Casa Elizalde - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Casa Elizalde

Fabricas
Arturo Elizalde Rouvier, fue un industrial e ingeniero nacido en Cuba, que había llegado a nuestra ciudad procedente de Paris, para establecerse en aquel incipiente ramo del automóvil. Ingeniero e industrial llego con el propósito de montar una fábrica de coches en España, para ello busco la complicidad de su cuñado y la de otros dos socios con los que fundo una sociedad en la que invirtieron 150.000 pesetas cada uno de ellos, a la que puso por nombre “Sociedad Mercantil J. M. Vallet y Cia”. Josep María Vallet i Arnau uno de los socios que era el que daba nombre a la sociedad, aportaba también un taller de reparación con el personal y la maquinaria que tenía en un edificio del Paseo de San Juan 149. Por su parte Arturo Elizalde, residente en París, era un importante colaborador y accionista de la fábrica de automóviles Delahaye, obteniendo para la Compañía constituida la representación de dicha firma. 
La empresa empezó a funcionar rápidamente y el taller se convirtió en fabrica y mientras los dos socios se dedicaron a llevar de arreglo y fabricación, los dos cuñados se dedicarón a la parte administrativa, convirtiéndose en los gerentes de la empresa, la gestión tanto por el ramo de fabricación como por el administrativo fue muy buena y pronto tuvieron que adquirir mayor superficie para la ampliación del negocio. El propio Arturo Elizalde el 5 de abril de 1909, adquirió a Don Jaime Alegret la totalidad del terreno correspondiente a la manzana donde se ubicaba el taller mencionado y que correspondía a las calles Córcega, Bailén y Rosellón junto con el resto del Paseo San Juan.
El 18 de Junio de 1910 Arturo Elizalde adquirió los derechos de J.M. Vallet, por lo que la Sociedad pasó a denominarse, con los nombre de el y el de su cuñado "Biada, Elizalde y Cía", continuando con la fabricación de coches y reparaciones de automóviles en general, en estos últimos con los de la marca “ Delahaye”, de los cuales el era el representante.   
Arturo Elizalde conto desde un principio con la colaboración de sus hijos, Salvador en el Departamento Técnico y Arturo Luis en el Departamento de Pruebas. Igualmente tuvo un excelente colaborador en Baltasar Bartra que se responsabilizó de la parte de la Administración durante más de 50 años.  
En 1913, con ocasión de la celebración en Barcelona del Salón Internacional del Automóvil, presento el primer prototipo (tipo 11), denominado "Biada y Elizalde", en el mismo certamen presentaron los amortiguadores de la marca Telesco cuya representación ostentaban.
El primer vehículo Elizalde fabricado totalmente en España fue presentado en las calles de Barcelona, el. 16 de abril, de 1914. Para el lanzamiento del primer modelo, había contado con la colaboración de una firma belga la cuál le suministraría piezas estampadas. Pero a causa de la primera guerra mundial, Bélgica fue invadida lo que supuso un grave contratiempo, por tal motivo se decidió a llevar a cabo sus proyectos, instalando una forja en los terrenos adquiridos en el paseo de San Juan. 
La importante inversión que se tuvo que realizar para esta ampliación, motivó la retirada de Rafael Biada la Sociedad, el 21 de mayo de 1915, pasando a ser propiedad de Arturo Elizalde en su totalidad, pasando a denominarse "Fábrica Española de Automóviles Elizalde".
Ese mismo año Alfonso XIII probó personalmente uno de los coches Elizalde desde Madrid a Navacerrada regresando al Club de Polo, donde felicitó efusivamente a los constructores, animándoles a proseguir en la labor iniciada. Poco después el Rey, visitó la fábrica de Barcelona adquiriendo un cabriolet "Elizalde". 
La calidad de los motores fabricados llego hasta el propio ejército que en 2917, el Ministerio del Aire le llamo para entablar conversaciones para la posibilidad de empezar a fabricar motores de aviación, cosa que resulto aceptada.
En el año 1926, se entregó el primer pedido de motoras de la serie de 450 CV denominados “A-1”, al Ejército del Aire, con un éxito total, por lo que se tomo la decisión de la gerencia de la compañía, abandonar la fabricación de automóviles y dedicarse por completo a la fabricación solo de motores, tanto de aviones, como de automóviles. 
El fallecimiento de Arturo Elizalde, provoco la al faltar el principañ accionista se constituyera una nueva sociedad y el 4 de junio de 1927, se fundo la nueva empresa "Elizalde S.A.", con Doña Carmen Biada Vda. de Elizalde como Presidente del Consejo de Administración, el cargo de Director General recayó en Julio Rentería y el cargo de Administrador General, Antonio Elizalde.
Doña Carmen Biada, descendiente de Miguel Biada, promotor del primer ferrocarril de España en 1848, ostentó la Presidencia de la Sociedad durante 25 años, falleciendo el 11 de diciembre de 1949, con su fallecimiento la persona designada para dirigir la Empresa fue para su hijo, Antonio Elizalde que asumió el cargo de Administrador General.
En 1960 La Caja de ahorros y Monte de Piedad de Barcelona se hizo catgo del solar pasando a la construcción de bloques de Pisos
Regreso al contenido | Regreso al menu principal