Pere Falqués i Urpi para el polifacético, Joaquim Bonet i Amigó, impulsor y primer presidente del Colegio de Médicos de Barcelona en 1874, al igual que la casa Román y Domingo Batlló fue destruida el 17 de marzo de en el mismo bombardeo.
Nº 589. Anterior número 241, 1903, Casa Román y Domingo Batlló, proyectada  por Josép Artigas i Ramoneda, el edificio dedicado totalmente al alquiler, tuvo la casa de “Modas Macià”, a varios prestigiosos doctores, entre otros. En 1930 el partido “Acción Catalana”, alquilo toda una planta, no se sabe si fue el azar o fue por eso, el 17 de marzo de 1938, en uno de los bombardeos que recibió la ciudad quedó totalmente destruido.
En 1946, se edificó un nuevo edificio, unificando los dos solares que quedaron por los bombardeos,  obra de Lluís Bonet i Garí, que en la actualidad acoge la sede del Instituto Catalán de la Salud.
Nº 591. Anterior número 243, 1897, Casa Viuda de Baixeras, esposa de Àngel Josep Baixeras i Roig, artífice del proyecto de la Reforma que abrió la Vía Layetana. Era el edificio más cercano al cine Coliseum que quedo afectado por el bombardeo de 1938.
Era la construcción, más antigua de las tres afectadas, había sido un proyecto de August Font i Carreras, con planta baja y cuatro alturas rematadas por tres cúpulas.
Nº 593. 1896, Casa Pere Salisachs, único edificio que se salvó del bombardeo de 1938 y el más cercano al cine Coliseum. Fue proyectado por Salvador Viñals i Sabaté, en 1930, se toma la decisión de añadir un atico a los cinco pisos construidos, con el fin de construir una vivienda al portero de la finca, lo que hizo que se perdieran los frontones originales de la parte superior de la fachada, realizada por el hermano del arquitecto Melchor. En los bajos del edificio desde hace años tiene su local el club, Arena VIP.
Nº 595. 1898, Smart Sport, pista de patinaje. El 17 de febrero de 1901, en el local se instaló El Palacio de la Ilusión (por aquel entonces con el nº 255, ya que todavía se había realizado la restructuración de las numeraciones de la ciudad del 1903 y la numeración todavía empezaba en la Plaza España). El local permaneció abierto hasta 1913.
1919, propicio el nacimiento de la empresa Metropolitan, S. A. impulsada por  editor de Mundo Cinematográfico José Solá, Victoriano Saludes y Carlos Maristany i Gibert, Marqués de Argentera los cueles iniciaron la construcción del Cine Coliseum en el solar del desaparecido Palacio de la Ilusión.
Su construcción fue promovida en 1919 por la empresa Metropolitan, sociedad impulsada por José Solá, editor de Mundo Cinematográfico, Victoriano Saludes y Carlos Maristany, Marqués de Argentera. El edificio se levantó en el solar del desaparecido Palacio de la Ilusión. El edificio fue proyectado por Francesc Nebot, e inaugurado el 10 de octubre de 1923.  A partir del 2006,  la sala fue reconvertida en teatro.
Nº 597-599. Anterior 261. 1901, Casa Pía Batlló, se encuentra en el cruce de la Gran Vía de las Corts Catalanes y Rambla de Catalunya, construida por Josep Vilaseca entre los años 1896 y 1901. La numeración principal corresponde a Rambla de Catalunya 17, pero su extensión la hace medianera del teatro Coliseum, entre los numerosos inquilinos durante su existencia se encuentran La cafetería restaurante El Oro del Rin, inaugurado el 30 de marzo de 1929, cerrando inesperadamente en 1969, ocupando el local una oficina de La Caixa. En 1936, se instaló una sede “Estat Catalá”.
Nº 603. 1868, Palacio de Exposiciones y Bellas Artes, fue construido fuera de las murallas en los primeros años del ensanche, entre el Paseo de Gracia y la Rambla de Catalunya, con una licencia especial de 6 años, fue derribado en 1874, iniciando el proceso de urbanización de la zona. 1885,  Casa Manuela Gandía, realizada por Jeroni  Granell i Mundet, en su primitiva construcción  el edificio aparte de los consiguientes balcones traseros, tenía unos laterales que daban a los jardines del antiguo Palacio Marcet. Los jardines desaparecieron y dieron lugar a los cines Metropolitan Cinemaway, Cine Ideal, Palace Cine, el Restaurante Llibre y el Hotel Avenida Palace inaugurado el 15 de mayo de 1952, después de dos años de construcción.
La Casa Manuela Gandía, fue adquirida en 1908 por el Banco Vitalicio de España, como tránsito de la calle Ancha 68 y el Paseo de Gracia  11, reformado su interior sin alterar la fachada con un proyecto del arquitecto Joan Bruguera i Roget, en la parte superior de la fachada se colocó un enorme y llamativo letrero luminoso. En los años 40 el edificio fue remontado incorporando tres plantas y un ático de una forma racional, una de las pocas restauraciones que no perjudico la obra original. El actual edificio conservaba los dos terminales originariamente existentes sobre los dos ángulos de la esquina. Las galerías vidriadas y los balcones de la fachada posterior desaparecieron en levantarse junto el Hotel Avenida Palace.
Nº 605-607. Los principios de la numeración del solar, los teníamos que atribuir al actual Cine Comedia, cuando en 1887, Federico Marcet encargo la construcción de un palacio en la esquina del Paseo de Gracia con Gran Vía  a Tiberio Sabater i Carné, ocupando la fachada principal el chaflán a las dos calles y dejando la numeración correspondiente a la calle Cortes, como jardín y entrada de carruajes, hasta que vendió la casa y los nuevos propietarios, decidieron ampliar el palacete y vender el resto del jardín.
El primer edificio en este solar, data del 6 de febrero de 1909, fecha en la que inauguró el cine Metropolitan Cinemaway, fue una iniciativa de Domingo Comamala, el cual quiso aprovechar, la euforia del lanzamiento cinematográfico, para proyectar una serie de películas filmadas en trenes y tranvías, para dar a conocer una nueva perspectiva al espectador. Pronto los espectadores se cansaron de viajar y tuvo que cerrar las puertas el 29 de enero de 1911.
Aprovechando los cimientos y realizando una restauración que mereció el premio de arquitectura del ayuntamiento en 1911, el arquitecto Josep Plantada Artigas, construyó el Ideal Cine, propiedad de Pere Garriga, que se inauguró el 22 de abril de 1911,  presumía de ser el único cine que después de cada sesión era desinfectado y perfumado. La última sesión de cine se produjo el 10 de marzo de 1916. Al día siguiente y perteneciendo ya a la empresa Bohemia, abrió nuevamente sus puertas como Palace Cine, cerrando definitivamente en febrero de 1924.
En 1925, el edificio tras una completa renovación, se convirtió en Casa Llibre, uno de los mejores restaurantes de la época, Guillermo Llibre, afamado confitero cerraba las puertas de su pastelería y confitería de la Plaza Cataluña 21, para abrir las puertas de su nuevo restaurante, un salón de té y un bar americano. En el primer piso al que se subía por una elegante escalera, estaban ubicados cuatro departamentos dedicados  a pastelería y confitería, una bombonería, una orfebrería en el que se vendían piezas de la casa “Christofle de Paris” y otra de venta de objetos de arte.
En octubre de 1931, en una parte de los bajos abrió un centro de estética y belleza femenina de la prestigiosa marca norteamericana Bárbara Gould, que asistió personalmente a la inauguración. El 5 de octubre de 1935, Casa Llibre, después de cerrar y restaurar el primer piso,  inauguraba el Dancing Oshima, una sofisticada sala de baile con una cuidada y exótica decoración con motivos japoneses obra del interiorista Carlos María Barón, en 1936 el local fue Socializado por la UGT y pasó a llamarse Salón Internacional. Finalizada la guerra civil, las medidas del gobierno franquista aconsejaron el cierre del salón de baile. En 1948, el local cerró sus puertas para convertirse a partir de 1952 en el hotel Avenida Palace.
Nº 633. 1901, Casa Planas, propiedad de Estanislao Planàs i Armet, el cual se puso en contacto con Enric Sagnier i Villavecchia, para que le construyera un palacete, enfrente mismo del solar que unos años más tarde se construiría el hotel Ritz de Barcelona.
En 1907, su hijo Josep Planàs Admell, decidió reformarlo y convertirlo en un edificio  de pisos obra realizada por el propio Lluis Sagnier, el cual elimino la cúpula  ganándole tres alturas. La fiebre de en levantar la altura de los edificios en los años 60, le llevo a aumentar dos pisos más, realizada por el arquitecto  Anton Pineda. Pineda, suplemento los dos pisos sin eliminar la cornisa anterior y construyendo otra superior, si a esto le añadimos que en los dos pisos nuevos no construyo balcones, se veía un añadido mal echo.   
A finales de 1990, la casa fue comprada por “Núñez y Navarro”, antiguo presidente del Futbol Club Barcelona, la cual una vez eliminados los antiguos inquilinos hizo una rehabilitación integral del edificio, elimino el entresuelo con lo que pudo construir un parking, regenero la fachada poniendo balcones en todos los pisos y desapareció la doble cornisa existente.
Nº 647. 1872, Casa Fradera. Lorenzo Fradera mando construir un edificio  en la esquina con la calle Bruc, al arquitecto Josep Domínguez i Valls. El proyecto original conto con bajos, entresuelo, principal y dos alturas. La fachada de estilo ecléctico estaba coronada por un vistoso reloj en el centro.
Puede que sea uno de los edificios más polifacéticos de la ciudad, ya que por el han ido pasando infinidad de empresas y negocios: A primeros del siglo XX acogió el Consulado General de Francia, en los años 20  La Compañía de Seguros Northern. En ese mismo tiempo se instaló  el primer establecimiento hotelero que ha tenido el edificio el “Hotel de France”, convertido después en la Pensión Frascati. En el entresuelo del edificio convivio la empresa de maquinaria eléctrica Brown-Boveri, fundada en Baden Suiza 1891, por Charles Eugene Lancelot Brown y Walter Bover.
Durante la Segunda República acogió el Casal Francesc Macià de ERC. En los pisos superiores el Hotel Torres, sustituyo a la pensión Frascati y en los años 40 la sustituyo el hotel Estoril. En 1950 el edificio hizo una restauración interior instalándose en los pisos superiores el Hotel Havana. Los pisos inferiores fueron ocupados por la academia “Liceo Manjón” y las empresas  Hijos de Higinio Majem, S.L. e Hijo de Ramón Almirall, S.A.. A partir 1972, debido a la buena acogida que había tenido el hotel, el edificio fue ocupado en su totalidad por el “Hotel Havana”.
Nº 749. 1714, Plaza de El Sport, en 1916, edificada a las afueras de Barcelona en 1915 se podía apreciar a un grupo de mujeres lavando ropa con agua procedente de la Acequia Condal, debido al éxito de público,  fue ampliada y reformada, rebautizándola como Plaza de Toros Monumental,
PARES
Nº 180-186. 1978,  Edificio de “La Campana”, aunque no fue una obra de arte arquitectónico, es uno de los más visitados de la viudad, en ella esta la DGT y el Registro Mercantil.  
Nº 272-282. Casas del Trapero “Casas del Drapaire”, construidas entre 1925 y 1927, es un edificio de 240 viviendas. El promotor de los mismos fue Pau Fornt Valls, nacido en Sant Pere de Riudebitlles, que con 12 años se vino a trabajar a Barcelona en el oficio de trapero “drapaire”, sus sentidos comerciales  le hicieron independizarse con tan solo 16 años y cosechar una gran fortuna.
Promovió la construcción de las “Cases del Drapaire”, en unos descampados no muy lejos de la plaza de España donde no había nada dedicados exclusivamente para la gente humilde, el proyecto comprendía la edificación de nueve plantas y cuando el Ayuntamiento se enteró que se estaban construyendo 11, las obras sufrieron un parón. Fornt dedicó el edificio a su mujer y colocó la virgen de la Concepción en la última planta. La cual fue destruida por los republicanos. Fue concejal del Ayuntamiento de Barcelona y con 67 años fue asesinado por unos militantes de la Falange.
El edificio tiene una serie de túneles que sirvieron de refugio durante la guerra civil y que llegan  a la montaña de Montjuic, por encima del Pueblo Español “Poble Espanyol”, con muchas ramificaciones, algunas de ellas tapiadas, hay una de ellas que llega hasta el antiguo puerto de Barcelona. En 1999, la asociación de vecinos intento buscar ayuda para la rehabilitación del edificio.
Nº 344. 1897, Casa Montserrat Boada
Nº 400. Pabellón del Deporte, este edificio que en su día fue el primer local destinado al deporte en España, es uno de los locales más difíciles de controlar, en cuanto a su localización. Construido en los años 50, la mayor parte de su construcción daba a la calle Llansa pero tenía entrada por las calles Cortes y Sepúlveda, hoy es el edificio de la ONCE y la entrada oficial se situa en el nº 1 de ka  calle Sepúlveda.
Se inauguró el 12 de julio de 1950, con motivo de haber sido concedida a Barcelona la celebración en junio de 1951, del XX Campeonato del Mundo de Hockey Patines. Hasta aquel momento, excepto los campos de futbol y el estadio de Montjuich solo existían pequeños recintos donde se celebraban competiciones deportivas, pero no existían recintos con una capacidad  de 10.000 personas para realizar deportes que estaban cogiendo un auge mundial.
El recinto se celebraron, pruebas de ciclismo en pista, tenia una cuerda de 200 metros, Hockey sobre patines, partidos de baloncesto, en el jugaron por primera vez en España los Aprovechando la euforia de afluencia de público, se organizó en julio de 1951 la primera actuación en Barcelona de los “Harlem Globe Trotters”, vio por primera vez también del primer espectáculo sobre hielo que se celebró en la ciudad, la construcción al aire libre supuso sucesivos problemas de suspensiones en días de lluvia y en invierno, pero la construcción errática del mismo hacía difícil el cubrimiento del mismo, la adjudicación de los juegos del Mediterráneo, en 1955 obligaron a construir un Palacio de Deportes en la calle Lleida.
El local quedo relegado a canódromo y realización de peleas de lucha libre, su continua degeneración y la abolición de las carreras de galgos propiciaron su desaparición. En el 2007 en el solar se construyó un edificio de seis plantas de altura y tres sótanos, un auditorio para 400 personas y en el patio interior donde estaba ubicada las pistas de deporte, se ha construido un terreno para la práctica del deporte con césped artificial.
Nº 544. Cine Excélsior, inaugurado a finales de 1911, no tardo mucho tiempo en compartir las sesiones de cine, con  funciones teatrales y zarzuelas, ocasionalmente  la platea funcionaba como salón de baile, en el que se organizaban concursos. La gran asistencia de público, le hizo sobrepasar en más de una ocasión los límites de aforo del local, lo que provoco que  junto con las salas Walkyria y Condal, fuera sancionado a una multa de 250 pesetas según publicaban los periódicos del 30 de enero de 1925.
El seguimiento por parte de las autoridades hizo que acometiera en mayo de 1926, su primera gran reforma, consolidándose solo como sala cinematográfica, pasando a denominarse “Gran Salón Excélsior”. Durante la guerra civil, como en muchas salas de espectáculos, fue aprovechado para reuniones políticas, lo que llevo una vez finalizada la guerra a que las puertas del local fueran pintadas con los rostros de Franco y José Antonio.
En 1953 Sufrió  una restructuración integral, cambiando todas las butacas y los aparatos de proyección, reinaugurándose, el 21 de diciembre. En diciembre de 1965 con el estreno del filme “La Familia”, y haciéndose eco del nuevo plan franquista de familias numerosas, ofrecia a toda familia que se presentara con el carnet, precios especiales.
En 1983, fue objeto de varios atracos, esto y el declive que sufrieron aquellos años las salas de cine, propicio en 1985 su cierre definitivo, fue derribado y en su solar se construyó un edificio de pisos
Nº 642. 1870, Casa Dorotea de Chopitea. El matrimonio Josep Maria Serra y Dorotea de Chopitea, encargaron Jeroni Granell Mundet, la construcción de su vivienda. El fundador en 1844, del Banco de Barcelona y en 1855 de la metalúrgica “La Maquinista Terrestre y Marítima”. Ella una intensa actividad benefactora de la obra de San Juan Bosco, desde su desembarco en la ciudad condal.
1902, Perfumería Ideal, obtuvo el accésit del premio de arquitectura, en 1920, La Perfumería Ideal colabora con el Orfeo de Sans, para la organización de un viaje a Paris. 1932, el palacete se vende y tras una restauración queda convertido en 1935 en el Hotel Granvia.  En 1986, el Grupo Núñez y Navarro compra el hotel que lo renueva y lo convierte en un hotel de lujo.
Nº 668. 1888, Teatro Calvo-Vico, aprovechando el tirón de visitantes de la Exposición Universal los actores Rafael Calvo y Antonio Vico que fueron los primeros empresarios, el arquitecto Tiberio Sabater i Carner, construyo un teatro modesto en el solar que había en la esquina con la calle Lauria el día 7 de junio poco tiempo después de la inauguración de la Expo.
Un hecho acontecido provoco su fin prematuro el 5 de febrero de 1893, se celebró un mitin de estudiantil que provocó graves disturbios, esto provoco que Calvo y Vico cedieran la gestión del teatro a la Compañía Castellano-Catalana que dirigía Antoni Tutau, la cual realizo una profunda reforma interior dirigida por Miquel Madorell con la colaboración Olivella Ràfols, decorador, del pintor Ballera y la carpintería de Madalena, lo que permitió su inauguración en otoño de ese mismo año, con el nombre de Teatro Granvia.
La nueva fiebre del cine hizo que en 1909 fuera nuevamente reformado para poder realizar con carácter esporádico proyecciones cinematográficas, la proliferación de salas de cine, el exterior poco atractivo del local, provocaron una bajada de espectadores, lo que provoco que en 1918, fuera vendido y derribado. Francesc Cambó i Batlle había convencido a César Edu Ritz, para que construyera uno de sus hoteles en Barcelona, el cual fue inaugurado en 1919.
Durante la Exposición  Universal de 1929, alojo a Alfonso XIII y su familia. En el comienzo de la guerra, fue requisado convirtiéndolo en comedor social y hospital de sangre de la Cruz Roja. En 1975 lo adquirió Joan Gaspar (expresidente del Futbol Club Barcelona). Los herederos del primitivo hotel después de varios litigios, consiguieron prohibir la utilización de su antiguo nombre, convirtiéndolo a partir de entonces, en el actual Palace Hotel Barcelona.
Nº 724. 1928, Salón Dancing Palace, en octubre de 1934, se convierte en el cine Tetuán de doble programación, en la esquina con Roger de Flor, cerró sus puertas en 1966, el local quedó convertido en un almacén de mercancías de una empresa de transportes. En 1984, una vez realizada una restructuración global, se convirtió en el Salón de Bingo Billares, con un aforo de 1.000 personas.
Nº 796. 1923, Parroquia de Nuestra Señora del  Rosario “Mare de Deu del Roser”, La parroquia tuvo su origen en una pequeña capilla edificada en 1910, construida por Enric Sagnier, durante la guerra civil, fue de las muchas iglesias quemadas por las fuerzas anarquistas, quedando tan solo en pie las pa5redes exteriores de la iglesia . Finalizada la guerra civil, en 1945, se empezó la reconstrucción de la misma por etapas, en 1949 se inauguró la capilla del Santísimo y en 1955, la fachada, el bautisterio y atrio, dibujados por Apssumpta Masó y realizados por Armand Olive

Regreso al contenido