Calle Cortes edificios construidos hasta 1940 (en construcción) - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Calle Cortes edificios construidos hasta 1940 (en construcción)

Avenidas
Edificios construidos en la acera lado montaña: números Impares
Nº 111, Cuartel de Lepanto “Caserna de Lepanto”, del regimiento de zapadores, proyectado en 1929, en estilo neo renacentista, Con una superficie de 55.473 metros cuadrados. Se construyó para acoger al 4º Regimiento de Zapadores-Minadores alojado en el cuartel de las Atarazanas, para su cesión definitiva al Ayuntamiento. Su construcción (que duro tres años), obligo a desviar la calle Riera Blanca.
En 1931, con la reorganización del Ejército de Azaña, ministro de la Guerra,  la Unidad allí alojada pasó a denominarse Batallón de Zapadores-Minadores. Durante la guerra civil el acuartelamiento tomó el nombre de “Lenin” al alojarse en él la Columna Caserna Lenin del P.O.U.M. y otra columna de las Brigadas Internacionales. Finalizada la guerra civil en 1941, se convirtió en el Regimiento de Ingenieros nº 4. En 1988 el regimiento fue trasladado al cuartel de Sanjurjo en Lérida, desapareciendo como consecuencia de la reorganización del Ejército "Plan Norte" en el año 1996.
Los terrenos que ocupaba fueron adquiridos el 29 de septiembre de 1999, por la Generalitat de Catalunya por 1.800 millones de pesetas, el 11 de enero del 2000, convocó un concurso para su derribo. En su lugar han sido construidos los edificios que albergan la Ciudad de la Justicia.
Nº 229. 1912, Estación de la Magoria, Se construyó en los terrenos que ocupaba la antigua riera por lo que recibió su nombre. La antigua riera que bajaba desde Collserola y desembocaba en la riera de Cagadell, tuvo que desviarse con motivo del derribo de la muralla para sanear la zona de las futuras Ramblas, la riera fue desviada hacía la zona de  las huertas de San Beltrán.
La estación obra de Josep Domènech Estapà, estaba construida utilizando un ladrillo que contenía vitrales de cerámica vidriada lo hizo que muchos la identificaran con el estilo modernista, cosa completamente errónea ya que Domènech Estapà, fue un detractor público de ese estilo arquitectónico, prueba de ello sus obras de referencia: La prisión Modelo, el Palacio de Justicia, el Palacio Montaner (actual Delegación del Gobierno), el Hospital Clínico, o el Observatorio Fabra, fue inaugurada en 1912
La estación fue concebida para dar servicio a las fábricas que por aquel entonces se habían ido instalando en los terrenos de las antiguas villas de Sants y Hostafrancs pasando a ser una puerta de entrada de mercancías a la ciudad, algunos de estos industriales financiaron la llegada del tren cerca de sus fábricas, que les facilitaba la comunicación con sus centros productivos. La estación también fue utilizada para la explotación de las canteras de Montjuïc, que en aquel tiempo estaban a un ritmo espectacular de producción.
En 1926 con la inauguración de la estación subterránea de la plaza de España, la Estación de Magoria quedó sin la utilización del servicio de pasajeros, cerrando sus puertas definitivamente en 1974. Después de unos años cerrada en el 2006 se convirtió en un centro cívico de la Generalitat, con equipamientos y centro cultural.
Nº 361-371, 1928, Fue uno de los tres hoteles que se construyeron para la Exposición Universal de 1929, por Nicolau Maria Rubió i Tudurí, en el entorno de la Plaza España, según proyecto original de Josep Puig i Cadafalch y Guillem Busquets. Único edificio que queda en pie. En 1931 se decidió rehabilitar el edificio por el arquitecto Josep Goday i Casals, para convertir el hotel en una escuela nacional, convertido en el colegio “Institución Cultural Francesc Macià”, con una capacidad de 7.000, alumnos, actualmente aglutina al CEIP "Francesc Macià" y al Instituto Municipal de Educación que abrió las puertas en 1966.
Nº 373-385. El 29 de junio de 1900, se inauguró la plaza de Toros de las Arenas obra del arquitecto Augusto Font Carreras, (la fiebre por la por la tauromaquia en aquella época por parte de los barceloneses), hizo que la primitiva plaza de la Barceloneta, se quedara pequeña. Los toreros que actuaron el día de la inauguración fueron: Luis Mazzantini, Antonio de Dios “Conejito” y Antonio Montes, en sustitución de José García “El Algabeño”, que había sufrido una cogida el día 26 en la plaza de Badajoz, lidiando toros del Duque de Veragua, El primer toro lidiado en la plaza tenía el nombre  de “Querencioso”.
En las Arenas, no solo se efectuaron corridas de toros, sino también espectáculos deportivos, artísticos y mítines políticos.  En 1919 se organizó allí el histórico Mitin del “Noi del sucre”. Durante la guerra civil, fue utilizada por las fuerzas republicanas. El día 9 de junio de 1977, se celebró la última corrida en dicha plaza, fue una novillada con reses de María Antonia Laá y los  diestros José Manuel «Dominguín», Armillita Chico y Tomás Campuzano II, el primero y el tercero hacían su presentación en Barcelona.
Ante la dejadez de los propietarios en darle un destino, el ayuntamiento expropió el edificio, cediéndola en 1989  a la Feria Internacional de Barcelona para su explotación. Al no encontrar Feria de Barcelona una utilización para el solar, rechaza la oferta en 1996. El ayuntamiento anuló la expropiación devolviendo a sus anteriores dueños su propiedad. En 2009, el grupo Sanahuja, propietaria de la inmobiliaria Sacresa, adquiere el edificio, para que el arquitecto británico Richar Rogers, autor del centro Pompidou de París, reconvirtiera la antigua plaza en un centro comercial y de ocio inaugurada el 24 de marzo de 2011.
Nº 475-477. Nº 475-477. 1913, Casa de la Lactancia, fue proyectada en 1908 por Pere Falqués y acabada en 1913 por Antoni de Falguera. Desde principio fue utilizada como casa paritorio de la época. En ella nací yo el 14 de mayo de 1942 a las 17,45, aquel año caía en jueves y era la fiesta de la Ascensión, según un antiguo refrán popular, era uno de los jueves que brillaban más que el sol, “Jueves Santo, Corpus Cristi y el día de la Ascensión”.  
Las esculturas resultaron mutiladas por los bombardeos sufridos durante la guerra civil. A finales del 2010, salto la noticia de los niños robados en España. El centro fue uno de los centros denunciados por personas que tuvieron sus hijos entre 1950 y 1980, en el centro y tuvieron la desgracia de que les comunicaran que sus hijos murieran en el parto.
 En 1980 el edificio cerró sus puertas como clínica maternal para convertirlo en la residencia de la tercera edad “Francesc Layret”.
Nº 491. 1901, Casa Golferichs, Macario Golferichs i Losada, dedicado al comercio  de las maderas exóticas, mando construir una casa modernista en el cruce con Viladomat, a Joan Rubió i Bellver, utilizó para ello los clásicos materiales utilizados en este arte (la piedra, ladrillo, cerámica y hierro), consiguiendo realizar una obra espectacular en un lugar alejado del centro neurálgico del modernismo, obteniendo el primer premio concedido por el Ayuntamiento al mejor edificio construido en el 1901. Presenta tres fachadas orientadas dos a la calle y una tercera al jardín que la rodea.
La casa estuvo habitada por la familia Golferichs, hasta el verano de 1936, en que fue expropiada por militantes libertarios. Tras la guerra civil se convirtió en una escuela religiosa, de la orden de las Dominicas de la Presentación, que modificaron el interior del edificio y construyeron un pequeño edificio anexo.
En 1972, Núñez y Navarro adquirió la casa para derribarla y construir un nuevo edificio de viviendas, cosa muy normal en su constructora, compraba casas antiguas en las esquinas, que tenían un difícil comprador por necesitar un mantenimiento costoso abandonadas por sus herederos (sin una protección de la administración), las derribaba y construía un edificio de pisos que le aportaban grandes beneficios. La Asociación de Vecinos de San Antonio y otras entidades cívicas y profesionales del ensanche “Eixample”, empezaron una gran campaña reivindicativa que paralizó el derribo durante más de una década. En 1984, el Ayuntamiento asumió finalmente la propiedad del edificio para instalar la sala de exposiciones y el salón de actos del nuevo Centro Cívico Golferichs - El Chalet. Los trabajos de restauración para adaptar el edificio a su nuevo uso público fue a cargo de los arquitectos Pere Joan verbena y Carme Ribas. Tras dos años de obras, el edificio reabrió sus puertas en 1989, acogiendo el nuevo centro cívico y la Fundación Carles Pi i Sunyer.
Nº 499. 1932, Cine Volga, fue inaugurado el día 10 de noviembre, con la película “una Aventura en Túnez”, en el solar de un antiguo garaje. Su primer propietario  José Durban, que en 1933, encargó la empresa Febrero y Blas la programación del local. Durante la guerra civil el cine amplio su programación con  actuaciones artísticas en vivo, llamadas de variedades para fomentar la asistencia de espectadores.
Finalizada la guerra civil, el nombre del rio ruso no fue agradable para las autoridades franquistas por lo que tuvo que cambiarlo por el de Bolga, el sábado 7 de octubre de 1939, inauguro en el edificio del cine Bolga la sala de The y Baile Remi.En 1940, cambio nuevamente su nombre por el de cine Gloria, nombre con el que fue conocido hasta su cierre, que sucedió el 7 de abril de 1966, con la proyección de  Zorba el griego y Tempestad en Ceilán.
Nº 567. 1906, Casa Rey especializada en el comercio de bordados. En 1917, se instaló  Balaguer y Cia. Empresa de pieles, especiales para calzado. 1924, Casa Naumann, empresa de máquinas de coser. Posteriormente el local fue ocupado por la empresa Tenería Moderna Franco-Española, que traslado la fábrica fuera de Barcelona. En 1935, el local es adquirido por José Andreu, hijo de Salvador Andreu Grau, (promotor del Tibidabo y el Tranvía azul, y de las célebres pastillas del Doctor Andreu), derribo el almacén, mandando construir a Germán Rodríguez Arias, (que finalizada la guerra se exilió en Chile), uno de los Cines Dore, (que ha tenido la ciudad). El cine fue incautado durante la guerra por el Sindicato Único del Espectáculo de la CNT-FAI, convirtiéndose  en el Cine Durruti, nombre que adopta hasta el 22 de enero de 1939. En febrero vuelve otra vez a su antiguo nombre cosa que dura muy poco porque como era natural porque el gobierno franquista le obliga a castellanizarse y el 1 de marzo se convierte en Cine Dorado. Cierra sus puertas para convertirse el 22 de noviembre de 1994, en dos salas y recuperando su antiguo nombre Club Doré. En la actualidad esta convertido como Club Aribau, como número 565.
Nº 585. 1882, Universidad de Barcelona, La universidad que había sido trasladada por Felipe V a Cervera, fue trasladada nuevamente a Barcelona en 1837, al antiguo convento de los carmelitas situado en la calle del Carmen, a la altura de la calle del Doctor Dou. La mala conservación del edificio tras los disturbios de 1835, dieron pie a buscar un nuevo edificio en los terrenos situados a las afueras de la muralla, aprovechando varios muros de ella, en el que se impartirían todas las clases a excepción de las de medicina, que se celebrarían en el antiguo Hospital de la Santa Cruz. En 1863, Elies Rogent i Amat, recibió el encargo de la construcción de la Universidad Histórica, la cual finalizo en 1882.
El 31 de enero de 1904, en la plaza que se había urbanizado delante de la Universidad, se colocó la primera piedra del monumento que se erigiría al doctor Robert (médico y político catalanista, alcalde de Barcelona entre marzo y octubre de 1899). La obra duro nada más ni nada menos que seis años, fue inaugurada el 13 de noviembre de 1910. En 1940, finalizada la guerra civil, conocedoras del carácter catalanista del doctor Robert, decidieron retirar el monumento. Fue desmontado y trasladado al almacén municipal de la calle Wellington.
Nº 587. (Anterior número 239), 1901, Casa Bonet, edificio construido por el arquitecto municipal, Pere Falqués i Urpi, para el polifacético, Joaquim Bonet i Amigó, primer presidente y impulsor en 1874 del Colegio de Médicos de Barcelona, que al igual que sus vecinas casa Román y Domingo Batlló fueron destruidas por la aviación italiana  el 17 de marzo de 1938.
Nº 589. (Anterior número 241), 1903, Casa Román y Domingo Batlló, proyectada  por Josép Artigas i Ramoneda, el edificio estuvo dedicado totalmente al alquiler, tuvo la casa de “Modas Macià” y a prestigiosos doctores. En 1930 alquilo toda una planta, el partido “Acción Catalana”, no se sabe si fue el azar o fue por eso, que el 17 de marzo de 1938, en uno de los bombardeos de la aviación italiana, el edificio quedó totalmente destruido.
En 1946, se edificó un nuevo edificio, unificando los dos solares que quedaron después de los bombardeos,  obra de Lluís Bonet i Garí, que en la actualidad acogen la sede del Instituto Catalán de la Salud.
Nº 591. (Anterior número 243), 1897, Casa Viuda de Baixeras, esposa de Àngel Josep Baixeras i Roig, artífice del proyecto de la Reforma que abrió la Vía Layetana. Era el edificio más cercano al cine Coliseum que quedo afectado por el bombardeo de 1938.
Era la construcción, más antigua de las tres afectadas, había sido un proyecto de August Font i Carreras, con planta baja y cuatro alturas rematadas por tres cúpulas. (Estos edificios tienen una numeración anterior, ya que se edificaron cuando la numeración empezaba a la altura de la plaza España).
Nº 593. 1896, Casa Pere Salisachs, único edificio que se salvó del bombardeo de 1938 y el más cercano al cine Coliseum. Fue proyectado por Salvador Viñals i Sabaté, en 1930, se toma la decisión de añadir un atico a los cinco pisos construidos, con el fin de construir una vivienda al portero de la finca, lo que hizo que se perdieran los frontones originales de la parte superior de la fachada, realizada por el hermano del arquitecto Melchor. En los bajos del edificio desde hace años tiene su local el club, Arena VIP.
Nº 595-599. 1898, Smart Sport, pista de patinaje. El 17 de febrero de 1901, en el local se instaló El Palacio de la Ilusión (por aquel entonces con el nº 255, ya que todavía se había realizado la restructuración de las numeraciones de la ciudad del 1903 y la numeración todavía empezaba en la Plaza España). El local permaneció abierto hasta 1913.
1919, propicio el nacimiento de la empresa Metropolitan, S. A. impulsada por  editor de Mundo Cinematográfico José Solá, Victoriano Saludes y Carlos Maristany i Gibert, Marqués de Argentera los cueles iniciaron la construcción del Cine Coliseum en el solar del desaparecido Palacio de la Ilusión. El edificio fue proyectado por Francesc Nebot, e inaugurado el 10 de octubre de 1923.  A partir del 2006,  la sala fue reconvertida en teatro.
Nº 601. (Anterior 261). 1901, Casa Pía Batlló, se encuentra en el cruce de la Gran Vía de las Corts Catalanes y Rambla de Catalunya, construida por Josep Vilaseca entre los años 1896 y 1901. La numeración principal corresponde a Rambla de Catalunya 17, pero su extensión la hace medianera del teatro Coliseum, entre los numerosos inquilinos durante su existencia se encuentran La cafetería restaurante El Oro del Rin, inaugurado el 30 de marzo de 1929, cerrando inesperadamente en 1969, ocupando el local una oficina de La Caixa. En 1936, se instaló una sede “Estat Catalá”.
Nº 605. 1868, Palacio de Exposiciones y Bellas Artes, fue construido fuera de las murallas en los primeros años del ensanche, entre el Paseo de Gracia y la Rambla de Catalunya, con una licencia especial de 6 años, fue derribado en 1874, iniciando el proceso de urbanización de la zona. En 1885, se construyó la Casa Manuela Gandía, realizada por Jeroni  Granell i Mundet, en su primitiva construcción,  el edificio aparte de los consiguientes balcones traseros, tenía otros laterales que daban a los jardines del antiguo Palacio Marcet. Los jardines desaparecieron y dieron lugar a la construcción de los cines Metropolitan Cinemaway, Cine Ideal, Palace Cine, el Restaurante Llibre y el Hotel Avenida Palace inaugurado el 15 de mayo de 1952, después de dos años de construcción.
La Casa Manuela Gandía, fue adquirida en 1908 por el Banco Vitalicio de España, como tránsito de la calle Ancha 68 al Paseo de Gracia  11, reformando su interior sin alterar la fachada, con un proyecto del arquitecto Joan Bruguera i Roget, colocando en la parte superior de la fachada un enorme y llamativo letrero luminoso. En los años 40 el edificio fue remontado incorporando tres plantas y un ático de una forma racional (una de las pocas restauraciones que no perjudico la obra original). El actual edificio conserva los dos terminales originariamente existentes sobre los dos ángulos de la esquina. Las galerías vidriadas y los balcones de la fachada lateral desaparecieron al edificarse junto el Hotel Avenida Palace.
Nº 607-609. Los principios de la numeración del solar, los teníamos que atribuir al actual Cine Comedia, cuando en 1887, Federico Marcet encargo la construcción de un palacio en el Paseo de Gracia 13, esquina con calle Cortes  a Tiberio Sabater i Carné, ocupando la fachada principal el chaflán a las dos calles y dejando la numeración correspondiente a la calle Cortes, como jardín y entrada de carruajes, hasta que vendió la casa y los nuevos propietarios, decidieron ampliar el palacete y vender el resto del jardín.
El primer edificio construido en el solar, data del 6 de febrero de 1909, fecha en la que se inauguró el cine Metropolitan Cinemaway, fue una iniciativa de Domingo Comamala, el cual quiso aprovechar, la euforia del lanzamiento cinematográfico, para proyectar una serie de películas filmadas en trenes y tranvías, para dar a conocer una nueva perspectiva al espectador. Pronto los espectadores se cansaron de viajar y tuvo que cerrar las puertas el 29 de enero de 1911.
Aprovechando los cimientos y realizando una restauración que mereció el premio de arquitectura del ayuntamiento en 1911, el arquitecto Josep Plantada Artigas, construyó el Ideal Cine, propiedad de Pere Garriga, que se inauguró el 22 de abril de 1911,  presumía de ser el único cine que después de cada sesión era desinfectado y perfumado. La última sesión de cine se produjo el 10 de marzo de 1916. Al día siguiente y perteneciendo ya a la empresa Bohemia, abrió nuevamente sus puertas como Palace Cine, cerrando definitivamente en febrero de 1924.
En 1925, el edificio tras una completa renovación, se convirtió en Casa Llibre, uno de los mejores restaurantes de la época, Guillermo Llibre, afamado confitero cerraba las puertas de su pastelería y confitería de la Plaza Cataluña 21, para abrir las puertas de su nuevo restaurante, un salón de té y un bar americano. En el primer piso al que se subía por una elegante escalera, estaban ubicados cuatro departamentos dedicados  a pastelería y confitería, una bombonería, una orfebrería en el que se vendían piezas de la casa “Christofle de Paris” y otra de venta de objetos de arte.
En octubre de 1931, en una parte de los bajos abrió un centro de estética y belleza femenina de la prestigiosa marca norteamericana Bárbara Gould, que asistió personalmente a la inauguración. El 5 de octubre de 1935, después de cerrar y restaurar el primer piso,  inauguraba el Dancing Oshima, una sofisticada sala de baile con una cuidada y exótica decoración con motivos japoneses, obra del interiorista Carlos María Barón, en 1936 el local fue Socializado por la UGT y pasó a llamarse Salón Internacional. Finalizada la guerra civil, las medidas del gobierno franquista aconsejaron el cierre del salón de baile. En 1948, el local cerró sus puertas para convertirse a partir de 1952 en el hotel Avenida Palace.
Nº 633. 1901, Casa Planas, propiedad de Estanislao Planàs i Armet, el cual contactó con Enric Sagnier i Villavecchia, para que le construyera un palacete, enfrente del solar que (unos años más tarde), se construiría el hotel Ritz de Barcelona.
En 1907, su hijo Josep Planàs Admell, decidió reformarlo y convertirlo en un edificio  de pisos, obra realizada por el propio Lluis Sagnier, el cual elimino la cúpula superior, ganándole tres alturas al edificio. La fiebre de en levantar la altura de los edificios de los años 60, llevo a aumentar la altura dos pisos más, obra realizada por el arquitecto  Antón Pineda. Pineda, suplemento los dos pisos sin eliminar la cornisa anterior y construyendo otra superior, si a esto le añadimos que en los dos pisos nuevos no construyo balcones, el añadido se veía muy mal echo.   
A finales de 1990, la casa fue comprada por “Núñez y Navarro”, antiguo presidente del Futbol Club Barcelona, la cual una vez eliminados los antiguos inquilinos hizo una rehabilitación integral del edificio, elimino el entresuelo para poder construir un parking, regenero la fachada poniendo balcones en todos los pisos y desapareció la doble cornisa existente.
Nº 647. 1872, Casa Fradera. Lorenzo Fradera mando construir un edificio  en la esquina con la calle Bruc, al arquitecto Josep Domínguez i Valls. El proyecto original contaba con bajos, entresuelo, principal y dos alturas. La fachada de estilo ecléctico estaba coronada por un vistoso reloj en el centro.
Puede que sea uno de los edificios más polifacéticos de la ciudad, ya que por él, han ido pasando infinidad de empresas y negocios: A primeros del siglo XX acogió el Consulado General de Francia, en los años 20  La Compañía de Seguros Northern. En ese mismo tiempo se instaló  el primer establecimiento hotelero que tuvo el edificio, el “Hotel de France”, convertido después en la Pensión Frascati. En el entresuelo del edificio convivio la empresa de maquinaria eléctrica Brown-Boveri, fundada en Baden Suiza 1891, por Charles Eugene Lancelot Brown y Walter Bover.
Durante la Segunda República acogió en la parte baja el Casal Francesc Macià de Esquerra Republicana Catalana “ERC”. En los pisos superiores el Hotel Torres, sustituyo a la pensión Frascati y en los años 40 se convirtió en el Hotel Estoril. En 1950 se realizó  una restauración interior, instalándose en los pisos superiores el Hotel Havana. Los pisos inferiores fueron ocupados por la academia “Liceo Manjón” y las empresas  Hijos de Higinio Majem, S.L. e Hijo de Ramón Almirall, S.A., a partir 1972, debido a la buena acogida que había tenido el hotel, el edificio fue ocupado en su totalidad por el “Hotel Havana”.
Nº 749. 1914, La fiebre de la tauromaquia aconsejó construir una nueva plaza de toros, se encontraron unos terrenos de Rosario Segimón y su marido Pedro Milá i Camps, a las afueras de la ciudad, idóneo para construirla, (con el fin de que los espectadores pudieran llegar con sus automóviles y dejarlos mientras se celebran las corridas), se encontraba en el otro extremo de la calle Cortes, un lugar idóneo, sin apenas construcciones, cerca de una riera (Acequia Condal), a donde iban las mujeres a lavar la ropa. Fue construida con materiales sencillos, por el arquitecto Manuel J. Raspall, se inauguró el día 12 de abril de 1914, como Plaza de Toros “El Sport”, con toros de la ganadería del Duque de Veragua, el primer toro se llamó Veleto. Los fueron lidiados por Vicente Pastor, Antonio Mejías Jiménez “Bienvenida”, conocido también como “El Papa Negro”,  Curro Martín Vázquez y Serafín Vigiola del Torco "Torquito".
Un año después a causa de una gran tormenta que provocó unas deficiencias insalvables, cerró sus puertas para ser reconstruida por  Ignasi Mas y Domènec Sugrañes, en estilo Neomudéjar y Bizantino, ampliado su aforo de 11.172 a 24.300 espectadores, se bautizó como Plaza de Toros Monumental, se inauguró el día 7 de febrero de 1916, con toros de la ganadería de José María Benjumea, para los matadores: Joselito el Gallo, Francisco Posada y Julián Sainz Martínez "Saleri II".
Durante su larga historia se celebraron todo tipo de eventos (musicales, deportivos y circenses). Entre otros actuaron el 3 de julio de 1965,  The Beatles, ante 25.000 espectadores y el 11 de julio de 1976, The Rolling Stones, ofrecieron el primer concierto que efectuaron en España.
Con la abolición de las corridas de toros en la comunidad catalana, la última corrida de toros, se celebró el 25 de septiembre de 1911, el cartel anunciador del último festejo fue realizado por el pintor Miguel Barceló Artigues, los  toros fueron de la ganadería del Pilar y los toreros que celebraron la última corrida fueron Juan Mora,  José Tomas y Serafín Marín (natural de Moncada y Reixach), que hizo el paseíllo con la señera catalana, en lugar del capote de paseo.
Edificios construidos en la acera lado mar: números Pares
Nº 272-282.1927, Casas del Trapero “Casas del Drapaire”, construidas entre 1925 y 1927, es un edificio de 240 viviendas. El promotor de los mismos fue Pau Fornt Valls, nacido en Sant Pere de Riudebitlles, que con 12 años se vino a trabajar a Barcelona en el oficio de trapero “drapaire”, sus sentidos comerciales  le hicieron independizarse con tan solo 16 años y cosechar una gran fortuna.
Promovió la construcción de las “Cases del Drapaire”, en unos descampados no muy lejos de la plaza de España donde no había nada dedicados exclusivamente para la gente humilde, el proyecto comprendía la edificación de nueve plantas y cuando el Ayuntamiento se enteró que se estaban construyendo 11, las obras sufrieron un parón. Fornt dedicó el edificio a su mujer y colocó la virgen de la Concepción en la última planta. La cual fue destruida por los republicanos. Fue concejal del Ayuntamiento de Barcelona y con 67 años fue asesinado por unos militantes de la Falange.
El edificio tiene una serie de túneles que sirvieron de refugio durante la guerra civil y que llegan  a la montaña de Montjuic, por encima del Pueblo Español “Poble Espanyol”, con muchas ramificaciones, algunas de ellas tapiadas, hay una de ellas que llega hasta el antiguo puerto de Barcelona. En 1999, la asociación de vecinos intento buscar ayuda para la rehabilitación del edificio.
Nº 392 1915, Editorial Araluce, Ramón de San Nicolás Araluce, al llegar de Méjico donde había pasado una parte de su vida fundo su primera editorial en 1900, en el número 107, de la calle Bailen, el éxito experimentado por la misma le hizo buscar un nuevo local donde poder desarrollar mejor su trabajo de editor. Compro  un solar en la calle Cortes, cerca de la Plaza España, junto al vivero de árboles y plantas de Josep Vidal, en la esquina con la calle Llansa “Llançà”, para que Guillem Busquets i Vautravers, (uno de los arquitectos colaboradores del proyecto de la Exposición Universal de 1929), le construyera un palacete, donde residir y establecer su negocio, en aquellos tiempos ya era conocido la realización de la Exposición y quería que su negocio estuviera cerca de los acontecimientos.
Dedicó una buena parte de su producción a la adaptación de grandes obras al público infantil y juvenil. En 1935 edito la primera edición en castellano del libro de Adolf Hitler Mi lucha “Mein Kampf”. Su fallecimiento en 1941, marco el principio del declive de la editorial. Las colecciones publicadas  por la editorial Araluce, fueron leídas por muchos y admiradas por todos, la falta de ideas la hicieron languidecer lentamente. Se comentaba en aquel tiempo, que uno de los lectores más entusiastas fue Alfonso XIII, que tenía en su biblioteca la colección completa de las obras editadas por la editorial.
El pequeño palacete permaneció cerrado después del cierre de la editorial, hasta que llego el hombre destinado a destruir los palacetes construidos a principios del siglo XX y adueñarse de todas las esquinas Núñez y Navarro que adquirió la finca, la derribó para construir uno de sus grandes edificios de viviendas. Durante unos años a su espalda estuvo construido el Pabellón del Deporte convertido años después en el desaparecido Canódromo Pabellón.
Nº 400. Pabellón del Deporte, fue inaugurado el 12 de julio de 1950, con motivo de haber sido concedida a Barcelona la celebración en el mes de junio el 1951, del XX Campeonato del Mundo y el XVII campeonato de Europa de Hockey Patines. Hasta aquel momento, excepto los campos de futbol y el estadio de Montjuich podían celebrar grandes eventos, porque solo existían pequeños recintos donde se celebraban competiciones deportivas, pero no existían recintos con una capacidad  de 10.000 personas para realizar deportes, que estaban cogiendo auge mundial. Fue el primer local destinado a la práctica del deporte en España. Aunque la mayor parte de su construcción ocupaba la manzana de la calle Llansa, tenía entrada por las calles Cortes y Sepúlveda.
La pista central estaba preparada para la celebración de partidos de hockey y baloncesto, aunque esto no fue óbice para que se realizaran deportes, como boxeo, lucha libre y carreras ciclistas. En julio de 1951, se celebró la primera actuación en Barcelona de los “Harlem Globe Trotters”. La pista de ciclismo tenía una cuerda de 200 metros, el 11 de junio de 1952, se celebraron los primeros 6 días ciclistas de Barcelona. También se celebraron en el recinto espectáculos musicales y el primer espectáculo de patinaje sobre hielo. La construcción al aire libre supuso sucesivos problemas de suspensiones en días de lluvia y en invierno, pero la construcción errática del mismo hacía difícil el cubrimiento del mismo, la adjudicación de los juegos del Mediterráneo, en 1955 obligaron a construir un Palacio de Deportes en la calle Lleida.
El local quedo relegado a canódromo y realización de peleas de lucha libre, su continua degeneración y la abolición de las carreras de galgos propiciaron su desaparición. En el 2007 en el solar se construyó un edificio de seis plantas de altura y tres sótanos, un auditorio para 400 personas y en el patio interior donde estaba ubicada las pistas de deporte, se ha construido un terreno para la práctica del deporte con césped artificial. Hoy es el nuevo edificio de la ONCE cuya entrada oficial se sitúa en el nº 1 de la  calle Sepúlveda.
Nº 414. Edificio construido a principios del siglo XX, que hacía esquina con la calle Vilamari 34, que era utilizado como Guarda Muebles Segura, venta de objetos de segunda manos, liquidación de stocks y elementos de subasta. 1999, Synergie ITT, trabajo temporal.
Nº 536-542 v Villarroel, 53. 1902, Casa de Francesc Farreras, grupo de tres edificios realizado de forma unitaria, por Antoni Millàs i Figuerola, tiene una fachada de piedra de 18 metros, las dos esquinas estas acabadas de una forma diferente mientras la del lano de la calle Cortes es de forma redondeada la que da a la calle Villarroel es de forma triangular. Es de destacar, la calidad de los relieves de piedra que adornan la planta baja, las aberturas de las puertas y el quinto piso. Los bajos del edificio fueron ocupados la antigua Farmacia y Laboratorio  del  Dr. R. Rapesta. P. Corrons, Flores artificiales yRadio Lucarda, que fue una importante empresa de venta de aparatos de radio.
Nº 544. Cine Excélsior, inaugurado a finales de 1911, no tardo mucho tiempo en compartir las sesiones de cine, con  funciones teatrales y zarzuelas, ocasionalmente  la platea funcionaba como salón de baile, en el que se organizaban concursos. La gran asistencia de público, le hizo sobrepasar en más de una ocasión los límites de aforo del local, lo que provoco fuera sancionado en enero de 1926, conjuntamente  con las salas Walkyria y Condal, según publicaban los diarios de la época, con una multa de 250 pesetas.
El seguimiento a que fue seguido por parte de las autoridades, hizo que acometiera su primera reforma en mayo de 1926, para convertirlo solo como sala cinematográfica, pasando a denominarse “Gran Salón Excélsior”. Durante la guerra civil, como en muchas salas de espectáculos, fue aprovechado para reuniones políticas, finalizada la guerra las puertas del local fueran pintadas con los rostros de Franco y José Antonio.
Los nuevos inventos cinematográficos le llevaron a realizar una restructuración integral, cambiando todas las butacas y los aparatos de proyección, reinaugurándose, el 21 de diciembre 1953. Unos años más tarde, entro a formar parte de aquellos cines que ofrecían unos descuentos especiales, a las familias numerosas, con la proyección en diciembre de 1965 de la película La Familia y uno más. En 1983, fue objeto de varios atracos, esto y el declive sufrido por las salas de cine en aquellos años, propicio su cierre definitivo en 1985.
Nº 584. 1901, Casa Manuela Torner, construida por Enric Sagnier i Villavecchia, se encuentra entre las calles Aribau y Muntaner, en un estilo cercano al modernismo, con relieves florales que adornan la planta baja. Su composición está realizada con los cánones de la época: piso principal con balcón corrido y tribunas poligonales en las esquinas y tres pisos superiores con balcones individuales excepto el último donde vuelve a aparecer el balcón corrido de lado a lado. Todavía se conserva el primitivo mosaico del suelo.
Nº 604. 1892, Casa Francesc Riera, construida por Francisco de Paula del Villar Carmona, con una altura de cinco alturas rematada por dos torres redondeadas en las esquinas, fue derribada en 1956, en su lugar se edificó un edificio con aspecto más severo con una mayor altura y los clásicos áticos en la parte central del edificio, que le daban un similar aspecto de todos los edificios construidos en la época.
Nº 642. 1870, Casa Dorotea de Chopitea, construida por Jeroni Granell i Mundet, para el matrimonio de Josep María Serra Muñoz y Dorotea de Chopitea, como residencia particular. Él era el fundador en 1844, del Banco de Barcelona y en 1855 de la metalúrgica “La Maquinista Terrestre y Marítima”. Ella era una dama de intensa actividad benefactora en especial de la obra de San Juan Bosco, desde su desembarco en la ciudad condal.
En 1902, en los bajos se instaló, la Perfumería Ideal, que obtuvo el accésit del premio de arquitectura. 1932, el palacete se vende y tras una restauración queda convertido en 1935 en el Hotel Granvia.  En 1986, el Grupo Núñez y Navarro compra el hotel que lo renueva y lo convierte en un hotel de lujo.
Nº 654. 1905, Casa Camilo Mulleras, construido por Lluis Sagnier, donde adopta más claramente el estilo modernismo. Merecen principal atención el conjunto de la tribuna central rematada por dos balcones de piedra majestuosos.  El resto del edificio  balcones individuales y barandillas de forja, el piso más alto con un balcón corrido también de forja, de una línea más sobria .
Nº 658.  En 1871 por Eduard Fontserè i Mestre, construye un edificio, el cual es adquirido en 1900,  por Ramón Oller, para reconstruirla,  contacta  con Pau Salvat i Espasa, (hijo del fundador de la Editorial Salvat),  seguidor de Puig i Cadafalch, para que le realice un proyecto de transformación total de la misma. Salvat consiguió su obra más significativa, con una fachada simétrica, en la que destaca una franja central remarcada en el piso principal por una tribuna de hierro y vidrio. En el piso superior destacan unas parejas de balcones dispuestos en una composición vertical.
Nº 668. Teatro Calvo-Vico, aprovechando el tirón de visitantes de la Exposición Universal, los actores Rafael Calvo y Antonio Vico Pinto, construyeron un modesto teatro modesto un solar que había en la esquina con la calle Lauria. Que fueron los primeros empresarios que tuvo el local, construido por Tiberio Sabater i Carner, e inaugurado el 7 de junio de 1888. El 5 de febrero de 1893, se celebró en el local, un mitin de estudiantil que provocó graves disturbios (que fueron comentados en la Vanguardia del lunes en las páginas número uno y número 2).  
Este hecho provoco por parte de los actores Calvo y Vico, el fin de su gestión en la programación del teatro, los cuales la cedieron a la Compañía Castellano-Catalana que dirigía Antoni Tutau, el cual realizo una profunda reforma interior que fue dirigida por Miquel Madorell, con la colaboración del decorador Olivella Ràfols, del pintor Ballera y de la carpintería de Madalena, lo que permitió su inauguración en otoño de ese mismo año, con el nombre de Teatro Granvia.
En 1908, se realizó una nueva reforma para adaptarlo a realizar proyecciones cinematográficas, la proliferación de salas de cine y el exterior poco atractivo, provocaron que en 1918, el local fuera vendido y derribado. Francesc Cambó i Batlle, político y abogado, de ideología conservadora y catalanista (Cofundador y líder de la Liga Regionalista, ministro de Hacienda y  Fomento con Alfonso XIII), había convencido a César Ritz, para que construyera uno de sus hoteles en Barcelona, (ya que hasta la fecha solo los había construido en capitales de nación). El cual fue inaugurado en 1919.   Durante la Exposición  Universal de 1929, alojo a Alfonso XIII y su familia. Al comienzo de la guerra, fue requisado por la CNT-UGT, convirtiéndolo en comedor social y hospital de sangre de la Cruz Roja.
En 1975, fue adquirido por Joan Gaspar (expresidente del Futbol Club Barcelona). Después de varios litigios, Los herederos del primitivo hotel Ritz, consiguieron prohibir la utilización de su antiguo nombre, convirtiéndolo a partir de entonces, en el actual Palace Hotel Barcelona.
Nº 684. 1890,  Casa María Robert, edificio construido por Salvador Viñals Sabaté, construida en estilo ecléctico, destaca la fachada con una puerta flanqueada por dos bebés cariátides y dos más sobre la puerta: uno con una hoja de palma y el otro con una rama de laurel. Sobre la puerta podemos contemplar en el primer piso una balaustrada y dos grandes columnas corintias. La fachada está coronada por un frontal semicircular con dos cupidos sosteniendo un escudo con el año de la inauguración esculpido.
Nº 686. 1890,  Casa María Robert II, construida también por Salvador Viñals Sabaté, al mismo tiempo que se construía la primera, ocupa el chaflán con la calle Girona, la fachada no tiene nada que ver con la filigrana de la primera.
Nº 724. 1928, Salón Dancing Palace, en octubre de 1934, se convierte en el cine Tetuán de doble programación, en la esquina con Roger de Flor, cerró sus puertas en 1966, el local quedó convertido en un almacén de mercancías de una empresa de transportes. En 1984, una vez realizada una restructuración global, se convirtió en el Salón de Bingo Billares, con un aforo de 1.000 personas.
Nº 796. 1923, Parroquia de Nuestra Señora del  Rosario “Mare de Deu del Roser”, La parroquia tuvo su origen en una pequeña capilla edificada en 1910, construida por Enric Sagnier, durante la guerra civil, fue de las muchas iglesias quemadas por las fuerzas anarquistas, quedando tan solo en pie las pa5redes exteriores de la iglesia . Finalizada la guerra civil, en 1945, se empezó la reconstrucción de la misma por etapas, en 1949 se inauguró la capilla del Santísimo y en 1955, la fachada, el batisterio y atrio, dibujados por Apssumpta Masó y realizados por Armand Olive

Regreso al contenido