Casa Emilio Juncadella Revisada el 7 de julio del 2019 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Casa Emilio Juncadella Revisada el 7 de julio del 2019

Edi. Particulares I
Emili Juncadella i Oliva, era hijo de Jerónimo Juncadella Casanovas, destacado industrial algodonero especializado  en hilados y tejidos  con fábrica en la calle Riereta, 6. Al morir su padre, Emili y  sus hermanos siguió al frente de la empresa familiar, aparte fue fundador de Crédito & Docks, miembro de la junta del Ferrocarril y Minas de Sant Joan de les Abadesses, del Fomento del Trabajo y del Banco de Barcelona, estaba casado Concepción Vidal Torrents, hermana de Dolores Vidal, esposa del arquitecto modernista Enric Sagnier i Villavecchia.
Hombre ambicioso se proponía no pasar inadvertido, adquiriendo un solar en la Rambla de Cataluña, 26 esquina con Diputación en el que se construyó un palacete modernista de calidad de tres plantas y un semi-sótano, con fachada de piedra. Conto con la colaboración de su cuñado Enric Sagnier, que con su construcción marcó el inicio de su periodo modernista.
El edificio tenía su puerta de entrada por el jardín el cual ocupaba la mitad del solar, al que se llegaba por una puerta de hierro situada en la Rambla de Cataluña que servía de entrada a los carruajes, el edifico era asimétrico y tenía una anchura de tres ventanas en la Rambla Cataluña y seis por la calle Diputación, por donde estaba la puerta de entrada al edificio. La unión se hacía a través de un tipo de torre en la que cambiaba la salida al exterior ya que en el segundo piso tenía un balcón en cada lado con barandilla de hierro y el tercero que tenía tres ventanas estrechas algo más altas que las otras, el cerramiento también difería el de la torre de los del edificio, que tenía una torre con dos ventanas estrechas eh cada cara y el resto con almenas redondeadas.
La decoración interior, también fue  dirigida por Sagnier, que contrato para la realización del mobiliario, ebanistería y decoración al ebanista Joan Busquets i Jané, que poseía un taller en la calle Ciudad, 9 y la tienda en el Paseo de Gracia 36 (fue presidente del Fomento de las Artes y del Diseño), la cerrajería fue realizada por Carlos Torrebadell. El palacete consiguió en 1902, el primer premio en el concurso anual de edificios artísticos de la ciudad.
Con la muerte de Emili Juncadella i Oliva, su hijo Emili Juncadella i Vidal, tomo posesión del palacete, que le permitieron vivir una vida fácil y aventurera, dedicándose a la realizar viajes de aventura por África y Asía en los que realizaba frecuentes safaris, la caza fue otra de sus grandes pasiones, (que le convirtió en un gran coleccionista de armas), un apasionado excursionista que le llevo a aficionarse a la fotografía, retratando el exotismo que veía, con su con su cámara estereoscópica, en los momentos de descanso y preparación de nuevos viajes practicaba la vida social y un practicante religioso.
Fue miembro del Centro Excursionista de Cataluña, del Club Alpino Español y del Club Alpino Francés. Tesorero de la Junta de Museos de Barcelona. Formo parte del grupo de propietarios de palcos del primer piso del Teatro Liceo.
Su familia era propietaria del Castillo de Montesquiu, próximo a Sant Quirze de Besora, municipio que no solo visitaba  sino que participaba de una forma directa llegando a ser presidente del Colegio Popular, llegando a ser nombrado hijo adoptivo del municipio.  
Monárquico convencido y extremadamente religioso, con la llegada de la Republica del general Primo de Rivera en 1923, alternó sus aficiones con una aproximación a la política, como diputado provincial, en abril de 1925 fue nombrado para el cargo de concejal en la vacante producida por renuncia del señor Balcells.
En octubre de 1927, el corresponsal de la Vanguardia de San Quirico de Besora, expresaba su gratitud y reconocimiento el distinguido hacendado don Emilio Juncadella por las mejoras que estaba realizando en las pintorescas fuentes d'En Codineta y del Castell de su propiedad, que los vecinos podían disfrutar gracias a su benevolencia
En 1932, la Compañía de Jesús se sitúa en la ilegalidad como consecuencia de la entrada en vigor de la Constitución de la Segunda República Española de 1931. El 23 de enero de 1932, se ejecuta su disolución tras el decreto del presidente del gobierno Manuel Azaña y del ministro de justicia Fernando de los Ríos), dando un plazo de diez días para que sus componentes abandonaran la vida religiosa y se sometieran a la nueva legislación.
Se incautaron los inmuebles de la compañía  pasando a poder del Estado. La incautación del colegio de la calle Caspe, provoco la creación  de la Asociación Mutua de Cultura, que bajo la presidencia de Fernando Valls i Taberner acogió a los alumnos procedentes del Colegio de Caspe, creando la Academia Torras y Bages, en el palacete propiedad de Emilio Juncadella.
Presidió el círculo de “Renovación Española” del barrio de Sants, partido político fundado en 1933 por Antonio Goicoechea y José Calvo Sotelo.
Este acercamiento a la derecha por parte de Enrique Juncadella, fue la causante de que estuviera en el punto de mira de los defensores de la república y cuando pretendía ir al aeropuerto del Prat con destino a Madrid y huir de la revuelta que siguió al golpe de estado del general Franco, fuera apresado por los batallones revolucionarios, acusado de subvencionar a la clandestina UME (Unión Militar Española), declarado culpable fue fusilado en circunstancias no aclaradas el 29 de julio de 1936. Su cuerpo se encuentra enterrado en un mausoleo construido en el cementerio de Montjuic.
La Academia Torras y Bages, cerró sus puertas después de los acontecimientos del mes de julio de 1936, un día después del inicio del golpe de estado.  
Era el principio del fin del palacete de Juncadella, que durante la guerra sufrió varios bombardeos y un incendio que lo dejo en pésimas condiciones, a principio de los años cuarenta fue derribado y en el solar, se construyeron tres edificios dedicados al espectáculo: La Bodega del teatro Calderón inaugurada el 31 de diciembre de 1944 (posteriormente convertida en el Teatro Candilejas), El teatro Calderón,  en el chaflán con la calle de la Diputación, inaugurado el 17 de febrero de 1945, (con la obra El alcalde de Zalamea, interpretado por Rafael Rivelles y Enric Borràs) y el Cine Cristina, que correspondía a la zona de la calle Diputación 254. Su inauguración estaba prevista según anuncio de la Vanguardia el 7 de diciembre de 1945, con la proyección de la película Bambú, protagonizada por Imperio Argentina, Sara Montiel y Fernando Fernán-Gómez. Pero un fallo en el  grupo electrógeno, (según anuncio en la Vanguardia del día siguiente, en su página 13), se retrasaba unos días, esta tuvo lugar el día 22 de diciembre de 1945, con la película Tarzan el Temerario, con Johnny Weissmuller,  los edificios fueron proyectados por el arquitecto José Rodríguez Lloveras.
Con motivo de la celebración del V Congreso Internacional de Estudios Pirenaicos inaugurado el día 3 de septiembre de 1966,  en la ciudad de Jaca, uno de los asistentes losé Moría Guilera, recordaba a Emili Juncadella i Vidal, como el señor de la montaña, al que había encontrado una vez en la zona de la Maladeta, que tenía una capilla dedicada a la Verge de les Neus “Virgen de las Nieves”, que  había sido costeada por Emilio Juncadella
Guilera, comentaba que Juncadella  cada verano organizaba sus excursiones pirenaicas en solitario y que para trasladarse de Barcelona al Pirineo utilizaba su coche Rolls-Royce, de color negro, según los estrictos cánones de los años veinte, se hacía acompañar por algún guía de la familia  Passet.
Recordaba que Emilio Juncadella fue de los primeros en caer en el mes de julio del año 1936 v que aquélla sería una de sus últimas salidas a su querido Pirineo. Estaba complacido de la oportunidad de recordar a un pirineísta actualmente demasiado Olvidado
En la actualidad el solar que ocupaban los tres edificios  fue adquirido en 1967, para construir el Gran Hotel Calderón.
Regreso al contenido