Colegio Mont d'Or Revisada el 19 de noviembre del 2018 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Colegio Mont d'Or Revisada el 19 de noviembre del 2018

Edi. Publicos
El Colegio Mont d’Or (monte de Oro), estaba situado en el número 144, de la calle carril (actual Vía Augusta), frente a la zanja de la línea férrea que unía las poblaciones de Barcelona y Sarria. Era un palacete modernista que estaba distribuida en planta baja y tres alturas y estaba coronado por una vistosa cúpula, fue inaugurado en 1905 por el pedagogo geógrafo barcelonés Joan Palau i Vera, que fundo una escuela privada experimental.
Seguía los mismos criterios del británico Cecil Reddie de la New School Abbotsholem y del alemán Hermann Lietz, de la Deustch Landerzie-Kungsheime. Los alumnos organizados en pequeños grupos, convivían en régimen de internado, junto con los maestros para establecer una relación mutua entre ellos, el contacto del alumno con la naturaleza era otro de los postulados de este sistema de enseñanza.
El Colegio ocupó el edificio hasta 1910 fecha en la que se trasladó a la Masía de Can Bogunyà en la ciudad de Tarrasa. En el edificio continuo funcionando un colegio con el mismo nombre, aunque con diferente dirección académica, en un anuncio del de la Vanguardia del domingo 20 de septiembre de 1925, anunciaba su Director: Mr. B T. WALTEKS, B. A. (Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad de Oxford, Inglaterra, el comienzo del próximo curso el día 28 del mismo mes.
El domingo 18 de Septiembre de 1910, La Vanguardia en su página 12 publicaba un anuncio, en el que ponía en conocimiento de los lectores una nota aclaratoria, desvinculando su colegio con el  Nuevo Colegio Mont d'or, que estaba funcionando en su antiguo edificio, dirigido por los padres de los alumnos que no habían aceptado irse a la población de Tarrasa.
El 1915, una parte del edificio, se convirtió en la Clínica del doctor Josep Soler Roig, cirujano y traumatólogo, que realizó modificaciones en el edificio, con cambios en la disposición de las escaleras de acceso, para facilitar la llegada y el ingreso de los enfermos, posteriormente con motivo de su fallecimiento, su hijo José Soler-Roig Elizaizin, se hizo cargo de la clínica.
Finalizada la guerra civil la clínica sufrió una profunda renovación, que cambio el aspecto original del exterior del edificio, eliminando el estilo modernista. La cúpula, el frontón semicircular de la fachada y todas las barandillas esculpidas fueron eliminados, al edificio se le añadió un piso que rompía con el antiguo entorno, para aumentar una mayor disponibilidad para poder asistir un mayor número de enfermos. El 27 de noviembre de 1945 falleció en una de sus habitaciones el pintor la disposición de enfermos, habitaciones más. En una de sus habitaciones murió el pintor Josep Maria Sert i Badia, que había decorado en 1900 la catedral neoclásica de San Pedro de Vich.
Posteriormente  en la década de los 50 la clínica se trasladó a la calle Vallmajor esquina Freixa, en un edificio realizado por el  arquitecto Francesc Mitjans en 1952, que constaba de cuatro plantas, ordenadas apoyándose en el desnivel de la calle Freixa, a la que da frente el edificio, y la de Vallmajor, situada al mismo nivel del solar. Actualmente convertida en como la Residencia Augusta Park.
José Soler-Roig Elizaizin, fue un gran deportista y un mejor cirujano que recibió en octubre de  1974 el Premio Pedro Virgilio. El antiguo edificio fue derribado al final de la década de los años 60, hoy en día es un edificio de viviendas.
Regreso al contenido