Casa Trinxet - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Casa Trinxet

Edi. Particulares
Avelino Trinxet Casas “Avel-lí Trinxet i Casas”, propietario de la Fábrica Textil Trinxet, encargo a Josep Puig i Cadafalch, la construcción de una casa familiar en situada en la calle Córcega, 268, esquina Balmes.
La casa, terminada en 1904, obra de Josep Puig i Cadafalch, reconocido arquitecto catalán. La casa fue decorada en su interior por unas pinturas murales obra de Joaquín Mir Trinxet, sobrino de Avelino que fue durante muchos años su principal mecenas, las obras las realizo después de su viaje a Mallorca con Santiago Rusiñol en 1901. Los frescos representaban la etapa más fructífera de su obra.
La casa tenía una planta baja rectangular con un piso y buhardilla donde su sobrino, instaló su estudio. La fachada lateral tenía vistas a la calle Balmes en la que había una entrada auxiliar que conducía al jardín posterior, en dicho lugar estaban construidos, los aposentos del servicio. Encima de este acceso, había una pequeña terraza que el 1912 fue cubierta para construir un oratorio.
La casa perteneció siempre a la familia pero no siempre fue utilizada como vivienda familiar. En 1939 acabada la Guerra Civil, las autoridades municipales franquistas instalaron una escuela femenina de formación que permaneció hasta el año 1950.
A mediados 1960 cuando se empezó a plantearse la venta del edificio y derribo de la casa, hubo un clamor popular de un sector de la ciudad que quería preservar el edificio, para ello publico un escrito en La Vanguardia, con un manifiesto en defensa del patrimonio artístico que se perdía con su destrucción y se solicitaba al Ayuntamiento la adquisición del inmueble para la instalación de un museo del modernismo. Ni el Ayuntamiento ni el alcalde Sr. Porcioles reaccionaron a la petición ciudadana, ya que la casa había sido comprada por la inmobiliaria Núñez y Navarro, que con la connivencia de las autoridades municipales procedieron al escombro en 1967.
La Casa Trinxet fue derribada en 1965, en la época del alcalde Josep Maria de Porcioles, (Persona que quedara en la Historia como el mayor genocida del Modernismo de la ciudad, ya que bajo su mandato fueron muchos los edificios que cayeron bajo la piqueta de muchos constructores) la responsable del derribo fue la empresa constructora Núñez i Navarro, pese a revuelo ciudadano que hubo para detener su demolición nadie logro parar el derribo. Se salvaron una buena parte de los muebles de estilo modernista, pero no ocurrió lo mismo con los frescos de las paredes que sucumbieron bajo las excavadoras del constructor. 
Avelino, fue propietario de la Fábrica Trinxet, construida en 1907 por el arquitecto Joan Alsina i Arús en Hospitalet, ciudad limítrofe de Barcelona, ya que las dos ciudades están unidas por una calle, C/ Riera Blanca, la acera de la derecha (lado sur) es de Hospitalet y la de la izquierda (lado norte) pertenece a Barcelona. En la actualidad solo se conserva una parte de ella.
Regreso al contenido