XXXV Congreso Eucarístico Internacional - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

XXXV Congreso Eucarístico Internacional

Efemerides
Los grandes acontecimientos siempre han sido aprovechados por Barcelona, no solo para darse a conocer más al mundo sino también para aprovechando el impacto mediático mejorar la ciudad, las Exposiciones de 1888 y 1929 dieron un impulso al crecimiento de dos partes de la ciudad y el XXXV Congreso Eucarístico Internacional, aparte de un principio de urbanización de la Diagonal, servido para que sobre terrenos propiedad de la masía de Can Ros (llamada también de Can Armera), se construyera el actual barrio del Congreso, que quedaba delimitado por las calles,  de Ramón Albó, Riera d'Horta, Concepción Arenal, Cienfuegos, Puerto Príncipe y Alexandre Galí, que ocupa unas 16,5 hectáreas de terreno y cuenta en la actualidad con poco más de 13.000 habitantes.
A principio de la década de los 50, se creyó oportuna la solicitud de un evento que sin un coste excesivo sirviera para dar al mundo una imagen de una España comprometida con la fe Católica. La ayuda del entonces obispo de Barcelona, Don Gregorio Modrego Casaus, que había estudiado en la Universidad Gregoriana de Roma le daba un cierto privilegio para conectar con la Santa Sede.  
Un mes antes de la Guerra Civil fue nombrado obispo auxiliar de la Archidiócesis de Toledo, En 1937 firmó la denominada Pastoral de la Cruzada cuyo objetivo fue dar autoridad moral a los sublevados. Durante el franquismo fue Procurador en Cortes y hombre vinculado al régimen dictatorial.
Fue nombrado obispo titular de Aezani, en Turquía, lugar en el que fue nombrado como Comisario General Apostólico de la Bula de la Santa Cruzada entre 1940 y 1942, cargo que dejo para ser nombrado en 1942 Obispo de Barcelona. Procurador en las Cortes Españolas en las ocho primeras legislaturas del período franquista.
Dos reportajes de la celebración del XXXV Congreso Eucaristico Internacional de 1952 en Barcelona. Un reportaje del NO-DO de aquella época y otro en un coloquio de TV2 ya en la democracia dirigido por Salvador Alsius comentando y criticando los actos acontecidosd en aquel momento
Reportaje del NO-DO del XXXV Congreso Eucaristico Internacional
Coloquio en catalán del XXXV Congreso Eucaristico de Barcelona emitido por TV2
Esta vinculación con el Régimen y con el Vaticano consiguió conseguir que en 1952 bajo el mandato de Pio XII, Barcelona recibiera la designación de organizar el XXXV Congreso Eucarístico Internacional, para cuyos actos el Papa envió el cardenal Federico Tedeschini como legado del Vaticano en los actos eucarísticos.
La celebración duró 6 días desde el 27 de mayo al 1 de junio y reunió en la ciudad cerca de 300 obispos, y 15.000 sacerdotes días en que la ciudad siguiendo las consignas dictadas por las autoridades civiles y eclesiásticas lució en sus balcones y en los recorridos previstos para el evento, las banderas del Vaticano y de España.
Para la celebración centralizada de los actos se pensó en las afueras de la ciudad por la Diagonal con la Avenida de Pedralbes (entonces Avenida de la Victoria), una zona amplia y poco poblada que permitiría acoger la gran concentración de la clausura del congreso.  
Pero para llegar  a su realización primero se tenía que eliminar los núcleos de barracas existentes en esa zona,  a fin de evitar la mala imagen que ello representaba. Para poder ubicar a aquella población se construyeron de una manera inminente los barrios de Verdum con las llamadas viviendas del Gobernador y el de Can Clos en Montjuic, cuya calidad era muy deficiente y apenas contaban con 20 metros cuadrados.
Se construyó un altar obra del arquitecto municipal José Soteras en la nueva plaza que paso a llamarse de Pio XII. En la zona como se puede ver en una de las fotografías tan solo destacaba el edificio de la Facultad de Farmacia, la única que en aquella época era la futura zona universitaria de Pedralbes.
En la prensa del momento, se recordaba que en aquel  lugar había existido en el antiguo pueblo de las Corts, la Masía Can Estela, que contaba con una pequeña capilla que había sido derribada para abrir la Diagonal y que había acogido la imagen del Santo Cristo de la Estrella, muy venerado en el antiguo pueblo.
Como era lógico el evento produjo que se editara un sello de correos y una medalla conmemorativa de la fecha.
El día 31 de mayo se ordenaron 820 nuevos sacerdotes en un acto celebrado en el Estadio de Montjuïc. Pero el acto solemne central tuvo lugar en la Diagonal, donde en la mañana del 1 de junio se celebró el acto de clausura con una misa al aire libre que reunió una gran multitud. Era el acto final del Congreso, que represento todo un éxito para la organización satisfizo tanto el Vaticano, que en prueba de agradecimiento el hasta entonces obispo de Barcelona Eugenio Modrego Casaus fue nombrado arzobispo de la diócesis de Barcelona.
Finalizado el Congreso se puso en marcha algo que se llevaba gestando mucho tiempo para erradicar el chabolismo en la ciudad, constituyendo el Patronato de Viviendas del Congreso Eucarístico que emprendió la construcción a partir de 1952 del actual barrio del Congreso con aportaciones de las familias burguesas más relevantes y de la iglesia católica.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal